Imprimir
Inicio »

El antirracismo de Fernando Ortiz (primera parte)

Publicado en: NosOtros
En este artículo: Antropología, Cuba, Fernando Ortiz, Racismo
| 17

Fernando OrtizEntrevista al Dr. Jesús Guanche Pérez, reconocido antropólogo cubano

Rosa María de Lahaye Guerra.-  Profesor, a partir de una conferencia que usted impartiera en la Universidad de La Habana en días recientes, sobre el antirracismo de Fernando Ortiz, nuestro Tercer Descubridor,  quisiera compartir con los amigos de Cubadebate y de esta sesión en específico, pues de seguro abrirá un profundo y fructífero diálogo, que sin duda debe contribuir en alguna medida al realce de este importante tema.

Jesús Guanche Pérez.-Sí, una parte representativa de la voluminosa obra de Fernando Ortiz estuvo dedicada a demostrar el fundamento anticientífico de las «razas» aplicado a los seres humanos y a combatir las diversas formas en que se manifiestan los racismos en el contexto nacional e internacional que le correspondió vivir.

Aunque Ortiz fue un connotado divulgador de las ideas antirracistas mediante artículos, conferencias, discursos, libros y en la radio, seleccioné como unidad de análisis diez textos que durante más de cinco décadas (1910-1955) ofrecen una muestra altamente representativa de sus concepciones y de su abierta fe en el desarrollo de las ciencias como vía para fortalecer convicciones.

Durante más de medio siglo Fernando Ortiz ejerció una amplia campaña de investigación, propaganda y acción a favor de la causa antirracista, cual un enérgico apostolado en pro de la ciencia y contra el terrible mito de las «razas». Trató de persuadir para convencer, de enseñar para abrir el entendimiento sobre la unidad de la especie humana, independientemente de las múltiples variaciones físicas y culturales como resultado de la amplia capacidad adaptativa y transformadora del ecosistema.

R.M.L.G. Aunque no vamos a pasar por todos los detalles de su conferencia, sí me gustaría preguntarle, ¿hay una noción biológica de las razas?

J.G.P.- Debido a que la noción biológica de «raza» aún pervive en ciertos sectores profesionales y en determinados grupos sociales que todavía confunden lo heredado por la natura respecto de lo creado y transmitido por la cultura, su obra adquiere plena actualidad, pues muchas de las ideas y discusiones presentadas por Ortiz se manifiestan tanto en el sustrato social como en el debate ideológico, en su más amplia acepción.

Recordemos, a modo de ejemplo, que en 1985 se efectuó una pregunta a mil doscientos científicos para conocer cuántos estaban en desacuerdo con la siguiente proposición: «Hay razas biológicas en la especie Homo sapiens». Las respuestas fueron: biólogos 16%, psicólogos evolutivos 36%, antropólogos físicos 41%, antropólogos culturales 53%,  lo cual nos da la medida que, no obstante los más recientes avances de las ciencias, los prejuicios y juicios errados aún perduran, con independencia de los esfuerzos y publicaciones de la antropología cultural.

R.M.L.G. De igual forma se habla en medios “racistas” de la pureza o la impureza de las razas, y usted  comentaba sobre las reflexiones de Ortiz al respecto.

J.G.P.- Uno de los números del Almanaque hebreo. Vida Habanera, acoge el artículo sobre Razas «puras» y razas «impuras» (1946), dirigido a desmontar la falacia de las «razas» humanas y donde saca a la luz las contradicciones en los intentos de clasificar supuestas «purezas» e «impurezas» de las mezclas humanas, mediante un contrapunteo de fuentes antirracistas y racistas. Entre los  primeros acude a la obra del francés Jean Finot, quien se pronuncia contra los prejuicios raciales y la contrasta con la de los racistas alemanes Hans F. K. Günther (1891-1968) y Jakob Graf, así como del italiano G. Cogní, cuyos puntos de vista sobre la «pureza» de las «razas» son completamente opuestos, pero en cuya lógica se evidencian incoherencias del discurso. También es cierto que en el momento en que Ortiz redacta este artículo aún no había la certeza acerca del origen de los homínidos en África, pues no es hasta 1960 en que los paleoantropólogos británicos Louis Seymour Bazett Leakey (1903-1972) y Mary Douglas Leakey (1913-1996) descubren los primeros fósiles de lo que denominan Homo habilis, en la garganta de Olduvai, al norte de Tanzania. Ambos consideran que se trata del primer miembro del género humano, así como del primer fabricante y usuario de herramientas. Si la antropología física no había dado una respuesta aun, tampoco el campo religioso judeocristiano tenía argumentos convincentes y así lo refiere Ortiz con fino humor:

