Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Chomsky predice que nueva crisis económica se avecina debido a aumento de precios

| 5 |
American linguist and philosopher Noam Chomsky in conversation at the British Library, London, UK on 19th March 2013. (Photo by David Corio/Redferns)

Noam Chomsky. Foto: David Corio/Redferns.

En febrero del pasado año, el intelectual norteamericano Noam Chomsky se había referido a una posible victoria de Trump en noviembre. Su pronóstico estuvo acertado. Ahora vaticina un serio aumento de los precios en los principales mercados que pronto conducirá a otra grave crisis financiera.

Esa no es la única crítica al magnate. Chomsky ha asegurado que toda la campaña “anti-establishment” de Trump es simplemente “una broma”. “¿Qué hay de anti-sistema en lo que está haciendo?”, se ha preguntado mientras afirmaba que la administración Trump está favoreciendo a lo que siempre se ha considerado las instituciones del sistema: los multimillonarios, las grandes instituciones financieras o el ejército.

“Basta mirar al mercado de valores para entender cómo son las cosas”, afirma. En particular, el filósofo se refiere a algunos hombres que forman parte del equipo del presidente, como Steve Mnuchin, procedente de Goldman Sachs, y Gary Cohn, director del Consejo Económico Nacional, que también es un ex miembro del banco de inversión de Nueva York.

“LOS INVERSORES ESTÁN ENCANTADOS”

“Tan pronto como fue elegido Trump, los valores de las acciones de las instituciones financieras se dispararon hacia el cielo”, ha recordado Chomsky. “Los inversores están encantados porque para ellos significa tener más beneficios. Pero esto dará lugar a otra crisis financiera y los contribuyentes tendrán que pagar las consecuencias “, ha advertido.

Las palabras de Chomsky son confirmadas por otros expertos, que esperan un tiempo tumultuoso en el mundo financiero bajo el mandato de Trump.

Aseguró que su edad, 87 años, le permitía comparar la situación actual en la campaña electoral de Estados Unidos con la década de 1930 durante la que Estados Unidos sufrió la llamada Gran Depresión económica, cuando existía objetivamente mayor pobreza y mayor sufrimiento que ahora, aunque también había “una sensación de esperanza, que hoy falta”.

(Tomado de The Huffington Post)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Para algunas personas, el valor y credibilidad de un científico o intelectual está dado por sus posiciones políticas y a veces lo consideran una especia de oráculo de Delfos si es partidario de sus ideologías. Trato lo mejor que puedo de sustraerme de ello. Noam Chomsky es un genio de estatura mundial, lingüista, filósofo y líder de la ciencia cognitiva. No es un economista, aunque sus conocimientos en la materia son sobrados. De origen judío ucraniano, tuvo sobresalientes resultados como estudiante y una intensa y distinguida vida como profesor e investigador científico en esos campos del saber. Su actitud fue muy enérgica contra la Guerra de Vietnam y es invariablemente un gran defensor de Cuba, lo que le admiro y agradezco, como debemos hacerlo todos los cubanos de bien. Su visión del estado israelí es consistente con su crítica a la política exterior de los EE.UU. en sentido general. Al mismo tiempo, ha declarado su admiración por el kibutz como forma social alternativa. Chomsky sorprendentemente apoyó el derecho a la divulgación de teorías como las de Robert Faurisson notorio neo-nazi que niega que el Holocausto haya ocurrido, entre otras cosas.
    Chomsky es sumamente reconocido en los EE.UU. como un genio científico, pero desde el punto de vista político está considerado como un “excéntrico de izquierda”, con posiciones que algunas veces son contradictorias entre sí. Sus opiniones sobre la economía mundial están metódicamente dirigidas a profetizar el fin de los EE.UU. como gran potencia económica, tan frecuentemente que en la práctica nadie le cree, por haber anunciado demasiadas veces la llegada del lobo. Su influencia política dentro de los EE.UU. es reducida en general, pero bastante más amplia entre intelectuales de 50 años o más, en especial en los estados de Nueva Inglaterra.
    Creo que Chomsky tiene razón al predecir una subida de los precios, una gran cantidad de economistas y la totalidad de las IFI así lo pronostican, va a subir el petróleo y gas, los minerales metálicos y no metálicos y muchas otras materias primas, productos agropecuarios y manufacturas. Esto tiene que ver con la inestable situación política en el mundo, la gigantesca crisis migratoria, la elección de una persona sumamente desequilibrada como Presidente de los EE.UU., el impacto en la Unión Europea del Brexit, la deuda de los miembros más débiles de la UE (entre ellos y llevando la voz cantante la deuda de Gracia), y otros muchos factores eventuales y dinámicos (cambiantes), y como elemento invariable el carácter cíclico de la economía mundial, que muestra una fuerza tendencia al alza. Estas pronosticadas subidas de precios van a ser positivas para la economía cubana, que necesita (y hay un consenso de que va a tener) mejores precios del níquel, cobalto, productos refinados del petróleo, azúcar, entre otros.
    En lo que muy humildemente juzgo que Chomski no acierta es en el invariable carácter apocalíptico de los análisis que él hace de estas premisas verdaderas. Van a subir los precios, pero no se van a acabar ni los EE.UU. ni es resto del sistema mundial. Por otra parte el comparar la stuacion actual de los EE.UU. con la Gran Depresion muestra, a mi juicio, cierto extravío contextual.
    La sociedad humana es muy diversa, es necesario saber comprender y vivir esa pluralidad del pensar que es la causa última del desarrollo. Profeso el mayor respeto por las opiniones de ese gran científico estadounidense Noam Chomsky, pero opino no son atinadas en el caso que nos ocupa.

