Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Ejecutado afronorteamericano a pesar de las abrumadoras dudas sobre su culpabilidad

| 17
Troy Davis

Troy Davis

La Corte Suprema de EEUU rechazó una petición de la defensa de Troy Davis, condenado a muerte por el asesinato de un policía en 1989, para suspender su ejecución, y esta fue ejecutada alrededor de las 10 p.m. de este miércoles.

Los abogados de Davis habían pedido a la Corte Suprema de EEUU que suspendiera su ejecución mediante inyección letal, que se realizó a las 23.00 GMT en el estado de Georgia. Las últimas palabras de Troy Davis fueron “no soy responsable por el asesinato de MacPhail Mark. No tenía un arma. Soy inocente”.

Tras unas cuatro horas de deliberación, el alto tribunal rechazó suspender la ejecución de Davis, sin emitir comentarios sobre su decisión, por lo que se retomaron los preparativos para llevarla a cabo en la cárcel de Jackson, en Georgia.

A las afueras de esa cárcel se hizo el silencio entre los cientos de manifestantes que se habían congregado para pedir clemencia para Davis ante las dudas sobre su culpabilidad, según mostraron las televisiones.

DEBATE SOBRE LA PENA DE MUERTE

El caso de Davis, de 42 años y presentado por su defensa como el prototipo del negro condenado injustamente por la muerte de un blanco, ha reabierto el debate en torno a la pena de muerte en EE.UU.

Por la conmutación de la máxima pena contra Davis han rogado desde el Papa Benedicto XVI hasta el expresidente estadounidense Jimmy Carter, así como un millón de personas en todo el mundo en una campaña de firmas.

Davis, que había evitado la ejecución en tres ocasiones desde 2007 y buscaba lograrlo hoy de nuevo, fue condenado a muerte en 1991 por el asesinato en 1989 de Mark MacPhail, agente de policía de la localidad de Savannah, en Georgia.

Siete de los nueve testigos que declararon en su contra en el juicio posteriormente se retractaron, según su defensa.

Sin embargo, los fiscales se apoyan en un informe de balística que sostiene que había similitudes suficientes entre los casquillos de bala encontrados en el sitio del homicidio y los hallados en el lugar de otro tiroteo ocurrido más temprano como para demostrar que podrían haber provenido de la misma arma.

Según la fiscalía, Davis primero hizo disparos durante una fiesta en torno a una piscina en el barrio Cloverdale de Savannah e hirió a un hombre en la cara, y luego disparó y mató al agente MacPhail.

(Con información de agencias)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    A VEINTE AÑOS DEL HOMICIDIO QUE SE LE IMPUTÓ,
    ESTO NO ES JUSTICIA, ES BARBARIE…

    “Cada vez que se alude a este escarmiento, la Humanidad retrocede en cuatro patas”

    (María Elena Walsh – Buenos Aires, 1 de febrero de 1930 – Buenos Aires, 10 de enero de 2011)

    Uno evoluciona. Hasta hace unos años -cuando me indignaba ante un crimen feroz-, yo mismo me decía “a este tipo hay que fusilarlo”.

    He cambiado de opinión; la muerte, aunque se instrumente con el Código Penal en la mano y respaldado por leyes de una Nación, no es más que un acto de salvajismo propio de seres incivilizados que están a la altura de las culpas de quien se condena.

    Ahora bien, aquí -como en tantos otros casos que conocemos llevados a cabo en los EEUU-, se asesina “legalmente” a un hombre después de veinte años de tenerlo encerrado y cuando aparecen nuevas evidencias que ponen en duda el homicidio por el que se lo reprueba.

    Supongamos que fuera culpable. ¿Qué clase de justicia es ésta que, además de quitarle vida, mantuvo al reo en ese sufrimiento moral por lo largo de dos décadas?

    Estimados amigos, esto no requiere medulares teorías jurídicas. Esto es una monstruosidad que supera cualquier entendimiento.

    Procedimiento propio de un sistema que está podrido desde sus raíces y cuya característica más evidente es el cinismo y la absoluta falta de humanismo, de progreso y cordura. Y no lo digo porque haya ocurrido en los EEUU, lo afirmo en mi profunda convicción, se manifieste en ese país o en cualquier otro.

    Desde Torquemada hasta hoy, pareciera que no hemos avanzado mucho en estas cuestiones. Desde el horror de Hiroshima, hasta la masacre en Libia a manos de los Obama-Hillary, Zarkozy y compañía, tampoco.

