Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Primera concesionaria vietnamita en Cuba comienza proceso de construcción

| 15 |

La Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM). Foto: Juventud Rebelde.

La construcción del Parque Industrial de ViMariel, primer concesionario con capital 100 por ciento vietnamita de la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), se inició este miércoles en ese enclave logístico, a 45 kilómetros de La Habana.

Según divulgaron fuentes de la ZEDM, el inicio de la edificación es una de las actividades previstas como parte de la Sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Vietnam a efectuarse también durante esta jornada.

La empresa ViMariel S.A., constituida entre Cuba y Vietnam durante el pasado julio, es una filial de la sociedad mercantil vietnamita Corporación Viglacera S.A., firma con amplia experiencia en el desarrollo y operación de parques industriales en ese país asiático.

Asimismo, la entidad podrá proyectar, invertir, construir, administrar y explotar la infraestructura y un Parque Industrial en un área de aproximadamente 157 hectáreas localizadas en el sector A de la ZEDM.

Gracias a la autorización otorgada, ViMariel S.A, acometerá un programa de inversiones que permitirá multiplicar el desarrollo de la infraestructura de dicho enclave y la captación de inversión extranjera directa, reza la información disponible en el sitio web de la ZEDM.

De acuerdo con declaraciones realizadas previamente por la directora general de la Zona, Ana Teresa Igarza, la empresa prevé la instalación de negocios vinculados a las construcciones, a partir de entidades propias u otras asociadas.

En principio, detalló, dicha industria estará centrada en los materiales de la construcción, la industria pesada, la de envases y embalajes, las manufacturas en función del uso de aseo persona y del hogar, la industria biofarmacéutica, así como la actividad logística.

La concesión, establecida por un término de 50 años, prevé igualmente atraer a Cuba inversionistas vinculados principalmente con la producción de vidrio plano y bloques de vidrio, manifestó además Igarza.

La ZEDM, creada en 2013, se fundó con el objetivo de fomentar el desarrollo económico sostenible a través de la atracción de inversión extranjera, la innovación tecnológica y la concentración industrial, con vistas a incrementar las exportaciones, la sustitución efectiva de importaciones y generar nuevas fuentes de empleo.

(Con información de ACN)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carlos dijo:

    me alegra mucho que vietnan trabaje en Cuba somos hermanos, esto solo nos une más

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy buenas noticias, un catalizador para un proyecto como ZEDM, que va demasiado lenta. Viglacera es una empresa vietnamita muy ganancial, reportando en el 2017, 129 millones de USD de ganancias. Querdia comentar que Ana Teresa Igarza es la brillante directora general de la ZEDM, en el articulo salio un poquito cortado como “la directora general de la oficina del Zona, Ana Teresa Igarza” les ruego rectificarlo.

  • Cubanisimo dijo:

    Esooo esta bien vidrio plano…….falta que hace para las ventanas a falta de cristal tenemos tablero de madera ……buena noticias

  • sachiel dijo:

    ¿Cuantos empleos generará esta empresa?

    • nerdey dijo:

      …unos cuantos. Pero igual van a pagar al seguro 300 y pico de pesos cubanos y 2 o 3 cuc de estimulación….no se haga ideas mi amigo…

      • aaa dijo:

        solos te digo, averigua los salarios en el mariel hijo

    • nerdey dijo:

      …unos cuantos. Pero igual van a pagar al seguro 300 y pico de pesos cubanos y 2 o 3 cuc de estimulación….no se haga ideas mi amigo….

    • victor dijo:

      muchisimos

  • JL dijo:

    Muy bueno esto, así vamos generando exportaciones y ahorro en las importaciones lo que nos dá disponibilidad de moneda dura, se debiera pensar en otras posibilidades de negocios, la industria automotriz por ejemplo es un pilar que no se explota en Cuba mientras en otras partes del mundo se vive en buena medida de ella…. existen cubanos que importan piezas y las venden en el mercado (negro o no) de nuestro país yo creo que si el estado hiciera con los vehículos como hace ETECSA con las recargas tendría muy jugosas ganacias…. pondría a la venta autos nuevos y de segunda mano remanufacturados y el comprador tendría que poner su costo desde el exterior en EUR podría ser ahora que existe buena química con UE …. en un primer momento pudiera ser hasta en reposición de los autos viejos que hoy andan por el país y que en muchos casos afean el entorno y lo contaminan de ruido y humo, claro está, a precios de mercado mundial sin abusar (como los precios de los que venden hoy) ….

  • victor dijo:

    esta inversione son unas de las importante que tendra la zedm

  • olicen dijo:

    hoy pase por esta área y me causó muy buena impresión la forma de engalanar de los vietnamitas, muy bonita estaba el área donde se comenzó a trabajar el día de hoy. felicidades y que se dará buenos resultados esta inversión.adelante cuba y vietnam.

  • Mat dijo:

    País en guerra contra los invasores franceses, japoneses, estadounidenses y chinos y hoy con un gran desarrollo e invirtiendo en el extranjero

  • alejandro dijo:

    bueno, si antes no habia cemento, ya pueden olvidarlo y vamos a enfocarnos en como reparar nuestras viviendas con barro.

  • Leopoldo Letelier dijo:

    La inversion en fuentes productivad es la llave de un desarrollo sustentable. Eso genera futuro.

  • Wttguikkoo dijo:

    Ghjj

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también