Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Xi Jinping: «China seguirá esgrimiendo el estandarte del marxismo»

| 34 |

En el Gran Palacio del Pueblo homenajearon al filósofo alemán. Foto: Reuters.

Este viernes en una ceremonia en el Palacio del Pueblo en Pekín, el presidente chino Xi Jinping destacó que el pensamiento de Karl Marx sigue vigente a casi 200 años del nacimiento de (1818-1883) y que aún brilla con el resplandor de la verdad.

«Hoy celebramos este gran encuentro con profunda veneración para conmemorar el aniversario número 200 del nacimiento de Marx, para recordar su gran carácter y hazañas históricas, y para repasar su espíritu noble y sus brillantes pensamientos», dijo Xi desde el Gran Palacio del Pueblo.

«China seguirá esgrimiendo el estandarte del marxismo», afirmó el mandatario y prometió que el Partido Comunista Chino (PCCh), seguirá siendo el guardián del marxismo.

Asimismo afirmó que Marx es «el maestro de la revolución para el proletariado y la clase trabajadora de todo el mundo (…) el explorador del comunismo internacional y el pensador más brillante de los tiempos modernos».

(Tomado de Telesur)

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • aliaris dijo:

    no se que socialismo es el de china, según pensadores, en china lo que existe es un CAPITALISMO DE ESTADO, todo hay que pagarlo, salud , educacion, etc, entonces donde queda el derecho del pueblo en este socialismo.

    • jiquí dijo:

      Si estudias el Leninismo, la continuidad más certera del Maxismo, podrás comprender que en el mismo se vaticina que para lograr el desarrollo del socialismo es imprescindible la etapa de capitalismo de estado, lo cual los chinos han interpretado como nadie. Porque nunca se puede negar la pujanza de la economía capitalista. Por otra parte, el Marxismo no impone una camisa de fuerza para que los países tomen un modelo de desarrollo económico-social determinado, se habrá de desarrollar el que más le convenga de acuerdo con sus condiciones político-económico-sociales concretas.
      El Marxismo es la teoría más acabada de la interpretación del mundo natural, político, económico y social. Recuerda que sus fuentes serán siempre los adelantos del desarrollo del pensamiento de la humanidad. La gran tarea es iterpretarlos.
      Te aseguro que si el capitalismo lograra dar riquezas a todos por igual con la preservación del ambiente entonces ese sería el modelo más aceptado por el Marxismo. Y por otra parte, el Comunismo no puede existir sin desarrollo político-económico-social-científico-tecnológico avanzado.
      Las élites capitalistas interpretan muy bien la realidad político-económico-social y sobre esa base trabajan para mantener enajenada a la humanidad.

    • Enrique.B dijo:

      Lo único capitalista de China es Hong Kong y Macao que se rigen bajo el sistema de «un país, dos sistemas», eso sería como decir La Habana y la Isla de la Juventud para ellos, el resto de China es socialista.

      • julio dijo:

        Enrique B:
        Totalmente equivocado. China ha adopatado una economia de libre mercado. Es el segundo pais donde mas millonarios hay,. despues de USA. Varias de sus empresas estan entre las empresas con mayor market capital del mundo, como Ali Baba, que compite directamente con Amazon, es una empresa privada. Te puedo poner un millon de ejemplos mas.
        YO trabjo con gente de China y el 80% de los negocios funcionan totalmente de forma privada. El taxe a las corporaciones es mas bajo que en USA por ejemplo. Y estoy hablando de Mainland China, o sea la parte de grande.
        Hong Kong es totalmente diferente, y no por gusto es el primer pais en el indice de libertada economica

  • Cuba Libre!!!!!!! dijo:

    aqui tambien todo hay que pagarlo . El socialismo significa que los principales medios d producion estan en funcion de los social y la mayoria , ya se ha demostrado que las gratuidades son nefastas , lo que tiene que esxistir medfios de cobros flexibles para los que menos poder adquisitivo tienen

    • Alexis dijo:

      Mas que si hay que pagarlo todo o no la cuestión fundamental es si los medios de producción son propiedad social o privada y en China son propiedad privada. Son muchos, por no decir que todos, los que plantean que China tiene una economía capitalista. Existen abismales diferencias sociales

  • Miguel dijo:

    Es un poco contradictoria esta noticia, porque ese mismo pais defiende el libre mercado neoliberal, en su comite central exiten millonarios y al PCCH pueden entrar la burguesia china. Eso es marxismo o que…..

    • ak 50 dijo:

      SI ES PERO DE ESTOS TIEMPOS K ES A LO K NOSOTROS LE TENEMOS MIEDO,EL MARXISMO TENIA VICION LARGA PARA ESTOS TIEMPOS LO K HAY ES QUE SABERLO EJECUTAR SIN MIEDO ALGUNO

  • Charles Romeo dijo:

    Es cierto que Marx concluyo su explicacion teorica del nacimiento, desarrollo y fin del capitalismo diciendo que » Los expropiadores son expropiados». pero no dijo ni donde, ni cuando ni como. De la teoria a la practica hay que transitar por la tecnologia necesaria para aplicarla y desde hace cien años ha habido hombres que han inventado esas soluciones «tecnologicas» para aplicar la teoria de Marx a la realidad social. Alguno han fracasado como nos consta despues de presenciar y experimentar las consecuencias de lo que sucedio en Europa hace unos 28 años atras. Otros siguen intentandolo haciendo las correcciones necesarias, cada uno a su manera y con pleno derecho a hacerlo como lo estiman conveniente. En Cuba siguiendo llo que nos dijo Fidel, que hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado en ese «salto a lo ignoto» como dijo una vez Raúl.

