Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

La final de la Champions será en Lisboa el 23 de agosto

| 13 |

Los jugadores del Liverpool levantando la Champions. Foto: Pablo García/Marca/Archivo.

La Liga de Campeones de esta temporada, cuya actividad fue suspendida por la pandemia de coronavirus, se completará con un minitorneo de ocho equipos que se celebrará en Lisboa en agosto, informó el miércoles la UEFA.

Los cuartos de final y las semifinales se celebrarán a un solo partido, en lugar de los dos habituales, y la final tendrá lugar el 23 de agosto, dijo el organismo rector del fútbol europeo tras una reunión del comité ejecutivo celebrada por videoconferencia.

Los cuatro partidos de vuelta de octavos de final que aún están por jugarse (Manchester City-Real Madrid, Bayern Munich-Chelsea, Juventus-Olympique Lyonnais y Barcelona-Napoli) se disputarán el 7 y 8 de agosto, ya sea en las sedes originalmente previstas o en Portugal.

Paris St Germain, Atlético de Madrid, Atalanta y Leipzig ya se han clasificado para cuartos.

Champions League en Lisboa con final el 23 de agosto

La final de la máxima competición continental llegará con casi tres meses de retraso, pero por fin tiene un calendario, que arrancará en la segunda semana de agosto, ya que la Serie A termina el 2 de agosto e impide reiniciar antes la competición.

La sede elegida en un principio era Estambul, pero la ciudad turca decidió renunciar al tener que jugarse a puerta cerrada por culpa de la crisis sanitaria que ha sufrido todo el planeta. Los cuartos se disputarán los días 12,13,14 y 15 de agosto, semifinales 18 y 19 y 23 la final.

La fase final de la Europa League en Alemania

La Europa League también cambia de sede final, dejando atrás la ciudad polaca de Gdansk, pasando a Alemania, con el mismo formato de final a ocho. En este caso, se tendrán que jugar las eliminatorias del Roma-Sevilla y del Inter-Getafe a partido único en territorio alemán, así como la vuelta de las otras seis eliminatorias.

Las fechas, el 5 y 6 de agosto en las ciudades alemanas de Gelsenkirchen, Dusseldorf, Colonia y Duisburgo .Los cuartos de final se disputarán el 10 y 11, las semifinales el 16 y 17 y la final el 21 de agosto en Colonia.

La Champions femenina en Donosti y Bilbao

La Federación Española de Futbol que preside Luis Rubiales será la organizadora de la final a ocho de la Champions League femenina. Las ciudades elegidas son San Sebastián y Bilbao. Los cuartos de final se disputarán los días 21 y 22 de agosto en horario de 6 y 9 de la tarde, mientras que las semifinales tendrán lugar el 26, para cuatro días más tarde disputarse la final.
UEFA anuncia novedades de la Champions y Europa League

Está previsto que las finales se jueguen sin público. La UEFA anuncia que el próximo 20 de octubre se inicia la siguiente Champions y Europa League. La Supercopa de Europa será el día 24 de septiembre en Budapest (Hungría) entre el campeón del Champions y el de la Europa League. La fase final de la Youth League se jugará en Nyon del 18 al 25 de agosto.

Se anuncia que habrá cinco cambios por partido en todos los casos, aunque la próxima temporada volverán a los tres de siempre. 

Vea además:

La que se avecina

(Con información de Reuters y Marca)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • lilo dijo:

    ¿Messi o Cristiano Ronaldo? Los siete argentinos que jugaron con ambos eligen al mejor

    " El Enano es un extraterrestre, él ya es el mejor de la historia. Sólo le pido que no se le ocurra volver a Newell´s cuando yo esté cerrando mi carrera en Central". Bromea Ángel Di María, le da terror imaginárselo como rival en el clásico rosarino. "Una cosa es el Enano y después viene el resto. No lo puedo comparar con nadie. Cristiano es el que sigue; después está Zlatan, y más atrás pongo a Rooney, luego a Ney [Neymar], a Kylian [Mbappé]...". Lujo de pocos poder armar ese ranking de compañeros. No lo nombra. Simplemente es el 'Enano', su amigo. Di María habla de Lionel Messi ..., y de Cristiano Ronaldo . Porque uno se explica a partir del otro. El éxito de ambos se entiende, también, desde el paralelo generacional. Se necesitan, se potencian. Di María coincidió con los dos y puede iluminar lugares hasta los que casi nadie ha llegado. Pertenece a un club de membresía exclusiva: sólo siete futbolistas argentinos jugaron con ambos.

