Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Millones en la Plaza de Fidel

| 68 |
La plaza desbordada. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

La plaza desbordada. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Cientos de miles de fidelistas en la Plaza. Rostros de dolor y sobrecogimiento desbordaron el mismo sitio donde tantas veces lo buscamos a él. Un Martí tenuemente iluminado asistía a la despedida de su discípulo más devoto, el Fidel que prometío y cumplió.

En el mar de gentecita linda, la muchacha con la boina de una sola estrella, el cartel que gritaba: “Te extrañaré por siempre”, en medio de un corazón hecho con trazos infantiles, o la bandera empuñada por muchas manos. Las voces rompiendo el silencio: “Raúl, abrazo, Fidel está en la Plaza”. Y la certeza de los peregrinos: este es el mejor sitio para encontrarse esta noche.

Llegó el Presidente cubano, el hermano y amigo, con el alma deshecha y el pesar en la mirada. Después de cuatro días de duelo, el dolor se hace físico y la angustia agonía. Las palabras se vuelven escasas, ausentes… y el compromiso eterno.

Despacio, uno a uno, el General de Ejército le ofreció su abrazo a mandatarios que vinieron para dárselo. Se detuvo frente al podio, levantó la mano para saludar y la respuesta vino de un tirón: “Raúl, tranquilo, el pueblo está contigo”.

De un lado Nicolás Maduro, del otro, José Ramón Machado Ventura, así pasó toda la noche, entre camaradas. Se le veía acariciarse la mejilla, suspirar o mirar al cielo, auto sostenerse. ¡Es fuerte el General! Tiene que serlo, por Fidel, por él y por la Cuba que aún debe seguir echando pa´lante.

“Pueblos de Nuestra América y del mundo: Fidel ha muerto. Murió invicto, solo el inexorable paso de los años lo pudo derrotar”, dijo Rafael Correa al inicio de su discurso, que fue poesía y aliento del espíritu.

“Murió haciendo honor a su nombre: Fidel, digno de fe. La fe que puso en él su pueblo y toda la patria grande; fe que nunca fue ni siquiera decepcionada, peor aún traicionada”, sentenció el mandatario ecuatoriano.

El adiós estremece y la despedida duele, muchísimo. Sentados en la primera fila, compañeros de lucha y hazañas, combatientes de historia atesorada. En todos, facciones dilatadas por el llanto y el insomnio.

La Plaza estaba llena, llenísima. Entre la multitud, una niña llevaba grabado en la frente con rojas letras el nombre del líder que aún después de muerto nos moviliza y convoca, un abuelo traía el pecho protegido por medallas y cientos de jóvenes de uniforme alzaban la foto del barbudo de la Sierra, mirando al horizonte.

¡Adiós, compañero Fidel! Usted ha ganado su carrera, usted ha peleado una buena batalla. ¡Que su alma ahora descanse en paz eterna!, dijo Jacob Zuma en nombre de la Sudáfrica hermana.

Un hombre vestido de verdeolivo, “vencedor de la bala, el hambre y el frío” se añoraba en la tribuna. “¿Dónde está Fidel?”, preguntó varias veces Daniel Ortega y varias veces se escuchó: “Aquí”. Fidel Castro es pueblo y nación.

En las malas hay que estar, reza la sabiduría popular y allí estuvo La Habana, fervorosa e inseparable, allí estuvieron los humildes con botas y chaleco moral, como él predicó. Obligados por ser tratados y tratar a los demás como seres humanos, inexcusablemente llamados por el ejemplo y el adeudo con un padre que es leyenda.

“Despedimos al Fidel de los pobres, de los humildes, de los oprimidos y de los que jamás se rinden, el Fidel de ustedes, nuestro Fidel, el Fidel que pertenece a todos los rincones de este planeta, el Fidel que pertenece a la historia”, aseveró Alexis Tsipras.

Él nos enseñó a compartir pan y abrigo, a burlar fronteras sembrando amor. A estar donde el deber. “Fidel puso a Cuba en el mapa del mundo, luchando contra la codicia del imperio y el mundo reconoce a Fidel como una epopeya inalcanzable en estos tiempos y lo será para toda la humanidad”, reconoció el presidente Evo Morales, con la sencillez de los grandes.

