Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Astato, ¿la cura contra el cáncer?

En este artículo: Cáncer, Ciencia, Enfermedad, Medicina, Salud
| 12

astatoSi hoy nos dieran superpoderes a los 7.085 millones de seres humanos y nos encomendaran perforar el planeta en busca del elemento químico astato, dejaríamos la Tierra completamente agujereada, pero entre todos no llegaríamos a llenar ni una miserable cucharilla de café. El astato es el elemento más infrecuente del mundo. Se calcula que en un instante dado hay menos de 0,07 gramos en toda la Tierra. Una mosca podría llevar encima todo el astato del planeta.

Cualquiera sabe que el oro es amarillo y que el hierro es gris, pero el astato es tan escaso que ni siquiera se sabe muy bien de qué color es. Se supone que es negro. Sin embargo, pese a ser un desconocido, es una de las grandes promesas de la medicina para vencer al cáncer.

Dos de las formas en las que existe, el astato-210 y el astato-211, se pueden producir en laboratorio en cantidades ínfimas. El primero es útil si lo que se pretende es asesinar a un agente de la KGB, porque se descompone en polonio-210, el famoso veneno empleado para matar al teniente coronel ruso Aleksandr Litvinenko. El astato-211, en cambio, puede salvar vidas: emite radiación de corto alcance, una propiedad ideal para construir con él misiles teledirigidos contra las células cancerosas.

El proceso es sencillo de explicar y muy complejo de ejecutar. Algunas moléculas, como los anticuerpos que forman parte de las defensas del cuerpo humano, se dirigen específicamente a las células de un tumor, aunque por desgracia suelen salir derrotadas. Pero si se les añade un elemento radiactivo, capaz de matar al enemigo, se obtiene una terapia contra el cáncer: los llamados radiofármacos.

El núcleo del enigmático astato-211 libera su energía en forma de chorros de partículas pesadas denominadas alfa. “Las partículas alfa son especialmente útiles para el tratamiento del cáncer, ya que depositan una gran cantidad de energía con un corto alcance, de aproximadamente 0,05 milímetros. Es más o menos el diámetro de una célula cancerosa, así que toda la energía destructiva se concentra en la célula del cáncer adyacente y se hace poco daño a las células sanas más alejadas”, resume Ulli Köster, experto en radiofármacos del Instituto Laue-Langevin, en Grenoble (Francia).

Köster es miembro de un equipo internacional que acaba de desvelar una de las propiedades fundamentales del astato. Cualquiera que haya pasado por un instituto recuerda haber memorizado, o apuntado en una chuleta, la célebre tabla periódica de los elementos, con la cantinela de los halógenos: flúor, cloro, bromo, yodo y astato. El astato era el único elemento presente en la naturaleza del que se desconocía su potencial de ionización, la energía necesaria para arrancarle un electrón. Esta propiedad es fundamental para confirmar la estabilidad de los matrimonios que forma el astato con otras moléculas.

IMPLANTES RADIACTIVOS

“La estabilidad de los enlaces químicos entre las moléculas que buscan al cáncer y su carga radiactiva son importantes para asegurarnos de que el astato-211 es transportado realmente a la célula cancerosa y no es liberado de manera incontrolada en el cuerpo humano”, explica Köster.

Muchos hospitales del mundo llevan a cabo tratamientos del cáncer similares, conocidos como braquiterapia, en los que se coloca un diminuto implante radiactivo cerca de las células cancerosas para destruirlas. Se emplea, por ejemplo, contra el cáncer de cuello de útero, de mama y de próstata. La ventaja del astato es que las partículas alfa que emite son 4.000 veces más masivas que las partículas beta procedentes de otros elementos radiactivos empleados habitualmente contra los tumores.

“Es un poco como la diferencia entre un cañón y una pistola de aire comprimido”, en palabras del químico estadounidense Lon J. Wilson, uno de los pioneros en el diseño de tratamientos con astato contra el cáncer. “La masa extra incrementa la cantidad de daño que las partículas alfa pueden infligir a las células cancerosas”.

UNA VIDA MEDIA DE 7,2 HORAS

El astato se conoce desde 1940, pero hasta ahora se ignoraban sus propiedades fundamentales por ser tan bicho raro: en la naturaleza sólo hay 0,07 gramos repartidos por el mundo en un instante dado y además duran poco. La vida media del astato-211 es de 7,2 horas. Se merece su nombre. La palabra griega astatos significa inestable.

Para solventar estos obstáculos, los físicos Andrei Andreyev, de la Universidad británica de York, y Valentin Fedosseev, del laboratorio de física de partículas europeo CERN, diseñaron un enrevesado experimento con láser para poder estudiar su estructura atómica. Sus detalles se acaban de publicar en la revista Nature Communications.

