Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Estado Mundial de la Infancia 2019 se enfoca en la malnutrición infantil: “Está en juego el crecimiento y desarrollo de los niños”

| 3

Reunión del Estado Mundial de la Infancia de Unicef. Foto: Lisandra Fariñas/Cubadebate.

Por primera vez en 20 años, el Estado Mundial de la Infancia de Unicef examina la cuestión de los niños, los alimentos y la nutrición, y aporta nuevas perspectivas sobre un problema global que evoluciona rápidamente, apunta el informe que anualmente presenta el organismo internacional.

Presentado este viernes en el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM), en La Habana, el texto pone de relieve que “muchos niños y jóvenes no están recibiendo la alimentación que necesitan y esta carencia socava su capacidad para crecer, desarrollarse y aprender al máximo de sus posibilidades”.

“Los datos que tenemos son contundentes: uno de cada tres niños en el mundo menores de cinco años se encuentra desnutrido o tiene sobrepeso; uno de cada dos tiene hambre oculta, es decir no cuenta con las suficientes vitaminas y micronutrientes necesarios para su crecimiento adecuado. Casi 150 millones de niños tienen retraso en su crecimiento y cinco millones sufren de emaciación, lo cual significa que son muy pequeños para la talla que tienen”, expresó a Cubadebate Dagoberto Rivera, coordinador de programa de Unicef en Cuba.

“Este es un problema que pone en riesgo la vida de los niños, y los que logran sobrevivir ya cuentan con dificultades serias para su desarrollo, su desenvolvimiento cognitivo y sus posibilidades de insertarse productivamente en el sector laboral”, refirió.

A juicio de Rivera, uno de los mayores desafíos actuales es lograr incorporar a la sociedad al debate de qué es nutrición, “porque a menudo  vemos y analizamos la disponibilidad de alimentos, pero no la disponibilidad de alimentos con calidad nutricional”, dijo.

Por otra parte, el Informe de Unicef asegura que para que el derecho de los niños a una buena nutrición sea una prioridad es preciso empoderar a las familias, a los propios niños y jóvenes, para que exijan alimentos nutritivos. Asimismo, se requiere impulsar a los proveedores de alimentos a tomar medidas a favor de los niños, establecer entornos alimentarios saludables para los más pequeños; movilizar los sistemas de apoyo—salud, agua y saneamiento, educación y protección social— para ampliar los resultados nutricionales en este grupo poblacional; así como recopilar, analizar y utilizar periódicamente datos y pruebas de buena calidad para orientar las acciones y supervisar los progresos.

Cuba: cerrar brechas en la cultura alimentaria

“El retardo en el crecimiento, la desnutrición aguda, la deficiencia en vitamina A, no son un problema de salud en Cuba. Mantenemos además la condición de país libre de deficiencia de Yodo”, explicó la Doctora Blanca Terry, directora del Centro de Nutrición e Higiene de los Alimentos del INHEM.

De acuerdo con la especialista, la Mayor de las Antillas cuenta con un sistema de vigilancia alimentario nutricional que comenzó desde el año 1977 junto al Programa Materno Infantil, y que tiene entre sus principales indicadores el seguimiento de las gestantes desde que se capta un embarazo.

En ese sentido, la doctora Terry mencionó que una de las principales fortalezas para el sistema de salud cubano, radica en disponer de las tablas antropométricas para la evaluación de la mujer embarazada.

“Antes eran tomados en cuenta los puntos  de cortes internacionales, pero hoy  en el mismo momento de la captación del embarazo, a la mujer se le evalúa su peso y talla, se ubica en un carril de crecimiento y se le da seguimiento personalizado hasta el parto. No se compara, porque la ganancia de peso de ellas está en función del estado nutricional con que iniciaron el embarazo. Es una herramienta con la que muy pocos países cuentan”, aseguró.

Agregó que también se le da seguimiento a la hemoglobina del primer y tercer trimestre, y en el caso del niño se vigila desde que nace, el peso, la talla y otras variables sociodemográficas, hasta los cinco años de edad.

Según la especialista, el problema carencial específico de mayor frecuencia en el país es la anemia, y explicó que esta no está asociada solamente a déficit de hierro y a factores dietéticos, bajo consumo de alimentos ricos en hierro y favorecedores de su absorción en la población, sino también a procesos inflamatorios, lo cual se evidencia en la presencia de anemia también en personas obesas y con sobrepeso.

Sobre este último aspecto la entrevistada insistió en la importancia de prevenir el sobrepeso y obesidad en los niños, desde edades tempranas de la vida, pues se observa una tendencia ascendente a este problema de salud, en este grupo etario.

