Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Compay Segundo visto por niños cubanos

| 4

Por Oni Acosta Llerena
Fotos dibujos: Cortesía Casa Compay Segundo

El pasado mes de noviembre, exactamente el día 18, Francisco Repilado, conocido mundialmente como Compay Segundo, hubiese cumplido 103 años. Y aunque su imagen y legado siempre estarán junto a todos los cubanos, la fecha no pasó inadvertida para la Casa que lleva el nombre del ilustre santiaguero, pues junto a diversas instituciones culturales convocaron como cada año el concurso de pintura infantil “Los niños pintan a Compay”.

A esta edición del premio se sumaron las Casas de Cultura de Playa y Centro Habana, por ser estos los dos municipios donde por mayor tiempo residiera Compay: primero en Calle Salud (Centro Habana) y por último en la calle 22 esquina 1ra (Playa), ubicación donde el músico pasó sus últimos años de vida y donde está enclavada la Casa Compay Segundo.

Además, otras instituciones como la UNEAC, la UNICEF y el Centro de la Música Ignacio Piñero también auspiciaron el concurso infantil.

Salvador Repilado, hijo de Compay, bajista del grupo y director de la Casa, nos comentó que “este certamen lo celebramos cada año en la fecha del cumpleaños de papá, hay ocasiones en que no estamos en La Habana y lo hacemos posteriormente, pero siempre es cerca del 18 de noviembre.”

¿Por qué un concurso infantil? “Bueno, la idea central es estimular, primeramente, el arte en los niños, su amor por la cultura y poner a prueba su creatividad. En eso siempre hemos hecho énfasis, y además la Casa colabora con disímiles proyectos comunitarios, de todas las edades como conoces, y los niños tienen una especial significación para nuestra familia”

¿La causa…? “Es muy simple. A Compay le encantaban los niños, toda su vida sintió un amor extraordinario por ellos. Ya en esta última etapa, cuando ya no podía caminar como antes, Compay siempre llamaba a varios niños del barrio y pedía que le hicieran cuentos, les regalaba caramelos y siempre teníamos las puertas de la Casa abiertas para ellos.”

Hay quienes llaman a Compay “El niño Francisquito”, ¿por qué? “Papá tenía mucha afinidad con su abuela, quien a su vez le cantaba muchas nanas y  canciones, y le animaba a que creciera su fantasía, todo el tiempo. Ya adulto, era propenso a hacer  maldades,  bromas, era como un niño grande que le gustaba hacer que todos a su alrededor sonrieran. Inclusive, a Compay muy poca gente lo vió bravo, enfadado; al contrario, todo el mundo incluyéndonos a nosotros, lo que siempre notó en él fue su eterna, su joven sonrisa. Compay nunca envejeció por dentro.”

Este concurso llega a su 4ta edición, cada año con mayor convocatoria, ¿han pensado en hacerlo nacional? “Sí, es un reto que tenemos y que ya le hemos dado un poco de vueltas a esa idea. Como la Casa Compay es pequeña, y se ocupa de proyectos comunitarios, no hemos querido abarcar a todo el país, ni mucho menos suplantar otros concursos que son más conocidos e importantes  que éste. Pero indiscutiblemente cada año se presentan más niños, y cada año con más calidad que el anterior.”

Conozco niños que se quedaron fuera este año, y se han lamentado. ¿Qué piensa de esto? “Sí, hay muchos niños que no entregaron sus dibujos a tiempo, y como todo concurso tenemos una fecha límite, un tope. Tampoco le hacemos mucha promoción, pues no trabajamos para lograr fama ni mucho menos; el objetivo es, te reitero, que los niños se acerquen a la cultura, y que recuerden a Compay, que no muera su legado, que no muera su figura, que ese ícono del sombrero de paja, el tabaco y el armónico* esté siempre junto a todos nosotros. La manera de entregar a tiempo los dibujos es estar atentos a la convocatoria que hacemos en las Casas de Cultura de esos municipios, y ahí dice en qué fechas se desarrollará; recuerda que tenemos que hacerlo cuando estamos en Cuba, y siempre cerca del 18 de noviembre.”

Salvador, como todo concurso, tienen bases, premios, jurado y demás. ¿Este año cómo se organizó? “Las bases son muy simples: participan todos los niños que quieran pero hasta 13 años, con libertad temática, y con libertad de formato, es decir puede ser dibujo a lápiz, con crayola, tempera, en papel, cartulina…lo que tengan a mano; premiamos el talento, la idea, la originalidad, no el soporte. Los premios son sencillos, cosas que a los niños los pueda motivar, como en algunos casos mochilas, estuches de colores, globos y demás, y también insertamos alguna postal o libro de Compay Segundo, por supuesto. Para este año tuvimos la suerte de tener a un gran amigo de Compay, un gran amigo de la Casa, un hermano y uno de los grandes pintores cubanos, que nos ayudó en esta edición, al maestro Eduardo Roca, Choco.”

*Armónico: Instrumento musical creado por Compay Segundo, que es la unión del tres cubano y la guitarra, manteniendo de cada uno parte de su sonoridad pero combinándolos para lograr un timbre unificado.

Premios Concurso Infantil “Los Niños pintan a Compay”

Daniel González Lemus
Diana Pérez Rodríguez
Gabriela Cortina Alba Rojas
Liliana Fernández
Nevil Valdés Pérez

Daniel González Lemus - Premio

Daniel González Lemus - Premio

Diana Pérez Rodríguez - Premio

Diana Pérez Rodríguez - Premio

Gabriela Cortina Alba Rojas - Premio

Gabriela Cortina Alba Rojas - Premio

Liliana Fernández - Premio

Liliana Fernández - Premio

Nevil Valdés Pérez - Premio

Nevil Valdés Pérez - Premio

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Damian dijo:

    Una muy buena forma de recordar a uno de los músico más grande que ha dado Cuba, Compay Segundo fue reconocido en el mundo entero por su forma de tocare l tres instrumento que lo acompaño siempre y de el que hizo una parte de su vida. Lo obra del compositor se recuerda por su picardía cubana y su sazón.

  • Mateteag dijo:

    Que lindo que los niños lo puedan recordar y homenajear de esta manera.
    Si es que hay un paraíso allá debe estar Don Compay pletórico de felicidad por esta noticia.
    Un abrazo desde Uruguay.

  • Mariana dijo:

    Hermosa idea, felicidades a los ganadores ;) y que sigan adelante los proyectos culturales de este tipo

  • joaquin bernal camero dijo:

    Muy bonita e interesante experiencia que debe promover más ideas para enriquecer la cultura y variadas formas de mejorar la educación de niños y adultos . Las personalidades del arte como Compay Segundo y muchísimos otros son un incentivo para la creación , el amor , la fraternidad , la belleza , el patriotismo y todas las virtudes que debemos cultivar y por ello siempre debemos darlos a conocer y sentirnos orgullosos y felices de su existencia y su obra . Esta es una forma atractiva de aprender y de enseñar.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oni Acosta Llerena

Oni Acosta Llerena

Musicólogo. Realiza programas de crítica y promoción musical en la TV y la radio cubana. Colabora con Cubadebate

Vea también