Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Diputados limitan poderes de Dilma en Brasil

En este artículo: Brasil, Dilma Rousseff
| 13
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. Foto: Archivo.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. Foto: Archivo.

La Cámara de Diputados dio un nuevo golpe a la presidenta Dilma Rousseff, esta vez por partida doble: aprobó una enmienda constitucional que le quita el poder de designar nuevos ministros de la Suprema Corte y aplazó la votación del ajuste fiscal, cuya aprobación inmediata es vital para el gobierno.

El proyecto aprobado eleva de 70 a 75 años la edad de retiro obligatorio de los ministros del Supremo Tribunal Federal (STF).

Con ellos, la presidenta no designará a ningún magistrado de esa corte en lo que resta de su gobierno, que termina en 2018, salvo que alguno renuncie antes de tiempo.

De no haber sido aprobada la iniciativa, Rousseff habría designado a cinco de los 11 ministros del Supremo, que completan 70 años hasta 2018.

El proyecto fue aprobado en la madrugada de hoy con 333 votos a favor y 144 en contra, además de 10 abstenciones.

Según informa hoy el diario Folha de Sao Paulo, la abrumadora mayoría fue lograda gracias a que representantes de nueve partidos que integran la coalición de gobierno llegaron a un acuerdo con la oposición y con el presidente de la Cámara Baja, Eduardo Cunha.

Cunha fue quien puso sobre la mesa la iniciativa, que “dormía” a espera de aprobación desde 2005. Pese a integrar el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) -el principal aliado del gobierno-, Cunha es un enemigo declarado de Rousseff y ha sido mentor de las principales sanciones legislativas que sufrió el gobierno presidenta desde que asumió su segundo mandato, el 1 de enero.

(Con información de DPA)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JB dijo:

    Soy partidario de Dilma, como antes lo fui de Lula a pesar que en nuestro país se criticó por decidirse a vender todo el alcohol que los EEUU pudieran comprarle como biocombustible durante el mandato de Bush hijo. Ambos han demostrado ser amigos de Cuba. Sin embargo así deben ser las democracias y las figuras presidenciales no deben tener poder absoluto para dictar leyes o medidas solo desde su visión de poder.

  • Francisco Rivero dijo:

    Este despacho de la agencia DPA, lamentablemente falta a la realida de esta votacion de la Camara de Diputado de Republica Federativa de Brasil. si atendemos que hace 10 años que por las caracteristica de trabajo de este Camara era de esperar que fuera atendida con el resultado de esta votacion.

    Atendiendo al titulo de este despacho de prensa y su contenido, que se articula muy bien en toda la estrategia de los monopolios de prensa e informacion tanto en Brasil como en sus afines a nivel internacional de acoso y derivo contra la politica de gobierno de la Presidenta Dilma.

    Me permito llamar la atencion que en dias recientes acontecio una terrible masacre policial ordenada por el gobernador Beto Reich (PSDB. partido de la oposicion), con mas de 200 heridos contra maestro y servidores publicos en huelga del sector de la educacion en la ciudad de Curitiva en el Estado de Parana.

    Un saludo cordial.

  • Luis Serrano TERRY dijo:

    Si el enemigo es parte de la casa, ¿qué otra cosa se puede esperar?
    Serrano TERRY.

    • EduardOFS dijo:

      Terry Parece que el enemigo es mayoritario

      333 votos a favor y 144 en contra, además de 10 abstenciones…….

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Sólo llamar “enemigos” a quienes no piensan igual que yo, indica quién es el verdadero enemigo.

    • miguelangel dijo:

      Terry te recomiendo la entrevista a Jose Mujica por el Pais de Espana y lo que mas afecta a la izquierda

  • alexander dijo:

    El poder no puede estar solo en mano de una persona, la historia tiene bastante ejemplo dañino de esto.

    Nadie puede estar por encima de los otros, ni el presidente de cualquier país, el fue elegido para servir al pueblo no para servirse del pueblo.

    • AMG dijo:

      Alexander, estoy teóricamente, de acuerdo con usted, pero no creo que ese sea el caso de Dilma, a no ser que tenga usted elementos que prueben que sí ¿los tiene?

  • REFLEXIVO dijo:

    Las fuerzas progresistas tienen que ponerse las pilas, porque poco a poco le van a quitar a Dilma la presidencia y se convertirá en una figura decorativa. Primero querían evitar que se iniciara el Programa Más Médicos, como un ejemplo. No pudieron en ese momento y seguirán buscando vías para seguir disminuyendo el poder de la presidenta y que sean los diputados los que gobiernen, porque hay mayoría opositora

  • Roberto dijo:

    Ahi va el enemigo, como simpre los cubanos no podemos entender que en los demas paises de America Latina hay senadores, diputados que son de derecha y son tan patriotas como los que se denominan de izquierda ,ese concepto unimente que existe que patriotas son solo los aliados al gobierno en otras paises no funciona asi, asi es la politica.

    • el opinador dijo:

      Asi mismo es, nosotros no podemos entender, pero no es culpa nuestra. Nosotros siempre tenemos unanimidad, hasta Raúl lo ha criticado, porque sabe q es hipócrita, e s imposible q 650 personas estén siempre de acuerdo con todo. Cuando al cabo de los años de arriba dicen q es equivocado entonces también están de acuerdo. Chávez repetía mucho una frase q no recuerdo si es de Lenin o de Troski, q “toda revolución necesita del látigo de la contrarrevolución. “Cuando nadie dice q estamos equivocados, siempre pensamos q no lo estamos. Ejemplos sobran. He leído valientes y acertados comentarios, q sorpresivamente publican, ojala este no lo censuren.

  • antonioXXI dijo:

    Todo depende del prisma a través del cual se miren las cosas, pero considero que al gobierno de Dilma le está pasando factura su posición de término medio. El pueblo observa la radicalización de los gobiernos latinoamericanos, la cual no existe en Brasil. Mientras para la burguesía, el Partido de los Trabajadores, nunca representó ni representará sus intereses. Entonces, pienso que se debe tomar partido de forma definitiva y frontal para, almenos, recibir el total apoyo de uno de los dos actores de la vida social del país, la burguesía o el proletariado, de no ser así ambos le rechazarán o no le brindarán el apoyo necesario para la implementación de sus políticas. Es imposible estar en paz con Dios y con el Diablo al mismo tiempo. Esto es mucho más complicado de analizar que lo que puedan explicar estas líneas, pero es un comienzo. Particularmente pienso que Brasil está perdiendo una gran oportunidad histórica para implementar una versión propia de la Revolución Ciudadana, por mencionar una de las existentes en la región.

  • lcb dijo:

    Veo entusiasmo en algunos foristas con relación a que lo ocurrido a la presidenta Dilma es una consecuencia de las estructuras democráticas existentes en los paises Latinoamericanos. Las estructuras pueden ser más o menos democráticas para un momento histórico, lo que nunca han sido para nada democráticas son las plutocracias que han existido en la América Latina y no es un problema de poder tener una opinión propia libremente. En toda la historia las ologarquias han defendido solo los intereses foraneos a cambio de migajas sin importarles su propio pueblo y eso es lo que quieren seguír haciendo donde hoy hay un gobierno preocupado por su pueblo.

    Entorpecer al gobierno para propiciar un golpe de estado de los que ahora se estilan no tiene nada de democrático y pensar diferente no justifica semenjante proceder y eso es lo que está detras en el contenido de la noticia según mi libre opinión.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también