Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Parqueadores en La Habana, ¿dueños de la calle?

En este artículo: Cuba, La Habana, Tránsito, Transporte
| 39
PARQUEOS

La Resolución No.122, emitida por la Dirección Provincial de Finanzas y Precios en el año 2007 establece la tarifa para autos ligeros en los parqueos. Foto: Granma.

El diario Granma publicó este lunes un extenso reportaje acerca de la situación de los parqueos a raíz de la situación descrita por M. A. Jiménez Reyes en la sección Cartas a la Dirección.

El 27 de noviembre del pasado año el estadio Latinoamericano fue sede del encuentro beisbolero entre los equipos de Industriales y Granma. M. A. Jiménez Reyes, aficionado del deporte nacional, se dirigió junto con su familia hacia el recinto deportivo para disfrutar del partido.

Pero, cuál sería su sorpresa cuando, después de colocar su auto particular en el parqueo del Coloso del Cerro, fue abordado por un parqueador que le exigió el pago de 5.00 CUP por adelantado sin entregarle el ticket.

Jiménez, consciente de que el juego ya había comenzado y duraría como máximo dos horas, se negó a la imposición del pago y mucho menos a no recibir comprobante. La respuesta del mencionado parqueador fue tajante: si no paga, su vehículo no puede permanecer aquí.

M. A. Jiménez Reyes se retiró indignado del lugar con su familia sin disfrutar del partido de pelota. Mientras algunos parqueadores presentes catalogaron su actitud de ridícula, Granma entendió la razón de la denuncia e investigó sobre el asunto.

CALCULITOS “BOBOS”

El estadio Latinoamericano cuenta con dos zonas de parqueo, una trasera destinada para vehículos abonados -—por los que se paga una tarifa fija mensual para su custodia y estacionamiento— y otra que abarca el área restante y está activa solo en el periodo de la Serie Nacional.

Esta última sección es un parqueo eventual, de tránsito, convenido con la Empresa de Provincial de Aseguramiento de Servicios de La Habana (EPAS), que posee una capacidad de 75 u 80 carros y aproximadamente 60 motos.

En los días de actividad en el Coloso del Cerro los vehículos son custodiados por seis parqueadores que en grupos de dos atienden las zonas del estacionamiento.

Estos trabajadores son estatales contratados por un convenio establecido entre ellos y la EPAS, que es avalado por el Consejo de Administración Municipal. Estos, denominados “convenidos”, pagan una tarifa al estado — en este caso diaria— , no contribuyen a la seguridad social ni reciben sus beneficios y sus ingresos salen del excedente que queda al entregar al gobierno —o empresa que los representa— desde un 40 a un 70 % de lo que perciben.

En el caso del Latino el impuesto que paga cada parqueador por un día de trabajo al estado es de 3,00 CUP y debe, según la Resolución No.122 — emitida por la Dirección Provincial de Finanzas y Precios en el año 2007— , cobrar a vehículos ligeros 50 centavos por la primera hora de estacionamiento y 25 centavos a partir de la segunda.

Si los 5,00 pesos que ilegalmente cobran por cada auto se multiplican por la cantidad promedio de carros que pueden estacionarse en el parqueo del Coloso del Cerro — 75-— y a este resultado — 375 pesos— se le resta el total de dinero que todos los trabajadores del parqueo abonan al estado — 18 CUP— y se divide entre los 6 parqueadores, vemos que ganan alrededor de 59 pesos en una noche.

El Director de Parqueo de la Empresa Provincial de Aseguramiento de Servicios de La Habana (EPAS), Antonio González Núñez, explica que el Latino, como otros parqueos de eventos múltiples, presenta la problemática de que al retirarse una gran cantidad de carros al mismo tiempo, resulta muy difícil cobrarles a todos. Por esto la Empresa redactó un documento interno que está en aprobación y difiere de lo estipulado en la Resolución 122/07, el cual permite cobrar por adelantado el precio aproximado que se pagaría según las tarifas legisladas en esa resolución.

Pero el documento, que aún no está en vigor e inexplicablemente contradice una norma legal, solo admite que el parqueador del Latino pueda cobrar por adelantado de 1 a 1,25 pesos por el periodo de tiempo que duran los juegos.