En la Biblia no se da la geografía del Paraíso Edénico y, a pesar de las especulaciones medievales y de las repetidas conjeturas que hizo Cristóbal Colón en los más bellos países del Nuevo Mundo, no ha podido fijarse el lugar en que la primera pareja humana nació y vivió su pecado, aun cuando fuera por unas bellísimas y solas «seis horas», según dice Fray Bartolomé de las Casas. El Homo Sapiens ni siquiera sabe dónde fue la patria de sus primeros progenitores; para su rescate no se pudieron hacer antaño cruzadas ni guerras santas, ni vender reliquias del «árbol del bien y del mal», ni para su explotación preparar hogaño excursiones de turistas o tarjetas postales picarescas con vista del lugar maldito donde fue el pecado primero. Libertado un tanto de aquellos prejuicios religiosos que imponen un génesis dogmático, el hombre sigue discutiendo el problema de su verdadera oriundez.

Lo anterior le permite exponer y discutir sobre las teorías que argumentan el monogenismo, al cual se adhiere; el poligemismo y su amplia interpretación y empleo racista y colonialista, o el dudoso ologenismo del homo sapiens; es decir, acude a la antropogénesis para dilucidar la falacia de la raciogénesis y resaltar la significación de las variaciones fenotípicas de acuerdo con las capacidades de adaptación y transformación según la diversidad de los ecosistemas. De ese modo concluye que no hay razas «puras» ni «impuras», sino que es un mito perverso extrapolado de la zoología a los humanos.

R.M.L.G. ¿Usted considera, junto a Ortiz, que la educación es una potente arma para golpear el flagelo?

J.G.P.- Sí, claro. Una de las conferencias promovidas por La Universidad del Aire fue impartida por Fernando Ortiz sobre Los problemas raciales de nuestro tiempo (1949). Este proyecto educativo es dado a conocer a través de CMQ radio como « […] una institución de difusión cultural por medio del radio. Está, por tanto, sujeta a las condiciones de acción que le imponen la índole de ese propósito y el medio trasmisor de que se vale». Es transmitido los domingos en horas de la tarde y en ellos participan reconocidos intelectuales de entonces como Jorge Mañach, Emilio Roig de Leushsenring, Francisco Ichazo, Félix Lizaso y Raúl Roa, entre muchos otros.

Los organizadores de los programas educativos por vía radial, que luego eran publicados, señalaban que:

El objeto de las disertaciones de la Universidad del Aire es principalmente despertar un interés en los temas de la cultura. Por consiguiente no aspiran a impartir conocimientos detallados o profundos, sino más bien nociones introductoras y generales que abran una vía inicial a la curiosidad de los oyentes. Como el grado de cultura de éstos tiene que presumirse muy diverso, se procurará prescindir en las disertaciones de todo lo que suponga una considerable formación previa, así como de tecnicismos y pormenorizaciones que fatiguen la atención. Los trabajos deberán ser redactados con toda la llaneza de estilo y amenidad de contenido que el tema permita, procurándose sintetizar y dramatizar lo más posible la exposición, y cuidando más en todo momento de la comprensión de los oyentes que del propio lucimiento.

R.M.L.G. Doctor, si está de acuerdo, seguimos la semana próxima con la visión de Ortiz sobre Martí ¿le parece?

J.G.P.- Muy bien. Nos vemos en breve.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco Rodríguez dijo:

    Hermosa entrevista !Felicidades! espero la continuacion.

  • PJoaquin dijo:

    Super interesante. Ortíz siempre puso muy bien el dedo en la yaga de todos nuestros problemas sociales y culturales.
    Felicidades doctora y doctor.

