Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Campismo Popular: 40 años naturalmente juntos

| 4 |

Pronuncia palabras en la reinauguración del campismo Dos Hermanas y acto nacional por el XV Aniversario del Campismo Popular, en el municipio Viñales, Pinar del Río. Foto: Estudios Revolución / Archivo sitio Fidel Soldado de las Ideas

Este 16 de mayo cumple cuatro décadas el Campismo Popular, modalidad vacacional cubana que con defensores y detractores, ha contribuido a la recreación y el esparcimiento de millones de cubanos y cientos de miles de visitantes foráneos.

El campismo Duaba junto al río del mismo nombre es un paraiso natural que disfrutan turistas nacionales y extranjeros. Foto: Susana Tesoro/ Cubadebate.

Con la campaña “40 años naturalmente juntos”, la Dirección Nacional de Campismo se atreve -en medio de una terrible pandemia de COVID-19-, a celebrar la prolongación de una idea del Comandante en Jefe Fidel Castro que atrapó la atención de los sectores más populares.

Cuatro décadas atrás

¿Cómo era Cuba cuando surgió el campismo? El primer semestre de 1981, arrastraba lo acontecido en el convulso 1980: los sucesos de la Embajada del Perú, las consecuencias de los éxodos migratorios por el Mariel, una epidemia de dengue hemorrágico, la presencia de un cubano en el cosmos, científicos daban el primer paso en el desarrollo de la Biotecnología en Cuba al lograr el Interferón leucocitario; además de otras tantas batallas, todas escoltadas por el lastre del bloqueo económico.

En el mes de mayo de ese año, se materializó una idea lanzada por Fidel Castro para fomentar el disfrute de la naturaleza, de lo bucólico, en un país con infinitos espacios vírgenes aún, con playas, ríos, además de una vegetación y entornos exuberantes.

Se concibió con alojamientos en casas de campaña, habitaciones rústicas, ubicadas cerca de valles, cuevas, elevaciones, bosques, ríos, costas y playas.

Los primeros campismos abrieron sus puertas el 16 de mayo de 1981 con las bases: La Caridad, la Cueva de los Portales, el Salto de los Portales, Cajálbana, El Calvario y Pica Pica.

El Campismo no ha perdido su esencia de ser turismo de naturaleza, ecológico, promovido a través de las actividades sociales en entornos naturales. Es una antigua forma de turismo que se practica en el mundo entero, y que goza de la preferencia de muchísimos vacacionistas.

El caudaloso río Duaba con sus agua cristalinas resulta de gran atractivo. Foto: Susana Tesoro/ Cubadebate

La Cuba de entonces no había alcanzado un despegue significativo en la industria turística, y faltaba en las ofertas un importante número de elementos de confort y servicios. Hoy las propuestas de habitaciones y gastronomía superan con creces las comodidades de sus inicios.

Se concibió como un turismo para jóvenes que pudieran enfrentar las aventuras de un ambiente a veces agreste y difícil, con calor, mosquitos, sol ardiente con pocos espacios de sombra, etc. Pero los de la tercera y de la cuarta edad se fueron sumando, sobre todo en la medida en que las condiciones de alojamiento permitían una estancia confortable.

La Unión de Jóvenes Comunistas fue la organización que llevó adelante la tarea de extender el Campismo a toda la isla. Se escogieron lugares con las condiciones idóneas, y fueron creadas las facilidades mínimas para la acampada y recreación de los excursionistas.

Los terrenos debían tener características topográficas para acampar, con posibilidades mínimas de acceso (viales), la inexistencia de plagas, el respeto a las Zonas naturalmente Protegidas, la existencia de agua potable y las posibilidades de áreas de baño recreativo en playas o ríos. El plan no tendría como objetivo conseguir ganancias, sino que sólo resultara costeable, es decir, que se cubrieran los gastos con los ingresos de la actividad comercial.

La experiencia, nacida en Pinar del Río, se extendió a todo el país y ya existen 105 instalaciones, muchas de ellas en medio de un ambiente campestre con aire acondicionado, agua fría y caliente y espacios para la restauración con diversidad de platos.

En una primera etapa se inició la construcción de seis instalaciones: La Caridad, en el municipio Candelaria; La Cueva de los Portales y Cajálbana, en La Palma; El Calvario, en Viñales; Pica Pica, en Sumidero y El Salto de los Portales, en Guane. Las obras se acometieron en pocas semanas con el propósito de que estuviesen listas para el verano, lo cual requirió de un gran esfuerzo por especialistas, constructores y dirigentes de varios organismos de la provincia Pinar del Río.