En cuanto a los tickets, los trabajadores de rojo y solapín del Coloso del Cerro atestiguan que a veces no les da tiempo a entregarlos debido a lo rápido que se retiran los vehículos, por lo que los colocan bajo el limpiaparabrisas. Pero suponiendo que se admita la idea de cobrar por adelantado, ¿no sería lógico que entregaran el comprobante a la vez que realizan el cobro?

En todo el estacionamiento del estadio capitalino solo hay un deteriorado cartel con las tarifas de la Resolución 122/07 y para colmo está situado al final del parqueo, puede entenderse que los tickets se convertirían en un aviso lumínico que denunciaría la estafa en la que incurren algunos parqueadores.

LA “CARTA BOMBA”

A partir de la queja recibida por Granma y comunicada a la Empresa Provincial de Aseguramiento a los Servicios de La Habana, se inició una investigación de los trabajadores del Latino, a cargo del Jefe de municipio del Cerro, Osvaldo Chávez Zambrana y la especialista principal de parqueo en la entidad, Nancy Sarrías.

La Empresa separó de manera definitiva del Sistema de Estacionamiento de la Ciudad a los tres parqueadores implicados en el incidente del 27 de noviembre del 2013, por violar la Resolución No. 122/07.

Debido a incidencias que se siguen presentando con algunos parqueadores del Latino, el subdirector de Parqueo de la Empresa, Juan Luis Díaz, comenzó el pasado viernes, 25 de enero, averiguaciones sobre los implicados en los cobros inflados de la vigilia y estacionamiento de los vehículos.

LOS PARQUEOS PRIVADOS ¿EN LA CALLE?

Los estacionamientos cubanos se encuentran divididos en la actualidad en tres ramas madres: estatales, estatales por convenio y particulares.

Los primeros son los que originalmente estaban destinados solo para abonados, por lo que están emplazados en lugares casi siempre cerrados, con algunas excepciones como el situado en el parque El Curita, en Centro Habana.

Los segundos son aquellos denominados “de tránsito”, que se crearon para suplir la necesidad de algunas tiendas, supermercados o lugares muy confluidos que requerían de un espacio donde los vehículos pudieran permanecer durante un horario reducido que casi nunca excede las doce horas. En La Habana podemos encontrar claros ejemplos en los parqueos de El Capitolio, Carlos III y otros.

Por último están los particulares que pueden ser establecidos por cualquier persona que solicite un permiso a determinados organismos y emplace en un terreno de su propiedad —casa, garaje u otro espacio particular— el estacionamiento.

Dentro de la capital se observan diversas violaciones referidas a los parqueos privados.

Sobre este tema el Director de Parqueo de la EPAS comenta que los denominados estacionamientos particulares solo son admisibles si se emplazan dentro de su local o residencia y no pueden interferir en la regularidad vial.

Antonio González asegura que “en caso de que alguna persona quisiera ocupar un pedazo de la vía para entablar un parqueo, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) debe comunicar a la Empresa, buscar la aprobación del Ministerio del Transporte, el Instituto de Planificación Física, la Administración de la Vía  y después todas esas firmas se dirigen al Consejo de Administración Municipal (CAM ) y si este aprueba el área como parqueo, discuten con nosotros lo referente al espacio y los trabajadores.”

El incumplimiento de estos trámites se ha observado con mayor incidencia en el municipio capitalino de Playa, según el director de parqueo la EPAS. Allí, burlando lo establecido por el Ministerio de Transporte, cierran espacios públicos con un cordel y se autoproclaman “dueños de la calle”.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Actitudes como la de los implicados en la queja de M. A. Jiménez Reyes, no constituyen un indicador común en los casi 3 mil trabajadores de los 670 estacionamientos emplazados en La Habana.

Existe un gran número de parqueadores que como Raúl Marrero cumplen sus obligaciones de trabajador de los servicios y prefieren sustituir la imposición de un precio elevado por esa frase tan común en algunos estacionamientos cubanos: “deme lo que usted quiera, mi hermano”.

Raúl, empleado del parqueo de Galiano — convenido con la EPAS — expresa que “hay una cosa que es real: el usuario siempre ve al parqueador como aquel que viene a quitarle el dinero y no se da cuenta de que el parqueador está previniendo el delito… ”

¿Parqueos cuentapropistas?

En el 2001 se tuvo la idea de que los parqueadores “convenidos”, llamados así porque su cláusula de contrato se basaba en un convenio de trabajo, fueran jubilados que además de la pensión recibirían un “dinerito extra” por este servicio.

