Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Un teatro en el centro de la historia

| 13 |
Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

Que el presidente Barack Obama tenga previsto ofrecer un discurso este martes, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, no es un hecho fortuito. A lo largo de casi dos siglos, el emblemático coliseo ha sido uno de los pedestales distintivos de la sociedad cubana.

Desde su inauguración en 1838, bajo el nombre de Gran Teatro Tacón, ha estado en constante relación con los hechos culturales, sociales, políticos, científicos e históricos de diversas épocas.

Por su escenario han desfilado figuras legendarias de la danza como Fanny Elssler, Maya Plisetskaya, Ana Pávlova, Julio Bocca y la propia Alicia Alonso; la actriz francesa Sarah Bernhardt; músicos de la talla de José White, Ignacio Cervantes, Claudio Brindis de Salas, Serguei Rachmáninov, Rodrigo Prats; compañías de arte lírico, conjuntos de danza, orquestas sinfónicas y una sustanciosa lista de personalidades descollantes de la cultura nacional y mundial.

Sin embargo, el Gran Teatro fue también el sitio donde el mandatario republicano Calvin Coolidge, último presidente estadounidense en ejercicio en viajar a Cuba, ofreció un discurso durante la Sexta Conferencia Panamericana, el 16 de enero de 1928. En aquel entonces, el coliseo estaba bautizado con el nombre de Gran Teatro Nacional.

Aquel acto inaugural contó con dos intervenciones: la de Coolidge y la del entonces presidente cubano Gerardo Machado.

Varios medios de prensa de la época refieren que, en su discurso, Coolidge destacó los “éxitos” de una integración continental; alabó los adelantos científicos y tecnológicos y trató de convencer al auditorio de las buenas intenciones de su gobierno. Habló también de la herencia común y de limar asperezas. Puntos que, quizá, pudiera tener en común el actual gobernante de la Casa Blanca, quien se dirigirá a un auditorio de unas mil personas.

Luego de tres años de una intensa restauración capital, el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, reabrió sus puertas el Primero de enero de este año, con una gala del Ballet Nacional de Cuba, dedicada al aniversario 57 del triunfo de la Revolución.

Inaugurado el 15 de abril de 1838 con el nombre de Teatro de Tacón ―en honor al Capitán General don Miguel Tacón, el Gran Teatro fue considerado en su época el más grande y lujoso del continente latinoamericano. Actualmente es la más antigua institución teatral en activo de Latinoamérica.

Su primer dueño fue Pancho Marty, quien vendió el teatro a la compañía Anónima del Liceo de La Habana, institución que luego la cedió a la Sociedad Centro Gallego.

Después de varias reformas, el edificio fue remodelado y en 1915 reabrió sus puertas con su forma actual. En su historia de apelativos, han figurado otros nombres, como Gran Teatro Nacional, Teatro Estrada Palma y Teatro García Lorca.

A partir de 1985, a iniciativa de la propia Alicia, el edificio pasó a denominarse Gran Teatro de La Habana, reservándose el nombre de García Lorca para su sala principal.

La institución es hoy por hoy una de las realizaciones arquitectónicas más notables que posee el contexto urbano capitalino. Ubicada en un sitio privilegiado de la ciudad, su fachada de estilo neobarroco se levanta tras la explanada que ocupa el Parque Central, y emula, con el Capitolio Nacional, actualmente en reparación.

Desde el punto de vista histórico es el único teatro, en la capital, que conserva el formato italiano de la herradura; la suntuosa escalera en espiral, cuyos mármoles presentan un conjunto de formas escultóricas que ascienden majestuosamente hasta el techo.

El trabajo reconstructivo a que fue sometido abarcó todo el inmueble. Hoy se encuentran restaurados sus fachadas, vestíbulos, palcos, cubierta y tabloncillo. Asimismo, cuenta con nuevos mobiliarios, telones, sistema de climatización, acústica, mecánica escénica, salones de ensayos para los bailarines y la orquesta, un estudio de grabación y más de 20 camerinos y baños.

Con todo su esplendor de antaño, el Gran Teatro de La Habana ha vuelto al centro de la vida cultural e histórica del país. Quién sabe si, dentro de poco, regrese al imaginario popular aquella famosa copla que, en referencia a la suntuosa araña del coliseo, decía:

Tres cosas tiene La Habana
que causan admiración:
son el Morro, La Cabaña
y la araña de Tacón.

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • LA INDUSTRIALISTA dijo:

    TODO MUY BUENO, LO QUE HACE FALTA QUE PONGAN MAS COSAS EN DIRECTO POR LA TV, Y AYER LUINES NO PUSIERON EL PROGRAMA DE PANFILO DE LA CONVERSACION CON OBAMA QUE TODO EL MUNDO ESTABA ESPERANDO Y ANUNCIARON POR TELEAVANCES. ¿QUE PASA, LOS DIRECTIVOS DE LA TV ESTAN DORMIDOS?

    • Lasker dijo:

      Amigo mío el programa de ayer fue el que Luis Silva anunció en Teleavances en el que Chacón andaba perdido y todos lo buscaban.
      El squetch con Obama fue sólo eso y duró unos minutos y salió en Teleavances y nada más, no es un programa completo ni anunciaron que lo iban a poner ni nada parecido.
      Sé que en otras ocasiones trastocan el capítulo de la novela y cosas así pero no fue el caso esta vez. Saludos

  • LA ESPIRITUANA dijo:

    Precioso el Teatro

  • SEP dijo:

    Coincido contigo industrialista no solo lo de panfilo pienso que la cobertura de forma general tiende a ser limitada y no a tiempo real. Solo se brindan fragmentos o “resumenes” a posteriori de los acontecimientos del dia. Por ejemplo no se sabe bien a que hora comienza el discurso en el gran teatro hoy. La revista de la mannana dio cualquier noticia menos esa dando solo informaciones preteritas de lo ocurrido ayer con la visita. Pienso no es correcto ni adecuado que la gente tenga que acudir a otros medios foraneos para tener major cobertura informativa sobre los acontecimientos de la visita.