Cuatro décadas después…

Una pandemia de COVID-19 azota el mundo y Cuba no se mantiene ajena. En medio de la lucha contra un enemigo invisible, el Campismo Popular se niega a pasar por alto su cumpleaños.

La pandemia les permitió abrir en el 2020, de enero a marzo, y luego, de julio a septiembre. No han podido reabrir, pero en este impasse con ausencia de vacacionistas, tienen 61 instalaciones dispuestas para centros de aislamiento en el país donde laboran trabajadores del Campismo junto a los especialistas de Salud. En cada lugar donde existen las condiciones se elabora comida para llevar.

Han empleado este tiempo además, en la reparación y ampliación de las instalaciones en busca de un mejor confort e imagen.

Los parques recreativos se mantienen cerrados y en algunos de ellos radican puntos de venta de bebidas como refrescos, jugos, y diversas conservas, entre otros productos.

No abandonan la esperanza de reabrir y para ello han elaborado nuevos planes vacacionales y excursiones de circuitos. Hace solo unos meses se ha creado una nueva estructura para la provincia La Habana.

Amelia Calzadilla, directora Comercial de la Empresa Campismo Habana. Foto: Susana Tesoro/ Cubadebate

La Directora Comercial de esta nueva Empresa, Amelia Calzadilla, refiere que en estos momentos la división de Campismo La Habana tiene un centro de aislamiento en Marbella y varios sitios donde se expenden conservas y comidas para llevar con el objetivo de ayudar a la población cercana a estos puntos, que aunque no tienen una ubicación céntrica, son una solución para los vecinos del lugar. En estos momentos están en coordinación con los gobiernos de municipios como Plaza de la Revolución y otros, para en los mismos Burós de Reservaciones colocar productos para la venta.

Pedro Pla, director de inversiones de Campismo Habana. Foto: Susana Tesoro/Cubadebate

El Director de Inversiones de Campismo Habana, Pedro Pla, agrega que en esta provincia se rescata una instalación llamada La Kuca,que contará con piscina, Sala polivalente, Bar, Restaurante, Centros de recreación y un Salón para fumadores caracterizado, para un acercamiento a la cultura del tabaco.

“En la espera de la reapertura, tenemos dispuestas todas las medidas establecidas en el protocolo sanitario para cuando se autorice reabrir el Parque, recibir el certificado que otorga Salud Pública a los centros con todas las condiciones para evitar el contagio”, aclara Amelia Calzadilla.

José Ricardo Lamadrid, director del Parque Forestal. Foto Susana Tesoro/ Cubadebate

“Estamos entusiasmados con la nueva Empresa y seguimos trabajando por mejorar los servicios sin saber aún cuando esta pandemia pasará, tenemos la ilusión de que este pueblo que ha sufrido tantas dificultades en el último año, pueda disfrutar de unas vacaciones en alojamientos confortables”, promete Amelia.

Hoy el Campismo Popular tiene como organismo rector el Ministerio de Turismo. Según nos explica Daryl Pires, Jefe Comercial de la Dirección Nacional de Campismo, ahora se trabaja hacia tres objetivos: continuar el mejoramiento de las instalaciones, y avanzar con las inversiones en general; vincular cada vez más el Campismo al comercio electrónico, y como tarea permanente la capacitación constante del personal.

“Hemos evolucionado considerablemente y La Campaña de 40 años naturalmente juntos, pretende defender la esencia de las diversiones iniciales basadas en juegos tradicionales y entornos naturales. A su vez, afirma Daryl, ya estamos en el comercio electrónico en el portal de turismo cubano www.cubatravel.cu, para que desde ahí puedan hacer y pagar las reservas”.

“Ya las cabañas tienen un confort superior, tenemos 4 Villas internacionales: Dos en Pinar del Río: Aguas Claras y Laguna Grande, una en Cienfuegos: Guajimico, y una en Santiago de Cuba: El Salto, que se ofrecen también al mercado interno.

“No nos interesa parecernos a los hoteles, somos Campismo con una categorización propia, un estándar diferente, nuestra esencia es el turismo de naturaleza, tenemos el litoral de Mayabeque que está en un proceso inversionista grande en la zona de Jibacoa: Los Cocos, Caletas, Abra, Puerto Escondido, este año queremos recuperar allí más de 300 habitaciones”, agrega Daryl Pires

Una de las esencias del campismo está en difundir la cultura y la historia, varios de estos sitios ofrecen recorridos y actividades en este sentido.

En Holguín se está trabajando en 4 instalaciones con la modalidad de Tiendas de Campaña con un confort superior, con interiores espaciosos, condiciones para conectar luminarias y equipos como ventiladores. Todos enclavados en zona de Playa, ellos son: Antillita, Barracón, Carnerito y Playa Morales. Existe el proyecto de 4 centros más también en Holguín. La modalidad de tiendas de Campaña se extenderá hasta llegar al menos a una instalación en cada provincia del país.

