Imprimir
Inicio » Opinión  »

El Fiscal en juicio de Posada Carriles denuncia las trampas de la defensa

| +

• EL abogado Rogelio Cruz, defensor del terrorista Luis Posada Carriles ha provocado deliberadamente un ambiente hostil para obtener la separación del juez Enrique Paniza del proceso. El propósito es que sea otro juez "que no se ha familiarizado" con el informe de la Fiscalía ni "con las pruebas practicadas y el objetivo de las que se pretende practicar" quien presida el juicio, declaró en exclusiva a Granma Internacional el Fiscal panameño Arquímedes Sáez Castillo, que dirige el expediente.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha anunciado, el 13 de febrero último, la resolución del juez suplente José Hoo Justiniani que decretó una audiencia del 15 al 19 de marzo en la causa contra los terroristas Luís Posada Carriles, Pedro Crispín Remón, Gaspar Jiménez Escobedo y Guillermo Novo Sampol.

La audiencia fue suspendida en noviembre y enero pasados por recursos legales de la defensa que provocaron el retiro del anterior juez, Enrique Paniza.

Presente en Panamá el día del anuncio de la fecha de la nueva audiencia, el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, denunció que este país recibía presiones de la mafia cubano americana para favorecer a los contrarrevolucionarios detenidos.

"LA DEFENSA HA QUERIDO CONFUNDIR AL JUEZ"
  "Primeramente, durante todo el proceso, la defensa de los imputados ha querido confundir al juez en cuanto a la situación jurídica de los delitos investigados, pero la Fiscalía, en la medida de sus posibilidades, se ha opuesto a todo lo que la defensa plantea, colaborando con el tribunal y las esferas superiores de la Justicia de Panamá, a aclarar los tipos
penales investigados", declara el Fiscal Sáez.

 El letrado recuerda como, en los días de la audiencia preliminar de septiembre último, la Defensa recorrió a una serie de astucias a las cuales tanto la Fiscalía como los cuatro abogados querellantes en la causa se opusieron. "Yo en particular no lo permití. Me opuse rotundamente. Y el juez quinto acogió  todas las oposiciones que le presentaba a ello".
 En este mismo momento, el abogado de Posada y sus cómplices demostró un evidente irrespeto hacia el juez, acusándole de falta de imparcialidad y haciendo  comentarios ofensivos y  hostiles ante la prensa.

 "Claro todo esto llevaba un trasfondo y era  tratar de que el juez se  desconcentrara en la audiencia, pero no lo logró, y el juez dictó auto de llamamiento a juicio", comentó Sáez.
  "Ante esta situación, la defensa estratégicamente presentó una queja formal contra el juez, con única intención de crear un ambiente hostil para separarlo del caso y sea otro juez que no ha leido el proceso, no se ha familiarizado con las pruebas practicadas y el objetivo de las que se pretende practicar.  Para la defensa seria una ventaja, pero para
el ministerio público, y  para mí como fiscal  de la causa, seria una  total desventaja ya que el juez (Paniza) ya tiene una percepción general de  la causa, sobre todo si ha llamado a juicio".

Gracias a estas maniobras de procedimiento, el abogado Cruz finalmente logró que el juez sexto de circuito acogiera el impedimento "que a todas luces es improcedente".    "Al aceptarse esto, lógicamente me opuse y apelé a ello, luego presenté un amparo de garantías constitucionales argumentando: primero, que no existía causa legal para acoger el impedimento para conocer del proceso del juez quinto; segundo: de aceptarse esta tesis, sería un precedente funesto para la Administración de Justicia, ya que seria una técnica de la defensa para separar a un juez cuando crea que no le conviene a los intereses ersonales de sus clientes y no de la justicia en derecho; tercero, porque esto traería como consecuencia que el nuevo juez, tendría que leerse los cuarenta y tres tomos de expediente de mas de veinte mil páginas, para entender el caso y esto lógicamente traería como consecuencia además, que se demoraría aun mas en realizarse la audiencia".

