Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Obama, el presidente con más deportaciones en la historia de EEUU

| 11
Obama ha expulsados del país a más indocumentados que cualquier otra presidencia en la historia de la nación norteamericana.

Obama ha expulsado del país a más indocumentados que cualquier otra presidencia en la historia de la nación norteamericana.

“Deporter in Chief” (Deportador en Jefe). Ese es el apodo que las organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes, que trabajan para que salga adelante una reforma migratoria en Estados Unidos, le han puesto al presidente Barack Obama.

Y es que desde que Obama llegó a la Casa Blanca en enero de 2009, alrededor de dos millones de indocumentados han sido expulsados del país, más que durante cualquier otra presidencia en la historia de la nación norteamericana.

El mandatario se ha defendido asegurando que lo único que está haciendo es cumplir la ley y ha culpado a los republicanos de que -en contra de lo que él mismo había prometido a sus votantes de origen hispano- el Congreso de su país todavía no haya aprobado una reforma.

Pero detrás de las maniobras y los intereses políticos, se encuentra la historia de los miles de hogares que deben hacer frente a la realidad de que uno de sus miembros haya sido deportado.

Los cifras oficiales indican que en muchos casos los que son expulsados del país son padres de familia que sostienen económicamente a los suyos y que, al abandonar a la fuerza en núcleo familiar, dejan a sus esposas e hijos a su suerte.

Ello hace que el precio de la desintegración de las familias lo acaben pagando las mujeres, que deben enfrentar las penurias económicas y el estrés emocional que conlleva perder a sus maridos y tener que hacerse cargo ellas solas de sus hijos.

“Consecuencias nefastas”

Los deportados dejan sin querer a sus esposas e hijos a su suerte.

Los deportados dejan sin querer a sus esposas e hijos a su suerte.

No hay duda de que las deportaciones tienen consecuencias nefastas para las mujeres y sus familias”, asegura Tanya Golash-Boza, profesora de sociología de la Universidad de California-Merced.

Golash-Boza lleva años investigando el impacto que la expulsión de los indocumentados tiene en los núcleos familiares.

Según un estudio que elaboró recientemente en base a datos del Departamento de Seguridad Interior de EE.UU., cerca del 90% de las personas que son deportadas en el país son hombres, de los que el 97% provienen de América Latina y el Caribe.

“En muchos casos estamos hablando de familias en las que el hombre es el único que gana dinero. A veces la mujer trabaja, pero no siempre es lo habitual, ya que a menudo el sueldo de un hombre es suficiente para sustentar a la familia”, apunta la experta.

“Cuando deportan a los hombres, sus esposas no pueden mantener solas a sus hijos y muchas veces se ven obligadas a abandonar sus casas para mudarse a apartamentos que comparten con otras familias”.

“Luego los hijos sufren las secuelas psicológicas por la pérdida del padre. A veces deben ponerse a trabajar para ayudar a sus madres, lo que afecta su rendimiento en la escuela”.

Según Golash-Boza muchas familias acaban dependiendo de las ayudas sociales que les proporciona el mismo gobierno que les ha quitado a sus padres, “ya que el dinero no les alcanza para las necesidades básicas”.

Al final, según la experta, a algunas mujeres no les queda más remedio que abandonar EE.UU. con sus hijos para mudarse al lugar a donde el marido ha sido deportado, algo que muchas veces no funciona ya que no logran habituarse al nuevo país.

“Ha sido muy duro”

Entre esas mujeres que han debido hacerse cargo de sus familias en solitario se encuentra María, quien reside con sus tres hijos en la localidad californiana de San Diego.

Su esposo Jorge Arturo fue detenido por la policía el pasado mes de octubre después de que un vecino lo denunciara mientras recogía envases para el reciclar, una actividad con la que mantenía a los suyos.

Tras pasar varias semanas en distintos centros de detención, Jorge Arturo -quien ya había sido deportado en otras dos ocasiones- fue enviado de vuelta a su Honduras natal. En la actualidad vive en Tijuana, México, a la espera de poder ingresar de nuevo de forma ilegal al país.

