Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Acta de Derechos Civiles en EEUU cumple 50 años sin grandes progresos (+ Video)

| 1
El entonces presidente de Estados Unidos Lyndon Johnson durante la firma del Acta de los Derechos Civiles en 1964. Foto: Archivo.

El entonces presidente de Estados Unidos Lyndon Johnson durante la firma del Acta de los Derechos Civiles en 1964. Foto: Archivo.

Se cumplen 50 años de la firma del Acta de Derechos Civiles, un documento histórico que pretende proteger a las minorías, en especial a hispanos y negros, contra la discriminación en todas las esferas sociales, y Estados Unidos enfrenta serios desafíos ante los tímidos progresos de los últimos años y las amenazas que se ciernen sobre estos.

La víspera, durante un discurso en la biblioteca presidencial Lyndon B. Johnson en Austin, Texas, el expresidente James Carter lamentó que los progresos en los últimos cincuenta años en la referente a la desigualdad racial “han sido más tímidos de lo esperado”.

Ese escenario enfrentará el presidente Barack Obama cuando pronuncie un discurso, el jueves, en la denominada Cumbre de Derechos Civiles, para recordar el momento en que Johnson promulgó la ley nacida con el objetivo de acabar con la discriminación.

Un asunto que ocupa a los estadounidenses se refiere a la desigualdad salarial a más de 50 años de que el presidente John F. Kennedy aprobara la Ley de Igualdad de Salarios para acabar con la discriminación salarial entre hombres y mujeres.

Pese a esa y otras leyes posteriores, y mientras la población femenina ganó en preparación profesional, hoy los hombres todavía cobran más que las mujeres en los mismos puestos de trabajo, en especial las latinas, que se llevan el peor cheque a casa.

Según Carter ese es un abuso de derechos humanos del mayor nivel, que necesita ser abordado por cada estadounidense.

Otras situaciones ponen en tela de juicio la observancia de los derechos civiles, ya sea por el incremento de los abusos sexuales contra las mujeres o el espionaje de las comunicaciones de millones de personas por entidades federales como la Agencia Nacional de Seguridad.

El problema de la desigualdad racial, con negros y latinos considerados como personas de segunda clase, también acapara titulares en los últimos días y según dijo Carter todavía existe “una importante disparidad en términos de desempleo, en calidad de la educación, muchas escuelas del sur están todavía segregadas”.

En el marco de la celebración destaca una reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia que posibilita la llegada sin límites del dinero a la vida política del país, con lo cual los ricos deciden definitivamente el destino de la nación, según remarcan importantes publicaciones como el diario The New York Times.

A escasas horas de la conmemoración muchos temas aún tienen tímidos avances en su aplicación, no sólo la Ley de Derechos Civiles, también las Leyes de Derechos Electorales, de Salud, la de Equidad de Vivienda y las principales medidas en materia de inmigración, la educación, el control de la armas y el aire limpio y el agua.

Incluso, muchos políticos y organizaciones estadounidenses estiman hoy que el país tiene una gran deuda con la aplicación del Acta de los Derechos Civiles.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cubano+ dijo:

    NI VA A PROGRESAR, MIENTRAS EL DINERO SEA EL FIN DE TODAS LAS ACCIONES DE ESE PAIS, SI TIN TIENE TIN VALE SI TIN NO TIENE NI TIMBALE, DERGRACIADAMENTE NEGROS Y LATINOS SON LOS QUE MENOS TIENEN EN ESE PAIS

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también