    • Jose R Oro dijo:

      De superior calidad su comentario, estimado Charles Romeo. Quisiera con su permiso incluir que quizás por esas medidas económicas de la RPCh o de Vietnam, es que se esta celebrando con la mayor profundidad y solemnidad el 200s aniversario del nacimiento del gran genio universal Karl Marx. En países como Albania, Bulgaria, Republica Checa, Rusia, Ucrania las otras ex republicas sovieticas, Polonia, Hungria y Rumania, los actuales gobiernos no lo celebran, entre otras cosas porque no supieron cambiar.
      Este acto impresionante en China y el Seminario Teórico Internacional sobre el Pensamiento de Karl Marx en Vietnam, dirigido por Nguyen Xuan Thang, Secretario del Comité Central del PCV, Presidente del Consejo teórico del PCV y Director de la Academia Política “Ho Chi Minh” de Vietnam, quien hizo un memorable discurso ayer, demuestran que la economía exitosa, basada en una estrategia filosófica marxista es la base para la construcción y ulterior perfeccionamiento de la sociedad socialista.
      Buenísimo que haya millonarios (como el dueño de Geely) en el CC del PCCh, las personas talentosas y comprometidas con el socialismo pueden serlo, a mi juicio, y la cuenta bancaria que lícitamente tengan no es un elemento en ello. Si fuera así debiéramos llevar al CC del SCH a cuanto arruinado exista en el gigante asiático.
      ¡Gloria al gran Karl Marx!

      • Preocupao dijo:

        Oro, yo consuerdo con el comentario de Alexis. Si nos remitimos al Manifiesto Comunista, los comunistas pretenden abolir la propiedad privada que detentan los burgueses (aquel «… en una palabra, nos acusáis de querer abolir vuestra propiedad. Efectivamente, eso es lo que queremos»), la explotación del hombre por el hombre que de ella se deriva. Esas reformas chinas la habrán colocado en el papel de gran potencia, pero yo no me ufanaría, si se es marxista, de haberlo hecho al precio de la explotación brutal a la que somenten a los trabajadores en China, al punto de que han habido casos documentados de suicidios en fábricas en ese país. El hecho que de que para recibir atención médica haya que pagar, me parece la negación más grande de los principios humanistas del socialismo. Y quiero hacer distinción entre contribuir a financiar el sistema de salud con nuestro trabajo, el cual es método que se usa en Cuba, y otra muy diferente es que tengas que meter la mano en el bolsillo y arruinarte por recibir ese servicio.
        No conozco qué porciento de la economía china está en manos privadas y cuál en manos del estado, pero tengo la impresión que el sector privado es sumamente fuerte y extendido. De lo contrario un individuo no podría lanzarse a contruir, o mejor dicho, a financiar la construcción del canal de Nicaragua (por cierto, hace rato no veo noticias sobre ese asunto, como andará eso, eh?). Desde el punto de vista teórico, el capitalismo es la posesión privada de los medios de producción, por lo que me resulta bastante peculiar ese comunismo, o socialismo chino. Pero bueno, esa es la elección de los chinos, o espero que sea así, y no de los chinos que tienen el poder.

      • Krlytos dijo:

        División del trabajo, acumulación de capital… Eso es ya anticuado no? Entonces para que rendir homenajes? La realidad está siempre un paso por delante de los conceptos, pero en este caso, dudo mucho que sea así. Asimismo el concepto de imperialismo tiene demasiada vigencia en el extremo oriental. No podemos negar que la liturgia de símbolos tan denostados por la cultura y la política occidental, que es la única que se globalizo, nos vuelva nostálgicos, pero de ahí a hacer cabriolas, sacando de los libros interpretaciones o métodos de supuesto rigor científico como justificación para lo injustificable, es más o menos, una aberración, degradación y pesimismo. Evidentemente la confusión es la que parece siempre consolidarse en las revoluciones y por ello es que, siempre se sigue el supuesto «mal conocido» que la arriesgada situación de la imaginación. Si China es socialista ¿entonces militar en un partido comunista te hace comunista? Que hay de esa gente que se inflitra en los partidos ¿también son comunistas? Y de aquellos que son militantes pero no saben que hay fuera del partido ¿también lo son?

    • Pedro R.Castro dijo:

      Muy de acuerdo con el Sr. Charles Romero excelente comentario

  • Subzero dijo:

    La verdad que en China hay que pagarlo todo, y educacion superior y salud incluidas. Y existen multimillonarios. No obstante el estado tiene en su poder las principales esferas estrategicas y es muy fuerte. Ahi nadie se atreveria a meterse contra el estado. A pesar de que yo no quisiera que jamas en Cuba mi pais hubiera que pagar atencion medica o educacion, sí quisiera que adoptara algunas medidas para sacar del hielo una economia estancada. Cabe decir que en China, a pesar de que socialismo solo cabe en el papel, ha sacado despues de 40 años de la Reforma y Apertura a 500 millones de pobreza extrema. Y ya tienen cerca de 500 millones de habitantes catalogados de clase media….humm..eso tambien hay que elogiarlo.

  • Pioneer dijo:

    Bueno eso no quiere decir nada porque si se trata de la teoría socio-histórica de la sociedad si se pudiera hablar , tienen un estado gigantesco con un partido único y las libertades políticas coartadas, desde el punto de vista económico tanto en su fase productiva como distributiva si ya se distanciaron de Marx hace rato, en cuanto al sistema creo que china es una país capitalista con características propias , china no encaja en nada de lo que hasta hoy se ha escrito en economía política y debería hacerse un análisis aparte en cada uno de los acápites.

