Imprimir
Inicio » Opinión  »

La mafia cubano-americana: Sospechosa en el asesinato de Kennedy

| +

   

Fabián Escalante: Las contradicciones entre el exilio y la Administración

 

Presentarán en La Habana libro sobre el complot para asesinar a JF. Kennedy

 

• The Cuban American Right Wing: Prime Suspects in the Assassination of JFK

The former head of Cuban Intelligence, General Fabian Escalante, has confirmed the participation of Cuban-Americans in the assassination of President John F Kennedy in a new book on the subject. Taking public documents from the US investigation as well as press articles of the time and information obtained by Cuban intelligence sources, Escalante provides us with a list of 156 Cuban American exiles who were, for one reason or another, questioned in connection with the assassination. The list contains well-known names of prominent members of the so-called Miami Mafia - staunch enemies of Cuba and the Revolution since 1959 - all of whom felt betrayed by the Kennedy administration in the humiliation of the Bay of Pigs defeat.

 

TEXTO COMPLETO EN ESPAÑOL

 

Los terroristas internacionales Luis Posada Carriles y Guillermo Novo Sampoll, actualmente detenidos en Panamá, así como Orlando Bosch, liberado el 20 de julio de 1990 por el presidente George Bush, aparecen en la lista de los sospechosos en el complot para asesinar a Kennedy.

El ex-jefe de los servicios cubanos de Seguridad, el General (r) Fabián Escalante, lo confirma en un libro que acaba de terminar, en el cual explica cómo se elaboró tal lista, en el curso de una investigación sobre la participación de cubano-americanos en el complot para involucrar a Cuba en el asesinato del presidente norteamericano. Además el libro nos revela varios elementos inéditos obtenidos a través del análisis de las informaciones obtenidas y publicadas, provenientes de importantes investigaciones realizadas en torno al caso por varios estudiosos del tema.

La vinculación de Posada con el complot, Escalante la explica contando la compleja historia de una conspiración que reunió  a los dirigentes de la comunidad cubana emigrada, mafiosos norteamericanos y oficiales de la CIA.

 

"A mediados DE 1962, Luis Posada Carriles, Félix Rodríguez Mendigutía, Jorge Mas Canosa y varios agentes CIA de origen cubano se encontraban entrenando militar y subversivamente en Fort Benning, preparando la segunda operación para  invadir a Cuba. También se encontraban otros personajes conocidos de la contrarrevolución, como Orlando Bosch y los hermanos Novo…".

 

OPERACIÓN CUPIDO:  "KENNEDY NO SABÍA NADA"

 

En los inicios de la conocida Crisis de los Misiles, se produce un hecho muy significativo. El 20 de octubre de 1962, un grupo de "misiones especiales" de la CIA desembarca por Pinar del Río. Tiene como objetivo desencadenar la Operación Cupido.

"Esta operación tiene tres partes, relata el General. Uno, destruir por  medios explosivos las minas de Matahambre. Dos, provocar un alzamiento de grupos contrarrevolucionarios en la provincia de Pinar del Río para crear un estado de inestabilidad social. Y, tres, atacar Puerto Cabeza en Nicaragua con una tropa mercenaria, usando uniformes del ejército cubano, para aparentar una venganza nuestra… y, como consecuencia de esto, desembarcar en Cayo Coco, al norte de la provincia de Ciego de Ávila, una fuerza de exilados cubanos, que hiciera una plaza de armas para ahí establecer un gobierno provisional y solicitar ayuda a Estados Unidos.

 La Operación Cupido fue un proyecto conocido de la CIA. Lo novedoso es el análisis que propone Escalante: "Yo tengo la impresión de que Kennedy no sabía nada de este plan. Porque este hecho se produce el 20 de octubre y la Crisis se desencadena el 22. Y ya el día 16 de octubre, Kennedy sabe de la existencia de los misiles en Cuba. Es cuando el avión U-2 los fotografía. Ya desde el 16, el gobierno norteamericano debió haber congelado todas las operaciones contra Cuba, en tanto se encontraban estudiando las medidas político militares que se proponían tomar, entre ellas, la agresión militar. Se estaba previendo ya una confrontación con la Unión Soviética. Por lo tanto, esta acción del día 20 de octubre, que podía desencadenar una respuesta cubana no esperada, probablemente no la conocían el Presidente Kennedy o su hermano Robert".

 

"el mecanismo cubano de la CIA"

 

A partir de este momento, lo que el ex-Jefe de la Seguridad cubana denomina "el mecanismo cubano americano de la CIA y la Mafia" -y que ahora se reconoce comúnmente como "la mafia cubana de Miami"- va a comenzar a adquirir una vida independiente.

