Inicio » Noticias, Sociedad  »

Crece la venta de materiales de la construcción en Cuba, pero…

21 mayo 2012 | 44
Creció la venta de materiales de la construcción. Foto: Granma

Creció la venta de materiales de la construcción. Foto: Granma

Las ventas de materiales de la construcción al cierre del cuatrimestre alcanzaron valores muy superiores a los de 2011:  de 59 millones de pesos el año pasado, hasta 500 millones el 30 de abril de este año, según apunta el diario Granma.

Además del incremento de los volúmenes a comercializar en el 2012, esto responde a la organización e integración logradas tanto con los proveedores como con las instituciones de Gobierno, explicó Odalys Escandell, viceministra primera de Comercio Interior.

No obstante haber superado muchas de las dificultades que caracterizaron el inicio de este programa, las ventas no rebasaron el 75 % de los valores planificados para estos primeros cuatro meses.

Escandell aclaró que los productos más demandados por la población continúan siendo los áridos, bloques, barras de acero y cemento (tanto en bolsa como a granel), los cuales, a pesar de cumplirse los planes de entrega pactados con la industria, aún no cubren las necesidades actuales.

Según el diario Juventud Rebelde, el plan no se ha ejecutado de manera similar en todas las provincias, ni tampoco han incidido en ello las mismas causas. Asombra saber, por ejemplo, que mientras Villa Clara tiene un 149 por ciento de sobrecumplimiento, la capital apenas llega a un 46 por ciento. ¿Cuál es el misterio?

Polvo que se lleva el viento

En busca de algunas respuestas un equipo de JR recorrió varias tiendas de ventas de materiales de la construcción en La Habana. Lo hicimos un martes, «día de la arena». Y en todas el panorama era similar: personas que llevaban varios días durmiendo para esperar el camión que transporta este árido, grandes cantidades compradas por los primeros de la cola, sospechosamente los mismos que marcan una semana sí y otra también; protestas e incluso faltas de respeto a los administradores o entre los propios compradores…

Según Abel Milián Capote, administrador de una tienda de ese tipo en Centro Habana, como la venta es liberada ellos tienen que expender el producto a quien lo pida y en las cantidades que desee, pues no está regulada su adquisición. Aun así, y ante la evidente escasez o la repetición de caras, en coordinación con el jefe del sector de la PNR (Policía Nacional Revolucionaria) y el delegado del Poder Popular, han tratado de evitar a los revendedores.

«Pero eso no es fácil, porque esta semana hay una persona en la cola, la otra ponen a algún familiar, la próxima a un amigo, la sucesiva a un compinche… la necesidad y los precios que alcanzan “por fuera” los materiales hacen que sea tremendo negocio desgastarse unos días y después acapararlos».

Si hacemos algunos cálculos faraónicos habría que darle toda la razón. Un metro cúbico de arena oficialmente vale en la capital 109 pesos. Convertido en sacos son unos 12. Y de manera ilegal cada saco -sin estar ni muy lleno- vale unos 60 u 80 pesos.

Así, quien compre apenas un metro cúbico de arena para especular, restándole el costo oficial, tendrá a su favor unos 600 pesos de ganancia; y como puede comprar todos los que lleguen semanalmente… y de todos los materiales…

Tratando de poner un poco de orden en el tema, hace unos meses se decidió por parte del Gobierno provincial establecer días fijos para las distribuciones de los materiales de construcción más demandados, como la arena, polvo de piedra, gravilla e incluso en ocasiones el cemento.

Ahora en los municipios, según corresponda, entra la arena los lunes o martes; el polvo de piedra los miércoles o jueves; y la gravilla los viernes o sábado.

Sin embargo, el que necesite los tres elementos deberá tener tiempo para hacer una cola que posiblemente comience la semana anterior para comprar finalmente la arena, y después deberá continuar durante varios días si precisa también polvo de piedra y gravilla.

Esto sucede porque apenas llegan a los municipios cada semana unos 40 metros cúbicos de arena y otro tanto de polvo de piedra, los dos más demandados, los cuales deben ser distribuidos entre todas las tiendas.

Si hay una, como en Marianao o Plaza, allí va todo. Pero ¿y si hay dos como en Centro Habana? ¿O cinco centros de expendio como en La Lisa? ¿O cuatro como en Cotorro y Boyeros? ¿O tres como en La Habana del Este y Playa?

