Imprimir
Inicio » Noticias, Educación  »

Fidel hizo realidad la alfabetización del pueblo cubano

| 10
Fidel saluda a los alfabetizadores en la concentración en la Plaza de la Revolución "José Martí", para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, lo acompaña una joven alfabetizadora, el 22 de diciembre de 1961. Fuente: Periódico Escambray / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel saluda a los alfabetizadores en la concentración en la Plaza de la Revolución “José Martí”, para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, lo acompaña una joven alfabetizadora, el 22 de diciembre de 1961. Fuente: Periódico Escambray / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel en su conocido alegato “La Historia me Absolverá” además de denunciar los crímenes cometidos contra los asaltantes a los cuarteles “Moncada” y “Carlos Manuel de Céspedes” y la ilegalidad del régimen de Batista, justificó la acción armada para derrocarlo y expuso su programa político revolucionario. En el cual planteó los seis problemas concretos de la nación oprimida: el problema de la tierra, el problema de la industrialización, el problema de la vivienda, el problema del desempleo, el problema de la educación y el problema de la salud del pueblo, los que fueron solucionados con la Revolución triunfante.

En el caso de la erradicación del analfabetismo, que se logró en tan solo un año, fue gracias a la genial capacidad de Fidel de impulsar y movilizar a miles de jóvenes de todo el país para cumplir tan grandiosa obra, incluso en lugares de difícil acceso y poniendo en riesgo sus vidas.

Esta extraordinaria misión que permitió que se declarara a Cuba territorio libre de analfabetismo, el 22 de diciembre de 1961, tuvo su trascendencia histórica para el pueblo cubano, demostrando al mundo de lo que es capaz de hacer un pueblo unido y en revolución.

Así lo demuestran los fragmentos del discurso pronunciado en la concentración celebrada en la Plaza de la Revolución “José Martí”, para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, el 22 de diciembre de 1961:

Ningún momento más solemne y emocionante, ningún instante de júbilo mayor, ningún minuto de legítimo orgullo y de gloria, como este en que cuatro siglos y medio de ignorancia han sido derrumbados.

Cuando se dijo que Cuba iba a liquidar el analfabetismo en el solo término de un año, aquello parecía una afirmación temeraria, aquello parecía un imposible. Nuestros enemigos posiblemente se burlaron de aquella promesa, posiblemente se rieron de aquella meta que nuestro pueblo se trazara. Parecía imposible, porque era realmente difícil cumplir en tan breve espacio de tiempo un cometido semejante. ¡Y es verdad! Aquella habría sido una tarea imposible, pero habría sido una tarea imposible para un pueblo que viviera bajo la opresión, habría sido una tarea imposible para cualquier pueblo del mundo, excepto que esa tarea se la hubiese planteado un pueblo en revolución. Solo un pueblo en revolución habría sido capaz de desplegar el esfuerzo y la energía necesarios para llevar adelante tan gigantesco propósito.

Para ver más imágenes como estas y conocer del ideario y la acción del líder de la Revolución cubana, visite nuestro sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel pronuncia discurso en la concentración en la Plaza de la Revolución "José Martí", para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, el 22 de diciembre de 1961. Fuente: Periódico Escambray / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel pronuncia discurso en la concentración en la Plaza de la Revolución “José Martí”, para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, el 22 de diciembre de 1961. Fuente: Periódico Escambray / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    Gracias por todo Fidel, gracias te doy hasta la eternidad

  • Isael Popa dijo:

    Y se hizo realidad. El pueblo cubano liquidó el analfabetismo en un año. Decenas de miles de valientes brigadistas llevaron el pan de la enseñanza hasta los últimos rincones. Hoy honramos a nuestros educadores y particularmente a nuestros mártires de la alfabetización: Conrado Benítez, Manuel Ascunce, Delfín Sen, Pedro Lantigua. Particular y emocionado homenaje a Leonela Relly, creadora del método cubano de alfabetización ” “Yo si Puedo” que se ha empleado para liquidar el analfabetismo en varios países.
    Felicidades a nuestros educadores.

