Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Hoy en la Feria, ¡Play Ball! Debatiendo las relaciones Cuba-Estados Unidos

| 3

TemasEsta mañana fue presentado en la sala José Antonio Portuondo de La Cabaña el segundo libro electrónico de la revista Temas: ¡Play Ball! Debatiendo las relaciones Cuba-Estados Unidos, de los compiladores Rafael Hernández y Jorge I. Domínguez.

A propósito, sesionó un panel de debate moderado por el Dr. Raúl Garcés, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Garcés identificó el momento como ideal para analizar con serenidad los acontecimientos relacionados con las declaraciones del presidente cubano Raúl Castro y norteamericano Barack Obama el pasado 17 de diciembre.

La discusión estuvo integrada por Jorge Mario Sánchez, investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y de Estados Unidos, Peter Kornbluh, director del proyecto de documentos de Cuba y Chile del National Security Archive, y Rafael Hernández, director de la revista Temas.

Jorge Mario Sánchez apuntó que la cultura de resistencia, la improvisación, y el espíritu de supervivencia de la sociedad cubana, han provocado una distorsión en la formación de valores que provoca una “falta de anticuerpos” que pudiera significar un sobredimensionamiento de las características de la sociedad de consumo norteamericana.

Además, advirtió que pequeños cambios en política pueden tener grandes impactos en la economía de la Isla, y que muchos negocios privados cubanos se han constituido a partir de inversiones provenientes de Miami, lo que pudiera funcionar como catalizador de los procesos en marcha, y dislocar los ritmos y la coherencia de la reforma económica cubana.

Peter Kornbluh, por otra parte, centró su intervención en la presencia de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, lo cual considera una falacia justificada por la administración de Ronald Reagan y es una estrategia que intentó ofuscar las diferencias entre el terrorismo y el apoyo a procesos revolucionarios en América Latina.

Rafael Hernández enfatizó en la necesidad de aclarar que el lobby cubano-americano no era el único que decidía la postura del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba. Para entender lo que sucedió el pasado 17 de diciembre, añadió, hay que comprender que el cambio de política hacia la Isla se convirtió en voluntad política de EE.UU.  y eso ha cambiado cualitativamente la relación y la ha puesto por delante de otros asuntos que antes eran prioritarios.

Sobre el legado de desconfianza de ambos países, el director de Temas sostuvo que no es un asunto psicológico. Comentó que Cuba y Estados Unidos han sido enemigos durante años, y ahora serán adversarios, no han sido las reglas del juego las que se han modificado, sino el juego en sí. “Ni la naturaleza ni los objetivos de ambos sistemas han cambiado, solo los medios, pero en política los medios son todo”.

Casi al finalizar Jorge Mario Sánchez pronosticó que en Estados Unidos habrá una decepción transitoria del tema Cuba, pues se espera que entre mecánicamente en su modelo de funcionamiento, y eso no ocurrirá. Los retos que el nuevo contexto supone para Cuba los resumió Rafael Hernández al reflexionar que la sociedad cubana ha estado preparándose para el golpe aéreo masivo sorpresivo, para enfrentar bombas, no turistas.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Vlady dijo:

    Yo creo que el cubano de hoy es muy flexible en cuanto a mentalidad, adaptabilidad y respuesta a cambios y modificaciones de su vida común. Nunca ningún cambio presente o futuro para el cubano de hoy será tan traumático como lo fueron los cambios de la época de los 90 y la pasamos, yo creo inclusive que muchos de nosotros lo hicimos con más naturalidad de la que nosotros mismos hubieramos esperado, y nada, aquí estamos, más fuertes y preparados. El cubano se impondrá más fácil y muchísimo más rápido de lo que nos costó el cambio de los 90 y de los 2000. Estoy seguro de ello, y no dejeremos de ser lo que somos, y lo mejor de todo es que ya ni nos importa si nos creen o no, lo haremos porque así somos, Cubanos, eso lo dice todo.

    • Rafael Hernández dijo:

      Solo una aclaración. Preparación y capacidad son dos cosas distintas. No haberse preparado para las relaciones no significa que la sociedad cubana carezca de capacidad para encararlas con éxito. Lo que sería miope es que se siguiera asumiendo que este encuentro tendrá un ritmo muy pausado, de manera que es posible posponer la preparación. Aunque se demore la supresión del bloqueo, las calles ya se están llenando de visitantes de EEUU. Ya ha empezado un juego distinto, donde el encuentro entre las dos sociedades ocupa un espacio que no ha tenido en el último medio siglo. Sería muy costoso no advertirlo.

  • ARMANDO DARIO FRANCO GUERRERO dijo:

    muchas felicitaciones y muchas gracias..!!

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paola Cabrera Rodríguez

Paola Cabrera Rodríguez

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana. En twitter: @PaolaCR1992

Vea también