Con razón personas consultadas por este diario se quejaban durante nuestro recorrido de que en sus municipios la arena y el polvo llegaban apenas una vez al mes, o como dijera un jocoso cubano: «¡Oiga, compadre, aquí eso es “lo que el viento se llevó!”».

Para que no se agudice el acaparamiento

El secreto se convierte en tal cuando pertenece solo a una persona, pues cuando llega a dos se hace murmullo y con tres individuos ya es un escándalo. Esta máxima popular ha tenido que ser aplicada varias veces por las autoridades de Comercio en las 11 tiendas de materiales de la construcción existentes en el territorio espirituano, con la aplicación del «factor sorpresa» para «huirle» a los revendedores de barras de acero.

«Esto no ocurriría si existiera abundancia del producto, pues en ese caso informaríamos hasta por los medios de difusión los días de las ventas para que todo el mundo acudiera a comprarlo», refiere José Ramírez Aguiar, subdirector de Comercio en esta provincia.

De no tomarse tales iniciativas y otras como la de limitar la venta a 30 barras por persona, a pesar de que debería ser liberada, se agudizaría al máximo el acaparamiento y continuaría el negocio ilícito del nunca acabar.

Como todas las problemáticas no son iguales por provincia, según el subdirector de Comercio en Sancti Spíritus, en su territorio productos como el cemento, los áridos y los bloques gozan de una mayor estabilidad, aunque tampoco están desprovistos de fallos, pero al menos sí garantizan una mayor confianza a la familia con intenciones de construir.

«De 345 toneladas de cemento que era el plan para abril, hemos extraído de la fábrica de Siguaney más de 600 toneladas. Igual ocurre con los bloques, donde hemos sobrecumplido con un 127 por ciento en el último trimestre, y con la arena en sus dos variedades por encima del 115 por ciento», plantea.

No obstante, como sucede en gran parte de La Habana y en otras provincias, allí productos como las bovedillas de poliespuma y los techos de zinc se encuentran estancados o tienen lento movimiento, por sus elevados precios, o porque para su uso en techos dependen de las barras de acero.

A pesar de que el promedio mensual de entrada a territorio espirituano de barras de acero es de unas 35 toneladas para llegar a las 390 planificadas anualmente, en todos los meses del presente año se ha sobrecumplido, con cifra máxima de 46 toneladas en febrero -las que pueden abastecer aproximadamente a unas 170 personas si fueran de 1/2 pulgada, y a unos 200 individuos si fueran de 3/8 pulgadas por la venta restringida de 30 unidades.

En esta provincia también se repite el panorama de las personas que realizan guardias de varios días, con certeza de la hora exacta de la llegada de la rastra cargadora para luego vender el turno, o de las caras archiconocidas que mercadean el producto, incluso inmediatamente después de realizada la compra.

Según la investigación realizada por JR, de manera ilegal en este territorio se venden las barras de acero, a 15 pesos el metro de las de 1/2 pulgada y a diez pesos la de 3/8».

Una simple cuenta matemática puede ilustrar que si las barras de acero de 1/2 pulgada cuestan nueve pesos en los patios, y las de 3/8, cinco pesos; con 30 barras que obtiene beneficios monetarios sin haber producido nada.

Ante esta problemática el Subdirector de Comercio espirituano reflexiona en que «la lógica impone que el oficio del vendedor debe ser la venta, y no estarle mirando la cara al comprador, más cuando estos son productos liberados. No obstante, hemos tratado de que cada uno de nuestros administradores supervise la comercialización de cabillas. Pero es muy necesario que entren a fondo en este juego los cuerpos de inspectores, las autoridades y las organizaciones sociales. Porque no hacemos nada si la población se hace cómplice y no denuncia», sostiene.

La escasez de acero es generalizada en el país. Provincias como Sancti Spíritus, por ejemplo, reciben cantidades de barras irrisorias para las necesidades y demandas de la población. Igual sucede en la capital, donde para este año se pidieron por parte de la Dirección de Comercio unos 12 000 metros cúbicos y apenas se asignaron 2 000, pues no hay producción para más.