  • Maruchy dijo:

    !FELICIDADES PARA LOS EDUCADORES CUBANOS EN SU DÍA¡

    La Campaña de Alfabetización es uno de los proyectos sociales más lindos del mundo logrado por nuestra revolución, fue uno de los problemas fundamentales planteados por Fidel en el alegato “La Historia me Absolverá” y al que dio cumplimiento en solo un año, al proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, el 22 de diciembre de 1961, hace hoy 55 años,
    Es uno de los legados históricos más trascendentales que heredamos de nuestro invicto Comandante FIDEL CASTRO, que siempre nos enseñó la necesidad de estudiar y mantenernos unidos porque mientras mejor preparados estemos más corto es el camino hacia la victoria y la unidad nos hace invencible.

    ¡VIVAN LOS JÓVENES VALEROSOS QUE ASUMIERON LA TAREA DE LLEVAR LA LUZ DE LA ENSEÑANZA HASTA LOS MÁS RECÓNDITOS LUGARES DE NUESTRA GEOGRAFÍA!

    ¡GLORIA ETERNA A NUESTRO INVICTO COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ!

  • Ismael dijo:

    Fidel convoca en 1960 a los jóvenes de las ciudades a una inédita “Campaña de Alfabetización”. El 28 de enero de 1961, en homenaje al natalicio de José Martí, el Jefe de la Revolución preside la conversión de la antigua fortaleza militar de la ciudad de Santa Clara en una escuela. Casi al concluir sus palabras reitera que la alfabetización es una de las más grandes batallas por la cultura que haya librado ningún pueblo: “Va a ser una batalla verdaderamente épica, en que debe participar todo el pueblo”. Y más adelante, afirma: “Hay que comenzar a organizar ese ejército y vamos a organizar cien mil jóvenes alfabetizadores que por lo menos tengan de sexto grado en adelante, y por lo menos 13 años de edad”.
    El 22 de diciembre de 1961, Cuba fue proclamada Libre de Analfabetismo. Habían sido alfabetizados 707 mil cubanos, por lo que el índice de analfabetismo en Cuba quedó reducido al 3,9 % de su población total. Ello colocó a nuestro país entre las naciones de más bajo índice de analfabetismo en el mundo. Este extraordinario logro revolucionario fue obra de una poderosa fuerza, en total participaron 271 mil educadores; lo que, unido a los cuadros dirigentes, los cuadros políticos y los trabajadores administrativos llega a la impresionante cifra de más de 300 mil participantes en la Campaña5. Aquel 22 de diciembre de 1961, las palabras de Fidel resumen el esfuerzo:
    “ Hemos ganado una gran batalla, y hay que llamarlo así -batalla-, porque la victoria contra el analfabetismo en nuestro país se ha logrado mediante una gran batalla, con todas las reglas de una gran batalla. (…) Esa capacidad de crear, ese sacrificio, esa generosidad de unos hacia los otros, esa hermandad que hoy reina en nuestro pueblo. ¡Eso es Socialismo!”.
    Lo verdaderamente asombroso es que durante 55 años se ha desarrollado a niveles inimaginables, son casi 60 las Universidades que tiene el paìs y màs de 1,4 millones de graduados de la Educaciòn Superior, un indice de escolaridad hasta la enseñanza bàsica del 97 % y casi el 100% en Primaria, 200 mil maestros y profesores, son estos el alma visible de la nacion cierto es que realizan su labor en condiciones difìciles, que no son remunerados acorde al aporte que hacen lo que engrandece màs aùn su obra, si alguien quiere entender este paìs debe comenzar por explorar y estudiar la gigantesca obra cultural que comenzò aquel 22 de diciembre de 1961.

  • Armando Menénde Riverón dijo:

    Notas sueltas recogidas del Diario que llevé en la Camapaña.

