Imprimir
Inicio » Opinión  »

Regalitos de Navidad

| 6

Bienvenido 2010Y qué regalitos. La Casa Blanca los ofreció a Fannie y Freddie el día de la Nochebuena del año que acaba de terminar. F. y F. no protagonizan una película de Ingmar Bergman: son dos gigantes financieros del mundo hipotecario que Obama decidió salvar de la bancarrota en el 2008. Ahora les aumentó el crédito que les otorgó y otorga el Tesoro estadounidense. Se comprende: antes tenían un techo de sendos 400.000 millones de dólares apenas. Ya no: crédito sin límites en adelante.

Por Fannie Mac se conoce familiarmente a la Asociación Nacional Federal Hipotecaria, una megacompañía que se ocupa de comprar y asegurar hipotecas y que embolsó fortunas incalculables durante la burbuja desencadenadora de la crisis. Freddie Mac es el apodo cariñoso de la Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios que lleva en el nombre su propósito. Entre las dos eran, o son, dueñas o garantía de la mitad del mercado hipotecario de EE.UU., valuado en 12 billones de dólares. Algo es algo.

El presente del gobierno repercutió inmediatamente en la Bolsa: las acciones de Fannie subieron un 19 por ciento y las de Freddie, el 21 por ciento (www.bloomberg.com, 26/12/09). Hablando de acciones: las de Fannie aumentaron un 66 por ciento este año, las de Freddie más del doble. Pareciera que la crisis no golpea a todo el mundo. El Tesoro fue todavía más pródigo con la pareja: anunció que sus principales ejecutivos recibirán en el 2010 bonificaciones de 4 a 6 millones de dólares cada uno. No es mucho, en realidad, si se toma en cuenta lo que solían percibir.

El sector financiero norteamericano provocó la crisis más grave desde la Gran Depresión, pero gracias al poder político ha vuelto a la vida. Y está más vivo que nunca: Absorbió el 34 por ciento de todos los beneficios empresariales en el último trimestre del 2009 (www.guardian.con.uk, 28/12/09). Con el desequilibrio económico actual de fondo, Goldman Sachs, el banco de Wall Street que acopia vituperios en todos los rincones del planeta, repartió bonos navideños por valor de 13.000 millones de dólares entre su personal. El Financial Times designó “hombre del año” a Lloyd Blankfein, presidente de la entidad financiera (www.ft.com, 24/12/09). Claro que sí: Blankfein supo decir “Estamos haciendo (los banqueros) el trabajo de Dios” (www.timesonline.co.uk, 8/11/09).

Un trabajo nada abarcador: 463.000 asalariados perdieron su empleo en noviembre del 2009, según datos de la Oficina de Estadísticas del Trabajo de EE.UU. (www.bls.gov, 4/12/09). El número de desocupados durante un largo período (27 semanas o más) aumentó de 293.000 en diciembre del 2007 -el inicio de la crisis- a 5,9 millones. La cifra total de desempleados transitó de 7,5 millones a 15,4 millones en ese mismo lapso. Es decir, se duplicó en dos años. Goldman Sachs no hace con ellos el trabajo de Dios.

El desastre tampoco se reparte con equidad: su peso mayor recae en los afroamericanos y en los inmigrados de América latina. La tasa de desocupación de los primeros asciende al 15,6 por ciento y al 12,7 por ciento la de los últimos. Es del 9,3 por ciento la de los trabajadores blancos. Esto causa inquietud en la bancada de legisladores afroamericanos del Congreso. La representante Barbara Lee, presidenta del grupo que aglutina a unos cuarenta miembros de la Cámara baja, emitió en nombre de éstos una severa declaración: “Con más del 24 por ciento de afroamericanos bajo la línea de la pobreza, parte de una población que tiene un 55 por ciento más de probabilidades de perder el empleo que los demás estadounidenses, es innegable la existencia de desigualdades raciales” (www.politico.com, 8/12/09). Hechos son.

Demuestran, además, que la guerra no es la solución de los graves problemas económicos que aquejan a EE.UU. y al mundo, concepción que ningún economista serio sostiene ya. En The Three Trillion Dollar War: the True Cost of the Iraq Conflict (Penguin Books, Londres, 2008), el Nobel Joseph Stiglitz y la experta en finanzas Linda Bilmes subrayan que el dinero que la Casa Blanca gasta en Iraq no estimula la economía norteamericana del mismo modo que si se invirtiera en EE.UU. Los coautores ejemplifican: los mil dólares destinados a pagar los servicios de un trabajador nepalés en el país invadido no acrecientan el ingreso de los estadounidenses. En cambio, los mismos mil dólares utilizados para costear la investigación científica en casa fortalecen directamente la economía del país.

El envío de otros 30 000 efectivos a Afganistán, la intervención militar en Pakistán y la guerra en Yemen que se avecina ennegrecen aún más el panorama. Es una cortesía de los grandes consorcios petroleros y del complejo militar-industrial que tanto preocupó al general Eisenhower.

(Tomado de Página 12, Argentina)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    LA UNICA MANERA DE CONTRARRESTAR EL DESESPERO DEL IMPERIO POR APLASTAR EL MUNDO ES AVANZAR.

