Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

En la Chile de Pinochet también hubo una lista de Schindler

| 15 |
Varios de los sobrevivientes de la estructura clandestina comunista que dirigió Jorge Schindler entre 1974 y 1978 en Chile, durante un homenaje a ellos realizados en la Casa del Arte de la Universidad de Concepción, en agosto de este año. Fotos: Tomadas de BBC Mundo.

Varios de los sobrevivientes de la estructura clandestina comunista que dirigió Jorge Schindler entre 1974 y 1978 en Chile, durante un homenaje a ellos realizados en la Casa del Arte de la Universidad de Concepción, en agosto de este año. Fotos: Tomadas de BBC Mundo.

La historia que protagonizara Oskar Schindler, el alemán mundialmente conocido luego de la película acerca de su gesto durante la Segunda Guerra Mundial, dirigida por el cineasta Steven Spielberg, se repitió con matices diferente en Chile, en años de la dictadura de Augusto Pinochet.

Y en el vórtice de ella estuvo el chileno Jorge Schindler Etchegaray, que comparte con el alemán Oskar mucho más que el apellido.

Así como durante la Segunda Guerra Mundial, el empresario europeo contrató a cientos de judíos en sus fábricas de menaje de cocina en Polonia y Checoslovaquia para protegerlos de los nazis, en los primeros años del régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990) el sudamericano dio trabajo a decenas de comunistas y otros militantes de izquierda que huían de la DINA, la policía secreta de la dictadura.

Schindler Etchegaray creó en 1974 una cadena de farmacias en Santiago y Concepción, en el sur del país, y empleó a comunistas y miembros de otros partidos que habían apoyado el depuesto gobierno del presidente Salvador Allende.

Así, los salvó de la muerte, la desaparición o la tortura.

Torturados y desaparecidos

Las farmacias sirvieron de tapadera para dirigentes comunistas, líderes sindicales de las minas del carbón, académicos universitarios, profesionales y obreros que, desesperadamente, intentaban eludir a los aparatos represivos del régimen castrense.

Entre los años 1973 y 1978 desaparecieron más de 3 000 personas en los recintos secretos de torturas y exterminio que instaló la Junta Militar de Gobierno.

Otras 20 000 personas fueron detenidas arbitrariamente y sometidas a crueles tormentos en ese período, según lo acreditó la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, creada en 2003.

Jorge Schindler es nieto del inmigrante suizo Agustín Schindler Brunner, que llegó a Chile en 1880.

Comunista desde 1969, fue ejecutivo de la estatal Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) durante el gobierno socialista de la Unidad Popular (UP) que presidió Salvador Allende entre 1970 y septiembre de 1973.

Fundó a comienzos de 1974 siete farmacias en barriadas obreras de Santiago y en el centro de Concepción, ciudad industrial situada 500 kilómetros al sur de la capital, donde empezó a recibir a sus camaradas prófugos y a adiestrarlos en las distintas labores del rubro.

Me endeudé con los bancos, con los laboratorios, con mi familia y algunos amigos para abrir la primera farmacia. Nos fue bien y luego inauguramos la segunday la tercera y así sucesivamente” contó Jorge Schindler desde Fráncfort, donde vive en la actualidad.

Jorge Schindler fundó a comienzos de 1974 siete farmacias en barriadas obreras de Santiago y en el centro de Concepción.

El capitán de Carabineros José Muñoz junto a su esposa y al presidente Salvador Allende.

El capitán de Carabineros José Muñoz junto a su esposa y al presidente Salvador Allende.

Para organizar las farmacias, Schindler contó con la ayuda inicial de dos hombres relevantes: el capitán de Carabineros –la policía uniformada- José Muñoz, quien había sido jefe de la guardia presidencial de Allende; y de Quintín Romero, un ex detective que había combatido el 11 de septiembre en La Moneda junto al mandatario depuesto.

El capitán Muñoz era primo de la esposa de Schindler y los padres de ella tenían una botica, desde donde salieron muchas de las medicinas para surtir los estantes de la primera farmacia que cobijaría a los comunistas prófugos.

La experiencia policial de Romero, en tanto, sirvió para establecer las normas de seguridad que les permitieron eludir a los organismos represivos.

Jorge Schindler fundó a comienzos de 1974 siete farmacias en barriadas obreras de Santiago y en el centro de Concepción.

Jorge Schindler fundó a comienzos de 1974 siete farmacias en barriadas obreras de Santiago y en el centro de Concepción.

Durmiendo bajo los puentes

Uno de los primeros en llegar a las farmacias en busca de ayuda fue Omar Sanhueza, el expresidente del sindicato más importante de los mineros del carbón –en las ciudades de Lota y Coronel, en el litoral de Concepción- con más de 6 mil afiliados.