“El primer factor protector de la obesidad y el sobrepeso infantil es la lactancia materna, y a pesar de las bondades que en el país se le ofrece a la mujer para lactar,  según las Encuestas de Indicadores Múltiples por Conglomerados, MICS 2014, solo el 33,2% de las madres cubanas ofrecen  lactancia materna exclusiva hasta los seis meses. En la primera hora después del nacimiento, esta cifra alcanza solo el 48 %”, refirió.

“Los niños que son alimentados con leche materna tienen mucho menor riesgo de desarrollar obesidad en la vida adulta que los alimentados con fórmulas artificiales”, mencionó la doctora Terry. Que los niños y niñas crezcan sanos, aprendan y se desarrollen adecuadamente, depende en gran medida de la  que reciban en sus primeros años de vida. “Esta es la ventana de oportunidades para lograr una vida más sana”, aseguró la experta.

Al respecto, reiteró que es fundamental cerrar las brechas que en materia de cultura y educación alimentaria quedan  por salvar en la población, ante el desconocimiento de lo que implica llevar una alimentación saludable. Debemos empoderar y sensibilizar a la familia, a los docentes en las escuelas, que pueden ser un agente de cambio en las comunidades, y a toda la población.

“Por el mismo valor de una libra de tomate (aún cuando el precio no es el más accesible) muchos prefieren comprar una lata de refresco gaseado. Eso es un  problema de selección y cultura alimentaria, de ver valor en los alimentos naturales, de no ser conscientes de la necesidad de, eliminar el excesivo consumo alto de sal, grasa, azúcares...”, dijo.

La nutrición adecuada es un desafío que implica a todos los sectores en tanto se trata de seguridad alimentaria. No es solo un reto para el sector salud, sino que en ello participa la agricultura, la industria, la economía, el medio ambiente. “No es producir por producir, sino  hacerlo en dependencia de las necesidades nutricionales de la población y sin impactar tan negativamente en el entorno”, precisó.

“Cuba, si bien es un país que enfrenta desafíos similares a cualquier otra nación  en Latinoamérica, relacionados con el cambio climático, desastres naturales, las limitaciones económicas, el impacto de la actividad humana,  sus   indicadores y  buenas prácticas indican que hay un esfuerzo importante desde los sectores involucrados y con el cual nos  interesa colaborar y apoyar para llegar a las poblaciones más vulnerables”, sostuvo por su parte Dagoberto Rivera, coordinador de programa de Unicef en Cuba.

Reunión del Estado Mundial de la Infancia de Unicef. Foto: Lisandra Fariñas/Cubadebate.

Reunión del Estado Mundial de la Infancia de Unicef. Foto: Lisandra Fariñas/Cubadebate.

Reunión del Estado Mundial de la Infancia de Unicef. Foto: Lisandra Fariñas/Cubadebate.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Justo Escalona Cartaya dijo:

    Ejemplo para el mundo y orgullo de todos los cubanos es el celo conque nuestro Estado se ocupa de garantizar una correcta alimentacion a embarazadas y ninos,aun en medio de este feroz bloqueo.De esos ninos que pasan hambre en el mundo,ninguno es cubano.Saludos.

  • JE dijo:

    Muy interesante el comentario. Creo que ante este topico y muchos otros que son multifactoriales y actorales. El MINSAP debe aperturarse desde abajo y no desde la plataforma pq es responsabilidad compartida. Una Salud. Nos falta profundizar en este concepto.

  • Lazara Esther Fernandez Mendoza dijo:

    Cuanta tristeza nos embaraga al leer que son los niños los mas afectados por gobiernos neoliberalistas, donde el poder politico no responde a los intereses del pueblo, cuanta tristeza, !!!La nutrición adecuada es un desafío que implica a todos los sectores en tanto se trata de seguridad alimentaria, donde tenemos que estar imbricados todos para salvar la humanidad, DESARROLLO SOSTENIBLE, incluye garantizar estilos de vida saludables donde todos y cada uno de las nuevas generaciones aprendan a alimentarse de forma saludable, a realizar ejercicios , a ocupara sus ratos libres en actividades al aire libre y otras que contribuyan a disminuir el stress y sentirse mejor , con capacidades cada dia mejores donde la educacion para la salud, la promocion de salud y la prevencion de enfermedades juegue u8n papel preponderante en conjunto con la familia, la comunidad y la sociedad.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lisandra Fariñas

Lisandra Fariñas

Periodista de Cubadebate. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2011). Trabajó en el Periódico Granma (2011-2019). En Twitter: @LisyFA

Vea también