El fiscal Saèz que provocó la admiración del público en el curso de las audiencias de septiembre por su determinación en la búsqueda de la verdad en esta causa ya célebre implicando a cuatro connotados terroristas, aseguró que, a pesar de las circunstancias, estará presente en la corte el 15 de marzo, día fijado para el inicio del juicio.

 "El día 5 de enero de 2004 yo salgo hacia España a realizar unos Estudios y luego continúo en EEUU sobre una gira de  Antiterrorismo, regresando a Panamá, el día 14 de febrero y me encuentro con la sorpresa de que el nuevo juez ya tenia fijada  fecha de audiencia para el 15 al 19 de marzo. En vista de esto, una de  mis interrogantes no se cumplió, es decir mi temor de que la audiencia no se realizara pronto". 

"Teniendo esto en cuenta, es decir una audiencia próxima, preferí desistir el día de hoy (el 19 de febrero) de la apelación del amparo, para que la audiencia pueda realizarse en la fecha prevista, y arriesgarme al nuevo juez, pero por supuesto que el Ministerio Público tiene los recursos legales para recurrir a otras instancias si el fallo le fuere adverso a su petición, por lo que no me preocupa ya el tema del juez", concluyó el respetado letrado, confirmando su presencia ante el juez Ho.

UNA LARGA TRAYECTORIA DE TERRORISTAS INTERNACIONALES

Posada Carriles, Remón, Jiménez y Novo, enfrentan cargos por posesión de explosivos, atentar contra la seguridad colectiva y la fe pública y asociación ilícita para delinquir, desde que fueron arrestados en posesión de màs de 40 kilos de explosivos militares con los cuales proyectaban dinamitar el Paraninfo de la Universidad de Panama donde varios miles de personas iban a escuchar al Presidente cubano Fidel Castro.
Posada, prófugo de la justicia venezolana,  y sus cómplices,  poseen largas trayectorias de terroristas internacionales que recorren más de cuatro décadas.
• Posada fue implicado en el asesinato del presidente Kennedy hasta el punto de que ciertos expertos lo sitúan físicamente en Dealey Plaza con el dedo en el gatillo; fue condenado en Venezuela por el ataque en 1976 a una nave de Cubana de Aviación en pleno vuelo, pero se escapó de la cárcel, gracias a sus patrocinadores de Miami y la CIA. Está involucrado con la CIA en la famosa operación Irán-Contra, uno de los escándalos más grande de las últimas décadas en los Estados Unidos; fue luego ‘consejero de seguridad' de los Presidentes de El Salvador y Guatemala; organizó luego de entrevistarse con el FBI -que se abstuvo de arrestarlo- una serie de atentados en La Habana, en 1997 y tres atentados consecutivos contra el Presidente cubano.
• Pedro Crispín Remón mató en plena calle de Nueva York, a Félix García Rodríguez, diplomático cubano ante la ONU y a un cubano-americano de New Jersey, José Eulalio Negrín, frente a su hijo de 12 años, con ráfagas de MAC-10.
• Guillermo Novo Sampol, además de dirigir varias redes terroristas durante años en New Jersey, participó en el asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier y su colaboradora Ronni Moffit, y dirigió operaciones de la siniestra CORU que realizó más de 50 atentados en los cuales participó personalmente, desde Canadá hasta Argentina.
• Gaspar Jiménez Escobedo, también prófugo de la justicia,  mató a Artaigñán Díaz Díaz, funcionario cubano de la pesca en México y se escapó de la cárcel. Después  ordenó la muerte de dos diplomáticos cubanos en Argentina, Crescencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias, a quienes hizo sepultar en los cimientos de un edificio en construcción. Una operación llevada a cabo con la complicidad de la DINA chilena y sus "corresponsales" argentinos. •

 

*Tomado de Granma Internacional

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".