Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Matanza de tiburones ya tiene secuelas en el Océano Pacífico

En este artículo: Océano Pacífico, Tiburones
| +

tiburonEl número de tiburones de arrecife se redujo notablemente en el Océano Pacífico, en especial cerca de las zonas más pobladas, donde la caída supera el 90%. Los datos se conocieron a través de un censo realizado por un equipo internacional de científicos, publicado el viernes en Estados Unidos.

Muchas poblaciones de estos grandes selacios decrecieron en forma pronunciada en las últimas tres décadas, con 30 a 70 millones de tiburones matados por los seres humanos cada año en todo el mundo, según estimaciones.

Este fenómeno se debe a la sobrepesca para satisfacer la demanda asiática de aletas de tiburón, consideradas erróneamente como un afrodisíaco, así como a la captura incidental por la pesca industrial y la pesca deportiva. Esta baja afecta sobre todo a la especie más común de tiburones oceánicos, la de los tiburones de arrecife del Pacífico, señalaron los autores del estudio, publicado en la versión online de la revista Conservation Biology .

“Estimamos que el número de tiburones de arrecife disminuyó considerablemente, en especial alrededor de las islas densamente pobladas”, dijo Marc Nadon, del Instituto Conjunto para la Investigación Marina y Atmosférica (JIMAR, por su sigla en inglés) de la Universidad de Hawai, principal autor del estudio.

“La baja supera el 90% en comparación con los tiburones que se encuentran en las proximidades de los arrecifes de coral e islas aisladas”, añadió. Para obtener estos datos, los científicos hicieron un censo de manera visual con buzos durante seis años (2004-2010). En total realizaron 1.600 salidas en pequeñas embarcaciones cerca de 46 islas y atolones en el Pacífico.

Este método, a diferencia de otras tecnologías submarinas, permite hacer un rápido recuento del número de tiburones en grandes áreas del océano, dijo Ivor Williams, jefe del equipo responsable del censo.

Los investigadores combinaron estos datos con los de las poblaciones humanas, la complejidad del hábitat, el lugar donde se encontraban las islas y arrecifes, así como las mediciones tomadas por satélites de la temperatura de la superficie del océano. Estos modelos informáticos muestran los enormes efectos negativos de los seres humanos en los tiburones de arrecife o tiburones grises.

“Cerca de cada zona densamente poblada en el Pacífico, como las principales islas de Hawai, las Islas Marianas y Samoa administradas por Estados Unidos, el número de tiburones de arrecife es extremadamente bajo en comparación con el de las aguas que rodean otras islas en las mismas áreas, pero más aislados de los seres humanos”, dijo Nadon.

“Creemos que queda menos del 10% de las poblaciones de estos tiburones en esas áreas pobladas”, agregó. Los resultados de esta investigación subrayan la importancia de la vigilancia a largo plazo del impacto humano y de la biogeografía para comprender cómo los humanos alteran los océanos, concluyeron los científicos.

El estudio fue realizado por científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara, el Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, así como del Centro de Investigación de Conservación de Calgary, y la Universidad Simon Fraser de Canadá.

(Con información de AFP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también