Se concertó con los ciudadanos interesados un convenio de trabajo, vigente actualmente dentro de las leyes avaladas por el MTSS. Los asidos bajo este contrato y denominados por los organismos implicados como los “convenidos”, se diferencian de los estatales regulares en dos cuestiones fundamentales: no poseen ni seguridad social ni salario fijo del Estado. La primera de las cuestiones siempre ha sido fuente de preocupación para los parqueadores.

Como respuesta a esta situación y como parte de las políticas de actualización del modelo económico, se está estudiando la opción de pasar a los empleados de los estacionamientos como integrantes de la rama de los servicios, al sector por cuenta propia, comentó el Director de Parqueo de la EPAS de La Habana, Antonio González.

Pero mientras se analicen las ventajas de esa decisión o se pongan en práctica nuevos modelos de gestión, lo cierto es que habrá que continuar velando porque siempre haya un buen servicio allí donde se brinda, y porque se cumpla con las más elementales reglas de la protección a los clientes y el respeto a la legalidad.

Lea el reportaje íntegro en Granma

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alberto Campos Abreu dijo:

    Considero en las valoraciones sobre el tema, que garantia me ofrece el parqueador al que le dejo el auto o la moto para su vigilancia, lo anterior responde que existen lugares en la vía que aparecen supuestos parqueadores sin identificación oficial.

  • Juan Manuel dijo:

    Hay problemas con esos parqueadores, a veces emplean hasta lenguaje violento y amenazante con los usuarios, en otras ocasiones se hacen dueños de la calle y con guapería, casi al borde de la extorsión te conminan a pagar. Creo que ya es hora de tomar medidas con estas personas o al menos de fiscalizar bien de cerca su actividad para beneficio del resto de la comunidad.

  • preguntona dijo:

    De acuerdo con Alberto Campos Abreu, me parece que las leyes no contemplan una serie de regulaciones importantes porqueuna vez pasé por el Calixto García y había varias personas aglomeradas conversando con el parqueador porque 2 motos habían cogido candela. Todo parece indicar que una cogió candela y como estaba muy pegada a la otra, el fuego se propagó. Qué garantía tenían esos usuarios del parqueo? Quién sufraga los gastos de reparación? El parqueador “Poncio Pilatos” se hincó de hombros mientras los afectados se miraban incrédulos. Yo pregunto: Hasta qué punto son responsables los parqueadores de la integridad de los vehículos y motos? Eso está regulado en algún documento? Las tarifas de parqueo, tanto estatales como particulares están publicadas en algun lugar? Creo que este artículo tiene tela por donde cortar y me gustaría que el periodista siguiera investigando.

  • Alain Glez dijo:

    obre el tema solo quiero agregar las siguientes preocupaciones o como bien se puede decir, malestar.
    La primera es en cuanto a los Vehiculos Estatales que se encuentran laborando y haciendo gestiones de su empresa, y que por consiguiente deben parquear en algunos de estos llamados lugares para parqueadores.
    Un carro estatal sale de su empresa a cumplir con gestiones de dicha empresa y tiene que andar buscando por donde parquear, porque a dicho auto estatal no le entregan efectivo para abonar dichos parqueos.
    Existen dias en que hay que realizar varias gestiones, y cuando al final del trayecto analizas, has desembolsado mas de 20 pesos o mas, por este concepto, el cual la empresa no te lo reembolsa porque no tiene este concepto en su gestion de pagos por caja chica.
    Otras veces en esas mismas gestiones, dejas el auto y cuando sales del lugar visitado, el parqueador se para al lado del auto estatal para que le liquides el cobro, o te encuentras el ticket en el limpiaparabrisas para obligarte al pago, y si le dices que eres estatal que no saliste con dinero de bolsillo, te quieren comer y te tratan mal.
    En fin, que los carros estatales a veces parquean a varias cuadras del lugar donde visitaran por problemas de trabajo, por motivo de evitar a dichos parqueadores.
    No estamos en contra de los parqueadores, solo estoy mostrando mi preocupacion en cuanto a la parte estatal..
    Como segundo y agregando al escrito hecho por el periodico Granma me quiero referir, que tambien pasa cuando vas a visitar a un familiar en un Hospital.
    Llegas a la Hora de la visita, y el parqueador te dice. Esto es solo hasta las 7 u 8(dependiendo del Hospital), por lo que debes abonarme por adelantado.
    O cuando tienes que ir por urgencia a un Hospital(a cualquier hora del dia) a ver a un familiar o amistad que le ha ocurrido algo, ahi esta el parqueador para decirte que si parqueas debes abonarle, por lo que da a entender que si tienes una urgencia, no se te puede olvidar coger dinero de bolsillo porque sino tendras que parquear a cientos de metros de distancia del hospital o enfrentarte al parqueador y explicarle que se te quedo la cartera en la casa, porque por la urgencia se te olvido coger dinero para pagar el parqueo.
    Saludos