Ahora, detalla Köster, equipos científicos de Nantes (Francia), Gotemburgo (Suecia) y de la Universidad de Cornell (EEUU) pelean para desarrollar radiofármacos con astato. Un ensayo clínico para probar un tratamiento en humanos comenzará “pronto”, según Köster, gracias a una colaboración entre el ciclotrón Arronax de Nantes y el hospital universitario de la ciudad. El ciclotrón francés es un acelerador de partículas capaz de producir ínfimas cantidades de astato a partir de otros elementos químicos. Pero ni siquiera allí saben si de verdad es de color negro.

(Con información de Materia)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alain Daniel N. dijo:

    Muy interesante este trabajo, no conocia esto del Astato, o sea la cantidad existente en la tierra, de verdad no se como fue descubierto entonces si existe tan poco, ni sabia de sus propiedades, de verdad muy interesante…

  • Lázaro Eusebio Hernández Pérez dijo:

    SALUDOS MUY CORDIALES ANTE TODO…
    EL QUE SUSCRIBE ES, CUBANO, NATURALIZADO MEXICANO… ORGULLOSAMENTE CUBANO Y, ORGULLOSAMENTE MEXICANO, EN FIN, LATINOAMERICANO…
    RESPECTO A LO QUE SE REPORTA Y CON EL MAYOR RESPETO, RATIFICO QUE MI PROPUESTA CIENTÍFICA ES, SUPERIOR A LA QUE SE MENCIONA EN EL REPORTE Y, A TODAS LAS ACTUALMENTE EN USO Y/O BAJO DIFERENTES LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO A NIVEL INTERNACIONAL…
    ¿QUIÉN SE DECIDE A APOYARME?
    MRI-DT & Lázaro Eusebio o/or Lázaro Eusebio & MRI-DT
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=7SPt9pbyRmI

    Lázaro Eusebio & Cáncer & MRI-DT Presentación
    http://www.slideboom.com/presentations/728437/L%C3%A1zaro-Eusebio-%26-C%C3%A1ncer-%26-MRI-DT-Presentaci%C3%B3n

    Lázaro Eusebio & Cancer & MRI-DT Presentation
    http://www.slideboom.com/presentations/728449/L%C3%A1zaro-Eusebio-%26-Cancer-%26-MRI-DT-Presentation

    • scorpio dijo:

      lazaro me encantaria apoyarte pero no tengo acceso a ningun sitio de los que pusistes..

  • Oskar dijo:

    Sorprendente

  • luis alberto dijo:

    Creo que sería maravilloso lograr que llegue al mercado este remedio pero imagino que el precio solo lo podría pagar un multimillonario.

  • Tulipan Negro dijo:

    Lázaro, soy radioquímico por lo que conozco algo de lo que se menciona en el texto.
    Además, trabajo vinculado al uso de las radiaciones contra el cáncer. Cuál es tu propuesta que dices es tan buena?.
    Haz un resumen y ponla aquí.
    Para mí, la propuesta de este artículo está muy buena.

    Por otra parte, si necesitas tanto apoyo puedes venir a cuaquier evento que se celebre por acá y entonces, “en caliente”, buscar discípulos, tratar de establecer convenios de trabajo etc.

  • antonio dijo:

    bueno keria ver lo k lazaro ponia en esas web pero como siempre me sale lo k pongo debajo jejeje no es facil pero mi pregunta es sera tan dificil¿¿??¿?¿ aaa y a lo mejor ni mi comentario me ponen pa rematar jaja

    El sitio no está accesible desde esta conexión
    Por Infomed. Centro Nacional de Información de Ciencias Médica

  • Laly dijo:

    SORPRENDENTE, AQUI LO COMPARTO CON USTEDES, LO BUSQUE EN ECURED
    Astato. Elemento químico con símbolo At y número atómico 85. Es el elemento más pesado del grupo de los halógenos, ocupa el lugar debajo del yodo en el grupo VII de la tabla periódica.

    Historia
    El ástato fue sintetizado por primera vez en 1940 por Dale R. Corson, K. R. MacKenzie y Emilio Segrè en la Universidad de Berkeley (California), bombardeando bismuto con partículas alfa. Un primer nombre para el elemento fue alabamino (Ab).

    Caraterísticas
    El ástato es un elemento muy inestable, que existe sólo en formas radiactivas de vida corta. Se han preparado unos 25 isótopos mediante reacciones nucleares de transmutación artificial.