    ¿No bastaba con encerrar a Troy durante una buena parte de su vida? ¿Había, además, que matarlo luego de varias anulaciones de último momento?

    Perversión, es la única calificación que merece este crimen. Un hombre que, seguramente, tuvo tiempo de sobra para reflexionar sobre su probable delito. Abstracciones que deben haberlo llevado a arrepentirse de lo que supuestamente hizo. ¿No era suficiente? ¿No era acreedor a la misericordia de los hombres?

    Siento un profundo asco por esta miserable ejecución. Incluso, siento asco hacia la familia del policía asesinado hace veinte años. Leer que han pedido ver la realización de este homicidio “legal”, no es una muestra de gente pensante, piadosa, limpia y pura.

    Es la pasión por la venganza; la creencia brutal de suponer que la muerte del culpable los redime de su sufrimiento. Podría entenderse ante la sangre fresca de la víctima… pero veinte años, es mucho. Lo suficiente, al menos, para recuperar los sentimientos avasallados por semejante tragedia. Tragedias que ocurren a diario y en todos lados.

    Matar, decretar muertes, aún con culpabilidades sobre la mesa, nos muestra un escalón -o varios-, por debajo de la superioridad que nos adjudicamos como especie.

    Cualquiera puede entender las pasiones desatadas en ciertos períodos de la juventud, sean en un proceso social-revolucionario o en la miserable estatura de un altercado callejero.

    Algunos han combatido y contemplaron el rostro de la muerte. Tal vez, han matado en circunstancias extremas. Pero pasado el episodio, vertida la sangre del adversario o del enemigo, nadie puede sentirse íntegro al haberle quitado TODO a un semejante. Porque matar, es eso… representa adjudicarse un derecho sobre el antagonista que supera cualquier mínima base de racionalidad.

    Somos una especie bárbara. La más bárbara que habita el planeta. Nos decimos civilizados, pero seguimos cometiendo acciones execrables, repugnantes, al alistarnos en las filas de quienes matan, torturan, envilecen, aprisionan a otros y les hacen sufrir.

    Todos entendemos la necesidad de establecer códigos y reprimir conductas delictivas; pero mortificar al convicto, es otra cosa. Ni qué hablar si existen dudas sobre la culpabilidad, como pareciera surgir en este caso que nos ocupa.

    ¿Qué pasaría si mañana se demostrara que este hombre no era culpable? ¿Quién pondría la cara desde la “majestad de la Justicia” para decir “nos hemos equivocado”? ¿Qué relevancia tendría esa confesión? ¿Qué se le diría a los familiares y amigos del ejecutado? ¿Qué modelo se dejaría para los niños y jóvenes?

    Definitivamente, la sociedad humana debe procurar otros métodos y desechar la pena de muerte.

    Además, las largas reclusiones no cumplen un rol aleccionador y reformador de conductas delictivas si las cárceles siguen siendo un infierno como lo son en cualquier país del mundo. Es una vaguedad hipócrita el que se siga proclamando como en la Constitución argentina y tantas otras:

    “Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice.”

    Muy edificante la letra… lástima que no se cumpla para nada. Como en el resto del mundo, los EEUU incluidos.

    Siento un profundo dolor por la muerte de Troy Davis.

    Sin haber llegado a este asesinato imputado como luchador social -el caso de Sacco, Vanzetti, los mártires de Chicago y tantos otros miles en el mundo-, su asesinato “legal” es un escándalo que enloda profundamente al país del Norte y a toda la Humanidad.

  • Francisco Rivero dijo:

    En cuanto a la desicion de no atender la anulacion de la ejecucion de Troy Davis, desearia señalar que en ese estado y otros donde los politicos republicanos mas extremos en sus ideas y actos, son muy activos en relacion a esta cuestion de la seguridad, la justicia, como la aplicacion de la pena de muerte en momento en que se ha iniciado el año electoral en esta gran nacion que es los EE.UU.

    La idea de una suerte de justicia de : ” Ojo por ojo y diente por diente “. Tiene el consenso de muchas personas en esos estados de la union. Me atraveria a decir que una vez que ellos tienen bien identificado el posible culpable e incluso si se demuestra las evidencias de la inocencia del condenado, consideran que ha de aplicarse la ejecucion dictada.

    Hay que trabajar mucho para que la aplicacion de la pena de muerte sea abolida en en este pais.

    Un saludo cordial

  • ulises dijo:

    La duda razonable es un principio que no existe en la ley N/A sobre todo si eres negro,latino y muy en particular si eres cubano que defiendes tu patria

  • Gramend'iaarmendia dijo:

    Bueno que dirán los medios d ePrensa occidentales sobre este suceso?

