Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Vencer la Mentira y el Silencio

| 16

Rinden homenaje los periodistas cubanos a quienes lo merecen. José Manzaneda y Cubainformación hacen algo que es indispensable y a la vez muy difícil. Diseminar la verdad sobre Cuba equivale a desafiar la poderosa ofensiva de propaganda que Washington lleva a cabo contra nuestra Revolución a la que ha dedicado incontables recursos durante más de medio siglo. Esa guerra que se nos hace tiene dos vertientes: de un lado, inunda el planeta de falsedades y calumnias contra la Revolución y del otro oculta con mano de hierro los principales aspectos de la realidad cubana. El mejor ejemplo es como esconden el caso de nuestros cinco héroes antiterroristas. Pablo Fernández y Santiago Vega y otros amigos argentinos realizaron una iniciativa solidaria que felizmente se repetirá en otros lugares. Dura es la pelea frente al propósito de domesticar el pensamiento y someterlo a mentiras y silencios de los mercaderes que son dueños de lo que antaño se llamaba periodismo.

Ahora que honramos a verdaderos periodistas, a luchadores por la verdad, cuando rendimos tributo a Félix Elmuza, quien por la verdad, la justicia y la libertad entregó su vida, perdónenme que aluda a la porquería. Porque hay quienes envilecen y prostituyen el noble oficio.

Durante el llamado juicio contra nuestros Cinco compañeros en Miami, todos los días quienes en él participaban eran asediados y provocados por maleantes con credenciales de prensa. Hasta la jueza protestó una y otra vez y le rogó al gobierno que detuviese aquel espectáculo lamentable. Lo que no se sabía entonces pero ahora se conoce es que esos llamados periodistas, todos los que desataron la sucia campaña contra nuestros cinco hermanos, eran empleados y pagados por el gobierno de Estados Unidos para promover la histeria anticubana y atemorizar a los miembros del jurado.

Es necesario escalar montañas para gritar a los cuatro vientos la verdad de los Cinco. Habrá que superar cordilleras, físicas y morales, vencer empinadas cuestas donde golpean el viento y la nieve, para que otros descubran una historia silenciada, prohibida. Habrá que emprender otra vez la hazaña del Libertador, volver de nuevo desde el valle de Caracas hasta el Altiplano con el reclamo de libertad y de justicia.

El próximo 14 de junio el sistema judicial norteamericano recibirá su última oportunidad para rectificar, aunque sea tardíamente, la arbitrariedad que comete hace ya casi doce años. Ese día vencerá el plazo final para que sus defensores soliciten al tribunal de Miami la reconsideración del caso de Gerardo Hernández Nordelo.

Contra él se formuló una acusación infame que la propia Fiscalía reconoció al final del juicio haber fracasado en demostrar pues carecía totalmente de pruebas. Sin embargo, Gerardo fue declarado culpable por un crimen que no existió, por un suceso en el que él no tuvo participación alguna. La bárbara condena que le fue impuesta – dos cadenas perpetuas más quince años de prisión – es agravada cruelmente con la prohibición  a recibir la visita de su esposa desde aquel ya lejano 1998.

Su situación debería causar universal indignación y escándalo. Pocas veces se ha sido tan injusto y tan cruel con un joven de probada inocencia y de altruismo incomparable.

Gerardo Hernández Nordelo nació un cuatro de junio. En esa fecha, hace dos años, la Corte de Apelaciones de Atlanta emitió un veredicto ratificándole su desmesurada condena así como la de 15 años que cumple René González y al mismo tiempo, anulando las penas impuestas a Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González y ordenando que los tres fueran sentenciados nuevamente.

Esa noche tuve el raro privilegio de hablar por teléfono con Gerardo. Él acababa de enterarse del singular regalo de cumpleaños que había recibido. De eso no habló. Recuerdo sus palabras, que desde entonces me persiguen, refiriéndose a los compañeros que deberían ser resentenciados: “Profe, no se vayan a confundir, libérenlos a ellos. Yo aguanto lo que tenga que aguantar. Confíe en mi, Profe, pero hagan lo que haya que hacer para sacarlos a ellos.”