  • rafaelmilanes75 dijo:

    ¿Y quién sabe lo que es Socialismo? Es antimarxista reducirlo solo a que el Estado sea dueño de los medios de producción. De hecho hubieramos sido menos Socialistas cuando se cambió la constitución y se reconoció que el Estado en Cuba era dueño de los medios fundamentales. La exclavitud también estuvo generalizada siendo el Estado dueño de todo y por eso no era socialista. Creo que lo fundamental es encontrar el equilibrio entre una economía sostenible y la satisfación de las necesidades siempre creciente de la población. Lo importante es tener acceso a la educación, la salud y otros servicios con calidad. ¿Es socialismo una sociedad que no es capaz de resolver la calidad del pan, ni el transporte, ni las comunicaciones, que no alcanza el salario del mes y que tiene tantas dificultades económicas? ¿Acaso somos socialistas al prohibir a los cubanos el acceso a las inversiones importantes mientras se la damos a países que atacan hoy a Siria o Palestina? ¿Cuándo tenemos un pelotero que gana millones mientras se le cae atrás a los ingresos de los Trabajadores por cuenta propia y además se le echa la culpa de muchos males del país? El propio Fidel dijo que uno de los problemas que tuvimos en Cuba fue considerar que todos conociamos lo que era socialismo. En realidad, este se está contruyendo constantemente en los países que tiene una vocaión social ccomo Venezuela, Bolivia, China o Vietnan.

    • Orlando dijo:

      Silencio en la sala…muy de acuerdo con usted…sin palabras.

    • Subzero dijo:

      claro amigo, claro…la verdad verdadera es que las expectativas del ser humano en sus pocos años que dura su existencia es tener proyectos y objetivos, y muchos de ellos convergen en cosas materiales a obtener. Y si todavia no has pasado la barrera de saber como te durará el salario del mes siendo profesional para comer sin ningun tipo de lujos, entonces evidentemente hay cosas que cambiar. Y si eso significa que si ya no se calcase en 100% la definición de Socialismo escrito en un papel hace 200 años, entonces tú no vas a oponerte a que así sea, mientras veas que las nuevas propuestas y politicas ayuden a tu economia famliar y a la mayoria de tus familiares y amigos en Cuba.

      Es mas, igual que sucede en China, ni siquieras te opondrás ni criticarás que se le haga un honor de 10 dias a K Marxs y los ideales del socialismo, mientras que veas que el motor economico ruge cada mez mas y con tu dinero tienes mayor poder adquisitivo, mientras que veas que la medicina sigue siendo gratis y ahora hay mucha mayor variedad de medicinas en las farmacias, y la calidad de la educacion aumenta porque los maestros son de los que mayor salario devengan, y los jovenes decidan hacer sus famlias y trabajar y morir en Cuba, y etc y etc….Así irás sin ninguna duda a honrar a los idealistas, y hasta serás un asérrimo defensor de las ideas sociales…

      La verdad, muchos de esos chinos que salen de esa gala tributo a K Marx (en la foto) van directamente de esa gala en sus automoviles lujosos a atender sus negocios y empresas. Y por favor, no criticar a ese gran pais que ya tienen más de 400 millones de personas en la clase media, mayor que el total de la poblacion de EEUU. Y de 400 millones de pobreza absoluta, lo han dejado en menos de 25 millones, y todo eso en 40 añitos de hacer verdaderas reformas. Por favor, lo que ha sido fabuloso, mis respetos. Y recuerden, hasta el sol tiene manchas, los agradecidos ven la luz.

    • Lily dijo:

      de acuerdo con usted, en mi modesta opinion lo que mas afecto al socialismo real fue el pobre papel del pueblo en el control del accionar de los que en su representacion toman las mayores desiciones, convirtiendose sus economias sensibles a decisiones de un grupo de personas, que como dijera marti como seres humanos tienen defectos, y si no son controlados verdaderamente por nadie y todos sabemos que es asi , entonces se corre el riesgo de no construir ningun socialismo, solo lo que a ellos les parece correcto.

    • Lennon dijo:

      palabras de Pepe Muijica….

      »Para enfrentar eso hay que juntarse, colectivos grandes. Para lograr colectivos grandes, hay que aprender a transar con las diferencias ylograr puntos medios. Pero somos frecuentemente, tan soberbiamente intelectuales que dejamos por el camino a todos los que dijeron y queremos cosas cuadraditas, perfectas que solo están en el esquema de nuestra cabeza. La vida no es así.»

  • Jose R Oro dijo:

    Estimado Preocupao yo lo aprecio a usted mucho, porque creo que usted es una persona buena y sincera. Pero cuando usted me refiere al Manifiesto Comunista me recuerda a un rabino remitiéndome al Levítico. No hay libros sagrados, ni verdades reveladas, el pretender usar al Manifiesto Comunista verbatim en el 2018 es sumamente anti – marxista, es el culminación del inmovilismo filosófico y del pensamiento. Se lo digo con todo aprecio, eso no es ideología sino teología. El marxismo es filosofía y pensamiento dinámicos, de ninguna manera adoración o dogma.

