Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Otro día de represión en Santiago de Chile

| 1

chile-480x27011Cerca de 350 detenidos y 36 heridos son el saldo de los enfrentamientos entre carabineros y manifestantes que salieron a las calles en el marco de la primera jornada de huelga declarada por Central Unitaria de Trabajadores (CUT) chilena en apoyo al reclamo estudiantil por una educación pública e igualitaria, y también en demanda de una reforma constitucional, y modificaciones al sistema tributario y la legislación laboral.

El secretario general de Gobierno, Andrés Chadwick, señaló que los disturbios entre manifestantes y policías dejaron un total de 348 detenidos, 36 lesionados, 19 policías y 17 civiles, “todos ellos con lesiones leves”. Además, precisó que “cuando se llama a dos días de paro quienes sufren son los propios ciudadanos” y manifestó que “es difícil sentarse a conversar” con la CUT, ya que “los planteamientos que han hecho son muy generales y vagos”, aunque “el Gobierno siempre está abierto al diálogo. El paro no tiene ninguna justificación”, enfatizó.

Desde las primeras horas de la mañana comenzaron a instalarse en distintos puntos de Santiago barricadas y manifestantes bloquearon con neumáticos encendidos las esquinas más importantes de la avenida Alameda, la principal arteria capitalina. En sectores periféricos, se impedía la salida de buses. “En muy pocas partes está paralizado el tránsito y hay un poco de demora por las barricadas”, señaló el ministro de Transporte, Pedro Pablo Errázuriz.

Temprano en la tarde, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, había destacado que tanto en Santiago como en el resto del país “hay una situación de normalidad”, así como había aclarado que el transporte público funcionaba de acuerdo con los diagramas habituales. Mientras que el vocero de La Moneda, Chadwick, había señalado que tuvieron “algunos pequeños focos pero no han sido de mayor magnitud”. En cambio, el presidente de la CUT, Arturo Martínez, refutó al Gobierno señalando que se han esforzado en “demostrar normalidad cuando en el fondo todo el país sabe que hoy día no existe nada normal”.

La medida de fuerza se lleva a cabo en el momento de peor nivel de popularidad del gobierno de Sebastián Piñera, jaqueado desde hace meses por un contundente reclamo estudiantil. El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, exhortó a la conducción de la CUT a que permita desplazarse a los ciudadanos que pretenden trabajar, y adelantó que la policía (Carabineros) “actuará para despejar” las barricadas.

La medida es apoyada por la Concertación, que incluye a los partidos Socialista, Por la Democracia, Radical Social Demócrata y Democracia Cristiana (DC). El gobierno nacional respondió con la amenaza de la posible aplicación de la Ley de Seguridad Interior, que le permitirá arrestar a los manifestantes.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Franco Navarrete dijo:

    Gran ejemplo nos ponen los jóvenes estudiantes Chilenos, demostrando que un gobierno no puede ni debe permanecer en contra de la voluntad de un pueblo, también nos enseñan que aunque la sociedad no esté organizada, se une en un momento tras un ideal y tras una demanda popular justa y, no hay fuerza que los detenga. ¡ADELANTE JUVENTUD CHILENA!

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también