  • FREETARGET dijo:

    Saludos:
    Desearía comentar lo siguiente como complemento a la nota:
    Pregunto:
    ¿El parqueador cobra el servicio prestado por el cuidado del vehículo, o simplemente el espacio que arrienda el conductor del parqueo o la calle al dejar su carro aparcado?

    Lo pregunto, ya que en ocasiones he ocupado plazas de parqueo pero no me he bajado del carro, y cuando me voy, el parqueador me exige el importe del clásico “dame lo que tu quieras”.
    Un ejemplo sólido de esto ocurre en el parqueo de 1ra y 12, en la división de tránsito. Cuando el cambio de chapa, el dueño del vahículo no lo abandona ya que allí hay que estar pendiente de la cola y los inspectores. Luego al final del trámite, el parqueador exige el importe del “parqueo” como si lo hubiera estado cuidando todo ese tiempo…

    ¿Qué opinan al respecto?

    • Un chofer dijo:

      Interesante punto que sería bueno aclararan por los medios de comunicación.

  • CAMAGUEYANO dijo:

    ESTE TRABAJO PERIODISTICO E INVESTIGATIVO ESTÁ BASADO EN LA HABANA, PERO SUCEDE EN TODAS LAS PROVINCIAS. SOLO QUEDARÁ RESUELTO CUANDO LOS FACTORES QUE TIENEN QUE VELAR PORQUE LOS FAMOSOS PARQUEADORES NO VIOLEN LOS PRECIOS DE LOS PARQUEOS, QUE EN CADA LUGAR CADA CUAL COBRA LO QUE LE DA LA GANA. Y ADEMÁS SE VE MUCHO QUE EN LUGARES CÉNTRICOS OCUPAN HASTA UNA CUADRA COMPLETA Y LAS COGEN COMO PARQUEOS SIN AUTORIZACIÓN DE NAIDE Y NADIE LES DICE NADA.

    FALTAAAAAAAAAAA……………EXIGENCIA, CONTROL Y MEDIDAS EFECTIVAS CON LOS VIOLADORES.
    YO TRABAJO ESTATALMENTE Y GANO 18 CUP DIARIOS Y ENTONCES LOS FAMOSOS PARQUEADORES GANAN 40, 59 Y HASTA 100 CUP DIARIOS, SIN UTILIZAR NEURONAS.
    REPITO EXIGENCIA, CONTROL Y MEDIDAS ADECUADAS EN CADA CASO, ASÍ COMO VIGILANCIA CONSTANTE POR PARTE DE LOS FACTORES QUE LE TOCA.

  • Javier dijo:

    Felicidades al colectivo de Cubadebate por su excelente trabajo. Esta es la primera vez que hago un comentario. Creo que entre los problemas que enfrentamos en la solución a nuestras dificultades está seguir inventando lo que ya está inventado. Si damos una mirada alrededor del mundo nos percataremos que todo el dinero que en Cuba se “embolsillan” los parqueadores, en muchos países, éste va al presupuesto de la municipalidad. No hace falta mucha infraestructura ni parquímetros sofisticados como los de Norteamerica o Europa. En Africa, con supuestos niveles inferiores de desarrollo, es muy extendida la práctica de pagar un talonario a la municipalidad que debes colocar visible en una zona interior del auto. Este te da permisos para parquear en determinadas zonas de la ciudad. También se construyen parqueos públicos, donde el dinero recaudado va para las arcas municipales, no para el parqueador. Para el tema de la prevención del delito, se pueden tomar otras medidas y pudieran estar inclusos financiadas por esta vía de recolección de impuestos. Finalmente, hay tantos brazos jovenes entre los que se dedican a este trabajo y que pudieran ser más productivos y que con la opción “lucrativa” del parqueador dejan de ser útiles a esta sociedad que tantos los necesita. Raúl nos ha llamado a producir y no acabamos de darnos cuenta que significa.

