Imprimir
Inicio » Opinión  »

"TRANSICIÓN" TERRORISTA

| +

  Carlos Alberto Montaner, uno de losterroristas que auspicia la llamada "transición"  

• Varios individuos vinculados al terrorismo contra Cuba aparecen en la lista de apoyos conseguidos por el mercenario Oswaldo Payá para promover un "comité" destinado a impulsar otro plan anexionista inspirado desde Estados Unidos.

Según la agencia española EFE que se esmera en informar acerca de los grupúsculos conectados a la tubería financiera de la USAID, entre los miembros del comité figuran algunos de los "más destacados dirigentes" de la mafia contrarrevolucionaria.

Entre los individuos enumerados se encuentran Carlos Alberto Montaner, radicado en Madrid y Presidente de la Unión Liberal Cubana, un partido de sofá (es decir, cuya membresía cabe en un solo asiento). Condenado en Cuba en 1961 cuando camuflaba explosivos en paquetes de tabaco, mercenario con el ejército norteamericano, ex alumno de la ‘academia del crimen' de Fort Benning, en Georgia, dirigida por la CIA, Montaner era miembro en la década de los 60 de la terrorista Representación Cubana en el Exilio (RECE). Se encargó en 1973 de facilitar el ingreso a Francia del terrorista Juan Felipe de la Cruz, quien murió al estallarle la bomba que iba a poner en la Embajada cubana en París.

Según EFE, Payá tiene también el apoyo de Joe García, "Director ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA)". Para la información de la agencia noticiosa, García abandonó la FNCA desde septiembre pasado cuando se sumó a la campaña del candidato John Kerry, en las elecciones presidenciales. Sin embargo, es sabido que La FNCA siempre otorgó, desde su creación por el agente de la CIA Jorge Más Canosa, un apoyo financiero a varios connotados terroristas, entre los cuales Luis Posada Carriles y tuvo como responsables de sus actividades paramilitares, entre otros, a Guillermo Novo Sampol y a su hermano Ignacio.

José Basulto, presidente de Hermanos al Rescate, también apoya a Payá. Basulto es el autor confeso de numerosas acciones terroristas contra Cuba. Entrenado por la CIA fue infiltrado en Santiago de Cuba en un plan de apoyo a la invasión a Playa Girón.

El 24 de agosto de 1962 disparó con una ametralladora desde una lancha al entonces Hotel Rosita de Hornedo donde se creía que se encontraría Fidel. El 21 de noviembre de 1963 integró un comando terrorista que se infiltró por Santa Cruz del Norte. Participó en un sinnúmero de planes subversivos contra Cuba, incluso planes de sabotajes contra torres de alta tensión e introducción de armas para atentar contra el Presidente cubano.

EFE menciona que Ramón Saúl Hernández, del Movimiento Democracia, se ha sumado también a la iniciativa. De hecho, se trata de Ramón "Ramoncito" Saúl Sánchez Rizo (y no Hernández), cuya trayectoria al servicio del terrorismo anticubano se inicia en la década de los 70 cuando se vincula al Frente de Liberación Nacional Cubano y a Alpha 66, dos organizaciones sumamente peligrosas.

En 1978 fue sospechoso de haber participado en un atentado contra cuatro norteamericanos que viajaban a Cuba y cuya avioneta desapareció misteriosamente. Luego encabezó la organización terrorista Jóvenes de la Estrella, que realizó numerosas acciones en Miami. Entre otras cosas, el grupo reivindicó el 17 de octubre de 1975 un atentado dinamitero realizado en el Aeropuerto Internacional de Miami, un hecho que Ramoncito hoy prefiere no evocar.

La organización se integró posteriormente con la llamada Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU), bajo la dirección de Orlando Bosch. En 1979, el FBI lo identificó como número dos del grupo. Este mismo año fue señalado como cómplice en el asesinato de Carlos Muñiz Varela, en Puerto Rico.

Participó entonces en un plan para liberar a Orestes Ruiz Hernández, asesino del técnico cubano Artagnán Díaz Díaz, en Mérida, México. Fue encargado del fracasado intento de secuestro del hijo de Fidel Velásquez, líder sindical mexicano, para canjearlo por el terrorista detenido.

Participó en varios planes de secuestros de personalidades de Florida, Nueva York, Venezuela y México.

Este nuevo amigo de Payá, se integrará también a la organización terrorista Omega-7 que multiplicó los atentados y los asesinatos en esa misma década, lo que le valió luego una complaciente condena a cuatro años de cárcel, en 1986, por negarse a comparecer ante un gran jurado que trataba, con mucha dificultad, esclarecer las actividades de esta organización.

Payá recibe también el apoyo de Javier de Céspedes, quien dirige con su compinche Orlando Gutiérrez-Boronat el Directorio Democrático Cubano. Este último fue miembro de la Organización para la Liberación de Cuba de Sánchez Rizo. Entre sus socios más "fuertes" se encuentra Pedro Crispín Remón. De acuerdo con el FBI, Remón fue quien mató, en plena calle de Nueva York, al diplomático cubano Félix Rodríguez, y participó en el asesinato del emigrado cubano José Luis Negrín, en su casa de Nueva Jersey, ante los ojos de su hijo de 12 años de edad.

Rodeado de tales asesores, quién sabe dónde irá a parar esa otra "iniciativa" del próspero mercenario del Cerro habanero. •

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".