Así, repartirlo entre todos los puntos es un paliativo para darle un «buchito» que apenas moja los dedos de unos pocos para intentar saciar su sed.

Techos sin cabillas y bloques sin cemento

El ambiente en los alrededores del mercado para la venta de materiales ubicado en las cercanías de la terminal de ferrocarriles en la ciudad de Holguín luce más bien apacible por estos días.

Según Roberto Parra, un joven veinteañero, quien afirma estar concluyendo la ampliación de un cuarto y una cocina más en su casa, los días de mayor ajetreo en el lugar son aquellos cuando traen materiales de los que más necesita la gente, como bloques, cemento, cabillas o mosaicos.

«Los que más están al tanto son los que tiene más posibilidades de comprar, pues si andas despistado, te enteras que ayer vendieron, pero ya se acabó», afirma el improvisado albañil.

A eso se une otra problemática encontrada también en nuestros recorridos por otras provincias: la mala calidad de algunos productos, o lo que es peor, una desigual correlación calidad-precio.

«Actualmente hay muchos estados de opinión sobre la calidad que tienen esos productos. Si no les gustan, o tienen algún defecto, ahora sencillamente no se los llevan y podemos quedarnos con ellos sin que nadie los compre», agrega sobre el tema René Mesa Sánchez, jefe del referido punto de venta.

«Un ejemplo es la llamada carpintería de aluminio. Son materiales que si no se transportan o manipulan con cuidado reciben abolladuras y el cliente los rechaza, aunque sean poco visibles. Este es uno de los productos considerados como deficitarios en nuestro mercado, pues apenas llegan se agotan, debido a su alta demanda.

«Otro producto de los que se nos abastece en reducidas cantidades, incluso por debajo de lo previsto en el plan, son las tejas de fibrocemento. En abril solamente hemos vendido poco más de 300 unidades», apunta Mesa.

El cumplimiento del plan anual de venta, al cual se refiere el administrador del mercado, luce visible en una pizarra enganchada sobre una de las paredes de la pequeña oficina, que sirve al mismo tiempo como almacén, pantry y único espacio para guarecerse del sol.

La cifra a recaudar por los trabajadores de este establecimiento asciende a 683 523 pesos. Sobrepasada la primera quincena de abril apenas se han ingresado 227 000 pesos.

Lo cierto es que tras esos números se esconde un proceso previo de conciliaciones entre productores y suministradores, supuestamente basado en las posibilidades técnicas, materiales y humanas para garantizar tales abastecimientos, que se ha ejecutado a nivel de país, pero concretado municipio por municipio, en aras de organizar mejor la producción y venta de materiales de construcción.

Pero no todo es color de rosa en esta supuesta organización. «Al inicio de esta experiencia íbamos personalmente a los Almacenes Universales y hacíamos los pedidos según nuestras necesidades. Este es un procedimiento que ahora corresponde a la unidad empresarial de venta de materiales a instancia municipal, la cual está al tanto de nuestras reservas en almacén. Aunque la variedad y cantidad a la venta se ha diversificado, el talón de Aquiles continúa siendo que la entrada de recursos no satisface la demanda», reflexiona el jefe del llamado Mercado del Ferrocarril, en la Ciudad cubana de los Parques.

Otro de los productos tras los cuales anda una parte de la población son los tanques plásticos para agua, de varios tonelajes. El usuario Ramiro Reyes cuenta que ya tiene el dinero y le avisaron que se venderían.

Y es cierto. Según los papeles que constan en el establecimiento debían «entrarles» 45 unidades, pero aún no ha vendido ni uno. Algo parecido sucede con un «nivelito» de barniz, azulejos o de lavaderos de concreto, que debieron arribar.

«Al final voy a tener que “morir” en manos de un vendedor pirata, que vaya usted a saber de dónde los saca y a cuánto me lo vende», afirmó con gran disgusto Ramiro.

La punta del iceberg

Lo realmente preocupante es que La Habana, Sancti Spíritus u Holguín tienen problemáticas similares en la insatisfacción con respecto a los revendedores, pero en cada caso las causas o más bien los materiales propensos a la especulación difieren, lo cual sugiere que algo todavía no está bien engrasado en materia de organización.