  • Elpidio!!! dijo:

    este tema demanda un estudio multisectorial (por favor con menos de un mes de duracion, creo esto no es objeto de una tesis de grado cientifico) los parqueos son fuente de empleo en muchas ciudades, Planificacion Fisica debe velar porque la ciudad cuente con este tipo de servicios. existen equipos de punto de venta y barreras automaticas que se pueden establecer para el control de areas de parqueos, ademas esta debe ser una tarea de cuentapropias con precios topados porque sino se forma la mundial.
    realmente estamos en una encrucijada entre medidas superficiales y analisis ambiguos sin ir a la profundidad de los temas y no acabamos de hacer lo que estipulan los lineamientos; ojo cualquier inversion en parqueos se paga rapidamente y es mejor que ver contenedores, garages de lata de todo tipo que afean el entorno y producen insalubridad, sin mencionar los bandidos que se aprovechan de estas cituaciones. espero que cubadebate analise con profundidad el tema y no quede en lo que han reflejado, incluso se ve que esta autoridad que entrevistaron no se siente responsable de lo que sucede y ese es el peor problema hoy en nuestra sociedad.

  • Nelson dijo:

    Lo de los parqueadores y los parqueos no tiene nombre, yo tengo una moto del estado para gestiones en el puerto, cada vez que salgo debo parquear 3, 4, 5, o mas veces en diferentes lugares colmados de los citados compañeros, entonces viene la paradoja, ¿por que tengo que pagar dinero de mi salario para gestiones del estado? ¿como recupero ese dinero?
    Y ni hablar de un supuesto parqueador que me estaba robando el retrovisor de mi auto…….menos mal que por alli pasaba una patrulla y lo sorprendieron en plena faena y lo cargaron.
    Hay muchos parqueadores serios, pero también hay muchos que se aprovechan de la gente.
    El otro día en el parqueo que esta al frente de la plaza de las palomas en la habana vieja fue a parquear un extranjero y se le acerco el parqueador y le susurró algún precio (debe haber sido exorbitante y en moneda dura), lo cierto es que el hombre insultado se monto en su auto y se fue.
    Esta en una de las actividades que menos control tienen.

  • AMIYON dijo:

    SUCEDE A DIARIO EN VARIOS LUGARES DE LA CAPITAL PUES ME HAN INVITADO A COMER A LOS NARDOS Y OBLIGATORIAMENTE PARQUEAMOS EN ESPACIO DE PARQUO CERCA DE ALLI SI MAS NO RECUERDO FRENTYE AL CAPTOLI Y NOS HAN COBRADO 1 CUC POR UN TIEMPO DETERMINADO NO ENTIENDO POR QUE

  • albon dijo:

    Los 3 estudiantes de periodismo autores del artículo han efectuado muy buen trabajo de investigación y redactado un magnífico artículo. Merecen una felicitación. NO estoy en desacuerdo con nada de lo escrito. Es más, coincido en un 100%

    Sin embargo, han omitido algunas facetas interesantes del tema. Un aspecto importante y que molesta a muchos choferes: los parqueadores INÚTILES que a veces se han granjeado el epíteto de “parásitos del chaleco rojo” y sobre cuya existencia, en aras de recaudar más, algunos Municipios se hacen de la vista gorda sobre su existencia e increíblemente, hasta los autorizan.

    Es claro que quien vaya a entrar al mercado de Carlos III o a una función del Carlos Marx o a Expocuba, con mucho gusto al salir, le paga al parqueador que se ocupó de cuidar su vehículo. Ahí está realizando una función social útil. Pero hay otros sitios donde en verdad ES RIDÍCULO permitir la existencia de un parqueador. Hace algún tiempo, existía un ranchón en el Bosque de la Habana, a la salida del puentecito sobre el Almendares, cerca de la salida del cuartel de las Brigadas Especiales de la Policía, en el que vendían varios artículos alimenticios. Uno parqueaba su carro y ocupaba una mesa y tenía su vehículo a menos de 5 metros y perfectamente a la vista. Sin embargo, TENÍA QUE PAGARLE a un parqueador. Ya el ranchón desapareció, pero el ejemplo existió. Si el ranchó hubiera seguido, también estaría el parqueador ofreciendo (a la cañona) un servicio inútil y superfluo.