Tratamos de cumplir su encomienda. Pero antes intentamos que la Corte rectificara y luego pedimos al Tribunal Supremo de Estados Unidos que accediese a revisar el injusto fallo. Nuestra petición generó una solidaridad sin precedentes. Diez verdaderos Premios Nobel, varios parlamentos y centenares de parlamentarios, juristas, personalidades y organizaciones e instituciones y asociaciones jurídicas y humanitarias de todo el planeta nos apoyaron. Sin explicación alguna los encumbrados jueces, a instancias de la Casa Blanca, se negaron a estudiar el asunto. Lo anunciaron el día que Gerardo y Adriana celebraban, a la distancia, su aniversario de bodas.

Nos enfrascamos en el proceso de las resentencias a Ramón, Antonio y Fernando. Debo decirles que en todas las comunicaciones con ellos insistían una y otra vez que su preocupación principal, más que la situación propia, era la suerte de Gerardo.

Las resentencias no pusieron fin a la injusticia. Logramos eliminar las condenas a perpetuidad que pesaban sobre Ramón y Antonio y reducir los años de prisión de Fernando y seguiremos litigando respecto a ellos y a René, usando todas las posibilidades que aparentemente ofrece el sistema norteamericano. Cada día que cualquiera de los Cinco pasa en prisión es una afrenta a la justicia.

El caso de Gerardo es mucho más complicado. Para él están cerradas ya todas las avenidas que, teóricamente, ofrece la enrevesada urdimbre del sistema norteamericano. Sólo le queda lo que allá llaman “habeas corpus”, procedimiento extraordinario y que da muy remotas y excepcionales posibilidades al acusado.

El propio Gerardo lo ha dicho. La justicia sólo vendrá cuando la dicte un jurado de millones. Se necesita que sean muchas las acciones para vencer el silencio, para que el pueblo norteamericano conozca la verdad y exija a sus gobernantes que liberen a los Cinco sin condiciones y de inmediato.

Para alcanzar esa meta nos falta mucho por hacer. Hagámoslo.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge desde España dijo:

    Ardua es la tarea, pero desde un humilde hogar, ¿que se puede hacer?

  • Javier dijo:

    OBAMA FREE THE FIVE*10000

  • Roberto Feria Peña dijo:

    Hoy más que nunca donde estemos debemos convertirnos en divulgadores de esa gran injusticia y defensores de los 5. Con Gerardo en ensañamiento ha sido brutal aunque con el resto se mantiene la injusticia. Estamos segros de que !VOLVERAN!

  • Aristides Rondón Velázquez dijo:

    UN JURADO DE MILLONES ES IMPRESCINDIBLE PARA REPARAR LA IGNOMINIA DEL GOBIERNO DE OBAMA, EL QUE HABLO DE CAMBIOS, CON EL PUEBLO DE CUBA.
    NADIE COMETA LA INGENUIDAD DE CREER QUE LOS QUE ESTAN PRESOS SON LOS 5 HEROES, ES LA REVOLUCION CUBANA, ES EL PUEBLO DE CUBA PERSONIFICADO EN ELLOS.
    EL ODIO VISCERAL ES MUY GRANDE Y DE LARGA DATA.
    SI EL 14 DE JUNIO NO HAY UNA DECISION HONESTA, LA JUSTICIA NORTEAMERICANA SEGUIRA CUBRIENDOSE DE LODO CON JUECES CAPACES DE PREVARICAR O, POR LO MENOS, ACEPTAR LAS ORDENES DE SU GOBIERNO,
    MILLONES EN EL MUNDO TENEMOS QUE HACER MAS POR LOS QUE HICIERON TANTO POR NOSOTROS, ME SIENTO EN DEUDA CON ELLOS PUES QUIZAS IMPIDIERON UN SABOTAJE QUE PUDO COSTAR LA VIDA A UN HIJO MIO, UN NIETO, UN AMIGO…O DE ALGUIEN DE USTEDES LOS QUE LEEN ESTA NOTA,

  • Juan Carlos de Chile dijo:

    Don Ricardo:

    Se de sus grandes esfuerzos por liberar a los cinco heroes, solo deseo manifestarle en nombre de miles de chilenos y del mundo que estamos con ustedes, sabemos de la injusticia y la mudez de los medios de comunicación de nuestros paises para informar de estas injusticias.