    Di María oficia de guía en el juego comparativo más atrapante del fútbol moderno: " Yo sé que esos dos monstruos, Leo y Cristiano, son diez veces..., nooooo, que digo, 40 mil veces, mejores que yo. Yo corría al espacio para que Leo me metiera la pelota, o trataba de meterle un centro a Cristiano. Gracias a Dios tuve la oportunidad de jugar con los mejores... Pero arriba de todos, Leo", remarca. Con Messi ha coincidido en la selección desde 2008 hasta la Copa América Brasil 2019. Tres mundiales, muchas angustias y la medalla dorada en Pekín 2008. Con Cristiano, cuatro temporadas en Real Madrid, de 2010 a 2014, y la cosecha de seis títulos, especialmente uno, la Champions League lograda en la temporada 2013/14.

    De Cristiano Ronaldo, Di María se reconoce amigo. CR7 no dudó en defenderlo públicamente y no escondió su malestar cuando Ángel se marchó de Madrid a Manchester. "Aunque muchos no me crean, dentro del vestuario Cristiano es un pibe más. Dentro de la cancha vemos otra cosa porque él llegó siendo así. Como Leo llegó casi sin hablar, demostrando todo en la cancha, hay otros que necesitan mostrar más, y es el caso de Cris, que también demuestra quién es cuando hace goles con sus gritos, sus poses y sus bíceps. Cada uno es como es. Pero fuera de la cancha, yo lo he invitado a mis cumpleaños y Cris ha venido. Son cosas chiquititas, pero ahí notás verdaderamente cómo es cada uno ", le confió Di María a LA NACION.

    Carlos Tevez debutó en un Mundial el mismo día que Lionel Messi: 11 de junio de 2006. Aquella tarde, en Gelsenkirchen, la selección argentina dio una exhibición. Fue 6 a 0 sobre Serbia y Montenegro. Con otra casualidad: ambos convirtieron, el Apache hizo el quinto y Leo, el sexto. Recorrieron juntos una década albiceleste, con interrupciones por la ausencia de Tevez en el ciclo Sabella. En definitiva, penaron en dos mundiales y tres Copas América. Con Cristiano le fue mucho mejor: en Manchester United, dirigidos por sir Alex Ferguson, alzaron la Champions League 2007/2008 y el Mundial de Clubes 2008. Coincidieron en las dos últimas temporadas del portugués en Old Trafford. Curiosamente, se marcharon juntos: Tevez y su polémico cruce de vereda al Manchester City, y CR7 y su mudanza a Real Madrid por 96 millones de euros.

    " La diferencia es que Messi es más natural, mientras que Cristiano trabaja para ser el número 1 ", resume el capitán de Boca ante LA NACION. "A Messi todo le sale de adentro. Es algo innato. Todo es más simple. Cristiano, en cambio, se enfoca cada día en prepararse para ser el mejor". Pero él prefiere evitar un veredicto: "No tiene sentido analizar cuál de los dos es mejor. Antes pasaba lo mismo cuando querían comparar a Maradona con Pelé. Es una discusión que va a estar siempre, pero que no conduce a nada. Son diferentes", concluye Tevez.

    Fernando Gago también se cambió en un vestuario con los dos. Claro que compartió muchísimos más momentos con Messi que con Cristiano Ronaldo. Con el rosarino fueron socios y campeones del mundo Sub 20 en Holanda 2005. Y ganaron la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. También masticaron bronca en la puerta de las Copas América 2007 y 2015, y nada menos que en el Mundial Brasil 2014. "Tener en el mismo equipo a Leo te da la tranquilidad de saber que en algún momento habrá algo de su potencial futbolístico, de su magia, que te deslumbrará y te permitirá ganar un partido. Desde lo táctico y desde lo individual es el mejor futbolista del mundo ", sentencia el volante, en plena recuperación de la rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda.

    Gago y CR7 compartieron cientos de entrenamientos y una treintena de partidos en Real Madrid entre junio de 2009 y julio de 2011, y sumaron a las vitrinas del club la Copa del Rey 2011. "Con Cristiano compartí menos momentos, pero también sentís que contás con un jugador de una jerarquía increíble. Uno de los mejores del mundo, sin dudas. Tiene mucha ambición, y la competitividad de querer ganar siempre ", describe. "Es un profesional con todas las letras. Se entrena y vive para el fútbol, eso lo hizo grande", detalla.

