Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Haití tras Matthew: “Cuando dejemos de contar los muertos, será cuando más haya”

| + |
El pueblo haitiano sufrió las consecuencias del terremoto en 2010 y seis años después Matthew vuelve a provocar caos. Foto: AP.

El pueblo haitiano sufrió las consecuencias del terremoto en 2010 y seis años después Matthew vuelve a provocar caos. Foto: AP.

Haití es, desde 2010, una herida abierta. El terremoto de hace seis años causó unos 316 mill muertos, 350 mil heridos y dejó a más de un millón y medio de personas sin hogar. Muchos de ellos seguían sin un techo bajo el que vivir cuando el huracán Matthew llegó con sus vientos de 220 kilómetros por hora y sus lluvias torrenciales. La tormenta, que ha causado más de 900 muertos y decenas de miles de desplazados, resucitó una amenaza que, como salida de las grietas de la tierra, cercó a los haitianos tras el temblor: el cólera.

La enfermedad mata por deshidratación. Causada por la bacteria vibrio cholerae, provoca fuertes diarreas que literalmente vacían el organismo de algunos de los elementos imprescindibles para la vida: agua, sodio, bicarbonato y potasio. Esta dolencia intestinal, relacionada con la ingesta de aguas sin tratar, es endémica en Haití. El objetivo ahora es que no se recrudezca y eche por tierra la labor de contención que las autoridades sanitarias y las organizaciones de ayuda han llevado a cabo durante estos años.

Para ello, y para mucho más, partió una brigada de médicos cubanos internacionalistas pertenecientes al Contigente Henry Reeve, que representa una parte importante de la ayuda que recibe Haití en sus trágicas circunstancias. Pero en situaciones como esta, ni siquiera todos los actos de solidaridad pueden evitar el sufrimiento y el desastre que vive ese pueblo. Un país que sigue empobreciéndose ante la mirada de las potencias mundiales, donde solo es noticia durante los desastres naturales.

Una destrucción impresionante

Las afectaciones por el huracán Matthew en Haití son impresionantes. Foto: Reuters.

Las afectaciones por el huracán Matthew en Haití son impresionantes. Foto: Reuters.

Cristina Muñoz, coordinadora de la ONG Ayuda Humanitaria de la Alianza, explica que lo primero que hicieron tras el paso del huracán fue “colaborar en informes de evaluación sobre seguridad alimentaria en el sudeste. Esta zona no fue una de las más afectadas por el huracán, pero era donde estábamos y hemos comprobado la destrucción de hasta el 80% de las cosechas”. Su equipo se abre paso ahora hasta el extremo oeste del país, donde los daños han sido grandes.

En el camino, “están encontrándose con la destrucción y con mucha gente desesperada. Son personas que han perdido su casa y su pequeña cosecha y que están refugiadas en casas de familiares, por lo que no aparecen en las cifras oficiales”.

En esa idea insiste María José Agejas, portavoz de Intermón-Oxfam España y recién regresada de Haití: “El estado de ánimo allí es difícil de describir, porque hay tristeza, desesperación e incluso enfado”, relata, “pero lo más claro que te puedo decir es que hay gente hambrienta, porque ha perdido el pequeño cultivo del que vivía, ha perdido la casa en la que podía tener algo almacenado y ha perdido hasta los aperos con los que labrar. Cuando dejemos de contar los muertos, será cuando más muertos haya”, sentencia con tristeza.

Las lluvias, los vientos y la precariedad de las construcciones han sido la dramática alianza que ha causado una destrucción impresionante.

Agejas explica que las cifras hablan ya de 1,4 millones de personas afectadas. Eso supone el 12% de la población total del país y por la dimensión de la tragedia, hace falta el trabajo del estado y el compromiso de los grandes donantes.

Proteger a los niños

Proteger a los niños es uno de los objetivos más importantes en la devastada Haití. Foto: Reuters.

Proteger a los niños es uno de los objetivos más importantes en la devastada Haití. Foto: Reuters.

Una de las prioridades de todas las organizaciones que trabajan sobre el terreno es proteger a los niños, especialmente vulnerables frente a los brotes de enfermedades infecciosas y menos capaces de resistir a la virulencia del cólera.

UNICEF ha hecho un llamamiento urgente para prestar ayuda a los más de 890 mil niños afectados por el huracán en los departamentos Sur y Gran Anse. 590 mil de esos infantes necesitan asistencia humanitaria urgente, según los cálculos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia.

Para ayudar a los niños, también debe serlo la recuperación de la normalidad. Según las primeras estimaciones, el 50% de las escuelas en Gran Anse, Sur y Puerto Príncipe han sido dañadas, lo que ha dejado sin colegio a más de 130 mil menores. Devolverlos a la escuela es fundamental.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: Reuters.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: Reuters.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: AP.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: AP.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: EFE.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: EFE.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: Reuters.

Haití tras el paso del huracán Matthew. Foto: Reuters.

(Con información de HuffPost/ Cubadebate)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también