Inicio » Noticias, Política  »

Identifican restos de diplomático cubano asesinado en Buenos Aires en 1976

2 agosto 2012 | 39

Crescencio Nicomedes Galañena Hernández fue una de las víctimas del terrorismo de Estado. Se comprobó que estuvo secuestrado en Orletti junto a otro funcionario de la embajada. Sus restos fueron hallados por un grupo de niños 36 años después. Foto: Página 12

Crescencio Nicomedes Galañena Hernández fue una de las víctimas del terrorismo de Estado. Se comprobó que estuvo secuestrado en Orletti junto a otro funcionario de la embajada. Sus restos fueron hallados por un grupo de niños 36 años después. Foto: Página 12

Por Victoria Ginzberg

El 11 de junio pasado, un grupo de niños que cazaba cuises y ratones en un predio ubicado frente al aeródromo de San Fernando reparó en un barril de metal oxidado con capacidad para 200 litros. Estaba roto. Los chicos vieron huesos y llamaron al 911. La policía descubrió luego otros dos toneles similares que también tenían restos óseos. Después de analizarlos, se estableció que uno de los cuerpos pertenece a Crescencio Nicomedes Galañena Hernández, un diplomático cubano desaparecido el 9 de agosto de 1976.

El caso lo condujo el fiscal de San Isidro Luis Angelini, a cargo del área ejecutiva de investigaciones criminales de San Fernando. El funcionario judicial dio intervención al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Según confirmaron a Página/12 fuentes judiciales, la pericia realizada por ese organismo -cuyos integrantes no quisieron ayer hacer declaraciones- indicó que el cuerpo era con el 99,99 por ciento de probabilidades del diplomático cubano.

El expediente pasará ahora al juzgado de Daniel Rafecas, quien tiene a su cargo la causa por los delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino Automotores Orletti, donde fue visto por última vez Galañena Hernández. Será la Justicia Federal la encargada de certificar la identificación.Galañena Hernández fue secuestrado junto a Jesús Cejas Arias el 9 de agosto de 1976, en el barrio de Belgrano.

Acababan de salir de la embajada cubana, donde trabajaban. Cuatro días después, el 13 de agosto, La Opinión publicó que “la embajada cubana en Buenos Aires está trabajando en estrecho contacto con el gobierno argentino en la búsqueda de dos miembros de la representación, acerca de quienes se presume que habrían sido secuestrados. Los dos hombres, Jesús Cejas Arias y Crescencio Galañena Hernández, integrantes ambos del personal administrativo de la embajada cubana, no han sido vistos desde que salieron de la embajada el lunes”.

El 17 de agosto, en el mismo diario, se informó que “La agencia de noticias Associated Press recibió ayer un sobre, por correo simple y con estampilla argentina, conteniendo las credenciales de los empleados administrativos de la embajada de Cuba, cuyo texto en letra manuscrita y despareja dice: ‘Nosotros (Jesús Cejas Arias y Crescencio Galañena) ambos cubanos nos dirigimos a usted para que por este medio comunicar que hemos desertado de la embajada para gozar de la libertad del mundo occidental’, la nota no lleva firma al pie ni ninguna otra aclaración. La Cancillería argentina certificó la autenticidad de la credenciales”.

De esta forma la dictadura argentina montó un operativo para hacer creer que los dos hombres habían abandonado el régimen cubano y no tener que dar explicaciones por la desaparición de dos diplomáticos.

Pero Cejas Arias y Galañena Hernández estaban cautivos en Automotores Orletti, el centro clandestino que fue en Buenos Aires sede del Plan Cóndor, es decir, de la coordinación represiva de las dictaduras del Cono Sur. Según una investigación del periodista norteamericano John Dinges, el agente de la CIA Michael Townley y el cubano-estadounidense Guillermo Novo Sampoll -socio de fechorías de Luis Posada Carriles- habrían viajado a la Argentina para interrogar a Cejas Arias y Galañena Hernández.

“Ellos (Townley y Novo Sampoll) cooperaron en la tortura y el asesinato de los dos diplomáticos cubanos”, habría declarado ante la jueza María Servini de Cubría el represor Manuel Contreras Sepúlveda, ex jefe de la DINA, la policía secreta pinochetista. Townley fue el autor del asesinato en 1976 en Washington de Orlado Letelier, canciller de Salvador Allende.