    Desinfección, homenajes y seis periodistas para ver a Messi: la particular noche que vivió el Camp Nou en la vuelta del fútbol

    A la hora de comparar a Messi y al portugués, el excapitán de Boca opta por destacar qué los une y cómo se potenciaron al ser contemporáneos: "El secreto de ambos es que a los dos les sigue gustando jugar a la pelota, pese a la complejidad y el desafío de cada año tratar de superarse en cantidad de récords, goles y títulos. Es una competencia en los mantiene vivos y vigentes, a pesar de sus años y de la exigencia que tienen ante tantos partidos".

    Claro que Gago no ahorra elogios ante su debilidad: " Leo sigue siendo el mismo chico humilde que conocí a los 17 años. Él está un escalón arriba de todos . Es el mejor futbolista del mundo, y lo que más me sorprende es la facilidad con la que entiende los partidos y sus momentos: cuándo se tiene que atacar, cuándo no, cuándo es mejor que el equipo haga una pausa. Siempre lleva el partido en la cabeza, incluso cuando los demás creen que está como ausente".

    Gabriel Heinze fue el primero en completar el doblete. Es más: jugó primero con Cristiano antes que con Messi. Se resiste a las comparaciones. Y rápidamente descabeza una mentira: no es verdad que él haya elegido a CR7 por encima de Messi, como alguna vez publicó el diario británico The Sun. "No considero que haya que elegir a uno. Los opinólogos que hagan lo que quieran, pero para comparar tendríamos que estar hablando de jugadores similares, y ellos son muy diferentes . Te puede gustar más este o el otro, pero ese debate no lleva a ningún lado", le aclara a LA NACION. El Gringo coincidió tres temporadas con Cristiano, de 2004 a 2007, cuando conquistaron la Curling Cup y la Premier. Y curiosamente, también un mes en Real Madrid, en julio de 2009, antes que el argentino se marchara a París. Es más, el 21 de ese mes, en un amistoso con Shamrock Rovers, el Real alistó a Garay, Higuaín, Gago, Heinze... y CR7. Nunca más estaría tan rodeado de criollos el portugués.

    "Cristiano tiene una rigurosidad y una autoexigencia envidiables. Es un obsesivo y hasta que no logra el objetivo que se puso en la cabeza, no deja de intentarlo. Es un jugador competitivo, de los mejores el mundo. Hay que admirarlo por todo lo que ha hecho y disfrutarlo dentro de una cancha. Es un profesional increíble, los resultados están a la vista. Después, lo que opine la gente en función de sus actitudes, a mí poco me importa", expresa el ex entrenador de Vélez.

    Con Messi, Heinze tiene una relación muy cercana. El ex defensor fue titular aquella tarde de 2005, en Budapest, cuando la Pulga debutó en la selección de Pekerman. "A Messi lo quiero mucho, sé cómo piensa y lo que siente. Por eso, a veces, hasta creo que deseo que a la selección le vaya bien más por él que por todo lo demás. Leo es inexplicable, futbolísticamente no es de este planeta, y como persona lleva una vida tan tranquila que ahí también es admirable", le cuenta a LA NACION. Y completa: "El fútbol argentino le debe demasiado, tanto que él es el que nos ha mantenido en el mapa futbolístico durante tanto tiempo".

    Ezequiel Garay es el futbolista de menor cartel. El que pasa inadvertido. El que casi siempre falta en el recuento. Sin embargo, junto con Gago y Di María, son los únicos que salieron campeones con ambos: con Messi, del Mundial Sub 20 y los Juegos Olímpicos; con Cristiano, de la Copa del Rey 2011 en Real Madrid. El zaguero compartió con el rosarino una década desde los tiempos de las selecciones juveniles; con Cristiano, la dos primeras temporadas del portugués en la Casa Blanca. Y sufrió a su compatriota, rosarino como él, cuando lo tuvo enfrente: "Es un jugador muy difícil de marcar, no sabes dónde va a jugar porque juega donde quiere. Y luego, cuando tiene el balón, es muy difícil de parar. Leo es el mejor jugador del mundo y tenemos que estar al cien por cien para que nos cree el menos peligro posible", asumió un día, ya como futbolista de Valencia. Quedaba claro quién era el N°1 para él.

