Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Premia LASA al intelectual cubano Ambrosio Fornet

| 3 |
Ambrosio Fornet y Silvia Gil, en la entrega del Premio LASA. Foto: Flor de Paz

Ambrosio Fornet y Silvia Gil, en la entrega del Premio LASA. Foto: Flor de Paz

Por su contribución a los estudios sobre Cuba, el crítico literario, ensayista, editor y guionista de cine Ambrosio Fornet Frutos, recibió esta semana el Premio a la Excelencia Académica 2016 que otorga la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), organización encauzada a fomentar en todo el continente americano el debate intelectual, la investigación y la enseñanza sobre la región y sus pobladores, así como a incentivar el compromiso cívico a través de la construcción de redes y del debate público.

Este “filósofo de Veguitas”, como lo apodó la Escritora Nancy Morejón, “porque así se llama su pueblo natal, y el de Silvia Gil (su esposa), a quien nombro con mucho gusto por haber contribuido como nadie más a la edificación de un andamiaje que la ennoblece”, cuenta entre sus grandes aportes con el de haber escrito la historia del libro en la Isla.

Pero, “Veguitas es el punto de partida y no se distingue de Nueva York ni de Madrid, puesto que desde sus raíces alienta la estatura de una sabiduría que creció y creció enfrentando las contradicciones más agudas, en cuyos senos se formaron las más puras esencias de un quehacer intelectual incomparable.

placa

“Fornet fue, definitivamente, uno de los hacedores de la industria editorial en nuestro país y esa práctica, quizás, le llevó a compilar la historia del libro cubano desde sus inicios (durante el siglo XVIII)”, dijo Morejón en el acto de entrega de la placa acreditativa del Premio, realizado en La Casa de Las Américas, donde hizo un paralelo entre el penetrante poder de observación de Ambrosio y sus contemporáneos preferidos: Alejo Carpentier, Nicolás Guillén y Roberto Fernández Retamar, entre otros.

Acerca del homenajeado la oradora significó las enseñanzas de Fornet en torno a la supremacía de los valores morales “frente al consumo burdo, a la decadencia de quienes pretenden concebir al planeta como una selva”.

Él también “hizo palpables los catálogos más rigurosos de nuestra vida editorial e incorporó a nuestro contexto cultural temas tercermundistas con un énfasis indoblegable en las diversas literaturas africanas y antillanas”, expresó la escritora, Premio LASA 2012 y miembro de la Academia Cubana de la Lengua.

Al referirse a la pasión constante de Fornet por el arte cinematográfico, cuyo más popular aporte es el de haber sido el guionista de la película Retrato de Teresa, Morejón subrayó el valor de los enfoques y reflexiones del crítico al respecto en los textos que aparecen recogidos en su libro Las trampas del oficio, apuntes sobre el cine y la sociedad, publicado en 2007.

Norberto Codina, director de la revista La Gaceta de Cuba, de la UNEAC, otro de los oradores en el acto, dijo que el autor de En tres y dos ha ejercido con naturalidad y lucidez la orientación intelectual, literaria y estética de un determinado momento, llámese quinquenio gris; o de un determinado escritor, llámese Alejo Carpentier; de una cátedra, la del libro en Cuba, o la de la lectura de originales ajenos y talleres sobre el guion, labores que Fornet ha desempeñado desde su sempiterna modestia”.

Como bien ha dicho Roberto Fernández Retamar, parafraseando a Eduardo Galeano, “parece que no se ha enterado todavía que él es Ambrosio Fornet”, dijo Codina. “Y se las agenciado… para que esas cualidades sumen una voluntad constructiva, aunque para nada complaciente”.

Según el intelectual, hay un capítulo en ese magisterio del premiado, el correspondiente al meollo de LASA, en el que se halla su vínculo con La Gaceta de Cuba. “Fornet fue decisivo para empezar a reconocer la literatura y el arte cubano donde quiera que se genere, debido al fenómeno del exilio o a la emigración simplemente económica, un tejido que en sus diferentes vertientes conforma lo que hemos comprendido como diáspora. Él fue un abanderado en La Gaceta para el examen de la cultura cubana en el mapa traumático y disperso del emigrado”, concluyó.

Ambrosio Fornet es autor de A un paso del diluvio (1958), En tres y dos (1964), En blanco y negro (1967), El libro en Cuba; Siglos XVIII y XIX (1994), Las máscaras del tiempo (1995), La coartada perpetua (2002), Carpentier o La ética de la escritura (2006), Las trampas del oficio (2007), El otro y sus signos (2009), Narrar la Nación. Ensayos en blanco y negro (2009) y A título personal (2010), además de su labor como editor, antólogo y prologuista de numerosos volúmenes.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Un cubano dijo:

    Un gran de nuestra cultura, sabiduría. Modestia, sentido del deber, apego a los valores y principios de la nación cubana. Un abrazo para usted, Ambrosio Fornet Frutos.

  • Ciro Oyarzún dijo:

    Premio jamás tan bien merecido

  • Dino dijo:

    Mi más sincero enhorabuena a Ambrosio Fornet por este reconocimiento que lo honra no solo a el sino a todos los cubanos que aman a su país.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Flor de Paz

Flor de Paz

Periodista cubana y artista de la plástica.

Vea también