Pese a que igual que Jorge Arturo, María lleva residiendo en EE.UU. desde 1990, también es indocumentada, por lo que se ve obligada a trabajar con papeles falsificados en una cadena de comida rápida.

Tras la expulsión de su esposo, ese empleo no le da para mantener a sus tres hijos, quienes sí tienen la nacionalidad estadounidense al haber nacido en el país.

Su hija menor, Teresa, de 18 años, ha debido buscar dos empleos a tiempo parcial que compagina con sus estudios de secundaria. Sus otros dos hijos, dos chicos de 22 y 21 años, también estudian y trabajan y contribuyen en lo que pueden a la economía familiar.

“Ha sido muy duro, aunque por suerte hubo gente que me ayudó para que pudiera pagar la renta. Luego mi hija consiguió su trabajo y mi otro hijo también me ayuda pagando alguna factura, como la de la luz, y cuando le digo que me falta algo de dinero me lo da”, le explica María a BBC Mundo desde la parroquia del Sagrado Corazón de San Diego, donde recibe apoyo económico y espiritual para sobrellevar su difícil situación.

“Echo muchísimo de menos a mi marido y mis hijos también. Estábamos juntos todo el día. O él me esperaba a la salida de mi trabajo o yo le esperaba a él a la salida del suyo. Nunca nos separábamos. Lo hacíamos todo juntos”, relata la mujer.

A su hija Teresa es a la que más le ha costado adaptarse a la nueva situación, pese a que siempre que puede cruza la frontera para visitar a su padre en Tijuana.

“Cuando me enteré de que habían deportado a mi papá estuve muy triste y estresada porque no sabía cómo íbamos a pagar la renta. Además, tuve que empezar a buscar un trabajo, lo que no fue fácil”, cuenta la joven.

“En la escuela me cuesta concentrarme ya que no puedo parar de pensar en cómo está mi padre o qué nos va a pasar en el futuro. Es muy duro, me siento inútil porque no puedo hacer nada para ayudarle”.

Activistas se esposan afuera de la Casa Blanca para denunciar las deportaciones  del gobierno de Estados Unidos.

Activistas se esposan afuera de la Casa Blanca para denunciar las deportaciones del gobierno de Estados Unidos.

Aislamiento

Además de la ayuda que reciben de su parroquia, María y sus hijos están siendo asesorados por Jorge González, del San Diego Organizing Project (SDOP, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro que se dedica a dar apoyo económico y legal a las familias de indocumentados.

“Antes que nada hay que tener en cuenta el trauma al que las familias deben hacer frente cuando uno de sus miembros es deportado”, explica González en conversación con BBC Mundo.

“Muchas (familias) optan por mantenerse aisladas de la comunidad con tal de que no se sepa que el padre ha sido deportado. Existe el miedo de que si alguien se entera, puedan ser sometidos a amenazas o chantaje. A veces los amenazan con que van a llamar a inmigración para que deporten al resto de la familia”.

“Es por eso que en muchos casos los únicos lugares a los que pueden acudir son las parroquias”, señala González.

“Luego están los problemas económicos. Muchas familias deben vivir de la beneficencia. A algunos no les queda otra opción que dormir en sus carros ya que no pueden pagar una casa. Cuando deportan al padre, de un día para otro el 80% de los ingresos de la familia desaparecen”.

González cree que uno de los aspectos más preocupantes de las deportaciones es el efecto que estas tienen en los hijos que se quedan atrás y que ven cómo sus proyectos de futuro se desvanecen.

“Hay que cambiar la narrativa. Los indocumentados no son criminales ni gente que esté abusando del sistema como dicen los políticos, sino al contrario. Con su trabajo están contribuyendo a mejorar del país”, apunta.

Expertos como la profesora de la UC Merced Tanya Golash-Boza creen que las consecuencias de la agresiva política de deportaciones que está siguiendo el la Casa Blanca, incluso si se llega a aprobar una reforma migratoria en un futuro próximo, se dejarán sentir en los años venideros.

Advierten que el hecho de que miles mujeres y sus hijos -que en muchos casos son ciudadanos estadounidenses- deban vivir sabiendo que el gobierno de su país les ha quitado a sus maridos y padres, afectará sus relaciones familiares, su oportunidades profesionales y su movilidad social.