    En la actualidad en el CUPET de Santa Catalina y Vento, ocurre lo mismo. Desde dentro de la tienda se puede ver el carro. ¿Para qué el parqueador?. En el Pan de Paris de 26 es igual. Además, en los inicios de esta figura laboral, de dicha función se ocupaban personas más o menos de cierta edad y hasta retirados. Pero muchos de ellos han sido desplazados (¿por qué medios de “convencimiento” sería?) por chamacones que exhiben unos hombros y unos bíceps que ameritan dedicarlos a otras labores más productivas.

    Y hace años, en el propio Granma se aclaró que ellos deben cobrar POR CUIDAR LOS VEHÍCULOS y NO por el parqueo, ya que no por gusto, las “vías públicas” se llaman así. Es claro que si es un parqueo especial como el de Carlos III, aunque en el resto del mundo, tales centros NO COBRAN porque los clientes vayan a comprar sino más bien les facilitan la cosa, Cuba es Cuba y aceptemos eso. Pero ¿en qué cabeza cabe que si se parquea en una calle cualquiera, como las de Centro Habana, por ejemplo, y dentro del vehículo permanece una persona, los parqueadores pretendan cobrar?.

    Sería bueno que hicieran la “Segunda Temporada” de este tema y hagan un artículo tan bueno como el primero.

  • Manuel dijo:

    Ya no se puede parquear en ninguna calle de La Habana, porque de cualquier parte sale un parqueador, si soy chofer profesional y me debo mover diariamente y pagar 1.00 MN cada vez que parquee, cuanto le cuesta a mi bolsillo a fin de mes, otras veces me quedo dentro del auto y me quieren cobrar al salir, qué estaban cuidando ellos, es la calle particular ahora?, y como dice Alberto, qué garantía de seguridad tengo?, pues en la mayoría de los parqueos y sobre todo donde hay muchos autos, ud se monta , arranca y cuando está saliendo vienen corriendo a cobrarte, como saben que el auto es mio?

  • tf dijo:

    El 1º de Enero de 1959, el pueblo indignado destruyó los parquímetros que condicionaban su derecho a estacionarse. También se demolieron muros que limitaban playas privadas, y los clubes exclusivos se volvieron espacios sociales.

    55 años de Revolución después, tenemos parqueadores creados por el Estado y afiliados al mismo, que so capa de proteger los vehículos contra el robo nos cobran por parquear. No entiendo entonces la labor de la policía, si patrullarán más o patrullarán menos las áreas con parqueadores.

    A la vez, para ir a las playas de Cayo Coco o los cayos de Santa Clara, hay que pagar una reservación en un hotel o un pasadía, aunque ud. quiera ir a una playa desierta o solo ver el mar desde allí.

    Qué es lo que está pasando en esta obra del pueblo y para el pueblo??

    Las gratuidades disminuyen, los precios suben, y aquellos sectores en los que se debe reinvertir continúan con carencias materiales…

  • Frank Delgado dijo:

    Y eso no es todo , vayan e investiguen el cobro del estadium a la hora de los juegos y verán el acoso de las cajeras y cajeros para que le dejen el vuelto o como pasaba en los juegos de fin de año que te dceían deja una propina para el arbolito y los regalos …. Donde quiera hay ilegalidad ,,,

  • Un chofer dijo:

    El caso al que hace referencia el artículo es solo un pequeño ejemplo. En todos los centros nocturnos y bares, tanto particulares como estatales, por lo general los parqueadores te EXIGEN 20 cup o 1 cuc, incluso cuando el parqueo es en la calle, pública y de todos. Además de existir miles de ejemplos donde se han robado reproductoras y otros accesorios de los carros y los parqueadores no se han hecho responsables, incluso donde se ha creído son responsables. Creo que pudiera ser de interés de muchos que Cubadebate haga una investigación periodística más a fondo y encontrará cosas peores que estas que le ocurrieron a M. A. Jiménez Reyes.

    • la conductora dijo:

      de acuerdo en que se profundice no solo en la investigacion periodistica sino ademas en el peligro q esta figura en ocasiones representa. uno debe pagarles y ademas cuidarse de ellos, no son pocas las ocasiones en que los propios malos parqueadores contribuyen al delito.