“El inmueble donde funcionó Automotores Orletti -describió el juez Rafecas cuando procesó a los represores que actuaron en ese centro clandestino- era uno más de una larga hilera de casas bajas, en una típica calle, de un típico barrio de la zona oeste capitalina, como era el de Flores (…) Orletti muestra a las claras que el terrorismo de Estado en la Argentina de 1976 pudo moverse con naturalidad también en espacios de normalidad -y no de excepción- que no debió enfatizar el secreto sino que actuó a la vista de quien quiera ver y escuchar; que se adaptó para funcionar en un espacio donde antes había un hogar y un taller, y que a su término, aquel hogar y aquel taller regresaron, se acondicionaron y hasta aprovecharon las mejoras efectuadas por los ocupantes anteriores.

“Los sobrevivientes relataron que las víctimas generalmente estaban en la planta inferior o garaje, donde los mantenían tabicados y atados. Allí se escuchaban gritos de la planta superior, donde funcionaba el cuarto de tortura. Uno de los métodos crueles utilizados por los represores del centro regenteado por la SIDE consistía en que los secuestrados eran esposados y colgados de un gancho hasta que los pies quedaban a unos 20 o 30 centímetros del piso y en ese estado se les aplicaba electricidad en el cuerpo.”

Por el secuestro y la desaparición de Galañena Hernández y Cejas Arias ya fueron condenados en Argentina el general retirado Rodolfo Cabanillas, quien se desempeñó como jefe de la División de la SIDE “Operaciones Tácticas 18″ (que correspondía a Orletti) y los represores Raúl Guglielminetti, Eduardo Alfredo Ruffo y Honorio Carlos Martínez Ruiz.

No es la primera vez que se encuentran víctimas que pasaron por Orletti, en barriles. En 1976 fueron hallados siete recipientes de este mismo tipo en el canal de San Fernando que contenían cadáveres y cemento. Los cuerpos fueron enterrados como NN en el cementerio de San Fernando y pudieron ser identificados tiempo después.

En 1989 se supo que uno de ellos era Marcelo Gelman, hijo del poeta Juan Gelman.Los tres tambores encontrados en junio, hace menos de dos meses, también se hallaron en un predio de San Fernando, en donde se estaban realizando trabajos de movimiento de tierra para, aparentemente, construir viviendas y donde antes había una tosquera. Estaban numerados y rellenos de concreto. Allí se mantuvieron los restos de Galañena Hernández hasta que el grupo de niños que cazaba vio los huesos.

El fiscal Luis Angelini ordenó que la Superintendencia de la Policía Científica realice una búsqueda intensiva para determinar si hay más barriles en el predio y también que se analicen los encontrados con el fin de determinar si estuvieron en ese sitio durante 36 años o fueron recientemente depositados allí.

Rafecas había señalado en su resolución, al hacer alusión a los barriles hallados en 1976:

“El proceso de la deshumanización, que comenzaba con la captura y continuaba en el campo de detención y tortura, tuvo en estos casos un final que difícilmente pueda ser superado desde la perspectiva de la eliminación de todo vestigio de condición humana para con los cautivos: hay que caer en la cuenta de que personas con las que compartimos una misma cultura, una misma civilización, ejecutaron de un disparo en la cabeza a hombres y mujeres que estaban a su merced; luego se procuraron tambores, arena y cemento; luego, no sin esfuerzo, y seguramente de propia mano, colocaron los cadáveres en los tambores, los rellenaron, los sellaron, llevaron con sus brazos la carga de restos humanos hasta los camiones y finalmente arrojaron los tambores al río”.

(Tomado de Página 12, Argentina)

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Candela dijo:

    Compatriotas, hermanos queridos, familiares de todos los cruelmente torturados, asesinados y desaparecidos:

    Nada puede devolvernos la vida, el amor y los años perdidos con tanto sufrimiento; pero sí está en nosotros la posibilidad de cerrar filas para impedir el regreso del salvajismo del cual hasta las propias bestias se horrorizarían.

    El Cóndor no murió, sino que se replegó, y está al acecho. Crecerá allí donde encuentre el espacio libre para hacerlo. NO LO PERMITAMOS ¡JAMÁS!

    Sólo unidos podremos salvarnos.
    Solo unidos, lo derrotaremos.

    ¡¡¡GLORIA ETERNA A LOS HÉROES Y MÁRTIRES DE LA VIDA NUEVA DE AMÉRICA LATINA!!!

    Descansen en paz, compañeros.

  • angelito dijo:

    ¿Y que condena recibieron los responsables de tan excecrable crimen?¿y Videla, el Golpista Principal, pr fin fue sentenciado? Porque ese es el principal responsable de lo que paso.

