Inicio » Noticias, Cultura  »

“Hemingway se sintió definitivamente cubano”

22 junio 2011 | 4

ernest_hemingwayUna experta cubana en la vida y obra de  Ernest Hemingway, de cuya muerte se cumplirán 50 años el 2 de  julio próximo, se
dispone a probar que el escritor no era un  estadounidense que tomó a Cuba como refugio para descansar, sino  que “se sentía cubano”.

Ada Rosa Alfonso Rosales, directora del Museo Finca Vigía,  residencia por décadas y desde fines de los años 30 del autor de  ”Por quién doblan las campanas” en las afueras de La Habana,  divulgó que pretende con un trabajo de investigación demostrar  que el novelista “se sintió definitivamente cubano” sin dejar de  ser un estadounidense “cabal”.

La polémica al respecto no terminó desde que en 1961 y tras  un encuentro meses antes con el líder cubano Fidel Castro en un  torneo de pesca de la aguja, que el mismo Hemingway fundó en la  isla, el escritor norteamericano se fue para siempre.

Hemingway es probablemente la personalidad estadounidense más  querida en Cuba. El sentimiento es tan fuerte que en este país  se dedican coloquios, conferencias, torneos de pesca y  declaraciones públicas a un hombre que nació en 1899 y se  suicidó, con un disparo de escopeta, en su patria.

Poco antes de su partida de Cuba a los 62 años de edad,  Hemingway y Castro conversaron tras el fin de un torneo de pesca  y aparecieron en fotos sonrientes y amistosos. Historiadores en Cuba afirman que ocurrieron otros encuentros  entre ambos que no desbordaron el ámbito privado.

Alfonso Rosales  afirma que el novelista “se sintió  definitivamente cubano y amó esta tierra antes y después del  triunfo revolucionario” de 1959. Rechazó así indirectamente que Hemingway se fuera huyendo al  ”fantasma del comunismo” cuando Castro comenzó a implantar un  sistema socialista, versión dada en Estados Unidos.

Aunque no se tienen noticias de que el escritor estuviera  directamente vinculado a la revolución de Castro, sí se sabe que  durante la Segunda Guerra Mundial trató al menos de organizar  desde la isla operaciones contra los nazis.

El entonces embajador de Estados Unidos en La Habana Spruille Braden escuchó en aquella época una propuesta de  Hemingway, de lanzarse al mar Caribe en su yate El Pilar para  cazar submarinos alemanes. Braden consiguió la aprobación de Washington y se dice que  Hemingway equipó su barco  con ametralladoras, granadas y bombas  caseras  y reclutó a algunos cubanos para formar una “red”  antifascista.

Sin embargo, el eterno “sentimiento antiyanqui” que se  atribuye a los cubanos llevó a un intelectual cubano actual a  llamar a Hemingway, en su estancia en Cuba, como un Robinson  Crusoe que se rodeaba de Viernes.

Lo cierto es que Papa, tal como apodaban al autor pasó  momentos buenos, de diversión en Cuba cuando se dedicaba en su  finca a “besar a Martha”, su esposa de entonces, y también se  dedicó aquí a escribir “El viejo y el mar” una novela que hizo  trascender aun más al ganador del Premio Nobel.

(Con inofrmación de ANSA)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • aspillaga lopez dijo:

    Este texto se siente traído por los pelos. Es como decir, Cristo fue revolucionario porque nunca dijo que fuera contrarrevolucionario. ¡Así no!
    Las anécdotas sobre Hemingway son incontables si se quiere aseverar algo así, aunque yo nunca lo diría. Que él se sintiera bien, eso no quiere decir nada más que exactamente eso: que Hemingway se sentía bien en Cuba. Y eso debe bastar, que si no lo hacen militante post mortem, eh?
    Por último, él ganó su Premio Nobel justamente por toda su obra, pero esencialmente por El Viejo y el Mar. Gracias.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    La tierra, el globo donde vivimos es la única y verdadera patria de los hombres, la otra patria es su interior, el concepto de la vida en comunidad y el amor que se siente por los seres humanos. No hay patria fuera de ello.

    Los que ven esto en contrario y utilizan el término para aprovecharse de las circunstancias y que ses crezcan las ganancias, esi si que no tiene patria alguna ni pequeña ni grande.

    Eso lo he aprendido en esta vida azarosa y compleja y hay que como vio un día a la tierra española o a la cubana un hombre completo como el escritor norteamericano de la referencia, hay que andar todas las hora buscando al hombre, al ser que necesitamos para completarnos a nosotros mismos. No somos sino un ejemplar de la matriz a que aspiramos, y con tantas inperfecciones que cada día tenemos que echar mano a algo que está mejor en los demás y tener determinismo en ser mejores.

    La única posibilidad de tener patria verdadera es estar dispuesto a ser de cualquier parte, formar familia con los tantos que existen y sentirnos familia de todos.

    Acaso los niños que mueren por incompetencia humana en cualquier parte no forman parte de la patria nuestra y sus dolores no se sienten en el universo y sus colores no se integran a una sola bandera.

    Pudiera tener otro color el dinero, pero la patria de los hombres tiene un solo color a humanidad y con ella se van los hombres y con ella está y estará en la patria de los cubanos el glorioso norteamericano que la amó como amaba a los EE.UU.

    Gloria a tan eminente personaje, cuya humanidad está por encima de lo que pudo escribir o decir.

  • Virgilio. dijo:

    Lo pude conocer de niño, me regalo algunas monedas.
    El magnifico escritor norteamericano , se dedico en Cuba a degustar el ron en cantidades industriales , salir de pesqueria en su embarcacion ” El Pilar” y tener algunas peleas de boxeo con sus amigos pescadores en algunas de sus borracheras.
    Para aislarse del mundanal, tenia a su Vigia, donde disfrutaba de tranquilidad , comodidades de todo tipo y contacto con la bella naturaleza tropical, que le inspiraba en su creacion.
    “Sin dudas el Novel de la literatura se sintio cubano y se preocupo intensamente por la patria chica”.

  • João Cândido Cunha dijo:

    De Brasil
    Um homem incomum, aventureiro, destemido, intenço que namorou a morte.
    E ele foi capaz de escrever a mais formidável estória depois de Cervan
    tes, Santiago e Quixote têem a mesma estatura. Em 1960 aos dez anos de
    idade foi um dos primeiros livros que lí, li-o muitas vezez mais e con
    tinuarei à fazê-lo, suponho, como não emocionar-se com este trecho:
    Sorte, à compraria um pouco, se soubesse onde à vendem-na, mas com o
    que à compraria, com um arpão perdido, uma faca quebrada, estas duas
    mãos em carne viva?..

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también