    Gonzalo Higuaín es quien más tiempo lo tuvo a CR7 como compañero, y el único que compartió dos camisetas: seis temporadas, cuatro en Real Madrid, y con la actual en vías de reanudarse, otras dos en Juventus. ¿Títulos? Tres en Real Madrid, pero ninguna de las Champions porque 'Pipita' justo se marchó. Y todavía ninguno en la Vechia Signora, porque el año pasado Higuaín estuvo a préstamo entre Milan y Chelsea. Tal vez la primera alegría llegue en la final de la Copa Italia, ante Napoli. "Estoy contento por estar de nuevo con Cristiano en el equipo después de algunos años, está mejor que antes, más completo y ambicioso", dijo el argentino en septiembre de 2019, cuando se reencontraron.

    Después de la salida de Higuaín de Real Madrid llegó un ciclo dorado, primero con Ancelotti y luego, especialmente con Zidane en la dirección técnica, y un exitoso tridente ofensivo integrado por CR7, Benzema y Bale. "La virtud de un jugador, y la humildad del jugador, es adaptarse a las situaciones; de lo contrario, te limitás. Con Leo y Cristiano, yo me adapté a ellos, y si te adaptás a los mejores es más fácil. Ahora, hay muchos delanteros que son buenos, pero el mejor de la historia es Messi, mi amigo", enfatizó Higuaín.

    La de Paulo Dybala , el último legionario, es una situación muy particular. Primero, es el único que actualmente puede jugar con ambos. Segundo, es el único que conserva la posibilidad de cosechar títulos con ambos. Ya lo hizo con Cristiano, por cierto, como los otros seis compatriotas. Todos ganaron con CR7, no así con Messi.

    La Joya suma cinco temporadas en Juventus, por eso fue él quien recibió al portugués a mediados de 2018. "Mis amigos me cargaban, claro, me decían: 'Ya tenías al mejor en la selección y ahora te traen al otro mejor al club'. Y estaban equivocados, yo explicaba que para mí era una ventaja. ¿Sabés lo que es tener a dos fenómenos al lado tuyo, siempre.? Imposible no aprender. Son dos tipos que están uno o dos escalones por encima del resto. Se hicieron bien el uno al otro a partir de la competencia", explicó Dybala, que ya ganó un scudetto y la Supercopa italiana con Cristiano. Hoy podrían sumar la Copa Italia.

    Con Messi, la Joya empezó a interactuar en la selección hace cinco años. El ambiente todavía espera la gran conexión futbolística. Mientras, afuera, la convivencia entre las eliminatorias, el Mundial 2018 y Copa América 2019, los acercó: "La relación ha crecido mucho. Compartimos tardes de mate y tenemos un grupo en el que jugamos al truco en la habitación". En la cancha, Dybala prefiere evitar las comparaciones: "Es imposible decir quien es mejor, están muy por encima del resto desde hace años. Son diferentes, pero su influencia es igual de desequilibrante por lo que generan en los rivales".

    El cordobés logra humanizar al portugués, quitarlo de esa pose robótica y presumiblemente vanidosa. "Tengo buena onda con Cristiano. Hablamos de fútbol, pero también de otras cosas que no tienen nada que ver con el fútbol. Es amigable, muy dispuesto a charlar. Una vez le dije que me había sorprendido porque en la Argentina un poco lo odiábamos, por eso de la manera de ser, de caminar... Me acuerdo que se rió, me dijo que ya lo sabía, que estaba acostumbrado y que no pasaba nada". Lo cuenta Dybala, el último en obtener la membresía. ¿Quién será el próximo argentino? No asoma nadie en el horizonte. El Club más exclusivo del planeta fútbol se reserva el derecho de admisión.

  • lilo dijo:

    "Chelsea estaría dispuesto a ofrecer 120M de euros por CR7"

    Los rumores sobre los planes a futuro de los equipos de la Premier League de Inglaterra empiezan a circular con fuerza aunque todavía no se ha reiniciado la temporada actual. En tal sentido se escucha que el Chelsea estaría dispuesto a pagarle a la Juventus 120 millones de euros por el pase de Cristiano Ronaldo quien ya llegó a los 35 años de edad. Este tema fue analizado en la primera entrega de la semana del podcast ‘Es Así y Punto’ que conduce Hernán Pereyra.

    “Sería más que nada una contratación mediática”, consideró el analista de ESPN, que de inmediato agregó que si ofrece pagar 120 millones de euros no solo es mucho dinero, sino que “sería una contratación fuera de lugar. Un verdadero disparate. El mundo del fútbol atraviesa una crisis económica y Chelsea piensa pagar semejante cantidad de dinero por un futbolista de 35 años”.
    Podcast Es Así y Punto

    Hernán Pereyra se atreve con los temas más controversiales del momento, analiza y desvela todos los ángulos de esas noticias que importan a los fanáticos del deporte.

