Imprimir
Inicio » Opinión  »

La invasión silenciosa (III)

| +

Logo de UnoAmérica, que muy bien refleja sus intenciones: el blanco perverso de sus intereses es el continente.

La telaraña de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y Fundaciones de nombres muy “democráticos” que controla la CIA y otras agencias de Estados Unidos, sigue extendiéndose por toda América Latina  y en los últimos días la llamada  Comisión de Derechos Humanos de la ignota Unión de Organizaciones Democráticas de América (UnoAmérica), apareció en el escenario para acusar al presidente de Bolivia, Evo Morales, de ser responsable de la masacre de campesinos, que lo apoyaban a él precisamente, en Pando en septiembre de 2008.

La escalada llega así a un extremo de perversidad que sólo se puede entender investigando estas redes, a sus creadores y sostenedores.

Precisamente esta nueva ONG de la constelación de la CIA y los sectores fundamentalistas de Estados Unidos, se conformó en diciembre de 2008, en Colombia  durante una reunión realizada en Bogotá entre los días 12, 13 y 14 de ese mes en la que se dieron cita  “delegaciones de  diversos países latinoamericanos” .

Al revisar a las Fundaciones asociadas a UnoAmérica surge la evidencia de que todas dependen de las  “centrales” como la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID, en sus siglas en inglés) o   la National Endowment Foundation (NED)-que aparece entre nosotros como destinada a “financiar” la democracia- y otras similares con sede en Estados Unidos y en Europa.

A estas dos últimas se las conoce como  “la cara social de la CIA ” y desde los años 80 y trabajan en toda la región financiando proyectos,  movimientos y oposiciones supuestamente “democráticas”.

A lo largo de estos años ha proliferado la interminable red de Fundaciones como Libertad(FL), que echó raíces en varias provincias de Argentina y estuvo detrás del mal llamado  “conflicto del campo” un descarnado intento de golpismo en 2008.

UnoAmérica como Fundación Libertad están asociadas a la “Heritage Foundation”, la misma cuyos integrantes redactaron los  Documentos de Santa Fe uno, dos, tres y cuatro, entre otros, de tan nefastas consecuencias para América Latina.

Otros lazos de  UnoAmérica nos llevan a la ultraderechista Fundación para el Análisis Económico Social(Faes) que dirige el ex presidente de España José María Aznar  y a  la Fundacion Internacional para la Libertad presidida por el escritor peruano-español, Mario Vargas Llosa de conocida actuación en contra de los gobiernos verdaderamente democráticos de la región.

La lista es infinita, pero además nos muestra el extenso mapa de la  injerencia contrainsurgente en América Latina. La investigación lleva a otras asociaciones como Unión Ciudadana, en la Provincia de Buenos Aires y a coaliciones que se autoerigen en “cívicas y democráticas”.

También en esa misma  línea se ubica la Fundación Pensar , integrada por diputados y políticos de la derechista Propuesta Republicana (Pro) que dirige el actual alcalde de Buenos Aires Mauricio Macri.

De acuerdo a los enunciados de UnoAmérica su fundación en Bogotá intenta conformar una organización “capaz de defender la democracia y la libertad en nuestro continente” que, según ellos, se encuentran bajo amenaza.

Los personajes ligados a este proyecto son integrantes de las derechas totalitarias que compartieron las dictaduras en el continente y ahora se convirtieron en promotores de los nuevos golpismos en nuestros países. Con este perfil podemos imaginarnos cuáles son sus conceptos de “democracia y libertad”.Se trata de una integración de ya

En sus considerandos UnoAmérica dice”preocuparse” por el supuesto “fracaso” de los  gobiernos de la región “en resolver los problemas de pobreza”. En realidad los agrupados en UnoAmérica además de sus participaciones en las pasadas dictaduras, fueron los gerenciadores del modelo neoliberal  de los años 90 y por lo tanto  responsables de la intensa destrucción social, política y económica.

Aseguran en su declaración que el Foro de Sao Paulo “se aprovecha de las necesidades de los pueblos, para manipular a los más pobres, prometiendo mejoras económicas y justicia social” pero que en realidad sólo introducen el “modelo socialista que divide a la sociedad, la polariza en dos bandos, y provoca  violencia y anarquía”

Para los creadores de este nuevo engendro, “América Latina está en peligro” porque existen “catorce países latinoamericanos, cuyos gobiernos pertenecen o están vinculados al Foro de Sao Paulo, y aunque llegaron al poder por la vía democrática, muchos de ellos están destruyendo la democracia y coartando las libertades, como es el caso de Hugo Chávez, Evo   Morales, Rafael Correa, Cristina Kirchner y Daniel Ortega”.