  • Alain Glez dijo:

    Sobre el tema solo quiero agregar las siguientes preocupaciones o como bien se puede decir, malestar.
    La primera es en cuanto a los Vehículos Estatales que se encuentran laborando y haciendo gestiones de su empresa, y que por consiguiente deben parquear en algunos de estos llamados lugares para parqueadores.
    Un carro estatal sale de su empresa a cumplir con gestiones de dicha empresa y tiene que andar buscando por donde parquear, porque a dicho auto estatal no le entregan efectivo para abonar dichos parqueos.
    Existen días en que hay que realizar varias gestiones, y cuando al final del trayecto analizas, has desembolsado mas de 20 pesos o mas, por este concepto, el cual la empresa no te lo reembolsa porque no tiene este concepto en su gestion de pagos por caja chica.
    Otras veces en esas mismas gestiones, dejas el auto y cuando sales del lugar visitado, el parqueador se para al lado del auto estatal para que le liquides el cobro, o te encuentras el ticket en el limpiaparabrisas para obligarte al pago, y si le dices que eres estatal que no saliste con dinero de bolsillo, te quieren comer y te tratan mal.
    En fin, que los carros estatales a veces parquean a varias cuadras del lugar donde visitaran por problemas de trabajo, por motivo de evitar a dichos parqueadores.
    No estamos en contra de los parqueadores, solo estoy mostrando mi preocupación en cuanto a la parte estatal..
    Como segundo y agregando al escrito hecho por el periódico Granma me quiero referir, que también pasa cuando vas a visitar a un familiar en un Hospital.
    Llegas a la Hora de la visita, y el parqueador te dice. Esto es solo hasta las 7 u 8(dependiendo del Hospital), por lo que debes abonarme por adelantado.
    O cuando tienes que ir por urgencia a un Hospital(a cualquier hora del dia) a ver a un familiar o amistad que le ha ocurrido algo, ahí esta el parqueador para decirte que si parqueas debes abonarle, por lo que da a entender que si tienes una urgencia, no se te puede olvidar coger dinero de bolsillo porque sino tendras que parquear a cientos de metros de distancia del hospital o enfrentarte al parqueador y explicarle que se te quedo la cartera en la casa, porque por la urgencia se te olvido coger dinero para pagar el parqueo.
    Saludos

  • AGR dijo:

    Sobre el tema solo quiero agregar las siguientes preocupaciones o como bien se puede decir, malestar.
    La primera es en cuanto a los Vehículos Estatales que se encuentran laborando y haciendo gestiones de su empresa, y que por consiguiente deben parquear en algunos de estos llamados lugares para parqueadores.
    Un carro estatal sale de su empresa a cumplir con gestiones de dicha empresa y tiene que andar buscando por donde parquear, porque a dicho auto estatal no le entregan efectivo para abonar dichos parqueos.
    Existen días en que hay que realizar varias gestiones, y cuando al final del trayecto analizas, has desembolsado mas de 20 pesos o mas, por este concepto, el cual la empresa no te lo reembolsa porque no tiene este concepto en su gestion de pagos por caja chica.
    Otras veces en esas mismas gestiones, dejas el auto y cuando sales del lugar visitado, el parqueador se para al lado del auto estatal para que le liquides el cobro, o te encuentras el ticket en el limpiaparabrisas para obligarte al pago, y si le dices que eres estatal que no saliste con dinero de bolsillo, te quieren comer y te tratan mal.
    En fin, que los carros estatales a veces parquean a varias cuadras del lugar donde visitaran por problemas de trabajo, por motivo de evitar a dichos parqueadores.
    No estamos en contra de los parqueadores, solo estoy mostrando mi preocupación en cuanto a la parte estatal..
    Como segundo y agregando al escrito hecho por el periódico Granma me quiero referir, que también pasa cuando vas a visitar a un familiar en un Hospital.
    Llegas a la Hora de la visita, y el parqueador te dice. Esto es solo hasta las 7 u 8, 3 o 4(dependiendo del Hospital y hora), por lo que debes abonarme por adelantado.
    O cuando tienes que ir por urgencia a un Hospital(a cualquier hora del dia) a ver a un familiar o amistad que le ha ocurrido algo, ahí esta el parqueador para decirte que si parqueas debes abonarle, por lo que da a entender que si tienes una urgencia, no se te puede olvidar coger dinero de bolsillo porque sino tendras que parquear a cientos de metros de distancia del hospital o enfrentarte al parqueador y explicarle que se te quedo la cartera en la casa, porque por la urgencia se te olvido coger dinero para pagar el parqueo.
    Saludos

  • tony glez dijo:

    HABIA QUE VER SI EL SEÑOR javier que tanto dice ha podido comprobar lo que dice, cuando este sistema empezo en la habana exixtian mas de 100 casos de robo de carro y acsesorios por mes de ellos hoy esta reducido a 0 en areas donde existen estos parqueadores que ademas pertenecen al sistema de vigilancia y patrullaje por plan conjunto con la pnr y al año ingresan a las arcas del estado mas de 4.000000 de pesos, lo que si estoy de acuerdo es que lo que este regulado al respecto en cuanto a tarifa de presios se refiere hay que seguir luchando contra ese flajelo que hace que desmerite un tanto su personalidad en el lugar y que desgraciadamente es una minoria que la ejecuta dentro del total que hoy ejercen esa tarea y como en todos los servicios que hoy recibimos la poblacion hay muchos criterios divididos tanto en la gastronomia, comercio,servicios, en fin todos, hay personas que no dejan su carro si entran a un cine si no se lo dejan a un parqueador porque saben que su carro no sufrira ningun contratiempo y asi a donde quiera que valla es un ejemplo, lo que si estoy de acuerdo es que hay que cumplir con lo regulado por la ley y ademas hay que exigir el comprobante de pago que al dorso del mismo tienen los presios que hay que pagar por lo que no se justifica entonces que nadie se deje cobrar mas de lo que dice ahi, porque estan muy claros

    • Mario dijo:

      Estimado señor, si pertecen al sistema de vigilancia como me plantea espero que me explique porque tambien se dedican a la extorcion y otros males en los lugares donde se encuentran, me refiero al parqueo que se encuentra en el Teatro Nacional, especificamente a la entrada del Cafe Cantante, donde los parqueadores en complo con el personal de la entrada de dicho lugar te pedin 5cuc para entrarte al mismo sin tener que hacer colas….entoncessss cuidamos los carrosss o nos dedicamos a otros negocios!!!!….ojooo con ello, no conozco las estadisticas sobre robo de autos, pero ya hoy en dia para un conductor los dilemas son: EL BACHE, EL TONTO QUE ANDA POR LA CALLE, EL ALMENDRO QUE SE TE PEGA Y EL PARQUEADOR QUE APARECE DE LA NADA.

    • Javier dijo:

      Sería interesante conocer si el comentario firmado por Tony Glez se corresponde con el Director de Parqueo de la Empresa Provincial de Aseguramiento de Servicios de La Habana (EPAS), Antonio González Núñez. Si este fuese el caso, lamentable y miope. Somos compañeros, no Señor. Hay que respetar a cada uno de los que plasmamos nuestros criterios con respeto. Como el de Nelson, que iba a ser víctima de un robo por el propio parqueador. Merecía él un comentario de su parte. Entonces, las estadísticas que ofrece Tony no están muy probadas. Donde está su criterio o su explicación a cada uno de los que han sido maltratados. Percibo que somos muchos los descontentos con el hecho de que prácticamente todas las calles o arterias principales han sido “ocupadas” por parqueadores. La solución al delito, no debe ser el parqueador. El parqueador debe existir donde haya un parqueo, pero no que se adueñen de toda la ciudad. Respeto a todo el que gana su pan de manera honesta. Los parqueadores no son culpables de una política que, como tantas otras, han derivado en descontrol y altibajos.

  • EYPV dijo:

    Creo que es más conveniente poner parquímetros, que se paguen ya sea por moneda o por tarjetas(magnéticas o como las propia de etecsa) y así eliminan tales maltratos y violaciones; en caso de los parquímetros sería para los parqueos transitorios, esos que se encuentran cerca a tiendas, estadios y otros sitios; y se le impondrian multas de tránsito a aquellos que esten parqueados y no paguen el parquímetro, esto lo podría hacer una sola persona que a la vez custodiaría los vehículos.Creo que esta propuesta es la que minimiza las ilegalidades y los malos tratos.

  • Carlos Baños Oliva dijo:

    Lo primero que se debe dejar bien claro es una cosa: La vía es pública. Estoy de acuerdo en que deben existir parqueadores, pero… creo que ya hay demasiados y en plena calle. Si voy a un lugar cualquiera, estaciono en LA VÍA PÚBLICA, en plena calle… cómo va a venir un “parqueador” a exigirme un pago??. Yo he tenido varias discusiones en estos casos. Pero no dejo de pagar el parqueo cuando realmente estoy en un parqueo, no en plena calle. Creo que se deben tomar medidas con aquellos que se adueñan de 10 metros de calle, vestidos con una chaqueta roja con el logo de Havana Club en la espalda.

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también