    Tras reconocer que en la última década Cristiano Ronaldo ha sido junto a Lionel Messi uno de los dos mejores futbolistas del planeta, Pereyra se preguntó ¿qué le puede dar al Chelsea a futuro?. “Le puede traer goles, presencia, imágen y marketing, pero dificilmente pueda el equipo inglés pueda recuperar la inversión. ¿Giras por Estados Unidos y Asia? Imposible con esta pandemia. ¿Estadios llenos? Tampoco porque se está jugando sin público y puede que esto se mantenga por algún tiempo más. Entonces no veo como una buena idea la intensión del Chelsea de contratarlo.

    Otro aspecto que analizó Pereyra fue el hecho de que en las próximas dos o tres temporadas, el portugués podría bajar su ritmo de competencia y jugar menos partidos. ¿Quizás ello no suceda en la temporada actual ni en la próxima, pero sí más adelante”. Sin embargo, el analista de ESPN reconoció que “entiendo que el proyecto sea apostar a tener un equipo con figuras, pero… ¿cuánto le queda a Cristiano Ronaldo en el primer nivel del fútbol mundial cuando está en la recta final de su carrera?”, se preguntó.

    Tras mencionar que no puede creer que el Chelsea esté dispuesto a pagar 120 millones de Euros, Pereyra considera que no va a ser fácil para los técnicos cuando le reduzcan sus minutos en cancha, o cuando tengan que decidir si es mejor que sea suplente o titular . No es fácil sacarlo de la cancha. Quien tome esa responsabilidad tendrá que convencerlo de que es la mejor manera de potenciarlo en la recta final de su carrera. Por eso pienso que es un disparate ofrecer 120 millones de euros por su pase”.
    Selecciones Editoriales

    Finalmente, Pereyra mencionó que el club inglés tendría que tener una visión de proyecto diferente a la que está mostrando con el interés de fichar a un jugador que está más cerca de su retiro que de sus mejores años”.

    “El Chelsea debería enfocarse en traer jugadores que le garanticen un gran rendimiento a futuro y, por que no, una posibilidad de una gran venta posterior. O de repente jugadores que sepan que se pueden retirar en el club y que nunca va a vender, pero que le garanticen al menos 5 años de gran nivel. No entiendo lo que quiere hacer el Chelsea y solo ellos lo saben, pero a veces parece que el proyecto es solo cuestión de gastar y gastar dinero”, concluyó.

  • lilo dijo:

    El insólito motivo por el que Filippo Inzaghi está enojado con Messi y Cristiano Ronaldo

    El legendario goleador italiano ironizó sobre su enfado con la Pulga y CR7 debido a que la capacidad goleadora de ambos opaca los récords que consiguió en su etapa como jugador

    Pese a que en la actualidad se destaca como el entrenador de Benevento, líder absoluto de la Serie B de Italia, es imposible no asociar el nombre de Filippo Inzaghi con aquel increíble goleador que fue en su etapa como jugador profesional entre 1991 y 2012.

    Con 21 temporadas y 14 títulos conseguidos, entre los que sobresalen el Mundial de 2006 con su Selección y dos Champions League con el Milan, Pippo es considerada toda una leyenda en el fútbol italiano. Tal es así que, en una entrevista brindada al medio La Gazzetta dello Sport, el ex delantero se despachó con una llamativa frase dirigida a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

    “Estoy un poco enfadado con Cristiano y Messi. Por su culpa parece que Raúl y yo marcamos pocos goles en las Copas”, dijo con un tono irónico, según afirmó el diario italiano. Sin embargo, el ex jugador de 46 años no mintió, ya que su marca de 70 gritos en competiciones de la UEFA quedó en el quinto lugar detrás de Robert Lewandowski (71), Raúl González (77), La Pulga (117) y CR7 (131).

    Y todo indica que el enojo del italiano será aún mayor dado que tanto el argentino como el luso siguen vigentes y parecen no perder su capacidad goleadora a medida que pasan los años. Si bien aún no hay una fecha oficial sobre el retorno de la Champions League, el Barcelona y la Juventus siguen con vida en el certamen, lo que da lugar a que ambos futbolistas extiendan sus números.