Desde la Casa Blanca aseguran que están enfocados en deportar a los inmigrantes que han cometido delitos graves, aunque algunos estudios apuntan que esos casos no son ni una cuarta parte del total.

Un portavoz de la administración Obama declinó hacer comentarios a BBC Mundo sobre las políticas de deportaciones que están siguiendo.

(Tomado de BBC Mundo)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aroldo dijo:

    Parece que a este señor se le olvidó que es descendiente de inmigrantes por el lado paterno.

    • yopi dijo:

      En verdad su padre era keniano y se ganó una beca para estudiar en la Universidad de honolulu en Hawai… un tipo inteligente el padre aunque un poco borracho!!

  • Amo-a-mi-patria dijo:

    esto es triste…. pero debiera USA abrir sus brazos a cualquier persona que quiera migrar hacia alla???? que pasaria si cuba fuera desarrollada y media america latina quisiera venir para cuba… no fueramos desarrollados porque no podemos cargan con el mundo… comprende que los americanos son los duennos del mundo… pero haga quien haga esto… siempre lo estamos criticando y esto no solo pasa en america… para en cuando pais con desarrollado… por favor si alquien tiene algo que agregar para instruime muy agradecido

  • Amo-a-mi-patria dijo:

    Se me hace mas justo que lo que se debe hacer es compartir las riquezas del mundo… pero cada cual en su sitio…

    • Aroldo dijo:

      Ahí está la cuestión de la cuestión, que no se han compartido jamás las riquezas, por esa razón es que los que están en los lugares menos desarrollados migran a los más desarrollados en busca de su bienestar y el de su familia, porque la pobreza del mundo en parte se ha debido al resultado del coloniaje que estos mismos desarrollados ahora practicaron a hacia el resto del mundo.

  • cuba-brasil dijo:

    Yo no me explico como nuestros hermanos latinoamericanos ruegan por vivir en aquel monstruo agonizante y fallido, que son los Estados Unidos, que los discrimina, maltrata y humilla. Deberian de regresar para sus paises de origen y luchar por construir una sociedad mas justa y noble como la nuestra. Donde se valoriza más a la persona y lo material pasa a un segundo plano y todos tiene tienen oportunidades de crecer como seres humanos y salir adelante victoriosos.

    • zxc dijo:

      primero que todo, me parece estupida la asosiacion de obama con las deportaciones, ya que el no tiene nada que ver, y las decisiones no las puede tomar el solo…de hecho el esta a favor de la ley de la reforma migratoria, pero el congreso y muchos republicanos no piensan igual…..2do, me da gracia eso que dices sobre los latinoamericanos, cuando en nuestra linda patria hay 11 millones de cubanos y fuera de ella, esparcidos por el mundo hay otros 6 millones mas…..en el monstruo hay 3 millones de cubanos aproximadamente

      • alexander dijo:

        Obama si conoce de esas deportaciones, Pero el es como la gatica maria ramos tira la piedra y esconde las manos, Muy astuto y hasta mentiroso . No se le puede negar que es inteligente.

    • alexander dijo:

      Muy de acuerdo con Cuba-brazil ,ojala muchos latinoamericanos pensaran como ud.

  • Erik Fundora Salina Clubista # 434 dijo:

    “Cazadores de Sueños”

    Si de la palabra muda, hoy
    surgiesen, el milagro simple
    y las respuestas mas sinceras
    yo callaría hoy y por siempre
    para vivir sin tantos agravios
    y para morir sin tantas fronteras

    Si del reclamo sordo, hoy
    nacieran, soluciones factibles
    yo dejaría de escuchar hoy
    al ser del lamento y del dolor
    para vivir sin pensar en mañana
    para morir hoy, sin recontar las semanas

    Si de las letras escondidas, hoy
    despertasen las mayúsculas ocultas
    yo dejaría de escribirles hoy
    para borrar los errores con mi pecho
    y vivir del milagro y la fantasía
    para morir feliz, victorioso y ausente
    sin que la lluvia socave o enfríe mi lecho

