Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Restauran en La Habana al Chivo Perico

| 8
El chivo Perico, en una foto de la época

El chivo Perico, en una foto de la época

Yaima Guilarte Hernández, estudiante de primer año de Periodismo de la Universidad de La Habana
Tomado del blog Isla al Sur

Imponente cornamenta, pelaje claro, patas firmes y expresión rebelde: así es el Chivo Perico que espera ser restaurado, en el Museo de San Miguel del Padrón (en La Habana, Cuba) por  un equipo de Patrimonio y  especialistas de Historia Natural para recuperar su valor expositivo.

“Desde el año 2010 nuestra exposición  permanente está cerrada al público por problemas constructivos y una de las piezas que más extrañan los visitantes  es la del Chivo Perico, ícono del municipio y  ejemplo singular de revolucionario”, afirmó Olga Lidia Reyes, museóloga de la institución.

Debido a factores como el polvo, la humedad relativa y temperaturas inadecuadas, el espécimen adquirió un alto grado de deterioro y requiere de reparación parcial.

Raiza Jiménez, responsable de Conservación, explicó que se montará nuevamente la sala de exhibición del museo. Este animal necesita especial atención de los conservadores porque se encuentra permanentemente dentro de la urna en un local sin climatización, condición desfavorable para el estado de disección.

El macho cabrío nació en la Loma de los Zapotes, Jacomino, en 1925 y perteneció a una familia de apellido Iglesias. Posteriormente fue regalado a “María La Grande”, santera del barrio, quien lo ofrendó a Santa Bárbara; pero, según la leyenda popular, la deidad no aceptó porque ese chivo “estaba destinado a ser algo grande”.

En la década del 30 del pasado siglo, los trabajadores del paradero de guaguas de la ruta 10 lo convirtieron en su mascota. Su dieta era la de un empleado más: ingería café con leche, pan con mantequilla, frijoles, cerveza y mascaba tabaco. Jamás faltó a las marchas obreras para denunciar la corrupción de los gobiernos republicanos  o para ridiculizarlos, con las  consignas de protesta en sus tarros.

La policía batistiana detuvo a Perico durante una manifestación  frente al Palacio Presidencial. Murió el 13 de septiembre de 1944,  a causa de la paliza que le propinaron por alterar el orden público.

Los trabajadores del transporte lo consideraron un símbolo de las luchas revolucionarias y decidieron embalsamarlo. Entre todos reunieron 70 pesos para pagar a los técnicos encargados de realizar la taxidermia.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafa dijo:

    Que infame la policía batistiana de aquella época, darle golpes a un chivo, un animal indefenso.

  • R. FABREGAS dijo:

    MUY BUENO ESTO YAIMA,RECUERDO TAMBIEN AL BURRO PERICO DE SANTA CLARA, ALGO TAMBIEN INUSUAL Y EXTRAODINARIO.
    ¿SERIA POSIBLE QUE ALGUIEN, CON CONOCIMIENTOS SOBRE SU HISTORIA, DESEMPOLVARA TAMBIEN SU RECUERDO?

  • Aramis dijo:

    Siempre el chivo paga al final de cuentas. De ahi la frase : “Chivo expiatorio”

  • Aristides Rondón Velázquez dijo:

    Es lógico que la policia cargara contra el Chivo Perico que en manos de los manifestantes era uno más pues portaba de seguro un letrero diciendole asesino a Machado u otra cosa.
    De nuestro Perico de Santa Clara hay muchisimo escrito. Lo hemos eternizado en un monumento situado en las inmediaciones del Stadiun Sandino y hay además una escultura suya en la Casa de la Ciudad que lo reproduce casi al tamaño natural.
    Perico era un burro muy inteligente y de gran sentido del honor, tocaba a las puertas pidiendo pan y si lo maltrataban, allí no volvia a tocar.
    En las manifestaciones estudiantiles encabezaba las mismas con un letrero que decía Abajo Machado.
    Su muerte fue un suceso de repercusión en Cuba y fuera de Cuba, fue sepultado y su duelo despedido por un miembro del parlamento cubano de entonces.
    Cuando alguien le ha dicho Burro a Obama por autorizar bombardeos criminales que han causado miles de muertes, para que no haya muertes, o porque mantiene a Cinco Cubanos dignisimos presos por ser antiterroristas, veo en ello una ofensa a nuestro burro Perico, el combatiente antimachadista de Santa Clara.

  • Manny Gonzales dijo:

    Esto a parte de hacerme reir,me hizo sentir un amor profundo por los animales,que muchas veces,tienen mas sentimientos que muchos humanos,si se les puede llamar de tal forma.
    Llama la atencion,por que no sabia que existiera semejante y gracioso personaje en la cuba pre-revolucionaria,la similitud con el perro anti-capitalista griego,que a todas las marchas de los trabajadores a ido y lleva la banguardia,por la cual tambien a sido reprimido como cualquier ciudadano,pero son varios los animales,que han tomado de forma espontanea posicion por los pueblos,sin que nadie le diga quien tiene la razon.
    Me alegra saber,que existio un revolucionario cuadrupedo en cuba de esas caracteristicas,y que la reaccion es la misma en todas partes,agresiva y criminal y no respeta a nadie,a la hora de defender sus intereses.
    Gloria para el chivo perico y los perros salchicchas que pelean en las barricadas en europa.

  • Pelly dijo:

    Muy destacado este reportaje para una estudiante de primer año de periodismio,de veras esta periodista hay que seguirla que parece ser una futura estrella de este medio

  • Amy dijo:

    Concuerdo con Pelly. Esta estudiante abordó un tema muy curioso e interesante.

  • Aynel dijo:

    Mi amor, excelente esta nota. Te amo mucho. Sigue asi.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también