Imprimir
Inicio » Noticias, Medios  »

Twitter experimenta con ampliar el límite de caracteres a 280

En este artículo: Idioma, Internet, Redes Sociales, Twitter, Usuarios
| 1 |

twitter-280-caracteres

Twitter acaba de ampliar el límite de 140 caracteres a 280 caracteres, como medida experimental, a algunos de sus usuarios. El motivo, según explican los responsables de la red social en su blog oficial, pretende que “todas las personas alrededor del mundo puedan expresarse de manera sencilla”, sobre todo “aquellos idiomas que se vean afectados por la necesidad de comprimir ideas (que son la mayoría, a excepción del japonés, el chino y el coreano)”.

“Twitter es brevedad. Eso es lo que hace que sea la mejor manera de ver lo que está pasando. Los tuits recogen de manera concisa la información o los pensamientos que importan. Y eso es algo que nunca va a cambiar.”, así afirman los responsables de la red social.

Muchos usuarios han mostrado su disconformidad con este cambio. La medida ha causado tanto revuelo que el hashtag #twitter280 se ha instalado rápidamente como Trending Topic. Los comentarios en las redes, tanto a favor como en contra, son frecuentemente ingeniosos:

tuit-280-caracteres-02

tuit-280-caracteres

(Tomado de Rusia Today en Español)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aroldo dijo:

    Tengo una cuenta en twitter hace años y casi no la uso, por tanto a mí esta noticia ni me da ni me quita jajaja.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también