    Además, el ídolo del Milan, quien cuenta con una marca de total de 316 dianas en 677 presencias, recordó la primera vez que se enfrentó al luso ganador de cinco Balones de Oro, en un cruce por la Champions League de 2005 entre el Rossonero y el Machester United: “No imaginaba que iba a tener una carrera tan extraordinaria. Siempre hablo de él en el vestuario como ejemplo, porque sé cómo entrena”.

    Cabe recordar que, tras más de tres meses de inactividad, este lunes se retomará la temporada del torneo más importante de Italia cuando se dispute la fecha 27. Dicho certamen es liderado por la Vecchia Signora con 63 unidades, apenas uno por encima de la Lazio. Más abajo, Inter de Milán (54), Atalanta (48) y Roma (45) luchan por el ingreso a la Champions.

  • lilo dijo:

    Müller cae rendido ante Cristiano Ronaldo: lo que dijo de su apariencia y su capacidad

    Tras los ocho goles en sus últimas tres presentaciones en la Champions League, Thomas Müller llenó de elogios a Cristiano Ronaldo.

    Thomas Müller no ha tenido más remedio que rendirse a Cristiano Ronaldo tras sus últimas exhibiciones con Real Madrid, entre ellas la que dio precisamente ante su equipo. El jugador germano ha confesado que no hay otro como él, en especial a la hora de cabecear. Müller ha confesado que ver al delantero portugués del Real Madrid rematando de cabeza es algo "impresionante". El alemán asegura que Cristiano "marca la diferencia" con sus remates por alto, que forman parte primordial de su amplio arsenal para hacer goles a los rivales.

    "Todos sabemos que es extraordinario, en su apariencia y en sus capacidades deportivas. Es un fenómeno. No es posible marcar tantos goles durante tantos años sin trabajar arduamente. Ronaldo tiene un enorme potencial físico y cualidades técnicas, pero lo que me deja realmente impresionado es su capacidad para cabecear", ha expresado el futbolista del Bayern a la prensa alemana.

    Para Müller, esa capacidad para hacer goles con la cabeza es fundamental a la hora de definir a Cristiano. No hay otro como él en ese aspecto: "Esto es algo a lo que muchos no dan relevancia. Su técnica es realmente excelente, pero su capacidad para cabecear es de locos", asegura el jugador germano, que pudo verlo en vivo en el Santiago Bernabéu hace unas semanas haciendo un gol con la testa que en ese momento significaba el empate a uno para el Real Madrid, tras comenzar perdiendo.

    Por si esto fuera poco, Müller ha recordado también los números inhumanos de Cristiano en lo que va de temporada: "Ya lleva 35 goles sumando todas las competiciones y marcó más de 50 en las últimas seis temporadas", ha querido manifestar, asumiendo que no es indigno que un jugador así hiciera que su equipo, el Bayern, quedara apeado de la Champions en cuartos de final.

    • e10 dijo:

      Claro para gusto los colores, porque si le preguntan a Boateng compañero de equipo suyo, va a decir que nadie ha visto antes que partiera sinturas como messi, su capacidad de mandar la gente a ponerse yeso es enorme bla, bla, bla ...

  • lilo dijo:

    Desconexión

    A finales del siglo XIX todavía no había Real Madrid, pero había vida. Una protovida si la quieren concebir así, dada la inexistencia de nuestro club, pero una vida, al fin y al cabo. Y en aquella vida se trataban cuestiones que, sin saberlo entonces, afectarían de manera directa al equipo. Así, tal y como les comenzaba este artículo, a finales del siglo XIX se produjo una de las batallas científicas más famosas de la historia, una lucha de egos entre Thomas Alva Edison por un lado y Nicola Tesla y George Westinghouse por el otro: “La guerra de las corrientes”, se bautizó.

    La rivalidad entre los bandos surgió debido a los sistemas de transmisión de energía eléctrica. Ambos defendían estrategias opuestas y, obviamente, ambos estaban seguros de tener la respuesta correcta. Edison era el defensor de la corriente continua mientras que Tesla abogaba por la corriente alterna. Sin entrar en explicaciones científicas, el método de Tesla hacía más fácil ampliar las distancias de transmisión de la corriente eléctrica y simplificaba el traslado, por lo que fue el sistema que acabó triunfando.

    Si han llegado hasta aquí y piensan que se han equivocado de medio, no, esto sigue siendo La Galerna y aquí escribimos sobre el Real Madrid y sus circunstancias. Si vieron ustedes el partido contra el Éibar bien sabrán que pudieron ahorrarse la segunda parte. El equipo, y no es la primera vez que sucede este año ni a lo largo de los últimos tiempos, se desconectó tras el descanso. Se desenchufó. Llámenlo como quieran, pero es como si en vez de funcionar con un flujo constante de energía, el Madrid sufriera bajones de tensión que le impidieran desarrollar un partido completo a pleno rendimiento.