    A la distancia de los 55 años transcurridos, de lo contado en el diario trasciende por su connotación la labor del niño maestro que jugaba con los demás chicos del batey, apasionado desde entonces a la lectura de la prensa y de los libros, cuyo contenido,de los que estaban a su alcance,eran siempre temas históricos y sociales; que se alimentaba básicamente de harina de maíz, la comida típica del guajiro pobre de entonces y que no confesaba tener miedo, ni que extrañaba mucho su casa de Guanabacoa, en medio de la hospitalidad de las humildes personas que me habían cobijado, al igual que la mayoría de los habitantes del lugar, sencillas personas, muchos analfabetos o semianalfabetos, con un segundo o tercer grado de escolaridad,que muchas veces tenían que solicitar un vale de anticipo por valor de tres pesos y con cargo al salario a pagar después en su fecha, que les servía para comprar lo más necesario e inmediato en la Tienda del Pueblo.

    En notas sueltas del Diario relato que el 26 de agosto me hice una profunda herida en el dedo anular de la mano izquierda, que requirió de una dosis de suero antitetánico y tres puntos. Por descuido la herida se infestó y durante varios días fue necesario curarme en Antilla y las curas finales fueron en Los Negritos.
    El 30 de septiembre recibí un traje nuevo de brigadista y un par de botas. Algo más tarde dieron el farol chino que funcionaba con keroseno (luz brillante para los habaneros, gas para los orientales) lo que fue de una gran alegría pues a partir de esa fecha nos podíamos alumbrar en las noches con su brillante luz y dejar a un lado la inseparable chismosa que nos llenaba de tizne las fosas nasales.

    Al parecer desde que partí de Guanabacoa no había visto barbero alguno y el diario cuenta que me pelaron el 24 de octubre a los 3 meses y 19 días de mi partida por lo que tendría una melena bastante crecida para entonces.

    Como no habían vuelto a pagar el estipendio a los brigadistas, de mi casa enviaron un giro el que fue necesario ir a cambiar a Antilla los días 21 y 23 de octubre. Recuerdo que en una especie de kiosco o de timbiriche en Los Negritos había visto que vendían pomos de Kresto, que era un chocolate malteado para añadir a la leche. Fue la primera gran inversión con los cinco pesos que giró mi madre; a partir de ese día le leche pura de vaca me resultó mucho más agradable.

    En los primeros días de agosto una nueva Ley del Gobierno Revolucionario estableció el canje obligatorio de la moneda en circulación por billetes de nuevo diseño. Junto a los vecinos acudimos a Los Negritos y era muy poco el dinero que necesitábamos cambiar, cuyo monto estaba muy por debajo del máximo de 200 pesos establecido, estrategia concebida así para partirle la siquitrilla a la gusanera de Miami y del país que empleaban su fortuna, la mayor parte de ella mal habida, para financiar a la contrarrevolución interna.

    Comiendo tanta harina y tomando tanta leche me brotó con fuerza el acné juvenil. Los pómulos y sobre todo la frente, se me llenaron de pequeños granos, muchos de ellos se infestaban, lo que me resultaba incómodo y desconcertante. Igualmente sucedió con la primera y placentera eyaculación acaecida en la hamaca y producida por inconsciente manipulación, lo que me llevó a repetir la experiencia en la privacidad de la letrina.

    Dentro de las cosas que me llamaron la atención estaba lo referente a la vida económica del territorio. Venía de la ciudad y ese era mi primer contacto con la vida rural. En 1961 el Gobierno Revolucionario en sus planes económicos había tomado la decisión de diversificar la agricultura como una forma de romper la dependencia con que el monocultivo de la caña de azúcar ataba al país a una sola producción. Por esa causa se demolieron extensas plantaciones para dedicarlas al cultivo de algodón, millo, frijoles y otros productos más. A Puerto Arturo llegaron por esos días una flotilla de tractores marca Caterpillar para roturar y alistar las áreas que posteriormente fueron sembradas con frijol negro y millo. Desde Los Negritos y con rumbo a Antilla se veían por la carretera extensas plantaciones de algodón en las que se empleaba la aviación para asperjar los productos químicos necesarios para el control de las plagas y enfermedades en dicho cultivo.