    • bladimir laborit infante dijo:

      Admiro su punto de vista Sr. Oro. Desde luego que habría que ajustase a algunas variables afines con la situación de la economia cubana -economia de escala y redistribución-, que es lo que vemos en el caso de Cuba. En el caso de los Estados Unidos habría que señalar que esta situación no seria muy favorable para los mas pobres. Tampoco el cubano de apie podría beneficiarse mucho con tales configuraciones. Le repito, admiro su comentario y le agradezco su detallada explicación.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimados bladimir laborit infante y Charlie. Muchas gracias por sus opiniones. Mi comentario no es dirigido a esta última predicción del gran Noam Chomsky, sino más bien es una discusión del tema de la metodología científica. En la ciencia se trabaja con los datos y de ello se sacan conclusiones, predicciones, nuevas teorías. Cuando uno tiene preconcebidos conceptos de cualquier tipo, antes de procesar los datos, en general la tendencia es a ajustar los datos a las conclusiones pre-existentes. Quienes ven en ello lo desean escuchar y lo elevan a nivel de axioma.
        Me atrevo a sugerir muy comedidamente, que si por mejores precios de sus productos fundamentales de exportación Cuba recibe digamos 300 o 400 millones de USD mas, eso mejorará un tanto la vida del cubano medio. En el caso de los EE.UU. probablemente los más golpeados sean los sectores de la clase media y no tanto los pobres, pero este es otro tema de mucha complejidad
        Al muy estimado Benito Pérez Maza, muy bueno e ilustrativo su comentario, como a usted le caracteriza. Solo me gustaría acotar que Noam Chomsky no se expresa en este caso como una especie de Nostradamus del siglo XXI, sino que está hablando de una subida de precios este año y de su efecto en la economía mundial este año. Lo primero lo considero correcto, lo segundo no. La sugerencia de que la vida en los EE.UU. de hoy se compara con la Gran Depresión, es a mi juicio desmedida, por no decir abiertamente quimérica. Existen muchos problemas y muchas personas estén desamparadas, lo cual es la triste realidad, pero los índices de desempleo, pobreza, cobertura de salud, acceso al transporte público y muchos otros, no tienen nada que ver con la Gran Depresión. La sociedad estadounidense es mucho peor de lo que proclaman los derechistas y mejor que lo que afirma la izquierda. El esforzarnos en tratar de conseguir cierto grado de objetividad nos beneficia a todos.

  • Charlie dijo:

    De acuerdo con JR ORO

  • Benito Pérez Maza dijo:

    La visión de Chomsky es como una advertencia,o una convocatoria a la lucha, más que un pronóstico a mediano o largo plazo. Cabe preguntarse, si en la crisis económica más reciente, los gobiernos neo´liberalistas se decidieron por salvar a los bancos ¿ podrían hacer lo mismo en esas circunstancias ?

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también