Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Iraq: Al Maliki, más cerca de la puerta de salida

En este artículo: Estados Unidos, Iraq, Saddam Hussein
| 2
Maliki. Foto: Telegraph

Maliki. Foto: Telegraph

El presidente de Iraq, el kurdo Fuad Masum, le encargó al vicepresidente del Parlamento, el chiíta Haidar al Abadi, la conformación de un nuevo gobierno de unidad para reemplazar al primer ministro, quien en la víspera rechazó el pedido para que dé un paso al costado y denunció al presidente en ejercicio. Al Abadi cuenta con el respaldo del presidente del Parlamento, Salim al Yaburi, y el líder de la Alianza Nacional, la mayor coalición chiíta, Ibrahim al Yaafari.

El bloque de Al Maliki en el Parlamento, la Coalición del Estado de Derecho, anunció que impugnará ante la Justicia el nombramiento de Al Abadi porque “sólo se representa a sí mismo (…) y nos reservamos el derecho a impugnar la decisión ante la corte”. El bloque comunicó que 43 legisladores de los 53 que tiene el partido confirmaron su oposición al nombramiento de Al Abadi.

De todas maneras, el hombre que deberá conformar el nuevo gobierno de unidad sí fue respaldado por la chiíta Alianza Nacional iraquí, más amplia, que lo nominó como candidato esta mañana con el apoyo de 127 del total de 173 diputados. Además, el nombramiento de Al Abadi también recibió el respaldo de los gobiernos de Estados Unidos y Francia. También la UE saludó como “paso positivo” la decisión de Masum.

Ayer, Al Maliki desplegó al Ejército en puntos clave de Bagdad en una muestra de fuerza. Militares y otras fuerzas de seguridad fueron estacionados en importantes calles y puentes por orden del primer ministro. Vehículos blindados bloqueaban el acceso a la “zona verde”, el barrio donde están el gobierno y el Parlamento. Con ese dispositivo en las calles, dio un combativo discurso en el que acusó a Masum de violar la Constitución por no atenerse al plazo indicado para encargar gobierno, que vencía el domingo.

Al Abadi ganó un gran prestigio entre los aliados, ya que su nombre siempre ha figurado como referente de la reconstrucción de Iraq. En 2010, su nombre se barajó como posible sucesor de Al Maliki, aunque en noviembre de ese año el acuerdo entre las alianzas políticas permitió la reelección del ahora cuestionado jefe del gobierno.

El vicepresidente del Parlamento nació en 1952 en Bagdad, hijo de un prestigioso médico y alto funcionario del Ministerio de Sanidad, jubilado en 1979 junto a otros 41 colegas por el régimen de Saddam Husein, al no ser “leales” a su gobierno. En 1980, Husein también encarceló a dos de sus hermanos y dos años después los ejecutó por pertenecer al partido chiíta Al Daua, en el que también milita Al Abadi, quien vivió exiliado en Londres hasta 2003.

(Con información de Página 12)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juana La Cubana dijo:

    Pobre Al-Maliki, Obama delante del mundo le anuncia que es momento de abandonar el poder, como que si Irak no es una nación soberana. Ni un gobernador de uno los estados que componen la union aceptaria como valides las palabras de su presidente.

    Y la ONU que no sirve para nada.
    Tal es el colmo que ningun mandato ha sido solicitado, ni esta en curso pero la intervención en Irak ya comenzo.

    Asi no mas, sin mandato, sin reglas, sin objetivos definidos, ni sabemos que paises participan, nada, cero.

    Saludos,
    JLC

  • Extend dijo:

    Bueno perdonen mi ignorancia pero al final ¿quién es el bueno y quien el malo? porque entre tantos nombres raros y tantas creencias que son la misma cosa y al final son totalmente distintas no entiendo nada.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también