"Si en 1961, en Playa Girón, los cubano-americanos actuaron como un ejército mercenario, a nombre de Estados Unidos, en 1962 se van a convertir en el mecanismo de la subversión interna en el contexto de la Operación Mangosta con los fines de provocar una guerra civil. Pero en 1963, este mecanismo, esta mafia, adquiere vida propia. Y, a mi juicio, es entonces cuando nace como un ente independiente".

Los dirigentes cubano-americanos que comienzan a asumir el mando "tienen una historia política y operativa".

"Muchos de ellos han participado en la invasión de Girón, o en acciones subversivas, o colocado bombas. Todos tienen un largo historial contrarrevolucionario, con entrenamiento en todas las artes del terrorismo. Todos tienen estrecha vinculación con la mafia que, en Cuba, antes de 1959, operaba los casinos y la prostitución".

Allí estaban Bosch, Posada, Félix Rodríguez, Tony Cuesta, "todo el mundo, todos los terroristas…"

 

UNO DE LOS NEGOCIOS MÁS EXTRAORDINARIOS

 

A pesar de que aún sobrevivían veteranos politiqueros de la CIA tales como, Carlos Prio, Tony Varona y José Miró Cardona, "comienza a surgir una pléyade de dirigentes contrarrevolucionarios cubanos que vienen con el aval de ser operativos de la CIA y de la mafia, de haber participado en complots en Miami, Nueva Orleáns, Dallas, más tarde en Nicaragua, Guatemala y en cualquier parte,  además muchos de ellos después de haber adquirido experiencias en las artes de las operaciones económicas secretas".

En 1962, la CIA manipulaba en Estados Unidos, 55 empresas fantasmas para propiciar  la guerra civil en Cuba. "Todas estas empresas están moviendo millones de dólares". Ese año, el presupuesto de la gran base operativa de la CIA en Miami (JM/WAVE) manejó 100 millones.

"Un ejemplo, una empresa típica era un astillero destinado para las lanchas que  venían aquí a atacar. Estos astilleros eran una fachada para mantener la flota subversiva, pero, adicionalmente, arreglaban barcos y ganaban su dinero… O un banco. Bebe Rebozo que fue uno de estos personajes, se hizo banquero en esa época. Había bancos porque había que mover y lavar dinero. Fueron bancos al principio desconocidos, pero ellos los hicieron caminar".

Estas empresas comenzaron a producir dinero y sus gerentes comprendieron rápidamente que el negocio de la guerra sucia contra Cuba era uno de los más lucrativos hasta entonces conocidos y, aliados con oficiales de la CIA y representantes de la Mafia, comenzaron a ganar millones.

"Una de las operaciones más florecientes fue el trafico de drogas que ya habían comenzado desde los días que preparaban en Centroamérica la expedición mercenaria de Bahía de Cochinos, derrotada en Girón en menos de 72 horas", precisa el General.

 

"VIRULENTA OPOSICIÓN" A UNA REVISIÓN DE LA POLÍTICA HACIA CUBA

 

En 1963, según los documentos norteamericanos desclasificados, se produce una revisión de la política cubana a la luz de la experiencia, de los resultados de Girón y de la crisis de octubre.

"La Administración designa a un grupo de trabajo dentro del Consejo Nacional de Seguridad dirigido por  MacGeorge Bundy,  consejero del presidente, quien presenta una propuesta con varias alternativas. Y una de ellas es explorar una eventual negociación con Cuba, luego de "librarla del abrazo del oso ruso".

Se trata, por supuesto, de negociar desde una posición de fuerza, rendir a los cubanos por hambre y  enfermedades.

Un documento de la CIA desclasificado relata: " El programa de acción encubierta aprobado por la más alta autoridad en junio de 1963, otorgaba  el apoyo a los grupos autónomos anticastro para ayuda y asistencia"…..más adelante se explica que el 11 de noviembre de ese año  entregó  110 toneladas de armas y explosivos a uno de los grupos "anticastristas".

"En ese año se aprobaron 24 grandes sabotajes para destruir  el sistema energético, es decir la base y sustento de las principales industrias del país. Y, por supuesto, seguir suministrando recursos a los grupos y organizaciones contrarrevolucionarias, y seguir organizando acciones encubiertas dentro y fuera de Cuba, pero con una nueva perspectiva que consistía en rendir a Cuba y luego proponerle una negociación sobre bases leoninas".

Tanto es así, señala Escalante, "que MacGeorge Bundy le dice al embajador norteamericano en la ONU, el día antes de que Kennedy fuera  a Dallas, que el presidente estaba interesado en conversar del tema cubano, cuando regresara del viaje. Esto es un hecho real".

Esta revisión de la política hacia Cuba va a enfrentar una virulenta oposición de la mafia cubana. "Kennedy es acusado de traidor, de rojo, de rosado de la Casa Blanca."