Un ejemplo de lo anterior es la ausencia de áridos en La Habana, la de peor cumplimiento del plan de ventas en lo que va de año, que sin embargo tiene «mosqueadas» las tejas de asbesto cemento que piden los holguineros.

Allá faltan, y sin embargo en La Habana, de un plan de 216 000, lo cual significa vender mensualmente 18 000, apenas se han vendido 700 hasta el cierre de marzo, según datos de la Unión de Empresas de Comercio de La Habana.

Lamentablemente en un lugar se especula con una cosa, mientras que en otros la reventa tiene otras aristas, aunque elementos como el acero o las tazas y lavamanos escaseen por igual.

Los especuladores y revendedores, no obstante, son apenas la punta del iceberg. Debajo subyacen problemas organizativos, de planificación, productivos y muchas aristas más que iremos abordando en otros trabajos.

Más allá de que la demanda todavía sigue siendo mayor que la oferta, es imperativo organizar mejor la venta de materiales para hacerla más eficiente y accesible a la población.

(Con información de Granma y Juventud Rebelde)

Se han publicado 44 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luna dijo:

    Es muy bueno eso de la venta de materiales de la construcción para los que tengan el nivel adquisitivo, pero los que vivimos (o tratamos de vivir) de un salario no podemos ni soñar con construir nuestras viviendas, aún nos descuentan el crédito de los electrodomésticos y si lográramos otro ¿De qué viviríamos mientras?

  • Guido Yero Pérez dijo:

    Donde está el cemento??????
    En Manzanillo hace un mes y 21 días no entra cemento P350 a las tiendas en cuc, entonces como hacemos la contrucción por esfuerzo propio?????
    Llamo a la tienda todos los dias, este mes es que no hay dinero para pagar el flete que trae el cemento a la tienda? caballeros…!!!!

  • guy dijo:

    Junto con la batlla para que la población tenga mayor acceso a los materiales de la construcciòn debe venir aparejada la batalla contra el burocratismo en el sistema de la vivienda en Cuba, lleno de trababas y trabadores, y además preparar mejor a las personas encargadas de ejecutar esta ley, pues muchas de ellas aún están en pañales y creen sabérselas todas. Algunos notarios y juristas no saben ni interpretar un auto dictado por el Tribunal y le enredan la vida a cualquiera.

  • Ruly dijo:

    Antes sin el autorizo se resolvían los materiales en el mercado negro, ahora con la nueva ley escasean las cosas…los mismos q los venden, se ponen de acuerdo con revendedores de la calle con miras a ganarle algo. Un amigo mío se enteró de la entrada de cabillas y se fue a hacer cola a las 5 de la madrugada, ya en ese entonces habían numerosas personas en línea. Dice q para las 11 de la mañana ya se había acabado todo, gracias a esta nueva variante de comprar y revender….

  • tito dijo:

    que problemon! que tienen pensado para resolver esto? le van a pasar la papa caliente a los cuentapropias?

  • dr.f.juan águila-ramos dijo:

    LO MÁS DIFÍCIL DEBERÍA SER TENER LOS MATERIALES

    NO ENTIENDO SI LOS MATERIALES ESTÁN DISPONIBLES POR QUÉ LA DEMORA EN LA ENTRGA QUE SE COMENTA, ESPECIALMENTE EN LA AHABAN, LUGAR VERDADERAMENTE NEURÁLGICO DE UN PROBLEMA DE AÑOS.

    HE RECORDADO AQUÍ QUE EN LA ÉPOCA DE LA “ENMIU” EN SANTA CLARA TENÍA UN CUMPLIMIENTO EXCELENTE.

    ¿O ES QUE LOS MATERIALES NO LLEGAN AL PUNTO DE VENTA Y EXPWEDICIÓN?

    PARA M I, Y ES CONOCIDO EL SEGUNDO PROBLEMA MÁS IMPORTANTE DESPUÉS DE LOS ALIMENTOAS ES LA VIVIENDA.

    LA HABANA SE POPULARIZÓ, MÁS QUE EN NINGUMNA OTRA PROVINCIA LA “BARBACOA” QUE OTROA fuera sitio de almacen de “millones de cosas, menos para vivir; pero quer después de 1959, como exp’liqué qEN

  • DR.F.JUAN ÁGUILA-RAMOS dijo:

    ¿HAY PROBLEMAS CON LA LLEGADA DE LOS MARTERIALES A LOS OPUNTOS DE VENTA Y EXPEDICIÓN? O ¿ ES EN UN ESCALÓN INICIAL?