    El isótopo con mayor tiempo de vida es el 210 At, el cual decae en un tiempo de vida media de sólo 8.3 h y se utiliza enmarcaje isotópico. Es improbable que una forma más estable, o de vida más larga, pueda encontrarse en la naturaleza o prepararse en forma artificial.

    El ástato se encuentra en la naturaleza como parte integrante de los minerales de uranio, pero sólo en cantidades traza de isótopos de vida corta, continuamente abastecidos por el lento decaimiento del uranio. La cantidad total de ástato en la corteza terrestre es menor que 28 g (1 onza).

    En solución acuosa, el ástato tiene propiedades similares al yodo excepto por las diferencias atribuibles al hecho de que las soluciones de ástato son, por necesidad, muy diluidas. Al igual que el halógeno yodo, se extrae con benceno cuando se halla como elemento libre en solución.

    El elemento en solución es reducido por agentes como el dióxido de azufre y es oxidado por bromo. Es el menos electronegativo de todos los halógenos. Tiene estados de oxidación con características de coprecipitación semejantes a las del ión yoduro, yodo libre y del ión yodato. Agentes oxidantes fuertes producen el ión astatato, pero no el ión perastatato. Es más fácil obtenerlo y caracterizarlo en estado libre por su alta volatilidad y facilidad de extracción con disolventes orgánicos.

    El comportamiento químico de este elemento altamente radiactivo es muy similar al de otros halógenos, especialmente el yodo. Se piensa que el astato es más metálico que el yodo. Investigadores del Laboratorio Nacional de Brookhaven han realizado experimentos en los que se han identificado y medido reacciones elementales que involucran al astato.

    El astato, seguido del francio, es el elemento más raro de la naturaleza, con una cantidad total sobre la superficie terrestre menor a 25 gramos en el mismo instante de tiempo; es decir, menos que una cucharada pequeña

    Nomenclatura
    El ástato (del griego αστατος, astatos, que significa inestable)

    Obtención
    El astato se obtiene hoy día de igual forma que en sus inicios, bombardeando bismuto con partículas alfa, obteniéndose isótopos 209At y 210At, con un periodo de semidesintegración relativamente alto

    Aplicaciones
    No tiene aplicaciones de importancia aunque el isótopo más importante el 211At se utiliza en marcaje isotópico

    Isótopos
    Existen 41 isótopos conocidos de ástato, todos radiactivos. El isótopo más longevo, el 210At, que tiene un periodo de semidesintegración de 8,1 horas, y el menos longevo es el isótopo 213At, con uno de 125 nanosegundos.

    Efectos del astato sobre la salud
    La cantidad total de ástato en la corteza terrestre es menor de 30 gramos y solo unos pocos microgramos han sido producidos artificialmente. Esto, junto con su corta vida, no deja ninguna razón para considerar los efectos del ástato en la salud humana.

    El ástato se estudia en unos pocos laboratorios de investigación donde su alta radioactividad requiere precauciones y técnicas de manipulación especiales. Es un halógeno y posiblemente se acumule en la glándula tiroides como el yodo. Desde un punto de vista químico, se puede especular que su toxicidad será idéntica a la del yodo.

    Efectos sobre el medio ambiente
    El ástato no se da en cantidades significativas en la biosfera, así que normalmente nunca presenta riesgos

    • Alain Daniel N. dijo:

      Interesante también Laly, gracias por el tema…

  • E.T. dijo:

    Si es tan inestable dudo mucho que se pueda utilizar en algo concreto, pero no deja de ser una esperanza. Esperemos que la ciencia sea capaz de apresarlo. Y… periodista, desvelar es perder o quitar el sueño, mientras que develar es descubrir algo que esta velado u oculto, que creo fue lo que usted quiso decir con la expresión “Köster es miembro de un equipo internacional que acaba de desvelar una de las propiedades fundamentales del astato”.

  • próspero dijo:

    Qué bueno que se hagan tantos esfuerzos por erradicar al cáncer.

    Me pregunto: Cuándo la ciencia será capaz de enfocar su mirada, no hacia las células cancerígenas, sino a las causas que la producen?

    No olvidemos que el cáncer, es el efecto, la consecuencia visible, de una causa invisible a nuestros ojos físicos. Por ejemplo: Las emociones, no son visibles al ojo humano, salvo cuando se expresan como manifestación, en el cuerpo físico (como enrojecimiento de la piel). Esa sería mi reflexión para ser tomada en cuenta por los investigadores de ésta y cualquier otra enfermedad.

  • Winchester! dijo:

    Eso del astato es muy interesante ojala la investigacion logre avnzar lo suficiente como para lograr eliminar el cancer , nadie sabe puede que el astato sea el futuro en la lucha contra el cancer.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también