El presidente norteamericano ha luchado contra la segregación racial, se ha enfrentado con los grandes productores de acero. Su hermano Robert, ha encarcelado a los principales mafiosos. Así que tienen entonces un conjunto de enemigos internos muy poderosos.

"Y entraron a jugar en este momento sus peores detractores, aquellos que Estados Unidos había entrenado en las artes del terrorismo y el asesinato,  los mafiosos de origen cubano", comenta Escalante.

 

"EN MIAMI SE EMPIEZA A BLASFEMAR CONTRA KENNEDY"

 

"Se empiezan a producir filtraciones de la nueva política que, por supuesto, llegan a Miami donde se empieza a blasfemar contra Kennedy".

"En abril del 63, se producen dos declaraciones muy importantes. Una de José Miró Cardona, entonces presidente del denominado Consejo Revolucionario Cubano donde acusa abiertamente a Kennedy de haber traicionado la causa cubana. Y por lo tanto disuelve el Consejo Revolucionario Cubano".

"Inmediatamente después, al final de abril, Orlando Bosch acusa directamente a Kennedy de traidor y de vendido a los soviéticos en un panfleto denominado "La Tragedia de Cuba".

Es en este mismo momento que surge una nueva organización para agrupar al disperso y contradictorio exilio, la que de manera muy extraña, inmediatamente después de la muerte de Kennedy, se disuelve. Se llama Junta de Gobierno Cubano en el Exilio (JGCE), dirigida por Carlos Prío Socarrás, Felipe Rivero, un terrorista conocido, y Paulino Sierra González,  el representante de la mafia norteamericana.

"El hombre principal era Paulino, iba a ver a todo el mundo, les decía que Kennedy era un traidor y que la mafia - la norteamericana, de Santos Traficante, de John Rosselli, y  Sam Giancana-  había dado 50 millones de dólares y que quería que se le devolvieran sus casinos y sus hoteles en La Habana".

Este mes de mayo se produce una reunión en Bimini, en las Bahamas, muy cerca de Miami, a la que acuden Carlos Prío, dirigente de la Junta recién creada, John Rosselli, el capo mafioso, William Carr, ayudante del coronel King, jefe de la División del Hemisferio Occidental de la CIA y Robert Rogers, oficial de caso y según lo conocido, se conversó sobre la eliminación del "rosado de la Casa Blanca".

¿Qué  papel juegan Posada y sus socios de Fort Benning?

"Ellos estaban en la Junta del Gobierno Cubano en el Exilio, afirma el General.  No conozco el papel concreto que jugó Luis Posada, pero, él era uno de los ejecutores del grupo.

Según el ex-jefe de Seguridad, ya entre los meses de marzo y abril del 63, el complot anticubano que involucraba a Kennedy estaba en marcha. "Decidido por determinados sectores, a los que posteriormente se van uniendo a otros. No es lo mismo estar respaldado por uno que por diez. No es lo mismo estar respaldado por diez que por cincuenta. Es un momento en que los planificadores están respaldados".

 

 

LA EXTRAÑA TRAYECTORIA DE LEE HARVEY OSWALD

 

En abril de 1963 llegó Lee Harvey Oswald a la Nueva Orleáns.

¿Quién es Lee Harvey Oswald? "Es un agente de la inteligencia naval norteamericana quien, en 1959, realizó  una deserción muy extraña. Fue hasta Londres en un barco, pasó a Finlandia y entró a la URSS. Allí hizo un simulacro de suicidio.

Oswald se queda en Moscú, en el año 60. "El único secreto que él posee, importantísimo secreto, es que  trabajó en la base aeronaval de Atsugi en Japón y conoce los vuelos de los U-2 sobre la Unión Soviética".

Oswald se radica en Minsk donde trabaja en una fábrica de radio. "Ahí se casa con Marina, tiene una niña, y a los pocos meses, plantea regresar a Estados Unidos, va a la Embajada pues había roto su pasaporte, le dan uno  nuevo, le pagan el pasaje y regresa…"

Regresa en barco a Nueva York: "Ahí lo acoge ni más ni menos que un agente de la CIA que es el presidente de la Asociación de Combatientes Anticomunistas… Oswald va luego para Dallas y empieza a trabajar… ¡en una fabrica que se dedica a producir mapas que utilizan los aviones espías U-2! Extraño que un hombre que desertó en la Unión Soviética regrese y que lo pongan a trabajar en una empresa secreta…"

En abril del 63, Oswald aparece en Nueva Orleáns - "corazón del trafico de armas de la mafia y los exilados cubanos" - y  va a ver a Carlos Bringuier, un cubano agente de la CIA.