    • Krlytos dijo:

      Teología la aplica usted al considerar teología un libro de divulgación científico – social. El manifiesto es una parte de una base que debe ser multifactorial. Pero caramba carambita, decir lo que usted dice… El preocupao es mesiánico y el manifiesto no dice nada… Me recuerda mucho su opinión a los que no entienden que, comprender la realidad desde un todo y postular un cambio, solo esta autorizado de no parecer mesiánico si es un liberal.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Krlytos. De verdad no entiendo una palabra de lo que usted escribió, que quiere usted decir, ni a que usted llama «un libro de divulgación científica». Si le quiero expresar algo de manera clara y sin ambigüedad alguna. Preocupao es un gran, frecuente y valiente participante en Cubadebate, una persona con mucho talento y sinceridad. No lo considero «mesiánico» ni uso con el otro calificativo que el de «estimado». Simplemente no comparto algunas de sus ideas ni el comparte algunas de las mías, lo que por cierto me parece muy bueno. El amor por Cuba y el compromiso con su futuro que nos une a Preocupao y a mí, es un número de Avogadro de veces más importante que los criterios en que no coincidimos, lo que es inherente y requerido para una necesaria unidad en diversidad. De mesiánico no creo que tenga nada, de seriedad y modestia si tiene mucho.

    • Krlytos dijo:

      Condidera superflua la remisión textual del manifiesto en su prólogo a la edicion alemana de 1872?

    • RAMANOCO dijo:

      Jose R Oro,
      Ahora nos dice que el marxismo está obsoleto, pero apoya de manera incondicional el sistema de estado y gobiernos existentes en nuestro país. Si tiene alguna duda de que es absolutamente marxista léase la constitución. Una dictadura del proletariado según la definieron Marx y Lenin.
      Nadie dice que el manifiesto comunista sea sagrado, pero el marxismo trata de los principios y estos no cambian con las modas que corran con el tiempo.
      Hay que intentar dejar la hipocresía y sencillamente decir que usted no cree en el marxismo. Eso se lo respetaría, lo que no trate es de mantener el estatus diciendo que usted cree, pero de una manera diferente. Son principios, o se cree o no se cree.
      Con usted es más de lo mismo. Un manantial inagotable de halagos para los que ostentas el poder, pero en lo personal poner distancia con el sistema de vida que eso impone. Nada, que China está muy buena para los chinos, pero para usted prefiere Connecticut.

    • Preocupao dijo:

      ¿Entonces según usted la teoría de Marx y Engels tiene fecha de caducidad? Discúlpeme, pero ahí discrepo de medio a medio. Utilicé una cita del Manifiesto Comunista, porque es allí donde de manera suscinta, clara y comprensible (no olvidar que un manifiesto tiene como cometido el dar a conocer algo a la mayor cantidad de personas posible) qué cosa se entendía por comunismo, por qué había que luchar por él y cuál era el objetivo de la lucha, y en el escrito que nos ocupa ensalza a China como un caso de éxito del marxismo, y considero que allá se está construyendo otra cosa, distinta a lo que se conoce como socialismo y comunismo, que se supone se edifica abrazando y aplicando las ideas de Marx, Engels, Lenin, y otros grandes pensadores de la misma corriente ideológica. Indudablemente los chinos han tenido éxito, pero no creo que sea en ser marxistas precisamente. Aquí hay un forista que afirma que trabaja directamente con chinos y que allí el 80 % de las empresas y negocios son privados. ¡Más de las tres cuartas partes!

      Me parece, y creo que los textos clásicos del marxismo dan pie a esa conclusión, que el tema de la propiedad es de medular importancia para comprender la naturaleza socioclasista de una sociedad. En otras palabras, para poder discernir cuándo estamos en presencia de capitalismo, cuándo en presencia de socialismo o comunismo, cuándo en el feudalismo o la comunidad primitiva, hay que establecer cuál es la naturaleza de las relaciones de propiedad. Que, entre otras cosas, esos textos nos muestran qué se entiende por socialismo y comunismo. Lo que no nos dicen, y ahí es donde está lo que les permiten gozar de actualidad mientras existan los burgueses y los proletarios, es cómo llegar allá. Evidentemente, pensadores tan capaces como Marx y Engels forzosamente tenían que darse cuenta que no es lo mismo Inglaterra que Alemania, que Rusia, o Tumbuctú, por lo cual no podían emitir recetas, como el que describe la manera de producir electricidad, que por demás no es ni remotamente el caso del MC. Aquí expreso mi desacuerdo con el forista rafaelmilanes75 cuando dice

      «¿Y quién sabe lo que es Socialismo? Es antimarxista reducirlo solo a que el Estado sea dueño de los medios de producción.»

      Seguramente hace alusión a lo que dijo Fidel al respecto, pero si mal no recuerdo, el Comandante a lo que hizo mención fue al error de haber pretendido saber CÓMO SE CONSTRUÍA el socialismo. No es lo mismo ni se escribe igual. De hecho, hay una gran diferencia entre ambas cosas. Igualmente no estoy de acuerdo con establecer una igualdad entre socialismo y propiedad estatal.

      Resumiendo, mi tesis es que, si lo analizamos según los postulados clásicos del marxismo, en China hay muy poco de socialismo, ni comunismo, ni marxismo, debido a la naturaleza casi total de la propiedad privada de la economía de esa nación, y me baso en lo que dice la teoría marxista acerca de cómo debe ser, desde la perspectiva de la propiedad, una sociedad de esa naturaleza.