    Un abrazo revolucionario para usted, los cinco y su pueblo.

  • Georgina dijo:

    Mil y una vez mas invito a todos los que escribimos, participamos, hacemos, mandamos,
    escribirle a Obama el mensaje de
    Obama free the five. Obama libera a los Cinco
    Hagamoslo todos capaz que se le quite lo sordo, y despistado y tome su papel de premio Nobel de la Paz.
    Georgina

  • Erik Morgan dijo:

    Viendo lo que pasa con los 5 héroes cubanos detenidos injustamente en los EE.UU.creo que se podría negociar su libertad, por que es necesario de que salgan de esas sucias prisiones como son las de Guantanamo, donde el “pais mas rico del mundo y de la democracia y la libertad” y otras “Bastillas” más que estan llenas de inocentes por no estar de acuerdo con su sistema guerrerista,abusivo, intervecionista y explotador, se trate a toda costa de que regresen a Cuba sanos salvos a reunirse con sus familias y su pueblo que tanto los ama.
    Yo propongo hipoteticamente de que se los canjee con los “supuestos opositores cubanos en prisión” junto con las damas de blanco y que esta gusanera se vaya a reunir con la otra que está allá en Miami, que el “gobierno de libertad del Sr. Obama los reciba”.Los 5 héroes valen mucho más que todos los cubanos que estan viviendo de parásitos en la Florida, haciendo el triste papel de victimas.
    LO MAS IMPORTANTE ES QUE QUEDEN LIBRES, después se verá que se hace y que se dice.

  • Nebrask dijo:

    Esta pelea no se terminará hasta que nuestros cinco compatriotas regresen a Cuba y no nos detendremos hasta lograrlo, así que ya saben señores imperialistas esta pelea no se acaba hasta que se acabe todo la injusticia cometida contra los cinco, pero no se preocupen esta batalla continúa y esperamos que se mantengan firmes sobre todo y que no claudiquen ante nada ni nadie, porque el pueblo cubano los quiere y los apoya y no descansará hasta tenerlos aquí, así que ya saben, la justicia llegará pronto, nunca es demasiado tarde.

  • osmar rodriguez hernandez ci70021303223 dijo:

    Si el proceso judicial de los estados unido de america es tan devidamente parcial donde estan los culpable de los atentados alas torres gemelas ,donde estan los cumpable de la cantidad de familias que dejaron enlutadas,quien responde por el dolor de cada familiar que dejaron sepultados en las mismas torres gemelas,entoce porque la comunidad internacional , el propio pueblo norteamericano,ponen fe de hecho que los 5 heroes del pueblo de cuba,nada tienen que ver de la seguridad de los estados unido de america ,comparemos de buena parte cual tiene la razon,nuestros pueblo del mundo diran la ultima parte ,OLVIDEMOS LAS DIFERENCIAS BUSGUEMOS MEJORES FORMULAS PARA EL ENTENDIMIENTO,SALVEMOS ALA HUMANIDAD ,SI A ELIMINAR EL TERRORISMO,CUANTIFIGUEMOS LOS DAÑOS QUE CAUSARON AL PUEBLO NORTEAMERICANOS ,LAS DESTRUCCION DE LAS TORRES GEMELAS EL DOLOR QUE CAUSO EN LAS FAMILIAS NORTEAMERICANA,NUESTROS 5 HEROES NUNCA LE AN HECHO DAÑO AL PUEBLO NORTEAMERICANO.OSMAR

  • Guillermo Perry Mojica dijo:

    La Libertad de los Cinco es algo que el Pueblo de Cuba añora día tras día, sabemos que el Mundo honésto ayuda en correlación de fuerzas pero para la mafia anticubana y los gobiernos de los ee:uu es un manjar lo que tienen en sus prisiones; sabemos también que en materia de mentiras y engaños a esta gente del norte no hay quién les gane, a ellos les importa un bledo los Cinco y el Pueblo de Cuba con todos los Amigos del Mundo que defienden las causas justas pero algún día la Rueda de la Historia les pasará por encima y otra ves mas demostraremos al Mundo las injusticias que en ese dorado país se cometen a diario, no importa los Premios Nobel que tengan no importan los adelantos científicos que poseen no importan las riquezas que posean unos cientos de ellos si al final todo eso es falso por que nada pueden exhibir como lo hacemos el Pueblo Heróico de Cuba y su Revolución, seguiremos luchando por el regreso de nuestros hermanos de Conciencia, de Patriotísmo, de Fidelidad y por que no de Sangre si ellos están dispuestos a Ofrendarlas por el bien de la Humanidad y nuestro Pueblo.

