Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Javier Couso: "No somos clientes ni mucho menos vasallos"

| +

Elena Llompart

javier_couso2La investigación judicial sobre la muerte en Iraq en 2003 de José Couso -fallecido el 8 de abril de 2003 a consecuencia del disparo de un tanque estadounidense contra el hotel Palestina de Bagdad, en el que se encontraba, durante la invasión armada de la capital iraquí- sigue su curso después de que el Tribunal Supremo ordenara a la Audiencia Nacional reabrir el caso en junio de 2010.

Los magistrados estimaron el recurso presentado por la familia del cámara, que poco después confirmó lo que ya sabía gracias a los documentos de Wikileaks. Las filtraciones, dolorosas y reveladoras, dejaron patente cómo el gobierno de Estados Unidos a través de su Embajada en Madrid intentó frenar y archivar el procedimiento judicial abierto contra militares y políticos estadounidenses por la responsabilidad en la muerte del cámara.

A pesar del dolor y la impotencia, la familia de Couso ha conseguido, gracias a un enorme esfuerzo personal, que esta historia siga viva para que, cuando menos, tenga un final justo. Su hermano, Javier Couso, habló sobre sus ocho años de lucha en la conferencia que ayer impartió en Granada tras participar junto al director de Público en Andalucía, Antonio Avendaño, en el programa Asuntos Propios de RNE, que se emitió en directo desde el Palacio de los Condes de Gabia.

Así, en el marco del ciclo Ciudadanía joven por los derechos humanos que hoy concluye, los dos invitados reflexionaron sobre derechos humanos y corresponsales de guerra en el programa dirigido y presentado por Toni Garrido y en el que también participaron, entre otros, Cayo Lara, Miguel Ríos, Lagartija Nick y el cantaor Juan Pinilla.

"Hemos contado con una corriente de opinión a nuestro favor porque el asesinato se produjo en un momento en el que miles de ciudadanos protestaban en las calles por la invasión a Iraq. De hecho, ya salimos a la calle antes de que lo asesinaran. Incluso lo hicieron los hijos de mi hermano", aseguró Javier Couso. Por eso, según explicó, desde el principio no tuvieron problemas a la hora de encontrar ayuda y los abogados colaboraron rápidamente.

Además, el esfuerzo de la familia, según reflexionó, se ha visto reforzado, por ejemplo, cuando la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) autorizó al juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, a viajar a Iraq para realizar una inspección ocular del lugar donde se produjeron los disparos.

Sin embargo, los sinsabores han sido muchos, como cuando, las filtraciones de los cables prendieron sus esfuerzos de impotencia: "a mi madre le hizo mucho daño saber que un  gobierno conspiraba con un país extranjero para que no se investigara la muerte de un ciudadano español".

Antonio Avendaño, por su parte, expresó un reproche público al Gobierno español "no tanto porque haya perdido al enfrentarse a Estados Unidos como por no haber combatido". "Si hubiésemos visto al Gobierno defender que eso era un asesinato y luego perder la batalla, al menos habríamos tenido conocimiento. Pero ni siquiera ha combatido y ese reproche hay que hacerlo públicamente", aseguró.

Al respecto, Couso criticó la sumisión de España a la Administración norteamericana, lo que ha puesto de manifiesto, a su juicio, que la soberanía nacional "no existe" a pesar de que se trate de países aliados.

Aún así, el hermano del corresponsal de guerra aseguró creer más que antes en la humanidad porque, según dijo, ha tenido la suerte de tener a su madre, quien le ha educado para entender lo que es este mundo y cómo ha ido cambiando. "Terminó el feudalismo, hubo un Renacimiento, una Revolución Francesa, los judíos murieron combatiendo en el gueto de Varsovia y vencieron a los nazis, Rosa Parks se sentó en un asiento que ponía 'solo para blancos", reflexionó.

De esta forma, valoró que la única manera de cambiar las cosas en todos los ámbitos de la vida es "saliendo a la calle y peleando como ciudadanos". "No somos usuarios, no somos clientes ni mucho menos vasallos. Somos ciudadanos y queremos que cambien las cosas", concluyó.

(Tomado de José Couso. Crimen de guerra)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también