Y advierten además que  ahora ya no utilizan “el paredón” sino “métodos más modernos y sofisticados, como las reformas     constitucionales, lo cual les permite controlar los poderes públicos y  eternizarse en el poder; ante la mirada complaciente de los integrantes   más moderados del Foro, como Lula da Silva, Tabaré Vásquez y Michelle Bachelet”.

Los unos por supuesto son acusados por llevar adelante el plan del Foro de Sao Paulo y los otros por “complacientes”. Pero todos culpables al fin.

Con el argumento de que UnoAmérica fue creado para enfrentar al Foro de Sao Paulo “que tiene un proyecto supranacional, que no respeta fronteras, ni soberanías nacionales” y que “para alcanzar sus fines, todos sus integrantes intervienen flagrantemente en los asuntos internos de las demás naciones, ya sea financiando candidatos, enviando pertrechos militares, o dirimiendo conflictos, valiéndose de organizaciones subsidiarias como la UNASUR “, ellos se adjudican el derecho de hacer todo esto en realidad.

Desde su punto de vista la Unión de Naciones Suramericanas es una simple “subsidiaria” del Foro de Sao Paulo.

Y debemos detenernos en este punto. Porque en los años 70 las dictaduras militares conformaron una coordinadora criminal como fue la Operación Cóndor , para enfrentar lo que llamaban una “insurgencia supranacional”.

Ahora resulta que con esta nueva tesis los integrantes de UnoAmérica estiman que el Foro de Sao Pablo y sus gobiernos  han colocado en situación de desventaja a las fuerzas democráticas(o lo que ellos califican como fuerzas democráticas) de la región” que deben  actuar “aisladamente, limitándose a su propio territorio” y  los “demócratas” (lo que ellos consideran demócratas)  “se ven imposibilitados  para contrarrestar los planes de expansión” de ese Foro.

Entonces ahora se proponen proporcionar “a los sectores democráticos de América un mecanismo de intercambio de información, coordinación permanente y apoyo mutuo, sin vulnerar -como acostumbran nuestros adversarios- los principios de soberanía y autodeterminación de  los pueblos”, Se desprende de esto que para enfrentar al Foro de Sao Paulo, tienen todo el derecho de actuar supranacionalmente y volverán a utilizar las viejas listas de la CIA para dar  respuestas “supranacionales”.

Sólo que han olvidado la cantidad de documentación desclasificada que ha permitido elaborar el mapa de la financiación “supranacional” de movimientos, partidos políticos, fundaciones, ONG que financia la CIA y sus fundaciones como la NED que hasta ahora ha financiado  golpes militares (Venezuela 2002) o “Suaves” como todos los que llevaron adelante en Ecuador, Bolivia y otros países, incluyendo Argentina. Aquí la Fundación Libertad , con una de sus sedes más importantes en Rosario, Santa Fe,  resulta ser uno de los epicentros del golpismo en el mal llamado “conflicto del campo”.

Detrás de todos los enunciados de UnoAmérica también figura la zanahoria delante del conejo hambriento ya que “adicionalmente” se proponen “elaborar y ofrecer a los  pueblos de América, un programa de desarrollo e industrialización que resuelva los problemas de fondo de la región, particularmente el de la pobreza, como verdadero antídoto al totalitarismo”.

Ya sabemos por experiencia adonde van esos fondos, en momentos en que el propio Congreso de Estados Unidos, a instancias de algunos de sus representantes, deberá estudiar la complicidad de la NED o la USAID en el golpismo en Venezuela y en su actividad en favor de los grupos violentos y las acciones desestabilizadores y  golpistas de los Prefectos de la Media Luna en Bolivia.

La oferta de UnoAmérica  y su invitación a “todas las fuerzas democráticas de América Latina a   incorporarse activa y entusiastamente a esta iniciativa” debe ponernos en alerta.

