Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

La policía brasileña desmiente una de las “acusaciones” contra Lula

| 1 |
 Foto: AFP/Evaristo Sa.

Foto: AFP/Evaristo Sa.

Una investigación de la policía brasileña concluyó que un apartamento de lujo en el exclusivo balneario de Guarujá no era del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encerrando así los rumores que levantaban sospechas sobre él y su familia, apuntados como los dueños de dicha propiedad. La revelación es un aliento sobre el esfuerzo de la defensa del expresidente que trata de sacarlo de las denuncias de corrupción contra su Gobierno (2003-11).

Según informaciones de la policía, la verdadera dueña del piso era la publicista Nelci Warken, que será investigada por lavado de dinero, fraude y falsa ideología, y que fue detenida en enero, en la fase Triple X de la Operación Lavacoches, la misma que investiga una trama de desvíos entre la estatal Petrobras y las mayores constructoras brasileñas, durante los años del Gobierno de Lula y su Partido de los Trabajadores (PT).

«Quedó demostrado que la verdadera propietaria del inmueble 163-B sería Nelci Warken, socia de (la empresa) Paulista Plus Promoções LTDS», dice el informe policial difundido en la prensa local.

El piso investigado es un apartamento «penthouse» construido en Guarujá, a 63 kilómetros de São Paulo. El edificio Solaris fue construido por la cooperativa sindical Bancoop, dirigida entonces por João Vaccari Neto, extesorero del PT, que se encuentra preso desde el año pasado por desvío de fondos para la campaña electoral de la presidenta licenciada Dilma Rousseff, en 2010.
Intención de compra

La operación realizada por la policía y el Ministerio Público investigó a los propietarios que usaron testaferros para ocultar patrimonio, y entre los sospechosos estaba Lula da Silva, que llegó a visitar el inmueble con sus hijos y su esposa, Marisa Leticia Lula da Silva, interesada en comprarlo.

Marisa llegó a pagar las cuotas de Bancoop para comprar un piso en el mismo edificio, pero desistió, según comprobó en documentos enviados por sus abogados a los investigadores. La esposa de Lula inició el mes pasado julio una acción judicial contra la cooperativa, pidiendo la devolución de lo que pagó entre abril del 2005 y setiembre del 2009. El edificio fue transferido en 2009 a la constructora OAS, otra involucrada en la trama de corrupción que viene siendo revelada desde abril del 2014.

Lula era el principal blanco de la operación llamada «Triple X», que lo investigaba por ese piso y por una paradisiaca finca en el municipio de Atibaia, en el interior de São Paulo, que frecuenta con su familia. La casa de campo fue reformada por Odebrecht, una de las constructoras investigadas que tiene a su presidente, Marcelo Odebrecht, preso. El caso sobre esa propiedad aún no está resuelto.

El expresidente y su esposa fueron convocados a dar explicaciones y Lula llegó a ser detenido, en marzo, para aclarar las sospechas sobre ambas propiedades.

(Información de ABC )

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Román dijo:

    Me gustaría saber si la “gran prensa” capitalista, da ahora amplia cobertura a esta misma noticia…

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también