    Y no estoy hablando de la “gestión de esfuerzos”, no. Porque si estuviéramos hablando de eso, en la segunda parte del pasado domingo hubiéramos empezado a controlar el balón en un rondo continuo de 45 minutos, nos hubiéramos aburrido igual, pero al menos la imagen de superioridad inefectiva se hubiera mantenido. Pero no, el Éibar en la segunda parte achuchó todo lo que da de sí y el Madrid se dejó achuchar. Y me dirán que el partido ya estaba resuelto y que el rival era el Éibar y que esas desconexiones el Madrid, si llega a ser el Bayern o un similar, no las tiene. Pero no se trata de eso, se trata de que, después de estar sin jugar casi cuatro meses, a los jugadores no se les vio con “ganas”, como si no tuvieran ilusión por volver a disfrutar de su privilegiada profesión.

    Y tampoco me vale el hecho de que no hubiera público que apretara o que el escenario no fuera el Bernabéu. El Madrid este año, y otros, tiende a la desconexión ya sea en casa, fuera, en campos legendarios como en los más humildes. Y a mayores, Valdebebas no es un lugar desconocido, más bien al contrario, dado que los jugadores se pasan allí la vida entrenando, concentrados y demás menesteres profesionales. El Madrid funciona con corriente alterna, entendiendo esta como la que invierte periódicamente el sentido de su movimiento. Pero en vez de resultarnos un método efectivo de alimentación energética, provoca que, lo que durante 45 minutos funciona, a los siguientes 45 cambie de sentido.

    La nueva normalidad en el Real Madrid continúa siendo la vieja paranormalidad, ese fenómeno extraño de desconexión del equipo, que sigue ahí y al cual no parece que se le encuentre solución. Como último dato anecdótico, esa corriente alterna de la que vive el Madrid es la misma que hace funcionar la silla eléctrica en las ejecuciones. Todavía estamos a tiempo de librarnos de esta última.

  • lilo dijo:

    Modric, Valverde y el interior estirado

    La edad pasa y pesa muchísimo para absolutamente cualquier deportista de élite. También para los futbolistas, claro. Y, muy a nuestro pesar, también para nuestras leyendas de las cuatro de cinco Champions. Sí, también afecta a nuestro Luka Modric.

    Allá por la temporada 2014/2015, incluso antes de esa fatídica lesión con Croacia, ya veíamos a un Luka Modric, de la mano de Carlo Ancelotti, mucho más posicional que el anterior del 4-3-3. Siendo timón del equipo, junto a Kroos en un doble pivote, llegué a tuitear esa frase de “Modric es el Messi de los centrocampistas”. Y la realidad es que, más o menos continuando ese rol tanto en el Real Madrid como con Croacia, llegó a la cima: tres Champions seguidas y una final de Mundial con el consiguiente Balón de Oro. Modric estaba destinado, como Pirlo, a envejecer moviéndose menos, pero moviendo más al equipo. Y, además, Luka Modric es un defensor de élite en estático.

    Con Zidane en el equipo, Modric siempre ha sido interior derecho, como vimos ayer, pero en roles totalmente diferentes. En la primera etapa, cuando Zidane jugaba con el 4-3-3 de la BBC, Modric acompañaba a Kroos en la elaboración del juego en la base de la jugada, siendo Casemiro “el hombre libre” cuando el equipo tenía el balón. Ante los problemas con pelota del brasileño, Zidane pensó que juntar a Luka y Kroos era clave. Además, con Casemiro ganaba físico unos metros más arriba para, en cualquier caso, lanzar el juego directo hacia alguno de los delanteros y las segundas jugadas. Cuando Zidane cambió al 4-3-1-2, ganó con Isco una figura más entre líneas, permitiendo que Case se juntara más con los centrales, Modric le ayudara en salida y Kroos diera un paso hacia adelante. Pero, con la figura de Isco, tampoco era necesario que Luka tuviese que llegar tan arriba.

