Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Piedad Bonnett en FIL Cuba 2018: “La poesía me arrastra, atrapa y revuelca”

Por: Beatriz Albert Pino, Ismael Francisco, Javiel Fernández Pérez
| 1

Piedad Bonet. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

“La poesía me arrastra, atrapa y revuelca”. No encontró Piedad Bonnett forma más precisa para referirse a su género literario predilecto. La escritora colombiana que por estos días visita La Habana con motivo de la Feria Internacional del Libro en calidad de invitada especial, compartió con el público asistente a La Cabaña durante el espacio Encuentro con… dirigido por la periodista Magda Resik, en la tarde de este domingo.

Escritora prolija y laureada en el mundo hispanoamericano, Bonnett cuenta en su obra con un total de ocho libros de poemas publicados (De círculo y ceniza, Nadie en casa, El hilo de los días, Ese animal triste, Todos los amantes son guerreros, Tretas del débil, Las herencias y Explicaciones no pedidas), cuatro novelas (Después de todoPara otros es el cielo, Siempre fue inviernoEl prestigio de la belleza), cinco obras de teatro (Gato por liebre,  Que muerde el aire afuera, Sanseacabó, Se arrienda pieza, y Algún día nos iremos), y un testimonio: Lo que no tiene nombre, dedicado a hijo Daniel quien se suicidara tras años de combatir contra una enfermedad mental.

Sobre sus inicios, Piedad recordó su vida apegada a la lectura desde muy pequeña, apoyada por padres ávidos de este ejercicio: “Sin dudas, fueron ellos quienes plantaron en mí la pequeña semilla de la poesía”, comentó.

Para la intelectual su destino como escritora estuvo trazado desde siempre, cuando con solo 14 años comenzó a experimentar con profundas sensaciones existencialistas y sentió la urgencia de volcar cada pensamiento en un apedazo de papel. “Yo fui una chica muy rebelde y parte de esa rebeldía tuvo que ver con la lectura. Es en ese período que me enamoro de la novela y decido que iba a ser escritora. Creo que en realidad lo que quería era ser novelista, cuentista, pero lo que al final me agarró el alma fue la poesía”, dijo.

“La poesía siempre está detrás del poema. De alguna manera como decía Octavio Paz, ésta  se encuentra en el mundo y el poeta tiene la receptividad para verla y llevarla al lenguaje escrito. La mayor batalla de un poeta es ir hacia su interior y reconocer la voz que le corresponde. Para mi la poesía es también la comunicación entre la soledad del autor y el lector”.

Bonnett, además de describirse como una apasionada de la lírica, es de igual forma una de sus más conscientes defensoras. “Creo que en las escuelas no se está haciendo un buen trabajo con este género literario. Los maestros debería leer más poesía y en voz alta, porque de esa forma se llama a las emociones y no tanto a lo formal o explicativo. Pasa también que la poesía se ha ido por caminos muy esotéricos e impenetrables y la gente le coge miedo a la poesía…incluso los maestros universitarios le tienen miedo a la poesía y es que racionalmente no saben cómo penetrarla”.

El testimonio también ha sido una de las incursiones de Piedad. Lo que no tiene nombre (2013) es el libro que asegura nunca quiso escribir. Sobre su “hijo más amado”, la obra, a veces ficción, otras retazos crudos de realidad, transcurre por el dolor de la madre, la familia y el del propio Daniel, un muchacho con sensibilidad por las artes quien luchó contra sus demonios internos por casi una década.

“Mi hijo era una persona con grandes dotes para las Bellas Artes. Su existencia, aunque pareciera marcada por grandes éxitos – pintor, graduado con honores, merecedor de una maestría en la universidad de Columbia, en los Estados Unidos- estuvo acompañada de un enorme sufrimiento producto de una enfermedad mental que le comenzó a quejar desde los 18 años”.

Vigilante, es uno de los poemas de la autora sobre Daniel, basado en un proyecto del hijo de pinturas sobre perros, en gran formato, dibujados con una gran tristeza en los ojos y un bozal, algo a lo que Piedad interpretó “como su silencio, su secreto…su miedo”.

Pinté un perro para que cuidara mi puerta

Un perro triste y feroz al mismo tiempo

Que disuadiera a cualquier atacante

Pero cuando fui a colgar el perro en mi puerta

Vi que no había puerta ni ventanas

Pasé mi mano por la pared rugosa, buscando una grieta

Tal vez, un agujero

Comprendí que yo era la pared

Que iba a morir sin aire

Que la única grieta estaba en mis adentros

Y que por los agujeros de mis ojos

Miraba un perro triste, triste y feroz al mismo tiempo.

La esencia en la literatura de Piedad Bonnett es su visión armónica entre la realidad y lo ficcional, pero sobre todo, su sensibilidad desgarradora que afronta sin miedos ni tapujos todos los recónditos de la existencia humana y de la suya propia.

Se hallan entre los principales reconocimientos a su obra una mención de honor en el Concurso Hispanoamericano de Poesía Octavio Paz;  el Premio Nacional de Poesía, otorgado por el Instituto Colombiano de Cultura, Colcultura, en 1994 y el Premio Casa de América de poesía americana 2011. En el XIV Encuentro de Poetas del Mundo Latino le fue otorgado el premio de poesía Poetas del Mundo Latino “Víctor Sandoval” 2012 por su aporte a la lengua castellana.

En 2008 fue la poeta homenajeada por la Consejería para la equidad de la Mujer de la Presidencia de la República, durante la Feria del libro de Bogotá. Poemas suyos han sido traducidos al italiano, al inglés, al francés, al sueco, al griego y al portugués.

Piedad Bonet. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Baby dijo:

    Lindo poema pregunto en la feria del libro de la Habana se podrán adquirir algunos de sus libros publicados, gracias por la información.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Beatriz Albert Pino

Beatriz Albert Pino

Periodista, graduada en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter: @BettyAlbert18

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también