      De nuevo apelo a los clásicos, y espero no me salgan los choronguitos en las patillas (de hecho, hace rato me ataca la alopecia). En su prólogo a la Contribución a la crítica de la Economía Política, Marx dice: “El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social”
      El marxismo entiende por base el conjunto de las relaciones de producción cuyo carácter está determinado por la forma de la propiedad. Las relaciones de producción indican en qué manos se encuentran los medios de producción, los cuales pertenecen a la sociedad entera, o bien a individuos aislados, a grupos o clases que se sirven de ellos para explotar a otros individuos, grupos o clases. Por ello me llevo las manos a la cabeza cuando las personas reclaman el derecho a «invertir en nuestro propio país», a menos de que lo que se pretenda sea regresar al capitalismo, aunque encuentro contradictorio que un extranjero sí pueda invertir. Ahí me declaro incapaz de ofrecer una salida que me resulte moralmente coherente. Carezco de la espada de Alejandro para cortar ese nudo.
      Por favor, discúlpenme si he resultado un poco farragoso, y espero haberme hecho entender.

  • JRM dijo:

    En lo que si estoy de acerdo es que el socialismo tiene sus bases, sus principios y leyes fundamentales, pero no en todos los países se harä de igual manera, en uno los pasos serán pequeños, otros más rápidos, otros miran hacia atrás, cogen un impulso y siguen adelante. no soy un filósofo, digo la realidad como la veo.
    El Socialismo tiene manchas, hay que reconocerlo, pero mayormente luz.
    No podemos comparar Cuba con China, ni Viet Nam. tampoco Nicaragua ni Venezuela. Son proyectos que no tienen un mismo origen. usan tácticas diferentes y parece ser que la estrategia final será la misma.
    Nuestro socialismo tiene de Martí, de Marx, de Lenin y de Fidel. El socialismo en Cuba tambien tiene de congo y carabalí.
    ! homenaje a Carlos Marx!

  • juan rodríguez dijo:

    Es sorprendente y extraño que XI JIN PING diga que China seguirá siendo el guardián del marxismo. Las luchas ideológicas habidas en la gran nación oriental han tenido el carácter de turbulencias. Ello es histórico. Después del triunfo de la revolución china ocurrido en 1949, durante el inicio del proceso de construcción del socialismo y posteriormente también se enfrentaron dos lineas ideológicas, la encabezada por MAO ZE DONG(Mao Tse Tung) y la que defendieron Liu Shao Qi y Den Xiao Ping. Esta última se impuso negando la lucha de clases y el Internacionalismo Proletario, principios universales del marxismo.

  • Krlytos dijo:

    ¿Qué pasará cuando los chinos y sus socios mundiales no puedan controlar la burbuja en la economía china? Cuando suceda ¿irán a rendirle homenaje a Marx? Yo vivo en España y la verdad, no tengo entendido que aquí los chinos vengan y se reunan en comités con los diversos partidos comunistas, prefieren la expansión mafiosa.

    • Angel Miguel Bastidas dijo:

      Además de reconocer que aprendí algo de socialismo con ustedes, sobre todo eso de que el socialismo no es un cartabón único, me agradó el respeto en la coversa, muy diferente al lenguaje agresivo que se denota, por ejemplo, en espacios españoles, entre otros. Aquí vi que hay deseos de intercambiar ideas con sinceridad, sin recurrir a los peñonazos.

      • Krlytos dijo:

        Solo se permite la agresividad que manifieste el desacuerdo en las ideas.

  • Roilán Rodríguez Barbán dijo:

    HAY QUE SEGUIR LEYENDO E INTERPRETANDO A MARX
    Por: Roilán Rodríguez Barbán
    Máster en Cultura Económica y Política