  • vincent dijo:

    Me gusta esta seccion cuando vivi en cuba lei algunos libro de fernando ortiz, el engano de la raza lo perdi en un tren que iba de la habana a camaguey y siempre recuerdo la pagina donde lo deje, la pagina 196. El libro espejo de eduardo galiano hace un a breve reflexion acerca del encuentro del padre de jose marti con el padre o abuelo de Fernado ortiz, me gustaria que argumentara algo al respecto porque en verdad no entendi bien ese hecho.
    desde los eua .
    Viva mi Cuba

  • Miguel Angel dijo:

    Importante publicación, me hubiera gustado que se tratara mas sobre el tema en un espacio como este tan influyente. Aunque en nuestro país no se ve como tal este fenómeno no quiere decir que se halla extingido en su totalidad. Existen hoy en días distintos aspecto en que la población debe mejorar su convivencia social. El estudio hecho por Fernando Ortiz y las conferencias brindadas por el profesor Jesús Guanche Pérez, nos permiten acercarnos a nuestros orígenes y conocer nustra procendencia biológica. Todos somos humanos y pertenecemos a una misma raza, no importa el porque del color, sino la persona que lo lleve y lo que sepa brindarle a la sociedad.

  • lory dijo:

    Es interesante abordar este tema, pero considero debe hacerse sobre la perspectiva real de nuestro contexto actual. El Dr Esteban morales lo aborda de forma exhaustiva en muchos de sus ultimos trabajos y se hace latente, por lo menos asi lo veo yo, que aún con todos los logros sociales alcanzados por la Revolución (y aqui coincido con esteban morales)el fenomeno del racismo esta re-emeregiendo en nuestra sociedad.Si bien no es un mal institucionalizado, porque logró erradicarse desde el mismo triunfo de nuestra revolucion, sería ingenuo pensar que no existen formas subyacentes de racismo que se presentan de multiples formas. Don fernando Ortiz es lectura obligada para todo aquel que se interese tanto por este tema como por todo lo que tenga que ver con la cubania y lo mas autético de nuestras raíces.

  • Roys dijo:

    Interesante articulo. Es sorprendente como aun se habla de razas en este siglo,aunque recuerdo cuando estudiaba que se nos impartía que existen tres razas: europoide, negroide y mongoloide. Tal vez la concepción biológica tiene otros parámetros a considerar. seria bueno que los educadores que mas tocan este tema profundicen en todas las aristas y den una idea mas global del asunto, así se contribuye a la cultura de los educandos. espero el otro tema sobre Marti, quedándome en ascuas con este.

  • Francisco Rivero dijo:

    Me gustaria resaltar la importancia de un medio como lo es la radio y mas aun en relacion a la difusion del conocimiento, como se señala en esa experiencia que tuvo lugar en Cuba, bajo el titulo de ” la Universidad del Aire “, que complementa para el bien social,la presencia activa de la sabiduria oral de la sociedad y de los pueblos.
    Estimo que a travez de la radio hay mucho que hacer en direcion a la audiencia en temas como el que plantea esta entrevista.

    En otro aparte pensando en la accion de Fernando Ortiz, estimo que él estaria en desacuerdo, e incluso hasta enfadado con ese indicativo o denominacion de cierto simplismo que le han otorgado los medios intelectuales actuales de ser el ” Tercer Descubridor “.

    Ortiz nos acompaña en la reflexion, en la presencia ciudadana, asi como en la accion social de nuestro tiempo, en la eliminacion de la ignorancia que excluye y discrimina sea por condicion social de clase o de genero.

    Un saludo cordial

  • PJoaquin dijo:

    FRANCISCO ¿Y EN QUÉ BASAS EL DESACUERDO CON LA DENOMINACIÓN QUE LE HACEN A ORTIZ COMO TERCER DESCUBRIDOR DE CUBA? IMAGINO QUE TAMPOCO TE ACOMODE LA DE SEGUNDO DESCUBRIDOR A HUMBOLT Y DE PRIMER DESCUBRIDOR A COLÓN.
    SI PUDIERAS EXPLICARNOS EN QUÉ CONSISTE LA SIMPLEZA O EL SIMPLISMO.
    SOY UN ESTUDIOSO DE LA OBRA DE ORTIZ Y CON TU NOMBRE NO HE LEÍDO NADA AL RESPECTO.
    NO SAQUES SÓLO LAS GARRAS, AMIGO, SACA TAMBIÉN LA CARA.