    Particular impacto me causó la primera taza de café que me ofrecieron. Acostumbrado a tomarlo fuerte y en una taza pequeña, el que me brindaron era abundante y claro clarito. En la zona acostumbraban a prepararlo así y servirlo en las tazas que en La Habana se utilizan para el café con leche del desayuno matinal. Con el tiempo llegué a acostumbrarme a tomarlo, y como era tanto y bien caliente, mientras se ingería eran largas las tertulias y variados los temas que se abordaban en familia, o en compañía de los amigos o vecinos.

  • maricarmen dijo:

    NO HAY UNA OBRA EN ESTE PAÍS EN LA QUE NO ESTÉ PRESENTE NUESTRO FIDEL. ES VERDAD QUE NO NECESITAMOS MONUMENTOS PARA RENDIRLE HOMENAJES NI RECORDARLO.SU RESENCIA NOS ACOMPAÑA CADA DÍA, EN CADA ACCIÓN DE LA REVOLUCIÓN, QUE FUE SU GRAN LEGADO. VIVIRÁS ETERNAMENTE EN NUESTROS CORAZONES. GRACIAS COMANDANTE AMADO POR TU PUEBLO Y POR LOS AGRADECIDOS DE ESTE MUNDO. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!!!!!!!!!!

  • Yosy dijo:

    Merecido homenaje a Fidel y a los que participaron en aquella gesta tan linda !!!
    No olvidar tampoco a los que participaron en toda la organización de la Campaña, creo que Raúl Ferre tuvo mucho que ver en ella y fue una organización casi perfecta, todo funcionaba, todo se solucionaba. Funcionó hasta lo que se puede llamar “la primera Operación Milagro” pues muchos de los que se alfabetizaben eran personas mayores y tenían ya problemas con la vista, la REvolución envió especialistas para hacerles la refracción y antes de que finalizara la Campaña los necesitados ya tenían sus espejuelos y podían leer y escribir mejor. Lo digo por experiencia propia con una anciana de 82 años (en aquel momento) dio saltos de alegría cuando le llegaron sus espejuelos a un recóndito lugar cerca de Turiguanó.

  • Alberto Ochoa Moré dijo:

    La educación en Cuba es uno de los grandes logros de la Revolución por que fuimos capaces de erradicar el analfabetismo en nuestro pais. Martí nos legó que ser cultos era la unica manera de ser libres, y Fidel lo cumplió. Hoy se cumplen 55 años de aquella histórica gesta enque ante el llamado de Fidel nuestro pueblo respondió ORDENE y marchó hacia los rincones mas recónditos del pais a alfabetizar a aquella gente que no sabia leer ni escribir. Hoy transcurridas mas de cinco décadas podemos decir que somos una potencia en la educación al extremo de contribuir a la educación de los demas pueblos del mundo que lo necesitan.
    Quiero aprovechar la ocasión para felicitar en este dia a la Dra.Rosario Chapé Paumier, vivo ejemplo de la obra de la revolución y al resto del claustro de profesores de la Universidad de Ciencias Pedagógicas. Enrique José Varona. FELICIDADES PROFESORES.

  • Luis.Serrano TERRY dijo:

    Como partícipe de esa epopeya dirigida por el Comandante FIDEL, me siento orgulloso, le doy GRACIAS al ETERNO LÍDER CUBANO.
    Serrano TERRY.

  • Siré dijo:

    EPOPEYA QUE ACOGIÓ E HIZO PARTICIPE A MILES DE JÓVENES EN LA YA HISTÓRICA REVOLUCIÓN CUBANA ,

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también