Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Papa califica de verdadera plaga social al desempleo juvenil

| 3 |
Papa Francisco. Foto: EFE.

El pontífice ofreció estas declaraciones durante una audiencia con los miembros de la Federación Nacional de los Caballeros del Trabajo de Italia. Foto: EFE.

El papa Francisco consideró hoy que el desempleo juvenil es una plaga social y el síntoma de una avería grave en las sociedades contemporáneas.

En un encuentro con miembros de la federación italiana Caballeros del Trabajo, el Sumo Pontífice estimó que el fenómeno afecta a los jóvenes al privarlos de un componente esencial para su realización personal.

Pero también tiene consecuencias negativas para la comunidad empresarial, agregó, en tanto esas instituciones pierden la posibilidad de recibir los aportes de una fuerza de trabajo renovada.

De acuerdo con el obispo de Roma, “el mundo del trabajo debería estar preparado y a la espera de los jóvenes dispuestos a participar y a emerger“.

Sin embargo, lo que sucede en realidad es que muchas veces los jóvenes reciben el mensaje de que no son necesarios, alertó.

Francisco resaltó el valor del trabajo al subrayar su capacidad para implicar a las personas y encargarles responsabilidades, lo que estimula la capacidad de emprender, la creatividad y el compromiso.

Según el Pontífice, esto tiene efectos positivos sobre las nuevas generaciones pues lleva a la sociedad a mirar hacia adelante y a ofrecer oportunidades, lo que significa esperanza para el futuro.

(Con información de agencias)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jesse dijo:

    Es cierto aqui en españa los dueños de las transnacionales vieron con reselo las fuertes palabras de Sumo Pontifice muy ciertas y justas pero no le convienen a los poderosos

  • 3men2nre2y5ntrol dijo:

    Esa plaga también está aquí hace bastante tiempo…

  • Paulina Hernández Mezonet dijo:

    Muy importante la reflexión del sumo Pontífice. Afortunadamente en nuestro país existen ofertas laborales para los jóvenes, sin embargo el fenómeno que observo y me preocupa es el poco interés de estos por acceder a trabajos profesionales y técnicos del Estado. No es despreciable la cantidad de jóvenes que se incorporan al sector cuentapropista, sobre todo a tareas del comercio y la gastronomía mientras hay un alto número en las calles haciendo lo que aparece en el día, o formando grupos en las esquinas de los barrios, convirtiéndose en focos de indisciplinas sociales que no dejan dormir por las noches molestando en las esquinas. A pesar de las posibilidades y prioridades que se le brinda en Cuba a este sector, considero que la familia debía desempeñar un papel más objetivo en este aspecto. Algunas familias no orientan adecuadamente a sus hijos y aceptan con tremenda facilidad decisiones facilista que les posibilite dinero rápido y fácil sin tener en cuenta la necesidad de que el hombre aprenda aluchar por lo que quiera y sobre todo que aprenda a sacrificarse por lo que quiere recordando que lo que se obtiene sin sacrificios, no siempre es durardero. Yo stoy muy preocupada por ver cómo va desapareciendo hasta de la vida escolar el componente laboral tan necesario en la formación del hombre. Nuestra educación siempre cumplió con este principio martiano, no sé si la pedagogía ha cambiado algo en este sentido. En mi larga experiencia pedagógica tuve muchas vivencias positivas del papel del trabajo en la modelación y hasta transformación de la conducta del individuo.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también