“América Latina y el mundo no se pueden comprender en el siglo XX sin Fidel ni sin Cuba.  Fidel y Cuba cambiaron el mundo.  Mientras haya un socialista de pie, luchando con la palabra, con las ideas y con la fuerza de la razón, Fidel estará entre nosotros y para siempre”, aseguró Evo.

Los Cinco permanecieron casi todo el tiempo de pie, allí estaban tal cual el estratega lo prometió. De todas partes de la tierra vinieron amigos del Comandante y de la isla grande. En la Plaza convergieron generaciones y pueblos.

“De la patria de Bolívar y de Chávez traigo una voz que tiene millones de voces, para decirle con admiración: ¡Misión cumplida!, espléndidamente cumplida. Pocas vidas han sido tan completas, tan luminosas. Se va invicto, se va absuelto por la historia grande, la historia patria. Fidel como Bolívar y Chávez tiene mucho que hacer todavía”, dijo Nicolás Maduro.

Y después de él, el último orador, el que todos querían oír y nadie sabía cómo iba a ser capaz de hacerlo, porque es Presidente pero también hermano, de sangre y de lucha. Raúl llegó al podio con el corazón en un puño. Recordó los hechos trascendentes de la vida nacional que vivió en la Plaza de la Revolución junto al líder que construyó una sociedad socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes.

El General de Ejército hablaba y el pueblo lo acompañaba, en silencio y conmovido, solemne y angustiado: “Querido Fidel: Junto al monumento de José Martí, Héroe Nacional y autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada, donde nos hemos reunido durante más de medio siglo, en momentos de extraordinario dolor o para honrar a nuestros mártires, proclamar nuestros ideales, reverenciar nuestros símbolos y consultar al pueblo trascendentales decisiones, precisamente aquí, donde conmemoramos nuestras victorias, te decimos, junto a nuestro abnegado, combativo, y heroico pueblo: ¡Hasta la Victoria Siempre!”

Y en esa última frase se nos fue un trozo de alma, a él y a todos. Será difícil olvidar esta noche, al Raúl herido, pero fuerte como los cedros de Birán.

Imposible desprenderse de esta noche y de ese “Hasta la Victoria Siempre”, que evoca al líder y al estadista, al pueblo y su Historia, que tantas veces nos ha salvado de los imposibles y nos ha hecho levantarnos, para seguir haciendo Revolución. Todavía no sabemos cuántas almas estaban anoche en la Plaza, pero sí que eran millones los que despedían al cubano más universal de la última centuria, y el más amado.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

El General de Ejército hablaba y el pueblo lo acompañaba, en silencio y conmovido, solemne y angustiado. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Un hombre vestido de verdeolivo, “vencedor de la bala, el hambre y el frío” se añoraba en la tribuna. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Tributo a Fidel en la Plaza de la Revolución. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Tributo a Fidel en la Plaza de la Revolución. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

miles-en-la-plaza

Cientos de miles de fidelistas en la Plaza.

Se han publicado 68 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Johnny Williams Saldaña Rojas dijo:

    El mas grande revolucionario de América Latina ha cesado de pensar; pero su luz nos seguirá alumbrando por siempre. ¡Hasta siempre Comandante!

  • Marta Marín dijo:

    Noche triste y emotiva, colmada de vítores que proclaman la presencia eterna de Nuestro Comandante, el eco de su pueblo se extendió hacia los más lejanos parajes del mundo abatiendo los ridículos intentos de calumniar su memoria. ¿Qué dirán al amanecer? Qué mentiras fabricarán ahora aquellos que sin escrúpulos osaron hablar mal del invicto comandante, ¿Será que percibieron que esta noche volvió a ganarles la partida? ¡Hasta la Victoria Siempre!

  • bertha elena dijo:

    Ustedes han descrito excelentemente este momento cuyo video pude ver diferido hoy, después de leer los sentimientos tan dolorosos que nos comparten. La Plaza se desborda porque Fidel está en el corazón de millones de seres humanos del planeta, su Plaza es el mundo. La fuerza de quienes le rendimos tributo y le lloramos en cualquier parte del mundo, hace temblar a los que que se esconden en la celebración de su partida .