    HEMOS CONSTATADO QUE EXISTE UN ENORME INTERÉS POR RESOLVER ESTA GRAVE PROBLEMA, YA ENDÉMICO. (REBAJA DE PRECIOS DE MATERIALES, SUBSIDIOS, ETC) HAY UNA VERDADERA VOLUNTAD POLÍTICA APOR RESSOLVER EL PROBLEMA.

    NO PUEDE OCURRIR LO QUE SE RELATA AQUI.

    LLALVIVIENDA ES EL SEGUNDO PROBLEMA DESPUÉS DE LOS ALIMENTOS (NUNCA NADIE SE HA ACOSTADO SIN COMER) PERO HAY INVERSIONEWSS MILLONARIOS EN ELLOS DESDE HACE VAIROS AÑOS A PESAR DE LAS CONDUICIONES IMPUESTAS POR LOS VENDEDORS (USA)

    EN CUBA NO HAY COMEDORES PÚBLICOS NI DE ENTIDADES RELIGIOPSAS U OTRAS.

    DERSPUÉS DE ESTOS RRENGLONES TSTÁN EL AGUA POTABLE (APUNTADO POR FIEL EN REFLEXIÓN) CONTINÚO CON LA SALUD Y LA EDUCACIÓN . ESTOS DOS ÚLTIMOS RENGLONES HAN ALZANZADO U DESARROLLO TAL QUE SE PLANEÓ TENÍAN MÁS DE UN 52 % DE PRESUPUESTO JUNTO CON LA CULTURA.

    PARECÍA APROPIADO OFRECER LAS SUBVENCIONES PARA LAS VIVIENDAS NECESITADAS.

    LA NEGLIGENCIA, LA INDOLENCIA, ETC NO PUEDEN CONSPIRAR CONTRA ESTAS HERMOSAS Y TAN NECESARIAS MEDIDAS.

    EL BLOQUEO AFECTA LA ADQUISICIÓN DE ALIMENTOS EN USA (REPITO) AL “CASH”. QUIEN CONOCE LO MÍNIMO DE ECONOMÍA SABE LO QUE REPRESENTA; PERO HAY COSAS QUE SON COMPLETAMENTE LOCALES DESDE SIEMPRE.

    ¡ARRIMEMOS EL HOMBRO! EL PRESSIDENTE HA HECHO UN LLAMADO AQUÍ Y AHORA.

  • MariaJ dijo:

    TODO MUY BIEN Y MUY BUENO, !MATERIALES DE CONSTRUCCION LIBERADOS! PEROOOOOO DONDEEEEEEE,ESTE ES EL CUENTO DE LA LONGANIZA Y DE NUNCA ACABAR,EN LAS AFUERAS DE LOS CENTROS DE VENTAS DE MATERIALES TODOS LO VEN Y TODOS LO SABEN HAY UNA CANTIDAD DE BUITRES ESPERANDO POR QUE LLEGUES Y LO UNICO QUE OLLES ES.
    ..TIA DIME QUE NECESITA , YO TENGO LO QUE BUSCAS.
    Y CUANDO ES DEMASIADO EL ASEDIO , UNO DA A CONOCER QUE NECESITA (PUES EL REFERIDO CENTRO SOLO TIENE MOSCAS ,DE MATERIALES NADAAAAAA)Y CUANDO LE PREGUNTAS LOS PRECIAS SOLO PUEDES ECHARTE A REIR.
    YO ME PREGUNTO PORQUE NO SE ESTABILIZA LA SISTEMATICIDAD DE ENTRADA DE LOS MATERIALES ADEMAS DE ASORAR A ESAS PERSONAS QUE PARECEN BUITRES.