Sanhueza, huyendo de la DINA, viajó a Santiago y, sin poder establecer contacto con sus camaradas comunistas, terminó durmiendo debajo de los puentes del río Mapocho, que cruza la capital chilena.

A mediados de 1974, los comunistas que laboraban bajo la dirección de Schindler asumieron funciones clandestinas en el PC chileno.

Algunos conseguían casas de seguridad, otros se sumaron al aparato de logística, varios a las tareas de propaganda, a la reorganización de los distintos frentes de masas, a las labores de enlace, a la búsqueda de financiamiento.

Buscaban afanosamente reorganizar el partido e iniciar los primeros balbuceos de la resistencia al régimen.

De los más de 100 militantes de izquierda que trabajaron en las farmacias de Schindler, solo dos fueron capturados por la DINA y permanecen desaparecidos hasta hoy.

Son Marcelo Concha Bascuñán y Lenin Díaz, ambos ingenieros agrónomos graduados en la universidad Patricio Lumumba, en la ex Unión Soviética.

Lenin Díaz, ingeniero agrónomo y dirigente del PC chileno, junto al poeta Pablo Neruda, en 1970.

Lenin Díaz, ingeniero agrónomo y dirigente del PC chileno, junto al poeta Pablo Neruda, en 1970.

Lanzados al mar

Asesinaron e hicieron desaparecer a unos 200 hombres y mujeres, muchos de los cuales fueron lanzados al mar desde helicópteros en el litoral central del país.

Schindler y los miembros de la estructura clandestina que operaba en las farmacias sufrieron el creciente acoso de los servicios de inteligencia.

Muchos de ellos debieron abandonar Santiago o salir del país rumbo al exilio.

Tuvimos que mantener una rigurosa compartimentación. Ninguno de nosotros sabía lo que hacía para el partido el camarada que trabajaba al lado. Éramos extraordinariamente cautelosos. Eso nos permitió sobrevivir“, cuenta Alsino García, veterinario experto en enfermedades avícolas y propietario de una de las dos farmacias que lograron subsistir a la dictadura, ubicada en la comuna de Maipú, en la periferia suroriente de Santiago.

Los empleados de las farmacias se tiñeron el pelo, usaban pelucas, bigotes postizos y múltiples otros recursos para esconder sus verdaderas identidades. Usaban, además, diversos códigos, de lenguaje y de señales para avisar cualquier asomo de peligro.

“No soy un héroe”

Perseguido y casi acorralado por la DINA, Schindler decidió salir de Chile a comienzos de 1979.

Instado por sus compañeros, viajó, vía Buenos Aires, rumbo a Alemania y luego hacia Bulgaria.

Un año después se instaló en Fráncfort, donde vive hasta ahora y aún dirige, a los 75 años de edad, una agencia de turismo hacia los países del cono sur de Latinoamérica.

Yo no me considero un héroe“, dice Schindler.

Solo hice lo que pude por ayudar a mis compañeros en esos años tan difíciles, donde nos cazaban como a animales por el sólo hecho de haber querido construir un futuro mejor para Chile“.

(*) Manuel Salazar Salvo es periodista y ha escrito 14 libros sobre diversos aspectos de la realidad chilena. El último, La historia del Schindler chileno, publicado por LOM Ediciones, ocupó los primeros lugares de venta en los meses de agosto, septiembre y octubre en Chile.

(Tomado de BBC Mundo)

Jorge Schindler hoy.

Jorge Schindler hoy.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Liborio Guaso dijo:

    Sus enemigos eran tambien aquellos que apoyaban a Pinochet
    que hoy en dia intentan robar su trabajo como propaganda de
    las democracias.

    Pinochet para occidente era una dicta-blanda y se le festejaban
    los crimenes.

  • Rocazal dijo:

    Vale destacar ese digno ejemplo de solidaridad. Puesta a prueba la especie humana muestra sus mejores rasgos enfrentados a la barbarie y el genocidio facista. Destaco su lealtad, su compromiso con la causa y su modestia. No cabe duda que Chile cuenta con su gente de la calidad extraordinaria de Salvador Allende, Victor Jara, Gladys Marín y tantos otros que marcan el derrotero hacias las Grandes Alamedas por donde marchará el pueblo chileno conquistando el futuro.

  • M dijo:

    Según entrevista a Emily Schindler publicada hace ya varios años en el periódico Juventud Rebelde, la película no estaba ajustada a la completa realidad, pues su esposo se adjudicó méritos que no le correspondían sino a ella; además, refirió que sólo aparecieron en una escena cuando no fue lo pactado con ellos y para ese entonces todavía no le habían pagado sus derechos por contribuir con la película.