"En esa fecha se entrenan en las inmediaciones de la ciudad un grupo numeroso de exilados cubanos, apadrinados por una organización, "Cuba Democratica", que resultó ser un "frente de la CIA". Oswald se aparece y, sin recomendación de nadie,  dice que es un experto marine, que es una suerte de Superman, que quiere ayudar la causa cubana, y que quiere ser entrenador de los exiliados cubanos. Bringuier   dice que se trata de un provocador y lo rechaza".

Varios días después, Oswald se encuentra distribuyendo propaganda… a favor de Cuba. "Carlos Bringuier se entera y manda un grupo de cubanos, forman una pelea, caen presos, y ahí  después se arregla un debate radial entre los contrarrevolucionarios cubanos y Lee Harvey Oswald, quien se declara marxista-leninista, pro-castrista y todo lo demás..."

Oswald regresa a Dallas y según nuestras pesquisas, es la persona que acompaña a otros dos sujetos con aspecto de latinos y se entrevistan  con la contrarrevolucionaria Silvia Odio. Después de esa entrevista que sorprendió a Silvia, uno de los individuos la llamó por teléfono  y le dijo que aquel gringo  era  un anti-Kennedy furibundo y que estaba dispuesto a matarlo… Después  del crimen, Silvia deviene en testigo….Días mas tarde continua su ruta y acontece el episodio de la embajada cubana en México donde Oswald trata infructuosamente de viajar a la Habana.

 

UN ASOMBROSO TESTIMONIO DE MARITA LORENS

 

Entre los elementos más reveladores, "hay informaciones de una persona muy interesante, Marita Lorens, una alemana, quien dice que estuvo en Cuba en el año 59, bajo las ordenes del agente CIA, Frank Sturgis. Se va después a Estados Unidos y sigue involucrada en la operación contra Cuba…"

Marita Lorens relata en un articulo periodístico años más tarde: "que ella conoció  en 1963 a Oswald en Miami. Se lo presentaron con el sobrenombre de Ozzie.  Y que después, el día 18 de noviembre, se fue en una caravana de autos donde iban Pedro Luis Díaz-Lanz  y Orlando Bosch para Dallas… un grupo de cubanos que se hospedaron en un hotel y, estando ahí a ella la devolvieron para Miami, porque no era necesaria… "

Kennedy es asesinado el 22 de ese mes, solo cinco días más tarde.

Detalle interesante, Marita Lorens afirma que los hermanos Novo, Guillermo e Ignacio estaban en Dallas con el grupo donde está Pedro Luis Díaz-Lanz

Otro sospechoso, Nazario Sargen, es ya entonces dirigente de Alpha 66, que  es la organización que tiene más importancia en Dallas. Un cubano, Manuel Oscarberro, alquila una casa en la calle Hollandale de esa ciudad. Es esta casa donde el segundo sheriff de Dallas le dice a la Comisión Warren que vio entrar a Lee Harvey Oswald días antes del magnicidio. Es la oficina de Alpha 66. Esta gente no estaban radicando en Dallas.  Llegaron  allí y sacaron permiso para hacer una oficina de Alpha 66, unos meses antes del asesinato… la que se cierra después del crimen. ¿Por qué y para que lo hicieron ?"

 

 

UN PLAN PRECONCEBIDO PARA INCULPAR A CUBA

 

En 1978 vino a Cuba una Comisión de la Cámara de Representantes que en esa fecha investigó el magnicidio de Dallas, a la cual se le dieron todas las explicaciones sobre las preguntas que formularon. Llegaron aquí con un portafolio de preguntas que fueron respondidas en la medida de nuestras posibilidades. Y recuerdo que después Fidel tuvo una larga entrevista con ellos donde le aclaró pormenorizadamente sus dudas". "Por cierto, el 24 de noviembre de 1963, dos días después del magnicidio, Fidel en una comparecencia televisiva explicó de manera magistral las probables causas del crimen y quienes podían ser sus ejecutores y dejó claro que detrás de todo aquello se encontraba un complot contra la revolución cubana. Probablemente hoy, no se pueda dar una explicación más completa que aquella".

 "No puedo decir quién mató a Kennedy, dice Escalante. Lo que trato es de demostrar en mi libro, que existió un plan preconcebido para organizar una provocación que posibilitara la agresión contra Cuba, al mismo tiempo que se planeaba el asesinato de Fidel Castro y que devino cual trágico salto mortal, en el asesinato del propio presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy. Una operación conjunta donde ambos asesinatos estaban enlazados con el complot anticubano. Esto es lo que a mi juicio, demuestro en el libro".

 

También en Cubadebate:

-La amnesia recurrente de Luis Posada Carriles, de Percy Alvarado

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".