  • Claudia dijo:

    Esta será una lucha larga y difícil, peor nos alzaremos con la victoria, pues la razón esta de nuestra parte.

  • bertha dijo:

    Compañeros:
    Hay que gritar a los cuatro vientos la verdad como dice Alarcón. No podemos cansarnos como no se cansan ellos.
    Todos los esfuerzos para liberar a nuestros 5 hermanos son necesarios y precisamente, mientras más acciones se hagan desde millones de hogares humildes hacia otros millones de hogares humildes más pronto regresarán a la patria.
    En este sentido, pienso que debemos continuar apelando a la sensibilidad del pueblo norteamericano, a su conocimiento del caso.
    Por eso, comparto las líneas que siguen, escritas con la pretensión de hacer una canción sobre los 5 y dirigidas expresamente a los norteamericanos.

    Canción para los 5

    For fighting terror they’re imprisoned (Free the Cuban Five!)
    For 12 years now, in the US. (Free the Cuban Five!).

    Lady Injustice dropped scales and sword and blindfold to close the brain to reality and took five men to the dark.

    But it takes more than banging a hammer to stop the light;
    the sun will always rise, undeniable.

    Freedom is a lie, if just a word where to hide.
    Raise your head and listen, the world speaks to you.
    For fighting terror they’re imprisoned (Free the Cuban Five!)
    For 12 years now, in the US (Free the Cuban Five!)

    Open your eyes, those who care to see;
    Unlock your ears those who aren’t afraid of the truth;
    Free your voices and dare asking about the Cuban Five.
    You have a right to know, you have a wrong to know.

    In the US five heroes go in chains (But dignity can’t be bent),
    while wild beasts are unleashed (What on earth or heaven are you waiting for? Our blood or yours is just the same for them!)

    Free the Cuban Five (punished for an act of bravery)
    Their only crime:
    pointing a finger at the criminals who put bombs into our bones and dreams.
    Their only offence:
    to protect people from dying.

    Do you really believe “the truth will set you free”?
    Then, no more lies, no more hiding, stop the silence:
    Free the Cuban Five!

  • unkas dijo:

    Un juzgado de millones ya los ha juzgado. Veredicto: INOCENTES

    Ahora solo falta uno mas. Señor Obama, con la venia. Libere a los cinco

  • osmar rodriguez hernandez ci70021303223 dijo:

    Le saluda un cubano,el sitema judicial de estados unido como es popsible que el 14 de junio dictara centencia sobre el caso de nuestro 5 heroes de la patria donde ninguno de ellos le a hecho daño alguno ni siguiera al propio pueblo norteamericano,donde esta la razon para tenerlo encarcelados mas de 12 años de injusta condena,en cambio el gran premio nobel del terrorismo CARRILES POSADA LUIS,porque hay que escribirle el nombre al rebes para ver si el sistema judicial al meno se da cuenta que al menos el dejo 76 familias enlutada del dolor un avion de cubana de aviacion y civil ,el atentado de barbado, comparemos el dolor de las familias de aca con las familias del atentados alas torres gemelas para ver si el dolor de familias es el mismo,todabia anda suelto y nuestros hermano estan encerado del dolor y el sacrificio esperemo por su propio resultado .osmar

  • Tania I dijo:

    Los invito a todos los que escribimos, participamos,pedirle mucho a Dios para que nos ayude a que los 5 vuelvan
    Hagamoslo todos para que vean como todos se arepienten y dios nos concede esta petición.

  • Ramón Mora Bermúdez dijo:

    El gobierno de EE.UU no sabe la verdad…el significado y el alto honor que para nosostros los cubanos es, contar con los cinco héroes que tienen presos… y no imaginan el tonto error que cometen el no ponerlos en libertad… demasiado tarde se arrepentiran…

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también