  • admiradora dijo:

    QUE BELLESA, MIS FELICITACIONES PARA SUS RESTAURADORES.HAN REALIZADO UN TRABAJO IMPECABLE.

  • Niobis Valiente López dijo:

    Hermoso teatro, buena reconstrucción, mis parabienes para los trabajadores que realizaron tan magnifica labor. Solo un gobierno demócrata, revolucionario, progresista, amente de lo justo le dan tanta importancia a la cultura, ya lo dijo Fidel una revolución solo puede ser hija de la cultura y las ideas, eso también es derecho humano y nosotros los cubanos tenemos el acceso a la cultura con calidad,como diría una buena amiga mía: buena, bonita y barata.

  • Mengano dijo:

    Un teatro fastuoso, bello, lindo..

  • Natasha dijo:

    Si vamos a hablar de historia, imposible obviar la del edificio!!!! El Centro Gallego de La Habana, construido con el sacrificio de decenas de miles de gallegos que son parte de nuestra propia cultura y nuestra propia familia. Es una falta de conocimiento, de respeto o de sensibilidad borrarlos de un plumazo…

  • Niobis Valiente López dijo:

    SEP, no esta siendo totalmente objetivo, la TV. ha transmitido los momentos significativos en vivo y directo, el arribo a La Habana, la llegada a la Habana Vieja, cuando entró a la catedral, su visita al memorial José Martí, el recibimiento oficial, la conferencia de prensa. El discurso en el teatro Alicia Alonso también se transmitirá. A mi me parece que la cobertura ha sido adecuada, la que lleva ni más ni menos.
    No olvidar que Obama no es el mejor amigo de Cuba, lamentablemente el mejor amigo de Cuba no esta físicamente entre nosotros. no obstante lo estamos tratando con respeto y consideración, no fue el mismo trato que recibío Fidel cuando habló por primera vez hablar a la ONU.

  • maestra cubana dijo:

    Realmente la visita de Obama a nuestro país es importante para que de propia mano el pueda conocer a nuestro pueblo y su realidad.

  • AMANDA dijo:

    ES UN TEATRO HERMOSO… FELICIDADES A LOS Q HICIERON ESTA TAREA DE DEJARLO TAN ELEGANTE Y BELLO!!!

  • lestad dijo:

    MUY BONITO EL TEATRO, REALIZARON UN BUEN TRABAJO…. PERO Y EL DISCURSO CUANDO LO TRASMITEN

  • Natacha Santiago dijo:

    2da. carta a Obama y esta vez no es un sueño la que la origina. A propòsito de su intervención en el Teatro AAlonso
    Lección de un discurso que fortalece y nuestra soberanía. Primeras impresiones. (Una de las aristas)
    Mr Obama
    Pocos minutos después de concluir su discurso, enardecida y hablando claro y con nuestra razón por delante, debo decirle con sumo respeto y con la libertad que Ud. esgrimía, que nadie eligió aquí en Cuba a un opositor, papel que con total arrogancia asumió la Administración de turno de su país, contra nuestro pueblo desde 1959, cuando alcanzamos nuestra verdadera libertad.
    Hemos escuchado con respeto e interpretado su discurso gracias a la preparación que tenemos, a las experiencias de nuestras vidas y la nobleza que nos caracteriza en la aceptación de la diversidad y de escuchar expresiones ajenas a nuestros criterios aunque sepamos que no se ajustan en su totalidad a la realidad.
    Mr., los cambios comenzaron en Cuba, cimentados por la sangre y el sacrificio de miles de cubanos, el primero de enero de 1959. Realmente no pudimos desarrollar nuestro proyecto revolucionario en toda la dimensión propuesta por nuestros dirigentes históricos que abrazaba todo nuestro pueblo, por la oposición del gobierno de EEUU que alentó y financió a las organizaciones terroristas, como las que “él lamentó” existieran en otros paìses en el inicio de sus dos recientes intervenciones públicas en La Habana ante las acciones asesinas que actualmente se producen, como las que se multiplicaron durante las primeras décadas de nuestra existencia como nación independiente y que desolaron a numerosas familias cubanas, lo que no podremos olvidar.
    Nuestra fortaleza nos trajo hasta aquí y continuaremos, además sería conveniente que considerara el concepto Revolución formulado por nuestro Cmdte en Jefe para comprender mejor nuestra realidad y nuestra proyección como país libre e independiente, que ya ha transitado varias generaciones, múltiples, desde 1868, cuando se inició la Revolución cubana.
    Agradezco la oportunidad de confirmar los criterios acerca de la necesidad del sacrificio de los cubanos ante la situación beligerante que nos han impuesto las diferentes administraciones norteamericanas, que las mayorías hemos experimentado.
    Agradezco la dignidad que nos caracteriza como pueblo de médula victoriosa por las ideas de Martí y su extraordinario continuador, nuestro Cmdte en Jefe Fidel Castro, que representan nuestro paradigma y orgullo y también la capacidad de interpretación de la Historia gracias al desarrollo educacional e ideológico que hemos alcanzado por nuestro único privilegio, el de vivir en soberanía gracias a la victoria y mantenimiento de la Revolución que se sostiene por la determinación de todas y todos los patriotas de nuestra Patria de los que formo parte.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amelia Duarte de la Rosa

Amelia Duarte de la Rosa

Graduada en 2008 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Actualmente es la Jefa de la página de Cultura en el periódico Granma.

Vea también