  • J. Dacourt dijo:

    Muy interesante que se haga esta entrevista. Pero este es un tema que adolece de no aparecer en los debates ni en los discursos.
    Aun con las conquistas que hemos logrado con la Revolucion, sigue siendo una asignatura pendiente. El Racismo subyace aun en la sociedad cubana solo que esta enmascarado puesto que abiertamente no se puede esgrimir y entonces se esconde o mejor digo lo esconden.
    Coincido plenamente con el compañero que menciono al Dr. Morales. Considero que en los años mas cercano es la persona que mas abierta,valiente y profundamente a tocado este tema.

  • Ligia Archila Serrano dijo:

    FELICITO MUY CORDIALMENTE A LOS ANTROPOLOGOS CUBANOS. SINCERAMENTE, VEO QUE EN CUBA SE INICIA UN PROCESO DE HISTORICO DE TOMAR EN CUENTA MUY SERIAMENTE EL ESTUDIO DE LA CULTURA Y DEL SER HUMANO COMO TAL. CONOCI ANTERIORMENTE SOLO ETNOLOGOS CUBANOS.
    AHORA CUBA SE DESTACA EN ANTROPOLOGIA. MIS CORDIALES FELICITACIONES A ESE PUEBLO

  • JOSE LUIS dijo:

    Muy oportuno este tema pues en la Europa capitalista esta floreciendo el racismo a medida que aumentan las dificultades para encontrar un trabajo justo, achacándole a la inmigración un mal de la que no son culpables, lo mas peligroso es que políticos de las derechas aprovechan el momento para sacar votos y asentarse en los parlamentos, yo espero que en mi país España no ganen las derechas del P.P. Salud y buendia.

  • Mabel Artiles dijo:

    Coincido con los foristas: oportuno el tema y delicado. Espero que con la cordura que esta sesión está tratando los asuntos desde la mirada antropológica, profundice lo más posible. Todos estamos necesitados de una polémica productiva e inteligente.

  • Amarilis dijo:

    Bienvenido el tema, y felicito a la Dra. por comenzar con esta entrevista a Jesús Guanche, antropólogo muy respetado que siempre se exspresa con la mesura que caracteriza al verdadero saber.
    En cuanto a Morales siempre me ha parecido muy superficial y algo estridente. Hay que ir más a lo hondo de las cosas y no andar buscando el aplauso barato de los diletantes. Además, hay que saber escribir, poner las comas y los puntos donde van, no repetir tres veces la misma palabra en una oración.

  • Juanes dijo:

    Esperamos. ESPERAMOS.
    Que no se interrumpa abruptamente el tema.

  • Disciple dijo:

    Siempre me he preguntado por qué si supuestamente el homo sapiens proviene de África los vestigios más antiguos de civilización organizada no fueron encontrados en este continente sino en la región Mesopotámica donde por el contrario se establecieron varias civilizaciones(Sumeria, Babilonia, Asiria, etc…) . Digo esto porque me choca creer que los primeros humanos viajaran tan lejos para asentarse con la poca tecnología que su desarrollo les permitía.

    P.D: No es mi intención refutar el conocimiento de Don Fernando, pero no sé que Biblia leyó él porque en el Génesis claramente se menciona al Tigris y al Eúfrates, incluso ubicando a este último al oeste de la región de Asiria (Génesis 2, del versículo 10 al 14). Ambos ríos fundamentales en el desarrollo de las civilizaciones antes mencionadas.

  • Juanes dijo:

    Porque censuran mi comentario contra el forista Francisco Rivero?
    Que responda porque no le cuadra la denominación a Ortiz de Tercer Descubridor?
    Espero que este comentario salga

  • Ines dijo:

    Soy lectora de Ortiz. Me encantó la genialidad de este hombre. Me gusta mucho Guanché y me interesa mucho la antropología cubana. Escriben colorido y eso es fascinante.
    Saludos desde Argentina

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también