    El que debe vivir y vivirá siempre en nosotros supo también morir como Martí, puro y bueno, de cara al sol, honrando con su vida al pueblo que ahora se permite una pausa para llorar nuestro dolor ante su partida inevitable y expresar el amor por un hombre terreno y con una cáscara mortal, a quien no rendiremos jamás culto como a un dios, sino que recordaremos para rehacernos. Es lo que él merece y nosotros también.

    El sentimiento y la razón piden reafirmar el compromiso con Fidel de continuar la Revolución socialista y antiimperialista que él guía puesto de pie sobre el yugo. Nadie nos pida detener nuestra pena ni la junte tan siquiera por equivocación con el gozo de los bueyes mansos que sirven a sus amos odiando y mintiendo.

    Nosotros, junto al Apóstol les decimos: “Al pisar esta tierra, consagrada por tanto héroe y tanto mártir, siento mi voluntad fortalecida y mi razón asegurada; vuelvo estremecidos los ojos a los que perecieron, y como ejemplo los señalo a los que no saben honrar a los muertos, ni saben morir.”

    Desde Luanda grito por Fidel nuestro eterno Patria o Muerte, Venceremos!

  • Sheli dijo:

    No cabe duda de que el pueblo jamás lo dejará ir, a pesar de que físicamente ya no esté.. porque eso no es lo más importante, lo más importante es para lo que vivió, para lo que luchó, todo lo que hizo en vida por su gente, por su pueblo que nunca lo olvidará, está viviendo desde hace mucho tiempo en nuestro corazón, porque es el hombre más grande que ha existido en nuestra historia. Eres inigualable Fidel, padre de todos los cubanos que te añoramos con ternura, te mando un beso donde quiera que estés!!! Nunca te olvidaré!!! Hasta la victoria siempre Fidel!!

  • Reynaldo Feijoo dijo:

    No hay que ser precisamente fidelista para haber estado en la Plaza de la Revolución. Hay que ser simplemente agradecido. ¿Qué cubano no le debe algo a Fidel empezando por nuestra independencia y prestigio como nación?¿Cuántos miles para no decir millones de latinoamericanos no tenían su alma y su corazón en la Plaza celebrando la vida heroica de Fidel? ¿Cuántos millones de africanos agradecidos no estuvieron allí diciéndole gracias a Fidel y al pueblo cubano por su independencia? Los que quedamos en esta dimensión para seguir en los nuevos campos de batalla con la fe que nos inculcaste, no te pedimos que descanses en paz, porque te conocemos y sabemos que no lo harás mientras en este mundo quede una injusticia por enmendar y un solo hombre, mujer o niño que pase hambre, frío e inseguridad.¡ Hasta siempre comandante!

  • gjc dijo:

    rien n’effacera son empreinte debout contre toute les injustices a coté des peuples en lutte c’est le monde entier qui salue le commandant en chef le corps n’est plus la sa force et sa volonté reste un exemple a suivre gjc

  • Idalmis dijo:

    Hata siempre COMANDANTE,hermanos cubanos las imágenes hablan por sí solas y nosotros acompanamos ese momento desde nuestros hogares, centros de trabajos y hospitales donde el deber nos llama,los corazones de quienes te amamos hoy padecen una patología que no ha sido estudiado por la ciencia en cardiología,los corazones están desbordando AMOR, MUCHO AMOR.
    QUE CONOZCA EL MUNDO QUE EN EL RECORRIDO DE LA CARABANA EL CIELO, EL AIRE Y TODAS LAS CAPAS DE LA ATMÓSFERA ESTARÁN LLENOS DE CORAZONES PROTEGIENDO A NUESTRO PADRE BUENO.

  • EMPRESA "ESCOPAS" dijo:

    Seguimos tus ideas FIDEL porque las hicimos nuestras. Fieles al concepto de Revolución, fieles a la patria socialista. Hasta la victoria siempre Comandante!