¿Podría alguien creer que personajes como quien preside UnoAmérica, Alejandro Peña Esclusa, denunciado recientemente por actuar  en la campaña electoral salvadoreña en favor del partido ultraderechista    ARENA fundado y financiado por paramilitares y asesinos como el mayor Roberto D’buisson(ya fallecido) y acusado como uno de responsables del asesinato del Arzobispo de San salvador,  Monseñor Oscar Arnulfo Romero en 1980, puede enseñarnos caminos democráticos?..

LA AVANZADA CONTRA BOLIVIA

En las últimas horas la llamada Comisión de Derechos Humanos de UnoAmérica, en una supuesta investigación sobre los sucesos de Pando dice que “encontró suficientes elementos de juicio y probatorios que involucran directamente al Gobierno de Evo Morales en la planificación y ejecución de homicidios,secuestros, lesiones personales y demás violaciones a los derechos humanos ocurridos en la localidad de El Porvenir y otros sitios”.

Aunque parezca insólito, Morales se habría ocupado de actuar contra sus propios seguidores. Ya en los primeros días de abril el presidente de la  Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Rolando Villena, alertó a la ciudadanía de su país y también a organismos similares en el continente sobre la aparición de estas supuestas organizaciones humanitarias que se auto-designaron para investigar los trágicos hechos del 11 de septiembre de 2008 en el  Departamento de Pando.

Por supuesto que esto sólo sirve como ariete de campaña contra Morales, porque la verdadera comunidad de Derechos Humanos en América Latina y el mundo conocen la seria investigación del equipo de connotadas personalidades que han trabajado en organismos internacionales Y que fueron enviadas para investigar la masacre de Pando.

La conclusión de Unasur que coincide con la realizada por Naciones Unidas determinó que la masacre ocurrida en la localidad de Porvenir, donde por lo menos once campesinos que querían manifestarse a favor de Morales, fueron asesinados y aún hay desaparecidos Y que fue un plan preparado por el    entonces gobernador de Pando y grupos policiales o actuando como paramilitares.

Los testimonios fueron exhaustivos, así como la revisión del lugar. Había en Bolivia antecedentes previos temibles como decenas de casos de indígenas golpeados brutalmente sin causa alguna en Santa Cruz y otros lugares, como sucedió en Sucre, donde el racismo remite a las viejas imágenes de los tiempos del apartheid en Sudáfrica.

El trabajo de UNASUR -ONU, fue ya aceptado incluso por la  comisión de la Cámara de Diputados y la propia Asamblea Permanente para los Derechos Humanos en Bolivia y por América Latina en su conjunto y a nivel mundial.

Esta repentina acción de una organización como Uno America, es un llamado de alerta para los organismos humanitarios reales, que intentan ser reemplazados por otros falsificados  y dependientes de los responsables de los genocidios dictatoriales del siglo XX en América Latina.

En las páginas de UnoAmérica en Internet, por ejemplo, se defiende el “derecho” de Colombia a violar el territorio ecuatoriano, como lo hizo en marzo de 2008. El gobierno de Alvaro Uribe fue condenado por esta acción, violatoria de todos los principios del derecho internacional.

Además también se pone en duda el triunfo del Frente Farabundo Martí en El Salvador, reconocido en todo el mundo y existen serias advertencias sobre fuertes “cambios” próximamente en todos  “estos gobiernos” (del Foro según ellos) lo que significa que el golpismo en todas sus formas será renovado.

Para Peña Esclusa gobiernos como los de Chávez, Rafael Correa (Ecuador) y Daniel Ortega (Nicaragua)”ya están de salida”, por cambios por vía electoral, “dificultando que se repita la izquierda en Chile, Uruguay o Panamá, que tiene una candidata de Chávez”. A nombre de sus mentores anuncia cambios “en otros países” aunque advierte  que “no todos serán por la vía electoral, sino que tomará el camino de la protesta generalizada (……) desobediencias civiles generalizadas” y  también otras similares pero ya “en el ámbito militar”.

“Los militares, cuando venga la crisis social, no se alinearan con Chávez. (…) Habrá desobediencia generalizada, civil y militar de todos los que no están de acuerdo a someterse a un modelo que es contrario a la democracia y la libertad”. Toda una anticipación del golpismo que se viene.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Stella Calloni

Stella Calloni

Periodista argentina y corresponsal en su país del diario La Jornada. Es autora de “Los años del Cóndor”.

Vea también