    Tras una temporada 2018/2019 totalmente oasis en cuanto al análisis, en esta 2019/2020 se consolida la figura de Fede Valverde. El uruguayo, básicamente, cambia por completo el 4-3-3 del Real Madrid, más en concreto la disposición del centro del campo: Casemiro como posicional, Kroos como eje desde la izquierda siendo totalmente capitán de las posesiones del equipo y un Fede que, con su agresivo recorrido, compensa en banda contraria todo el juego, más lento, generado en la izquierda. El Real Madrid, desde Di María, no tenía un interior que rompiese de tal manera. Importantísimo en el fútbol europeo hoy en día. El máximo beneficiado de esta nueva fórmula, sin ninguna duda: Toni Kroos. Al alemán se le permite no compartir con nadie la elaboración del juego (a veces con Isco, pero éste apareciendo entre líneas, formando triángulos anti-presión, no estando) y, además, tiene piernas tanto por detrás (Casemiro) como por delante (Fede). El máximo perjudicado: Luka Modric.

    ¿Por qué es Modric el máximo perjudicado? Porque cuando se han juntado Casemiro, Kroos y Modric y el 4-3-3 ha intentado funcionar como antaño, básicamente no ha funcionado. Porque el equipo es plano. En la derecha no ha terminado de asentarse nadie. En la izquierda, los problemas físicos y lesiones de Eden Hazard no nos han permitido disfrutar ni el 80% del gran fichaje blanco. Y, además, no está esa figura goleadora, que compensaba todo, que era Cristiano Ronaldo. Y, por primera vez, ayer vimos que Zidane a Modric “le pide ser Fede”. Porque Zizou sabe que el equipo requiere que ese interior derecho estire al equipo. Necesita recorrido. Jamás vimos a Modric jugando tan arriba. A veces no es que llegara, es que ya estaba incluso por delante del extremo derecho, Rodrygo.

    Ante el Éibar, Modric, más allá de algunas fintas y algunos giros de calidad máxima (eso nunca se pierde), sufrió tanto para hacer pesar su presencia arriba, ayudando al equipo a instalarse arriba (no logró romper líneas ni con balón ni sin balón), como en las transiciones defensivas: Carvajal y Varane, en muchas ocasiones, recibían de cara a tres jugadores rivales sin la marca de ese interior. De hecho, a Rodrygo le vimos en demasiadas ocasiones hacer ese recorrido hacia atrás que, en teoría, tendría que darlo el interior.

    En resumen y como decíamos al inicio, la edad pasa para todos, incluido Luka Modric. Y, como lectura positiva, este proceso ha sido acelerado por el rol y el peso que ha desarrollado Fede Valverde en el equipo. Una presencia que incluso ha condicionado a nuestro ‘10’ cuando éste juega en el puesto del uruguayo.

    También es importante resaltar que Zidane ha encontrado ese rol que compensa el juego posicional del equipo por la banda izquierda. Con Sergio Ramos, Marcelo, Kroos, Hazard e incluso Benzema cayendo por ese sector, el equipo necesita que, desde la otra banda, lateral derecho, interior y extremo sean piezas que rompan al espacio y puedan recibir, con espacio, gracias a todas las ventajas generadas desde el sector izquierdo. Ayer, sin irnos más lejos, lo vimos con Eden Hazard, que apareció por la derecha, en los goles de Sergio Ramos y Marcelo.

  • Madridista88 dijo:

    Lisboa me trae buenos recuerdos, Hala Madrid!!!

    • ViscaBarça dijo:

      suerte contra el Manchester City ;)

    • scorpion dijo:

      Primero tienes que ganarle al City y después seguir con el sorteo que te toque para que vuelvas a tener gratos recuerdos, acuerdate de los pioneriles del Ajax el año pasado

  • El Lachy dijo:

    No será lo mismo la champion pero creo que en este formato y teniendo en cuenta los equipos que ya estan clasificados y los que pueden hacerlo el PSG tiene grandes posibilidades a un partido y sin presion de publico tiene un gran equipo y este año puede ser el de su campeonato. Aunque soy madridista creo que si pasamos el city , jugando a un solo juego podemos vernos elimminados ya que no da tiempo de recuperacion y un partido bien pensado y arreglado lo gana hasta el mas devil.

  • KEVIN dijo:

    NO ENTIENDO MUCHO DE QUE FORMA SERAN LAS COMPETICIONES,PERO CREO QUE ES NECESARIO QUE TERMINE ESTE LETARGO QUE HAY EN EL MUNDO POR CAUSA DEL COVID,OJALA ESTO NO VIRE PARA ATRAS SINO LA CHAMPION SE VA A CELEBRAR EN EL 2021 .

  • Edy dijo:

    Que alguien por favor me mande por aquí la página de martindihigo

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también