  • balbina Pérez Rodriíguez dijo:

    Que tristeza siente mi alma, ubiese dado mi vida por preservar la del eterno comandante en jefe, luz y guia de los pobres y humildes del mundo, hasta siempre, no un adios viviras en nuestros corazones, y seras la semilla que germinarás como lo ha germinado el guerrillero heroico, hasta la victoria siempre

  • Silvestre dijo:

    El invicto comandante, todo su pueblo y su gente, del mundo entero, recibio su acompañamiento en una noche inolvidable. No hay comparación con nada, la grandeza de un hombre unico, que deja un legado de dignidad, firmeza y valentia como arma prodigiosa para seguir defendiendo a los humildes de esta tierra. gracias Fidel.

  • Katiuska Rondon dijo:

    Es duro escribir unas letras sin que brote una lágrima, pero seremos fuertes te seguiremos siempre, seguiremos tu luz, tu firmeza, tu espiritus, tus ideas. Tu nuestro PADRE siempre, nuestro lider, nuestras ESTRELLA. Vivimos por ti, y seguiremos viviendo por ti. HASTA LA VISTORIA SIEMPRE QUERIDO FIDEL, !esperanos! nos reuniremos contingo, pero ahora NO, nos queda mucho por hacer todavía por nuestra PATRIA, por RAUL, por este pueblo tan bello y por nuestro hermoso país CUBA.

  • Daymir Pineda dijo:

    Gracias por existir hasta la victoria siempre comandante

  • Alejandro H H dijo:

    Todos los Cubanos buenos y los honestos del mundo hemos perdido un padre, en lo particular aun me custa mucho trabajo creer que Fidel no este fisicamente por nosotros, se que le pasa a la mayoria de los patriotas, los que estuvimos listos para dar la vida si fuese necesario por sus ideas y por él, si por él, él enemigo sabia que cada cubano era un escolta potencial para cuidar al Jefe Comandante. Se fue pero nos deja sus ideas como arma fundamental para luchar contra el imperio y todo lo mal hecho. Raúl usted sabe y se lo ratifico que puede contar con nuestro pueblo para lo que sea. ORDENE…

  • Dr jose a soto dijo:

    con profundo dolor supimos la muerte de nuestro invencible comandante en jefe nuestros corazones muy dolidos pero tenemos que levantar banderas y seguir con sus ensenanzas y todo lo que durante mas de 50 anos nos lego soy medico resido en guinea ecuatorial y tenemos que segui adelante como el nos decia a mis hijos le inculque y mis nietos y eso es seguir para que nada desaparezca y se desarrolle mas patria o muerte hasta siempre comandante

  • Felicia DM Padron dijo:

    “Para pronunciar el nosotros,
    para completar la unidad,
    habrá que contar con el otro
    las luces y la oscuridad.”
    Silvio Rodríguez

  • HBR dijo:

    Esta será siempre tu Plaza Fidel. Allí estuvimos y te inmortalizamos. Han sido días muy tristes, es cierto que el paso a la inmortilidad duele.

  • wilver dijo:

    Amigos: cuando inició anoche la despedida de Fidel y recién se leía el encendido poema con sus imagenes de fondo, pasó por encima de la Plaza de la Revolución una estrella fugaz.
    Personalmente pensé que era una ilusión óptica o un juego de mi mente, pero muchos de los presentes comentaron haberla visto pasar y todos nos emocionamos, !que magia la de Fidel!

  • teresa dijo:

    completamente de acuerdo con marta marin… que diran ahora!!!!

  • Emily dijo:

    Mi Comandante:
    Hoy tristemente me respondo la pregunta que me hice desde niña….Ycuando muera Fidel?Para mí y para muchos serías inmortal,y no es de otra forma.Solo queda el dolor de no verte más,de no escucharte más.Hoy te digo Hasta Siempre ,yo y todo tu pueblo,el agradecido,no podemos hacer otra cosa que llorarte.Santiago de Cuba entero te da las Gracias!

  • dauniel dijo:

    Mis más sinceras condolencias a nuestro invencible Comandante en Jefe Fidel Castro.Fidel por siempre

Se han publicado 68 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dianet Doimeadios Guerrero

Dianet Doimeadios Guerrero

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente. En twitter: @islabril

Ladyrene Pérez

Ladyrene Pérez

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana. Fotorreportera de Cubadebate. En twitter: @makuijo

Vea también