Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Papa Francisco condena “el cáncer de la guerra” en su primera visita a Egipto

| + |
El Papa Francisco durante su visita a Egipto. Foto: EFE.

El papa Francisco durante su visita a Egipto. Foto: EFE.

En el contexto de su primera visita a Egipto, el papa Francisco condenó la guerra e intentó promover la paz y el diálogo con el islam.

“Es esencial no escatimar esfuerzos en la eliminación de situaciones de pobreza y explotación, en las que el extremismo se arraiga más fácilmente, y en el bloqueo a la provisión de fondos y armas destinados a aquellos que provocan la violencia”, afirmó el pontífice durante una conferencia de paz en el centro de estudios sunita Al Azhar en El Cairo.

“Hay que terminar con la proliferación de armas. Si se producen y se venden, tarde o temprano serán usadas”, dijo.

La mayoría de la población egipcia es musulmana, aunque se trata del país con la principal comunidad cristiana de la región. La mayor parte de los cristianos egipcios son coptos.

El papa Teodoro II, líder de la Iglesia ortodoxa copta, y el patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé, líder espiritual de los ortodoxos, también participaron de la conferencia.

“Desde aquí repetimos todos juntos (…) un claro ‘no’ a cualquier forma de violencia, venganza y odio en nombre de la religión o en nombre de Dios”, dijo el papa en la conferencia.

Además, señaló la importancia de rechazar las violaciones contra la dignidad humana y los derechos humanos, y advirtió que la religión no puede ser utilizada con fines políticos.

En esa línea, también alertó sobre los peligros de “formas demagógicas de populismo”, que según evaluó se encuentran en alza. “Esto ciertamente no ayuda a consolidar la paz y la estabilidad”, destacó.

El anfitrión de la conferencia de paz, el Gran Imán Ahmed al Tayeb, máximo líder de los sunitas, también aprovechó la ocasión para cuestionar las interpretaciones que vinculan al islam con la violencia. “El islam no es una religión de terrorismo porque un grupo haya secuestrado algunos de sus textos y los haya usado para matar y para aterrorizar a inocentes”, dijo.

Por otro lado, el papa participó junto al presidente Abel Fattah al Sisi de una ceremonia en honor a las víctimas de ataques perpetrados contra dos iglesias cristianas en el norte del país hace unas tres semanas, en donde murieron más de 40 personas, y que fueron reivindicados por el Estado Islámico (EI).

“A sus familiares y a todos los egipcios, les ofrezco mis más sentidas condolencias y mis oraciones para que el Señor conceda la rápida recuperación de los heridos”, dijo Francisco.

Durante su encuentro con el mandatario egipcio, señaló: “Egipto tiene una importante tarea, que es fortalecer y consolidar la paz en la región, incluso cuando sufre en su propia tierra la violencia ciega”.

También destacó la importancia del respeto a los derechos humanos, de la igualdad de todos los ciudadanos y de las libertades religiosas y de opinión.

“La total eliminación del terrorismo requiere de una mayor coordinación y solidaridad entre todos aquellos poderes que aman la paz en la comunidad internacional, incluyendo un esfuerzo contra sus recursos”, dijo Al Sisi.

El encuentro del papa con Al Sisi, quien lideró en 2013 como jefe del Ejército el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, fue criticado por defensores de los derechos humanos.

El papa se quedará en Egipto hasta el sábado. La presencia del jefe de la Iglesia católica en el país tiene fuerte peso tanto político como religioso. El argentino es el segundo papa en visitar Egipto después de Juan Pablo II en 2000.

Durante el vuelo de ida desde Roma, el papa describió a su visita a Egipto como “un viaje de unidad y fraternidad”.

Mañana sábado el sumo pontífice oficiará una misa en la que se espera la participación de unas 25.000 personas.

En mayo del año pasado, el Gran Imán de Al Azhar realizó una visita sin precedentes al Vaticano y se reunió con el papa Francisco, poniendo fin a años de tensas relaciones entre ambas instituciones.

En 2011 Al Azhar interrumpió el diálogo interreligioso con el Vaticano en protesta al llamado de Benedicto XVI, el predecesor de Francisco, a los gobiernos de Medio Oriente para que tomaran medidas “efectivas” para proteger a las minorías religiosas.

(Con información de DPA)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también