Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Denuncian daños en Centroamérica por parte de mineras canadienses

| 3 |
mineria-guate-salvador

Apoyados por unas 20 organizaciones de la sociedad civil canadiense, los miembros de la delegación dictaron conferencias y sostuvieron encuentros en las ciudades de Ottawa, London y Montreal. Foto: Prensa Latina.

Una delegación de especialistas y defensores de los derechos humanos de Nicaragua, Guatemala y El Salvador denunciaron recientemente los impactos negativos que hoy provoca en Centroamérica la explotación minera por parte de empresas canadienses.

Apoyados por unas 20 organizaciones de la sociedad civil canadiense, los miembros de la delegación dictaron conferencias y sostuvieron encuentros en las ciudades de Ottawa, London y Montreal, del 21 al 26 de marzo, informó la radio pública de esta nación norteña.

En opinión de Yanira Cortez, abogada salvadoreña especialista en Derechos Humanos y Ambientales, las empresas que exploran y explotan los recursos mineros de otros países deben asumir una responsabilidad social ante los estados.

Por ello, argumentó la también jueza en el Tribunal Latinoamericano del Agua, esperamos que el gobierno de Canadá examine el modus operandi de cada una de sus empresas en nuestros países.

Según Aleisar Arana, presidente del Parlamento Indígena del Pueblo Xinca de Guatemala, la expansión de las mineras en el área centroamericana son causantes de mucho daño ecológico y violaciones, mientras criticó que muchos de los planes de extracción carezcan de un estudio de impacto ambiental.

Como resultado, tenemos ríos y aire contaminados, además de mucho ruido. Al construir túneles, dichas entidades han secado pozos y nacimientos de ríos o cambiaron el curso de las aguas. Afectaron el riego y la cría de ganado por lo cual se constata un serio problema para la comunidades originarias que dependen de esas actividades para su subsistencia, analizó.

Arana abogó por que la sociedad civil canadiense presione a su gobierno, a fin de que las empresas sean sancionadas.

Somos (Guatemala) un país rico en recursos, pero estos no están siendo utilizados para la gente, que son sus dueños. Muchas comunidades con grandes ríos no se benefician de las hidroeléctricas construidas, y carecen del servicio eléctrico, puntualizó.

Los proyectos mineros canadienses reportan un aumento desde principios del año 2000, los cuales se beneficiaron luego con el aumento del precio de los metales en la bolsa, reflejan estadísticas internacionales.

Ello conllevó a que las corporaciones de la nación norteña se expandieran por todo el mundo, particularmente en las Américas y más específicamente en Centroamérica, con significativos impactos sociales, políticos y ambientales mayores.

Líderes sociales denuncian que la industria extractiva canadiense ha dejado secuelas por el irrespeto a los derechos humanos, sobre todo de los pueblos indígenas en Centroamérica, mientras reclaman una efectiva rendición de cuentas para terminar con la impunidad ambiental.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis dijo:

    Sera en esos paises, porque en Venezuela estan haciendo mineria ecologica, segun el gobierno.

  • Jose R Oro dijo:

    Denunciar y probar son dos verbos diferentes en castellano. Que la enemistad con el capitalismo (y sus inherentes lacras) no nos lleve a la ceguera ideológica (los enemigos de la compañías trasnacionales siempre tienen la razón como axioma) o a la ingenuidad en entender las causas infra-yacentes de esta oposición sistemática y no saber quiénes la promueven y mucho más importante, las financian.
    Los principales detrás de estas acciones son ONG anti-desarrollistas financiadas por los países desarrollados (que no quieren que nadie más se desarrolle y dejen de tener una dependencia económica de ellos), y los cultivadores/procesadores de drogas que no quieren “moros en la costa” o el mas cubano “pitirre en el alambre”. Hemos oído el tema de las minas explosivas en Colombia, por ejemplo. Lo que no sabemos es que muchas de estos campos de minas, que han mutilado a miles de colombianos, fueron sembradas para dificultar o impedir el acceso a los campos de coca. Este vasto entramado y enjambre de intereses malsanos, movilizan a la población, les embaucan e intimidan. Por ejemplo en el departamento de Nariño, sur de Colombia, estas personas de las ONG (casi todos europeos) iban por los poblados, con extraordinariamente costosos equipos de proyección y audio, cámaras fotográficas y de video muy profesionales, y muchos otros objetos caros (¿Quien los provee?), pasando filmes de que los poblados se iban a convertir en centro de prostitución, que los desechos de las minas iban a acabar con los cultivos, usando cifras espurias, etc. En Bailadores, estado Mérida, Venezuela, los dueños de las fincas agrícolas y ganaderas, no querían el proyecto minero, porque estos les pagaban tres veces más a sus trabajadores que los que ellos le daban a sus peones, y quebrantaban “el orden económico establecido” y los peones se volvían exigentes y usaron a un sacerdote mitad fanático y mitad loco, por cierto enemigo jurado del Comandante Chávez, para impedir la consecución del proyecto. .
    Quiero además afirmar que el gobierno de Canadá les exige firmemente a las empresas mineras de ese país en el extranjero, principalmente en América Latina, cumplan con las normas ambientales, y las legislaciones nacionales, que no usen trabajo infantil ni permitan a sus contratistas usarlo, etc. Existirán empresas canadienses que violen lo establecido, pero no es la norma. Los cubanos sabemos muy bien que la Sherritt ha mejorado mucho las condiciones de trabajo y ambientales en la “Pedro Sotto Alba” de Moa, provincia de Holguín, y en sus instalaciones petroleras y de producción de energía termoeléctrica en el litoral norte de La Habana-Mayabeque-Matanzas, estas últimas por mucha distancia, las menos contaminantes del sector en la Isla.
    A nivel mundial, el país que tiene un mayor número de accidentes (y fatalidades) mineros, e impacto del medio ambiente más lamentable, no está ni en Centro América ni en Suramérica, ni tiene que ver nada con empresas mineras canadienses, sino en la segunda economía del mundo, China. Creo que le estamos disparando al animal equivocado.

  • Maikel S A dijo:

    Anda 1ra ves que veo tirándole a una empresa Canadiense por los impactos ambientales de sus compañías mineras, el que quiera verlo más de cerca pasen por Moa, municipio de Holguín para que vean las consecuencias de años de explotación minera, trajo sus beneficios pero dudo mucho que se haya medido sus consecuencias a largo plazo

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también