    Si todo lo bueno fuese visible, hoy
    y el mar conociese el azul infinito
    yo despertaría del todo hoy
    y viviría persiguiendo soledades
    para vivir del amor olvidado
    para morir como el silencio que viaja
    para morir y vivir, para ganar las ventajas

    Si todo fuese nada, hoy
    y las mentes fugases chocasen al descuido
    yo volaría desnudo y sin prisa hoy
    desde mi cueva tan oscura y fría
    hasta tu cálido y luminosos nido
    para vivir y morir en tus brazos algún día
    sin que me afecte el mas leve sonido

    Si todo fuese posible, hoy como siempre
    y los hombres no fuésemos tan cambiantes
    yo podría conquistar la palabra firmeza hoy
    para luego con ella construir la esperanza
    y vivir sin pensar en los sueños olvidados
    para morir por siempre hoy
    sin regresar nunca mas al triste pasado
    pero si todo hoy fuese logrado, hoy
    hoy todos seriamos fieles difuntos
    mejor dicho, cazadores de sueños logrados

    Erik Fundora Salina desde Cincinnati Ohio Imperio Cruel

  • Roberto Dante Di Benedetto dijo:

    – Sobre el Gran Negocio de la Deportación de Ilegales

    roberto dante – Lanús, Argentina –

    ¿Qué no dice Obama cuando dice lo que dice?

    La miserabilidad de los “antimigrantes estadounidenses” no supera a su
    estupidez. Son demasiado ignorantes sobre el gran negocio desarrollado en EEUU relacionado con la DEPORTACION LEGAL de los ilegales.
    La corrupción de sus organismos federales es tal que, desde hace años,
    construyeron un elaborado entramado (que generó celos en el mismísimo “hombre araña”). Así concedieron a diversas empresas privadas la administración de cárceles especializadas en acopiar detenidos indocumentados. A los que se los somete a las peores condiciones de hacinamiento y maltratos físicos. Como fue denunciado por La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en varias oportunidades, hasta se obliga a pagar su comida a los detenidos y carecen de las mínimas atenciones médicas.
    En este rubro comercial se destacan dos empresas líderes.: la Corrections Corporation of America (CCA) y el GEO Group. – Todas reciben financiación del gobierno y (asociadas con otros capitales) son apoyadas por (*) Wall Street donde se induce a comprar acciones de estas empresas.

    La cobertura “legal” se la aportaba la Casa Blanca que cumplía, a rajatabla, la legislación represiva aprobada en 1995 contra la inmigración ilegal. Hoy, la nueva Ley de inmigración aprobada por el Senado de EEUU ni siquiera roza a los intereses comerciales de las empresas ya mencionadas; que, además, se beneficiarán con la tercerización de la seguridad fronteriza.
    En la actualidad, se estima, que ya pasaron por estas cárceles más de un millón de indocumentados. –Estamos frente a un NEGOCIO REDONDO.

    Me permito abrir Par entises:( Recurro al Diccionario de Lengua Española;
    ED. 2005; Espasa-Calpe, y leo: negocio: “ocupación encaminada para obtener un beneficio”. Resuena…inocente. Redondo. ¿Redondo? –Negocio redondo: “El que proporciona mucha ganancia, el máximo provecho, con el mínimo esfuerzo”).-
    ¿No nos conduce a la explotación del hombre por el hombre?

    – ¡No se metan con la sagrada reproducción del Capital!, gritan los del TEA
    PARTY. Mientras los “antimigrantes estadounidenses” no reciben ni un solo Dólar del “Gran” Negocio de la Deportación. Solo asesinan…, como un hobby. Sobre este repugnante tema “Nadie es inocente en EE.UU.”. Así lo reconocerían ciudadanos como: los Mártires de Chicago; los que resistieron y se resisten contra las guerras en Vietnam, Afganistán, Irak (la lista continúa y algunos nombres públicos, como Chomsky (por nombrar uno), que atacan a las políticas imperiales desde su centro. Pero, no alcanza para abatir al Monstruo.
    Deseo que El movimiento pro inmigrante logre demostrar que mi pronóstico está equivocado. Es por el bien de todos.

    (*) Ver más datos en: (//seekingalpha.com, 23/3/10).

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también