  • milquiway7 dijo:

    Estos son los “paladines de la Libertad”, los que se autodenominan “la Gran Democracia del Norte”, los que nos vigilan a todo el resto del mundo porque ellos son “los Vigías de Occidente”.
    Y en el fondo no son más que genocidas seriales. ¿Cuándo la Corte de la Haya va a juzgar a Obama, Bush y todos los anteriores…?
    ¡Devolvé el premio Nobel, Obama!

  • maikel dijo:

    gran injusticia, No solo no encontraron el movil ni el arma homicida, además variso testigos luego cambiaron su declaración. Pero así son los paradigmas de la justicia y la democracia

  • Abba dijo:

    HAY QUE LEER LA NOVELA DE GRISHAM PARA ENTENDER ESTO.

  • Serguei Nova dijo:

    no he vist el primer condenado a pena de muerte en eeuu que haya sido en verdad culpable, todos o son locos o son inocentes.

  • Lidya San dijo:

    Horrendo, realmente una canibalada. La pena de muerte no debe ser una práctica humana.

  • yarelis dijo:

    es criminal ver como matan aun hombre sin saber en realidad como fueron los echos

  • luis dijo:

    UNA CADENA PERPETUA O DOS NO SON PENAS HASTA LA MUERTE, ENTONCES COMO QUEDAN NUESTROS 5, ALGUEN SE ALARMA DE LAS BARBARIES DE ESA JUSTICIA?

  • Ovidio dijo:

    No hay palabras, mucho menos razones para privar la vida a nadie, la vida es tan corta que cuando nos damos cuenta que se nos acaba apelamos a lo que se nos antoje con tal de alargarla un tantico más, cuando la pena de muerte sea excluida del lenguaje, la humnaidad habrá dado una buena razon para que se nos siga llamando civilizacion, la pena de muerte no es mas que la incompetencia de los seres humanos para evitar el crimen. La eejcucion de Troy duele por sus caracteristicas propias, pero diariamente, se mata, se asesina, de dejan morir personas pudiendo evitarse y sucede ante nuestros ojos y nadie condena a los culpables, en los conflictos belicos no se distingue quienes son los enemigos, para lograr la victoria hay que matar, matar y matar para lograr el objetivo, cuando se logra no importa cuantos ni quienes murieron, solo importa lograr el objetivo. el Derecho Internacional Humanitario, tiene sus regulñaciones para evitar esto, pero nunca o casi nunca se aplica cuando hay excesos.

  • Corso dijo:

    JAJAJA- en EEUU simpre es lo mismo cada vez que cae preso una persona de color enseguida se le vienen arriba una avalancha de criticas, mejor será que pongan una ley que diga: si es blanco “pena de muerte” si no 15 años preso, y asi se evitan todo el royo.

  • MARIO ZULUETA dijo:

    Hay que leer a José Martí para saber sobre que bases se sustenta la sociedad norteamericana, allí no hay justicia en nada, desde su formación como nación, acabo de leer además el discurso de OBama en la ONU sobre Palestian y me recuerdo que le dije a un amigo cuando salió presidente que los problmas de EEUU se ibana acentuar y no se iban a resolver los problemas que había heredado de Bush, todo lo contrarioa porque este era un presidente que aunque fuera negro, inteligente y preparado no iba a dirigir a los EEUU, a eses país lo dirigen los grupos de poder, por eso cuando leo lo del condenado a muerte, me recuerdo de los 5 a los cuales el sistema los tiene prosioneros.

  • JORGE dijo:

    concuerdo con serguei resulta ser que ahora todos los que se condena a muerte en EU ( con lo cual estoy en desacuerdo es decir, con la pena de muerte) resultan que eran inocentes, retrasados mentales o luchadores civiles; por favor caballeros un poco de seriedad, puede haber equivocaciones, injusticias y todo lo que se quiera pero de ahi a ratificar que casi todos cada vez que lo ejecutan eran victimas inocentes de un sistema me parece algo descabellado

  • David dijo:

    Que decir es una muestra mas de que el Sistema de Justicia Americano tiene demaciadas fallas y casi siempre es a combeniencia de los ricos y poderosos. O para salir de paso e inculpar a alguien encarselan al primer inocente que pase por el lugar.
    Ya de estados Unidos no me sorprende nada

  • Serguei Nova dijo:

    jorge fijate las noticias cada vez que condenan alguien a muerte es retrasado, luchador por los derechos civiles, inocentes, negro, en fin…

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también