  • Tony M. dijo:

    En un rastro de Playa, (en Buenavista, por 68 y veintitantos) cuando llega cemento, o arena, o cualquier otro material de los “conflictivos” los primeros de la cola deben esperar a que los mismos estibadores del lugar “repartan” la mercancía a domicilio a quiene$ ya la tenían comprada.
    El problema de la reventa sin dudas se resolvería de poder coparse la demanda, mas mientras esto no ocurra, toca a los dirigentes (jefes) administrativos y cuadros políticos (de seguro militantes todos) ponerle conciencia a la tarea que se les ha asignado. Pues si bien la función de el vendedor es vender (más si el producto no esta regulado, lo que veo muy mal), sin duda alguna la venta de estos artículos llevan en si una gran carga política por tanto estar encaminada a resolver una problemática que afecta de manera importante y en gran medida a toda la población cubana.
    Permitir que los esfuerzos del Estado se diluyan en las inescrupulosas manos de delincuentes revendedores, escudándose en que su deber es solo vender, me parece un acto de blandenguería o lo que sería peor, de vil contrarrevolución.
    Muy bueno los artículos denunciado las irregularidades que afectan esta actividad. Y al los “Pepines del Nivel Central”, ya es sabido que no tienen la necesidad de pasar por estos tramites para reparar y-o ampliar sus viviendas, mas, no obstante, les sería muy beneficioso, para el correcto desempeño de sus altas funciones el pasarse de vez en vez por uno de estos establecimientos de expendio de materiales de la construcción. Les sugiero que le digan al chofer que los deje en la esquina, y que lleguen allí como un paisano más, verán como van a aprender mas que leyéndose 10 informes en las oficinas.

  • Enrique dijo:

    SIEMPRE HAY QUE ESPERAR UN ESCANDALO PARA RESOLVER EL PROBLEMA??

    PARA OTRAS COSAS MENOS IMPORTANTES HAY UN TREMENDO BURCRATISMO PUES BIEN HABRA QUE REGULAR LA VENTA DE MATERIALES HASTA QUE SE NORMALICE EL SUMINISTRO QUE ES LA UNICA FORMA DE EVITAR EL ACAPARAMIENTO. ESTOY SEGURO QUE LOS UNICOS QUE SE DISGUSTARAN SERAN LOS BANDIDOS, PERO EL QUE ESTE CONSTRUYENDO O REPARANDO SU CASA CON SU SUDOR SE ALEGRARA.

    TAMBIEN HAY QUE VIGILAR EL CAMINO DE LOS MATERIALES, NO CREO QUE ESAS GRANDES CANTIDADES QUE DESAPARECEN SEAN A BOCA DE VENTA AL DETALLE. aLMACENES Y TRANSPORTACION SI NO TIENEN REALES CONTROLES SON UN HUECO SIN FONDO.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Para eliminar a los revendedores sólo hay tres soluciones:
    1- Producir lo suficiente para que la oferta sea igual o mayor que la demanda (la mejor solución pero, aquí y ahora, es ciencia ficción)
    2- Racionar la venta (La peor solución porque sería un retroceso y entonces los que se bañarán en plata serán los burócratas que autorizan la compra)
    3- Aplicar la Ley: Código Penal, Artículo 230.(Especulación y Acaparamiento)
    Se sanciona con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas, al particular que:
    a)adquiera mercancías u otros objetos con el propósito de revenderlos para obtener lucro o ganancia;
    b)retenga en su poder o transporte mercancías o productos en cantidades evidente e injustificadamente superiores a las requeridas para sus necesidades normales.
    (Solución aceptable, pero irrealizable, porque la policía ha optado por desentenderse del tema de los revendedores, aunque es claramente un delito, y el Gobierno mantiene un olímpico silencio al respecto, aunque esta actividad ilícita va directamente en contra de los ciudadanos que ganan un salario con su trabajo honrado y contradice el pricipio de la no explotación del hombre por el hombre)
    Entonces, señores;
    ¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Tony M….ejeemm…ansina mismo.
    Estoy a las puertas de comenzar a construir, aunque sea un cuartico y un baño pero de placa, con condiciones,todavía no he comenzado y ya no puedo dormir.

  • Clemente Martinez dijo:

    Si las estadísticas o cálculos funcionan para orientarse o resolver cualquier tipo de problema político;social o económico empleenla; y hagancela llegar al participante o consumidor; eso si; tienen que ponerle mucha atención desde su producción hasta su distribución; ya que en todo ese trayecto se descubrirá al personaje especulador; que puede ser el que la planifica; el que la produce; el que la distribuye; el que la almacena e incluso el que la compra para continuar su especulación; en todo estos medio de producción socialista el papel mas importante en cualquier tipo de planificación; producción; distribución; almacenamiento y consumo tienen que recurrir al nivel de conciencia humana; ya que en el sistema capitalista la conciencia humana esta bajo la orden del dinero-soborno-especulativo.