    I.La formación de un pensador revolucionario.
    Este 5 de mayo de 2018 se cumple exactamente el Bicentenario del Natalicio de Karl Marx en la provincia de Prusia Renana, ciudad alemana de Tréveris. Con sólo 17 años de edad, ya Marx asombraba por la profundidad de sus ideas y por la manifiesta decisión de entregar su vida al servicio de la humanidad; valga la semblanza martiana para valorar el genio de su figura: “…Karl Marx ha muerto. Como se puso del lado de los débiles merece honor (…) Aquí están los buenos amigos de Karl Marx, que no fue sólo movedor titánico de las cóleras de los trabajadores europeos, sino veedor profundo en la razón de las miserias humanas y en los destinos de los hombres, y hombre comido de ansia de hacer bien”.
    En 1842 es que se produce en París el primer encuentro entre Marx y Engels. Ambos pensadores comienzan a desarrollar una concepción propia sobre el proceso histórico, más realista y vinculada a las necesidades sociales concretas surgidas como resultado de la lucha política y social del proletariado, la cual apreciaron directamente.
    El proceso de formación de la nueva concepción dialéctico materialista del mundo continúa desarrollándose en otras obras de Marx y Engels, tales como: “Manuscritos económico- filosóficos de 1844”, “La sagrada familia”, “La Ideología Alemana”, “Miseria de la Filosofía”, y “El Manifiesto Comunista de 1848”.
    Esta última obra, de profundo contenido teórico- revolucionario, marca un hito importante en el proceso de formación del marxismo, arma teórica del proletariado en su lucha contra la burguesía.
    II. El hombre es sensibilidad humana.
    Decía Marx: “El hombre es directamente un ser natural. Como ser natural y como ser natural viviente está provisto, por una parte, de las fuerzas naturales de la vida, es un ser natural activo. Estas fuerzas existen en él como tendencias y habilidades, como impulsos. Por otra parte, como ser natural, corpóreo, sensorial (…) es una criatura que sufre, condicionada y limitada…”
    “…es sensibilidad humana…”
    Carlos Marx planteaba que “no solo con el pensamiento, sino con todos sus sentimientos, el hombre se afirma… en el mundo”.
    Tal como se dejara ver en las Tesis sobre Feuerbach: “I. El defecto fundamental hasta el presente de todo el materialismo anterior -incluyendo al de Feuerbach- es que sólo considera las cosas, la realidad del mundo sensible, en forma de objeto de observación y no como actividad sensorial humana, no como actividad práctica, no subjetivamente …”
    “… Así se explica que el aspecto activo ha sido desarrollado por el idealismo, en oposición al materialismo, pero en forma abstracta, porque el idealismo no conoce, naturalmente, la actividad real concreta como tal. Feuerbach quiere objetos sensibles, realmente distintos de los objetos mentales, pero tampoco concibe la actividad humana como una actividad objetiva…”
    “XI. Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de diversas maneras; de lo que se trata es de transformarlo…”
    III. El surgimiento del Marxismo.
    El surgimiento del Marxismo estuvo condicionado por el proceso de nacimiento y desarrollo del capitalismo que trajo consigo la aparición de dos clases antagónicas, la burguesía explotadora y el proletariado explotado. Las condiciones que se crearon como consecuencia del desarrollo del capitalismo, exigían una explicación científica capaz de convertirse además en arma para la lucha del proletariado. La concepción dialéctico materialista creada por Marx y Engels fue la respuesta que revolucionó el pensamiento de la época.
    Desde el momento de su nacimiento, los conocimientos filosóficos han ido evolucionando y sustituyéndose unas teorías por otras, como una muestra del camino ascendente del hombre en el proceso del conocimiento de su propia esencia así como de sus vínculos multifacéticos con la realidad.
    En este milenario, contradictorio y penoso camino ocupan un lugar especial Carlos Marx y Federico Engels ya que, al decir de Lenin, su genio estribó precisamente “en haber dado solución a los problemas planteados antes por el pensamiento avanzado de la humanidad. Su doctrina pareció como continuación directa inmediata de las doctrinas de los más grandes revolucionarios de la filosofía, la economía política y el socialismo”.
    Ahora bien, lo característico de esta teoría científica es que, en la misma medida que constituye continuación del pensamiento anterior, rompe con los elementos ya caducos y, en forma de negación dialéctica, se enriquece con nuevos elementos aportados por la práctica y la reelaboración creadora de sus fundadores, por tanto constituye un salto cualitativo en el propio desarrollo del pensamiento de la humanidad, en el sentido de no ser una doctrina encerrada en si misma, ni surgida al margen del camino de la civilización mundial, sino que, en todo momento con su propio carácter, está abierta a otros cambios que impliquen también la continuación y ruptura características de su esencia dialéctica.
    El surgimiento de la Filosofía del Marxismo no fue simplemente la aparición de una filosofía más, sino que ella representó toda una revolución en la historia del pensamiento filosófico.
    Lo que hoy conocemos como marxismo recoge una larga herencia cultural y filosófica que, sometida a crítica, se pone en función de conocer al mundo y transformarlo. Ellos transitaron por el camino de la verdad y nos armaron de una concepción del mundo nueva y científica al servicio de la humanidad sufriente que apenas había aparecido en los grandes tratados de filosofía. Por primera vez las masas son protagonistas principales en la reflexión filosófica.
    La labor de Marx y Engels en el plano científico alcanza niveles superiores y quedó plasmada en múltiples obras, entre las que se destaca “El Capital”. Su labor intelectual dirigida al estudio de la sociedad capitalista y las vías para superarlas, así como de los avances de las ciencias naturales y sociales de la época, estuvo orgánicamente imbricada con su decisiva actividad política en la realización de su proyecto de emancipación social que tuvo sus expresiones más significativas en la fundación de la I Internacional (1864) y en el apoyo a la Comuna de París (1871), que constituyó el primer intento revolucionario de la clase obrera por tomar el poder.
    Tras la muerte de Marx, ocurrida en 1883, Engels continuó hasta 1895 su labor, tanto en la terminación de muchas de sus obras inconclusas, como en la dirección del movimiento obrero internacional. Fue éste un período de intensa actividad frente a las tergiversaciones que ya afloraban de la obra de Marx y ante los nuevos acontecimientos históricos y descubrimientos científicos que demandaban nuevas interpretaciones creativas, que Engels y otros marxistas supieron desarrollar.