  • cadillac dijo:

    hola, pesonalmente conozco al ehrmano de Galañena Hernandez, pues soy del mismo poblado y este trabajo conmigo, y puedo sentir la tristeza que debe tenr y a la evz el alivio l sabr que fueron hayados los restos, lo que hay que clamar mas justicia sobre los repesores argentinos, qyue paguen s us culpas.

  • jose dijo:

    A TODOS LOS FAMILIARES DE ESTE JOVEN CUBANO CAIDO EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER MIS RESPETOS, DE SEGURO ESTOY QUE SOLO UNIDOS NO NOS VENCERÁN, ESE ES EL PAGO POR LOGRAR UN MUNDO MEJOR, MUERTE AL CÓNDOR Y A TODOS LOS CONDORES EN CUALQUIER PARTE DEL PLANETA

  • Panchito dijo:

    Los gobiernos que apañan a terroristas como los que aquí se mencionan, no figuran en las listas negras yanquis. Estos restos al menos aparecieron, muchos están y estarán por siempre desaparecidos, por la forma que utilizaron para deshacerse de los cuerpos. Ahora la familia de estos cubanos diplomáticos pueden enterrar sus restos. Gloria a los mártires caídos.

  • fernando lopez dijo:

    Desgraciados asesinos, y los que desde Miami tienen tantisima responsabilidad hasta cuando estaran bajo la proteccion de ese gobierno que “condena a Cuba” como pais que promueve el terrorismo. Malditos, malditos!!!

  • Maria Caridad Claro dijo:

    Esta es otra muestra de las barbaridades cometidas, y lo peor es que todavía suceden. Al parecer nunca se hará justicia en muchos hechos de terrorismo, no es solo lo ocurrido en Argentina. Todavía los familiares de las víctimas del sabotaje al avión cubano en Barbados en 1973 y el pueblo de Cuba esperan por la condena a los responsables del crimen.

  • jose dijo:

    hijos de puta asesinos y los de miami también tienen responsabilidad si ya definitivamente es el cuerpo de ese joven que murió en manos de aquellos esbirros que se nos entregue sus restos para que descansen en en nuestra patria y los que eran o son responsables de ese crimen paguen ,ese posada y compañía que participaron en el plan cóndor ni muertos o en el infierno pagan todo el horror que desplegaron en América latina en aquellos años esos sin son terroristas hijos de mala madre ,mis condolencias para los familiares del joven .

  • Ruslán dijo:

    Que vuelva a su Patria y que su familia tenga al menos la tranquilidad de saber donde están sus restos. Descanse en paz.

  • EL DON APACIBLE dijo:

    EL MISMO MÉTODO UTILIZADO CONTRA LOS REVOLUCIONARIOS DE VERDAD, TRATAR DE DESAPARECER SUS CADÁVERES PARA BORRAR SU EJEMPLO, PERO… AQUÍ ESTA, VIVO EN NUESTRAS MENTES Y MACHACANDO AHORA MÁS QUE NUNCA LA CONCIENCIA DE SUS ASESINOS. NUESTROS HÉROES RESURGIRÁN AÚN DESDE SUS CENIZAS COMO EL AVE FÉNIX… QUE NADIE LO DUDE

  • yo dijo:

    ¿y AHORA, QUIENES RESPONDEN POR ESE CRIMEN?

  • Magalys dijo:

    Qué horror el que habrán vivido estos cubanos, como tantos argentinos, cuáles serían sus últimos pensamientos, cuanta vida tronchada y proyectos por realizar!!! y todavía hay quienes defienden a salvajes como estos asesinos de tantas dictaduras en Argentina, Chile, Uruguay, donde los seres humanos no valían nada. Cuántos niños viviendo vidas ajenas, después de ser secuestrados, incluso en los vientres de sus madres, y asesinados los padres, qué no se repitan momentos de la historia como éstos, cambiemos flores por balas y que la humanidad sea eso, humana

  • gladys vazquez dijo:

    2.8.2012..10.57.a.m.EL DESPRESIO ES TANTO ANTE ESTOS CANALLAS.QUE NO TENGO PALABRAS.ETERNA GLORIA A LOS MARTIRES.,

  • Leandro dijo:

    A diferencia de lo que sucede en el resto de América Latina y otras partes del mundo también, en Argentina la mayoría de los represores están ya condenados o en proceso de serlo y los que no lo han sido vivirán perseguidos y acosados el resto de sus vidas. Sobre los represeores que menciona la nota, estas fueron sus condenas:

    Rodolfo Cabanillas, general: Cadena perpetua
    Eduardo Alfredo Ruffo: 25 años
    Honorio Carlos Martínez Ruiz: 25 años
    Raúl Guglielminetti: 20 años

  • joaquin dijo:

    que asco de gobierno el de estados unidos que protege a todos los terroristas de origen cubano que están asentados en su territorio.

