Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Partido FARC señala crisis de gobernabilidad en Colombia

| + |

Miles de personas colmaron las calles de Bogotá en la última jornada nacional de protestas que combinó las marchas con un concierto móvil en la capital colombiana. Foto: Infobae

El partido Fuerza Activa Revolucionaria del Común (FARC), constituido como tal tras la firma del Acuerdo de Paz de La Habana, consideró que la administración de Iván Duque atraviesa una crisis de gobernabilidad, reflejada en el rechazo popular a sus políticas en Colombia.

"Su empeño en desconocer el Acuerdo de Paz y bloquear por distintos medios la implementación integral del mismo lo han llevado a convertirse en factor de división y polarización, en contravía de las necesidades y el anhelo mayoritario del país"', reveló la agrupación en un comunicado tras una reunión de dos días entre sus dirigentes.

Duque, además, insiste en profundizar el modelo económico neoliberal que han impulsado los gobiernos de los últimos 30 años, como evidencia el llamado paquetazo, que implica reformas tributaria, laboral y de pensiones, y que ha sido rechazado durante las movilizaciones de las últimas semanas por distintos sectores sociales colombianos.

"La idea del enemigo interno que sustenta la respuesta represiva a la inconformidad social y el uso desmedido de la fuerza en el combate a las fuerzas irregulares, son una cara de la moneda, que tiene su complemento en la incapacidad del régimen para garantizar la vida de todos los colombianos", expresó la FARC.

"Como lo testimonian los más de 170 asesinatos de exguerrilleros, el último de ellos, Manuel Antonio Benítez, hijo del camarada Elmer Arrieta, integrante de la dirección nacional de nuestro partido, ambos firmantes de la Paz", acusó el grupo político y exigió el desmantelamiento del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), además de cambiar la doctrina militar y de seguridad del Estado.

La cancillería de Duque, además, se ha puesto al servicio de los intereses de Estados Unidos en la región, como lo revelan las posiciones oficiales contra Cuba y Venezuela y el reconocimiento al gobierno de facto en Bolivia, consideró la FARC.

"No son sólo las encuestas las que muestran la crisis en que se consume el gobierno de Iván Duque, los recientes resultados electorales señalan un cambio drástico en el comportamiento electoral de las mayorías, a pocos meses de haber salido elegido con su propuesta ultraderechista", indicó.

La movilización social, que comenzó el 21 de noviembre, da cuenta de la inconformidad política de los colombianos y de su rechazo generalizado al modelo neoliberal; las calles demandan cambiar de fondo las políticas que han regido a Colombia en las últimas décadas, agregó.

Anunció que su bancada en el Congreso votará contra la reforma tributaria y contra el resto de reformas "lesivas para los intereses de las mayorías del país".

El pronunciamiento coincidió con una nueva jornada de movilizaciones celebrada este lunes. En la Plaza de Bolívar, en Bogotá, miles de manifestantes se congregaron para expresar a las afueras del Congreso su rechazo a la reforma tributaria de Duque

"El pueblo unido jamás será vencido" y "Fuera Duque" corearon los manifestantes mientras llevaban a cabo un nuevo cacerolazo acompañado de batucada, pancartas y estandartes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que ha concentrado a agrupaciones sociales contra el paquetazo.

Senadores de oposición se sumaron a la movilización ciudadana y golpearon cacerolas desde la escalinata del Congreso. "Ahora entraremos a librar el debate adentro del Congreso para hacer todo lo que esté en nuestro alcance para derrotar una de las reformas tributarias más regresivas, más retardatarias de la historia de Colombia", señaló Jorge Robledo, del Polo Democrático Alternativo.

"Una reforma además impuesta por la OCDE en beneficio de los súper ricos del mundo, de las trasnacionales que cada vez más controlan a Colombia, y en contra de los sectores populares y de las clases medias", añadió el legislador.

Diógenes Orjuela, presidente de la CUT, aseguró en su intervención en el Congreso que hay millones de colombianos que ya no creen que el gobierno esté apoyando la inversión, el crecimiento o el empleo.

"El pueblo colombiano tiene una profunda convicción de que lo que está pasando en el país no está bien, no van ustedes a convencer a los colombianos que esta reforma es para los pobres", dijo Orjuela en referencia a las movilizaciones que se han registrado en el país desde el 21 de noviembre.

(Con información de Notimex)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también