    Al valorar la trascendencia de la obra de Marx, escribiría el Che Guevara: “Ese ser tan humano cuya capacidad de cariño se extendió a los sufrientes del mundo entero, pero llevándoles el mensaje de la lucha seria, del optimismo inquebrantable, ha sido desfigurado por la historia hasta convertirlo en un ídolo de piedra.
    Para que su ejemplo sea aún más luminoso, es necesario rescatarlo y darle su dimensión humana”.
    IV. El Marxismo en Fidel Castro Ruz.
    “¿Qué aportó el marxismo a nuestro acervo revolucionario en aquel entonces? El concepto clasista de la sociedad dividida entre explotadores y explotados; la concepción materialista de la historia; las relaciones burguesas de producción como la última forma antagónica del proceso de producción social; el advenimiento inevitable de una sociedad sin clases, como consecuencia del desarrollo de las fuerzas productivas en el capitalismo y de la revolución social. Que “el gobierno del Estado Moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda clase burguesa”. Que “los obreros modernos no viven sino a condición de encontrar trabajo, y lo encuentran únicamente mientras su trabajo acrecienta el capital”. Que “una vez que el obrero ha sufrido la explotación del fabricante y ha recibido su salario en metálico, se convierte en víctima de los otros elementos de la burguesía: el casero, el tendero, el prestamista, etcétera”. Que “la burguesía produce ante todo sus propios sepultureros”, que es la clase obrera. El núcleo fundamental de dirigentes de nuestro movimiento que, en medio de intensa actividad, buscábamos tiempo para estudiar a Marx, Engels y Lenin, veía en el marxismo- leninismo la única concepción racional y científica de la Revolución y el único medio de comprender con toda claridad la situación de nuestro propio país. En el seno de una sociedad capitalista, contemplando la miseria, el desempleo y la indefensión material y moral del pueblo, cualquier hombre honesto tenía que compartir aquellas irrebatibles verdades de Marx, cuando escribió: “Os horrorizáis de que queremos abolir la propiedad privada. Pero en vuestra sociedad actual la propiedad privada está abolida para las nueve décimas partes de sus miembros. Precisamente porque no existe para esas nueve décimas partes existe para vosotros. Nos reprocháis, pues, el querer abolir una forma de propiedad que no puede existir sino a condición de que la inmensa mayoría de la sociedad sea privada de propiedad”. El marxismo nos enseñó sobre todo la misión histórica de la clase obrera, única verdaderamente revolucionaria, llamada a transformar hasta los cimientos a la sociedad capitalista, y el papel de las masas en las revoluciones. “El Estado y la Revolución”, de Lenin, nos esclareció el papel del Estado como instrumento de dominación de las clases opresoras y la necesidad de crear un poder revolucionario capaz de aplastar la resistencia de los explotadores. Únicamente a la luz del marxismo es posible comprender no solo el curso actual de los acontecimientos, sino también toda la evolución de la historia nacional y el pensamiento político cubano en el siglo pasado”. “(…) Se pierde todo el sentido dialéctico cuando alguien cree que esa misma economía de hoy es igual a la de hace 50 años, o hace 100 años, o hace 150 años, o es igual a la época de Lenin, o a la época de Carlos Marx. A mil leguas de mi pensamiento el revisionismo, rindo verdadero culto a Marx, a Engels y a Lenin”. Cuando era estudiante supe teóricamente lo que era el comunismo utópico, descubrí que yo era un comunista utópico, porque todas mis ideas partían de: “Esto no es bueno, esto es malo, esto es un disparate. Cómo van a surgir las crisis de superproducción y el hambre cuando hay (…) precisamente más capacidad de crear riquezas. ¿No sería más sencillo producirlas y repartirlas?” Por ese tiempo parecía, como le parecía también a Carlos Marx en la época del Programa de Gotha, que el límite a la abundancia estaba en el sistema social; parecía que a medida que se desarrollaban las fuerzas productivas podían producir, casi sin límites, lo que el ser humano necesitaba para satisfacer sus necesidades esenciales de tipo material, cultural, etcétera. Cuando escribió libros políticos, como El 18 Brumario, Las luchas civiles en Francia, era un genio escribiendo, tenía una interpretación clarísima. Su Manifiesto Comunista es una obra clásica. Usted la puede analizar, puede estar más o menos satisfecho con unas cosas o con otras. Yo pasé del comunismo utópico a un comunismo que se basaba en teorías serias del desarrollo social (…) “Lenin sobre todo estudió las cuestiones del Estado; Marx no hablaba de la alianza obrero- campesina, vivía en un país con gran auge industrial; Lenin vio el mundo subdesarrollado, vio aquel país donde el 80 % o el 90 % era campesino, y aunque tenía una fuerza obrera poderosa en los ferrocarriles y en algunas industrias, Lenin vio con absoluta claridad la necesidad de la alianza obrero- campesina, de la cual no había hablado nadie…” “Con dogmatismo no se hubiera jamás llegado a una estrategia. Lenin nos enseñó mucho, porque Marx nos enseñó a comprender la sociedad; Lenin nos enseñó a comprender el Estado y el papel del Estado”. “Pienso que la experiencia del primer Estado socialista, Estado que debió arreglarse y nunca destruirse, ha sido muy amarga. No crean que no hemos pensado muchas veces en ese fenómeno increíble mediante el cual una de las más poderosas potencias del mundo, que había logrado equiparar su fuerza con la otra superpotencia, un país que pagó con la vida de más de 20 millones de ciudadanos la lucha contra el fascismo, un país que aplastó al fascismo, se derrumbara como se derrumbó. ¿Es que las revoluciones están llamadas a derrumbarse, o es que los hombres pueden hacer que las revoluciones se derrumben? ¿Pueden o no impedir los hombres, puede o no impedir la sociedad que las revoluciones se derrumben?” “(…) No tendría sentido hablar de conciencia revolucionaria si no existiera el capitalismo desarrollado y globalizado, ya previsto hace casi cien años. La conciencia del ser humano no crea las condiciones objetivas. Es al revés. Sólo entonces puede hablarse de revolución…” “En pleno auge del capitalismo en Inglaterra, que iba a la vanguardia con Estados Unidos y otros países de Europa, en el mundo dominado ya por el colonialismo y el expansionismo, un gran pensador y estudioso de la historia y la economía, Carlos Marx, partiendo de las ideas de los más prestigiosos filósofos y economistas alemanes e ingleses de la