  • Angel Pavia dijo:

    Por lo que se ve , el Posada Carriles ha estado en todas partes , como es posible que un gobierno como el de los Estados Unidos que dice con tanto cinismo que lucha contra el terrorismo lo cobija y lo proteja , al terrorista mas sanguinario de América Latina , pero ya le llegara su turno porque la verdad siempre ha estado de parte del pueblo cubano , que todo el peso de la ley caiga contra todo aquel que atente contra Cuba , ya sean los quinta columna de adentro , contra los mercenarios que no quieren su patria , que viva Cuba .

  • Ernesto dijo:

    Vida eterna a los heroes de la Patria a sus familiares nuestro mas sincero pesame

  • jose dijo:

    si leandro de acuerdo pero posada carriles se pasea por las calles de miami y no pasa nada ese cabrón es responsable de cientos de asesinatos y ahorita le entregan un premio nobel nada es la ley del imperio no se quien eres pero te digo la verdad o tU no sabes que nosotros estamos en la lista de terroristas de los yanquis nosotros los cubanos ,es indigno que eso se diga te repito pusiste las condenas de esos tipos pero y posada que nos mato a unos cuantos en el avión de barbados mato a unos cuantos en América latina cuando el plan cóndor y de contra nos tienen presos a 5 comp por defendernos del terrorismo imperial DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA HASTA CUANDO CON POSADA

  • Roberto Morejón dijo:

    Fascistas, Nazis…carniceros uniformados, hombres que despretigiaron el uniforme del ejercito argentino. Bien condenados están.

    Mirta Aguirre, le dedicó unos versos a los niños de Kerch, antigua ciudad rusa ocupada por los fascistas alemanes. Mirta cuenta que un día los nazis ordenaron que los pequeños fueran enviados a la escuela. No volvieron nunca. Sus versos, aunque dedicados a los niños, nos alertan.

    Escuchadme, sonrientes mujeres, descuidados hombres,/amas de casa que discutís la calidad del pan y diariamente/repasáis los botones/a la ropa blanca.

    Escuchadme, vosotros que vais a la oficina o a la fábrica,/grávidas esposas,/campesinos que habláis del precio injusto del tomate,/muchachos deportistas,/directores de orquesta.

    Allá es otro planeta. Un desbordado,/negro planeta de terror y angustia.

    Y yo no podría hoy hablaros de otra cosa/sino de niños. De doscientos cuarenta y cinco niños.

    Alguien, en Kerch, mandó que fueran a la escuela./Aun entre la sangre y el rencor y el odio y la venganza,/las madres supieron encontrar pan fresco,/suaves hogazas rubias,/redondeadas manzanas,/un poco de almíbar rezagado, alguna/alegre, dorada, joven, mágica ciruela./Porque hasta cuando hay guerra y sombra y odio/los niños tienen hambre en la escuela a mediodía.

    Salieron con sus libros, con sus plumas,/sospechosas de suciedad las hojas del cuaderno./Y a las seis de la tarde no volvieron, ni a las siete./Y no volvieron a las nueve de la noche./Ni al otro día, ni al otro,/ni el domingo.

    Después los encontraron./Amasijo de fango y plomo y muerte./Y manzanas pudriéndose./Y dulces panes tiernos/empapados en sangre./Y lápices y libros/empapados en sangre./Y, entorno, ese universo extraño de cuchillas,/de cuerdas y pedazos,/de motas de algodón y esferas de cristal y cosas,/que habita sin cesar las ropas de los niños,/empapado en su sangre.

    ¡Y ahora, decid vosotros,/contestadme vosotros si es posible/vacilar un instante!

    De otro grande comunista:

    En la vida no hay espectadores. El telón se levanta. Hombres: os he amado. ¡Estad alerta!

    Julius Fucík.
    9-6-1943”

  • Orlando dijo:

    Yo sigo siendo, en el plano personal, un ferviente defensor de la pena de muerte. NADIE TIENE DERECHO A TERMINAR CON LA VIDA DE UN SEMEJANTE VOLUNTARIAMENTE Y LUEGO SEGUIR VIVIENDO LA SUYA. ¡¡ NO ES JUSTO !! DEBEN DE PAGAR CON SU VIDA. Saludos

  • Mostrando 20 de 39 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también