  • oriental dijo:

    Es cierto que a nivel de todos los pueblos, hay miles y miles de héroes hormigas u hormigas héroes, que así actúan por su amor al semejante y oprimido, en vicisitudes tan espantosas de acoso humano de quienes representan a los opresores (en este caso Pinochet y sus acólitos, que solo eran y son representantes de los opresores imperiales).
    Pero permítame hermano en las batallas por la humanidad, Jorge Schindler, darle el mas cariñoso de los reconocimientos por su hermosa e invaluable labor en pro de salvaguardar aquellas “semillas” que seguirán germinando en las huertas de los humildes; tenga Ud., que no se considera un héroe, pero que lo es, un fraternal abrazo.

  • hector dijo:

    INTERESANTE ARTICULO, EXISTEN EN LA HISTORIA MUCHAS PERSONAS COMO ESTE SEÑOR, PERO CADA VEZ QUE SE PUEDA SE DEBE HABLAR DE ELLOS. SON PERSONAS QUE LO DAN TODO A RIESGO DE SU PROPIA VIDA.

  • jose dijo:

    Tadavia quedan testigos de aquella horrenda dictadura made en US,cuando se hara justicia a tanta barbarie.

  • sachiel dijo:

    ¿y que espera Spielberg para hacer esta otra pelicula?

  • Ramsay dijo:

    Si hubiera un judío en la historia ya Spielberg hubiera hecho una película. Personalmente, aún estoy esperando una pelicula de Spielberg sobre los crímenes israelíes. Ya que la que hizo sobre Munich 1972 lo que hace es glorificar al Mossad.

  • Tláloc dijo:

    Todo el reconocimiento para Jorge Schindler Etchegaray; honor a quien honor merece. Pero quiero decir que, el otro Schindler, el de la película, parece que en realidad no se dedicó nunca a salvar a nadie y sí a explotar mano de obra esclava judía. Por lo menos eso fue lo que declaró en una ocasión su viuda que estaba viva todavía y residía en Buenos Aires cuando salió la película. Esta información la obtuve hace años de Juventud Rebelde.

  • del Centro dijo:

    Si, es un héroe anónimo, un hombre de admirar.

  • Román Pera dijo:

    No cabe dudas de que este hombre es un héroe de la resistencia chilena durante la dictadura de Pinochet, aunque su modestia no le permita reconocérselo.
    El mundo de hoy necesita muchos hombres y mujeres que actúen así.

  • leandra dijo:

    Siempre he mostrado un gran interés por los dramas históricos, donde todos y más los jóvenes puedan conocer y valorar los horrores del sitema facista. La Lista de Schindler es una de las películas que más admiro por su gran contenido humanitario. A raiz de salir a la luz, también leí el comentario de su esposa. Luego saqué como conclusión que sí, por supuesto, ella tuvo que haber apoyado casi igualitariamente a su esposo, pero en aquella época (sociedades machista generalmente), no puede decir ella que el papel fundamental lo tuvo, sí importantísima. Y eternamente agradecidos estamos todos los que amamos la paz, la justicia y la igualdad, de ese matrimonio y de todos los que contribuyeron de una forma u otra a exterminar un régmen tan sanguinario.
    En los países de américa, las potencias expansionistas, han querido implantar regímenes militaristas y asesinos, y de hecho, lo han conseguido en muchos lugares. En ocasiones pienso que eso lo lograron por la emigración hacia esta área del planeta, de muchos jefes militares nazis que pudieron escapar de la justicia. Gracias a Dios y a la lucha y unidad de los pueblos, creo esto no va a ser posible jamás.

  • leandra dijo:

    Parece que el apellido Schindler vino al mundo con un sello de generosidad, humanismo y justicia
    .

  • beltran dijo:

    el fascismo no lo acabaron jamas estuvo presente en varios paises sudamericanos en el pasado siglo, gracias a la guerra fria eran tolerados por los mimso paises que lucharon en contra de estos asesinos(EE.UU-UE)…. tan asesinos como ellos eran al permitir tal barbarie para hace su guerra contra el Comunismo. si eso fuese hoy estoy seguro que el UNASUR-ALBA los habrian aniquilado

  • TitoMoraga dijo:

    extremecedor y enaltecedor relato que muestra la madera de que estaban hechos los comunistas ML de ayer … la organización farmacaeútica funcionó porque sus miembros eran todos revolucionarios y disciplinados, templados en la lucha desde muchos años antes … y no eran sólo los hombres pues compañeras como la ingeniero Alicia Vega Pais se jugaba dia dia su vida a fines de 1974 ayudando a sacar del pais a compañeros fundamentales para la organización exterior … otros salimos de Chile con la autorización de nuestros Secretarios de Base, como don Lucho San Martín viejo tercio ferroviario de la Célula Señales de los FFCC del E … Hubo muchos mas que se la jugaron, pero tambien hubo comunistas que se achaplinaron ante el terror fascista y que luego se acomodaron bajo la capa de la socialdemocracia y hoy tienen la desfachatez de pretender ser admirados…

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también