La temporada alta de campismo comienza en julio, normalmente venden ciclos de lunes a jueves y de jueves a lunes. Tienen diversos planes con incluidos de desayuno, desayuno y cena, o desayuno, almuerzo y cena.

Un millón 323 mil 207 campistas vacacionaron durante el 2020, en un año de pandemia. Todo esto hizo que cumplieran con lo planificado y obtuvieran con más de un millón de pesos en utilidades. Aquí se incluyen los vacacionistas y los alojamientos por concepto de aislamiento. Operaron de enero a marzo, y luego de marzo a junio, durante el cierre se remozaron las instalaciones, y de junio a septiembre recibieron visitantes. En ninguna de las instalaciones hubo trabajadores contagiados de COVID-19.

Nos interesamos en uno los temas cruciales en el turismo cubano: la comida, algo que ha tenido una importante evolución en Restaurantes y Cafeterías privados, y en algunos centros de restauración y hoteles estatales, pero aún se ven brechas en la calidad y una falta de iniciativas para promover la comida típica y tradicional cubana, pues en ocasiones lo que nos sirven son caricaturas de los platos originales.

En este sentido el Campismo Popular se ha dado a la tarea de potenciar los platos genuinos de las diferentes territorios del país, buscando la esencia en cocineros de familia que pueden entrenar a los que salidos de escuelas gastronómicas, puedan develar el misterio de la Caldosa, Tamal en cazuela, tasajo, Chatinos, dulce de leche cortada, Choco coco, y otros que permanecen enmascarados por el cliché del arroz, los frijoles negros, el cerdo y la yuca.

Se han fomentado 74 huertos de autoconsumo en las localidades que producen condimentos, viandas, vegetales para el uso de las instalaciones y a veces para la venta a la población aledaña.

Entre las instalaciones de Campismo Popular en La Habana, visitamos el Parque Forestal Metropolitano, donde su director José Ricardo Lamadrid, manifestó su deseo por ver el Parque activo.

Este perrito no deja de mirar a la puerta principal esperando la entrada de los niños. Foto: Susana Tesoro/Cubadebate

En este lugar se exhiben esas réplicas de Dinosaurios que tanto adoran los pequeños. No había risas, bullicio, ni música, mientras, aquellos bichos gigantes seguían estáticos, como esperando. Un perrito sato exhibía en su nuevo collar la medalla que plasma el certificado de vacunas y salud, disposición que se aplica recientemente en Cuba a muchos de los perros que deambulan.

El animal miraba fijo a la entrada principal como esperando que detrás de nosotros entrara un aluvión de niños para mostrar su insignia que le permitiría ser acariciado y jugar con los infantes. Pero nada de eso ocurrió.

Las áreas desiertas muestran en este aniversario tan importante, las huellas de la Pandemia. Foto: Susana Tesoro/ Cubadebate

En estos momentos todas estas instalaciones se alistan con la esperanza de que más temprano que tarde podamos disfrutar de todo el esfuerzo hecho por los trabajadores del Campismo Popular por defender la esencia de esta modalidad y proporcionar así una recreación sana en los mágicos ambientes naturales con que cuenta la isla.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Geo dijo:

    Ya esos tiempos no vuelven!!!!!!!!! la Covid-19 se los llevó..............

  • Tania dijo:

    POR FAVORRRR CONCÉNTRESE EN LA PANDEMIA.
    DEJEN EL CAMPISMO... EL TEMA DE MATRIMONIOS.. O LOS ANIMALES .
    NUESTRA PRIORIDAD AHORA ES SALVAR NUESTRAS VIDAS... ABASTECER LAS TIENDAS EN PESOS CUBANOS....
    VACUNARNOS Y CUIDAR NUESTRAS VIDAS.

  • Alberto H dijo:

    El portal cubatravel.cu no esta operativo, slds

  • Maicle viera cepero dijo:

    La situación de la covid 19 nos tiene muy estresado sugiero que si pudiera reabrir los campismos con las medidas de seguridad e higiene que está conlleva y de esta manera respiramos aire puro
    * Los aislamientos pueden tener lugar en muchas escuelas al campo que hoy están vacías. Y de esta manera los campismos generan ingresos al país

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Susana Tesoro

Susana Tesoro

Periodista cubana. Ha trabajado como reportera y columnista en la Revista Bohemia, como comentarista en Radio Rebelde, ha sido guionista y asistente de Dirección en la Televisión Cubana. Es editora y reportera de Cubadebate. En Twitter @esetesoro.

Vea también