época- entre ellos Hegel, Adam Smith y David Ricardo, con los cuales discrepó- elaboró, escribió y publicó sus ideas sobre las relaciones de producción e intercambio en el capitalismo en el año 1859 bajo el título Contribución a la crítica de la Economía Política. En 1867, continuó divulgando su planteamiento con el primer tomo de su obra cumbre, que lo hizo famoso: El Capital. La mayor parte de su extenso libro, a partir de notas y apuntes suyos, fue editado por Engels, que compartía sus ideas y como un profeta divulgó su obra después de la muerte de Marx, en 1883. Lo publicado por el propio Marx constituye el análisis más serio que se escribió nunca sobre la sociedad de clases y la explotación del hombre por el hombre. Nació así el marxismo, que ha sido el fundamento de los partidos y movimientos revolucionarios que proclamaban el socialismo como objetivo, entre los que se contaban casi todos los partidos socialdemócratas que al estallar la primera guerra mundial traicionaron la consigna enarbolada por Marx y Engels en el Manifiesto comunista, publicado por primera vez en 1848: “¡Proletarios de todos los países uníos!”. Una de las verdades que el gran pensador expresaba textualmente de forma sencilla es: “En la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. No es la conciencia del hombre lo que determina su ser, sino por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. Al llegar a una fase determinada del desarrollo de las fuerzas productivas materiales de la sociedad, entran en contradicción con las relaciones de producción existentes… De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas y se abre así una época de revolución social… Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen las fuerzas productivas que caben dentro de ella y jamás aparecen nuevas y más elevadas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales de su existencia hayan madurado dentro de la propia sociedad antigua”. Yo no podría explicar con otras palabras esos conceptos claros y precisos emitidos por Marx de modo tal que, con una elemental explicación de sus profesores, hasta un joven cubano de los que ingresaron el pasado sábado 14 de junio en la Juventud Comunista pueda comprender su esencia. Sobre el desarrollo concreto de la lucha de clases, Marx escribió La lucha de clases en Francia de 1848 a 1850 y El 18 Brumario de Luis Bonaparte, dos excelentes análisis históricos que deleitan a cualquier lector. Era un verdadero genio. Lenin, continuador profundo del pensamiento dialéctico y las investigaciones de Marx, escribió dos obras fundamentales: El Estado y la revolución y El imperialismo, fase superior del capitalismo. Las ideas de Marx, puestas en práctica real por él con la Revolución de Octubre, fueron igualmente desarrolladas por Mao Tse Tung y otros líderes revolucionarios en el Tercer Mundo. Sin ellas la Revolución Cubana tampoco habría estallado en el traspatio de Estados Unidos. Si el pensamiento marxista se hubiese circunscrito simplemente a la idea de que “ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las fuerzas productivas que caben dentro de ella”, el teórico del capitalismo Francis Fukuyama habría tenido razón al proclamar que la desaparición de la URSS era el fin de la historia y de las ideologías y debía cesar toda resistencia al sistema capitalista de producción. En la época en que el creador del socialismo científico expuso sus ideas, las fuerzas productivas estaban por desarrollarse plenamente, la tecnología no había aportado todavía las mortíferas armas de destrucción masiva capaces de provocar el exterminio de la especie: no existía el dominio aeroespacial, el derroche sin límites de hidrocarburos y combustibles fósiles no renovables; el cambio climático no se conocía en una naturaleza que parecía infinita al ser humano, ni se había presentado la crisis mundial de alimentos para compartir entre incontables motores de combustión y una población seis veces superior a los mil millones que habitaban el planeta el año en que nació Carlos Marx. La experiencia de Cuba socialista tiene lugar cuando el dominio imperial se ha extendido por toda la Tierra. Al hablar de la conciencia no me refiero a una voluntad capaz de cambiar la realidad sino, por el contrario, al conocimiento de la realidad objetiva que determina la conducta a seguir. Decenas de millones de personas habían muerto en la guerra provocada a mediados del siglo XX por el fascismo, que nació de la entraña antimarxista del capitalismo desarrollado previsto por Lenin. “…Hasta hace muy poco se discutía sobre el tipo de sociedad en que viviríamos. Hoy se discute si la sociedad humana sobrevivirá”. “…Lo asombroso de nuestra época es la contradicción entre la ideología burguesa imperialista y la supervivencia de la especie. No se trata ya de que exista la justicia entre los seres humanos, hoy más que posible e irrenunciable, sino del derecho y las posibilidades de supervivencia de los mismos”. “… Cuando Martí escribió esas palabras lapidarias, Marx ya había escrito El Manifiesto Comunista en 1848, es decir, 47 años antes de la muerte de Martí, y Darwin había publicado El origen de las especies en 1859, para citar sólo las dos obras que, a mi juicio, más han influido en la historia de la humanidad. Marx era un hombre tan extraordinariamente desinteresado, que su trabajo científico más importante, El Capital, tal vez no se habría publicado nunca si Federico Engels no se hubiese ocupado de reunir y ordenar los materiales a los que su autor consagró toda su vida. Engels no sólo se ocupó de esa tarea, sino que fue autor de una obra titulada Introducción a la dialéctica de la naturaleza, en la que habló ya del momento en que la energía de nuestro sol se agotaría”.
    V. Sin ser una conclusión.
    Rindo especial tributo a Carlos Marx un día como hoy, cuando han pasado exactamente dos siglos de su natalicio, sin que pierda vigencia su extraordinaria doctrina. Hay que seguir leyendo e interpretando a Marx.

  • toti dijo:

    Si la vigencia del marxismo está en China, menudo legado le queda al pobre alemán. Bueno, con nostálgicos y trasnochados le bastan para celebrar su cumple 200.

  • equalzero dijo:

    Los chinos están durísimos. El socialismo «seco» no sirvió y la historia lo demostró, si no evolucionas y te adaptas al entorno te mueres. Ellos con sus «modificaciones a su socialismo» han avanzado. Tienen su fórmula y les está dando resultados, tienen sus dificultades como todos los sistemas, pero al menos ellos son dinámicos y reinventaron su economía, no siguen aplicando más de lo mismo cuando algo no da ningún resultado.

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también