  • niurka dijo:

    hola! que bueno que podamos opinar con el problema de los materiales
    hase 2 meses o mas no entran azulejos a la capital
    caballero!!! dicen que esperan un barco que viene desde viet nam
    en las tienda lo dicen todos los dias espere espere ect…
    pero como el pais va a caminar bien asi! con el dinero en mano
    y gracias que lo tenemos pero si esperamos mas lo cojeremos
    para comer y seguiremos ~con el muro con humedad
    hasta la muerte!!
    donde estan los responsable donde esta el ministro de la construcion
    y su casa se encontrara en el mismo estado? que no de la mia hablo !
    si; no de nosotros el pueblo que tienen dificultad
    como la gente tienen deceos de luchar y trabajar
    hasta donde! hasta cuando? se pierde el estimulo
    que es lo mas importante del ser humano y verdaderamente nos enfermamos gracias por leer

  • FABAT dijo:

    Señores mientras la producción sea escasa la solución más efectiva es subir los precios, no descubran más el agua tibia, y que se subsidie a un menor precio a personas muy puntuales, y con parte del margen de las ventas suban el salario x resultados a quienes tienen que producir estos materiales, para luego poco a poco ir bajando los precios. Todos no podemos salir por la puerta al mismo tiempo, la mejor manera de salir es unos detrás de otros en fila india.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Fabat: Sin ánimo de agredirte, pero; ¿Te gustaría ser el último de la fila si tu casa estuviera en malas condiciones? ¿O tú no necesitas materiales porque ya tienes una buena casa?.
    La paciencia es privilegio de quien no tiene necesidad.
    Para tu información te digo que conozco gente viviendo en condiciones bastante precarias, y que no tienen dinero suficiente para comprar los materiales al precio que ya están. Dime tú si los suben más.
    Y los subsidios que establece el Acuerdo del Consejo de Ministros no amparan(ni pueden, ni deben amparar)todos los casos.
    El subsidio sólo cubre:
    1. Familias afectadas por catástrofes.
    2. Los casos sociales críticos.
    Por eso yo abogo por aplicar la Ley vigente, porque eso se puede empezar a hacer ahora mismo y surtirá efecto de inmediato.
    No habrá más materiales, pero los que haya llegarán a más gente y a menor precio, y esa es la premisa que debe primar en esta sociedad, no el enriquecimiento de algunos a costa de la necesidad de otros.
    Te repito que mi intención no es atacarte, pero no puedo estar de acuerdo con lo que planteas.
    Saludos.

  • Vivian dijo:

    Van muy bien cubanos, van a estar 50 anos mas hablando lo mismo.

  • Francisco Dominguez dijo:

    Suban los precios hasta que no les sea negocio a los revendedores actuar de intermediarios. Si el Estado no actúa como lo que es realmente -un ente capitalista- y trata de pasarse de bueno, entonces seguirán los vivos y los delincuentes ganándole la partida.

  • Tony M. dijo:

    De acuerdo contigo Carlos Gutierrez.
    A Vivian: Duele no poder replicarte, pues por ahora tienes toda la razón. Solo me resta manifestarte mis mejores deseos de que estés equivocada y que seamos capaces de resolver nuestros problemas actuales, a pesar de la dificultades objetivas y de las subjetivas (como tu comentario)

  • vince dijo:

    Un criterio que sera poco popular… la única forma de acabar el acaparamiento y la especulación es lograr un equilibrio entre la demanda real y la oferta mediante la adopción de un esquema de precios flexible y realista.

    Por increíble que parezca la única forma de acabar con los revendedores es subir el precio estatal de los productos… a mi juicio deberíamos hacer el sacrificio, subimos los precios hasta donde llegue la capacidad de pago tope y desde ahí comienzo a bajar suavemente según vaya disminuyendo la rotación de inventarios…

  • Mostrando 20 de 44 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 44 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también