    DE UNA VEZ Y POR TODAS DEBEN ACABARSE LOS PASOS CON BASTON POR UNA CARRERA A TROTE SEGURO.

    TENEMOS UNA IDEOLOGIA FUERTE Y DEBEMOS SALVAR EL MUNDO, PERO ANTES DEBEMOS SALVARNOS NOSOTROS AVANZANDO Y ESCUCHANDO A TODOS.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • jesus montero dijo:

    estimado senor Gelman:

    es muy halagador ver como los paises del tercer mundo se preocupan mucho por las cosas que hace Estados Unidos y como las hace, ademas de criticarlas severamente. Pienso que en un final cada pais hace las cosas como entienda que deba hacerlas y es solo de su incumbencia como las resuelve. Es de alabar el nivel de transparencia que poseen las instituciones americanas, todos pueden ver que hacen y como lo hacen!!! para poder criticarlas abiertamente!!!! ahora seria curioso ver como hacen las instituciones en otros paises, si es que hacen algo y si lo hacen con la transparencia como para que sus ciudadanos puedan criticarlas si algo esta mal, si es que pueden criticarlas y si es que esas instituciones funcionan para algo…. primero corrijamos nuestros errores despues, si tenemos moral para ello, intentemos criticar los de los demas, nos molesta la paja ajena sin ver la viga enorme que tenemos en el ojo….

  • Agustin dorta Hernandez dijo:

    Estoy de acuerdo con el senor montero,cada pais tiene el derecho de hacer las cosas como crea que deba hacerlas,lo que no entiendo es como algunos piensan,que eso no aplica a cuba,venezuela,bolivia,nicaragua,ecuador y a otros que desidieron hacer las cosas diferentes,a como se les habia dictado siempre.

  • Gilgadu dijo:

    Estoy de acuerdo con Agustin ↑. Cuando otros países deciden sus destinos y a no seguir las órdenes imperiales (vengan de donde vengan), entonces los medios de pren$a y sus intelectuales salen “criticando” que son totalitarios o arbitrarios (sólo vean el caso patético de josé m. vivanco en Human Rights Watch). EE.UU. y ciertos apologistas salen conque sus instituciones son transparentes. A mi forma de ver, y de otros/as, eso es una ilusión, nada más hay que ver las mentiras flagrantes que condujeron a las invasiones en el Oriente Medio. Tanto se ha dicho sobre el tópico, sin embargo, jorge “el genio” bush y su camarilla están de lo más campantes, hasta ganando billetes garabateando libros o dando discursitos, y barack el señor de la paz incrementa las tropas. Rescatan bancos saqueadores, ninguno ha sido procesado por estafador (excepto madoff y stanford pa’ que no digan), lanzan millones de personas a la inseguridad con desempleo, hambre, desahucios, insalubridad por falta de seguro médico, un largo etc. Ah el milagro rejuvenecedor capitalista. La Corte Internacional de Justicia no les cae por crímenes de guerra (con Milosevic no titubearon en pegarle cargos). Si no me equivoco, EE.UU. ha sido el único país en ser condenado en la ONU por terrorismo (en 1986 contra Nicaragua), sin embargo cuántas barbaridades no han cometido desde entonces, a pesar de sus instituciones dizque democráticas.

  • J.Manuel dijo:

    Es encantador ver cómo se pide respeto por las decisiones internas de un país, como los USA, que son totalmente válidas, pero… NO universales. No nos podemos meter en los líos de los gringos. Oh, my God!, pero ELLOS si pueden escribir libros azules, blancos, de todos los colores para “calificar” las políticas de los otros países. Empecemos por casa, sí, pero que los vecinos nos respeten al igual que piden respeto para ellos. Y recordemos, los gringos son la primera potencia y TODO lo que hagan afecta de un modo u otro al resto del planeta. ¿Recuerdan Copenhagen?.

  • IselA dijo:

    Claro que hay moral y mucha, no solo se trata de criticar por criticar como la mayoria de los medios de prensa y tv hacen cuando se trata de paises latinoamericanos no alineados 100% con las politicas neoliberales, se trata de noticias encaminadas a la reflexion, por ejemplo si gringolandia esta en bancarrota, la seguridad social es minima, hay poco trabajo, no hay apoyo a la lucha antidrogas no con armas sino desde el punto de vista de educacion, la salud es un lujo o un privilegio y no un derecho como es posible que el gobierno en lugar de invertir ese dinero en la gente EN SU PUEBLO que es lo que mantiene viva a la casa blanca y sus extravagancias utilize ese dinero para en empresas de capital privado, es como en Mexico cuando con el FOBAPROA se usaron millones de dolares para rescatar a los bancos mientras el pais se hundia en la miseria.
    Cuando un gobierno apoya a las clases medias y bajas se le llama con desprecio populista pero cuando lo hace malgastando millones de dolares a gigantes financieros se le llama neoliberal como si fuera un halago.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Gelman

Juan Gelman

Poeta y periodista argentino. Recibió el Premio Cervantes de Literatura, en 2007.

Vea también