Imprimir
Inicio »

Ahmed Dickinson: Un regalo de Ñico Rojas (+ Video)

Publicado en: Palabras
| 12

ahmed-dickinson

Puede que parezca un poco caprichoso pero no me importa confesar que siempre, al escuchar a Ñico Rojas cantar y acompañarse sus canciones, recibí la impresión de que él lo hacía poniendo en juego dos corazones particulares –uno para cada una de aquellas expresiones–. Algo parecido me ocurría si cerraba los ojos y lo escuchaba tocar cualquiera de sus solos de guitarra: no era una guitarra sino dos; no eran sino cuatro manos -corazón aparte–. Creo que por esa razón siempre venía él al encuentro de las personas que amábamos su música trayendo, bien agarradas, en una mano la guitarra y en la otra a algún instrumentista o cantante con quien aliviaba la carga emotiva compartiendo el placer de entregar su arte. Recuerdo una joven flautista, recuerdo a más de un guitarrista, a un violinista o a la voz de oro de Pedrito Alfonso, el dulce intérprete de sus boleros en la Matanzas de los 60. No me extrañó, en una fiesta entre colegas por mi cumpleaños –allá por el 2002– que,  abriendo sus ojos más de la cuenta y repitiendo mi nombre tres veces seguidas como siempre lo hizo cuando quería decirme algo importante, me pusiera delante a un jovencito alto y delgado y me dijera: “MartaMartaMarta, tiene que escuchar a Ahmed Dickinson tocando mis cosas”.

Por encima del aspecto técnico, lo que más me impresionó de este muchacho fue la identificación con el pensamiento de Ñico, la total comprensión de ese complejo discurso que lo hace único y, como resultado, su capacidad para hacerlo inteligible. Ahmed toma la factura guitarrística de una pieza y le da a cada uno de sus componentes el justo valor, gracias al nivel de ejecución que le caracteriza. La emoción nace y va creciendo en la medida en que el músico parece decirnos constantemente: “mírenlo, miren cómo es de verdad, escuchen sus voces interiores, déjense llevar por sus melodías, retocen con el movimiento de sus bajos, deslícense por sus escalas, fíjense que el ritmo se hace más presente en la medida en que aparece sobreentendido pero, sobre todo, saboreen en el transcurso del tiempo ese goce indefinible que, únicamente, se desprende de lo cubano”.

Poco tiempo después, Ñico me insistió en que asistiera a un recital del joven en la Sala Caturla  del Teatro Amadeo Roldán. El programa estaría dedicado íntegramente a sus piezas para guitarra. Yo no había encontrado antes a alguien que fuera capaz de asumir semejante plan. Allí estaba Ahmed, algo azorado pero seguro de lo que se había propuesto y que, todavía, sostiene: dedicar buena parte de su labor artística a la divulgación de la obra de este compositor pero -sobre todo-de este hombre. Conservo una grabación del concierto: el muchacho interpretó catorce piezas, en un esfuerzo que los presentes nos encargamos de coronar con  aplausos, especialmente largos al final, donde no faltaron los “¡Viva Ñico!”

La grabación a que me he referido, vino, de la mano del jovencito, acompañada del ruego del compositor para que la escuchara con la mente puesta en la necesidad de escribir unas palabras, a modo de presentación o de aval: en realidad no entendí bien pero dije que sí con los ojos cerrados y me di a la tarea de hacerlo lo mejor posible. Ahora llevo una semana escuchando el disco que la madre de Ahmed me entregó en el Museo Nacional de la Música, de parte suya, la tarde del lanzamiento del libro de Ivón Peñalver dedicado a Ñico. Obra de un músico hecho y derecho, grabada en estudio profesional, 10 de las 16 piezas escogidas para mostrar al mundo, a la luz de la más depurada técnica y de los más estrictos cánones del repertorio guitarrístico universal, los valores de la obra concebida por el compositor, son el resultado de la transcripción que realizara el propio intérprete, asesorado por aquella especie de abuelo mágico que, en tiempos de su adolescencia, luego de recibirlo día a día y permitirle escuchar cintas donde las ejecutaba en vivo, ya fuera en casa o en actuaciones informales y donde era posible comprobar el lujo que se daba de no ejecutar dos veces de modo idéntico una misma pieza, rondaba y rondaba al muchacho precisando aquí, corrigiendo allá, complacido ante tanto cariño que colmaba la sala de su casa por las mañanitas y le refrescaba el corazón.

Así, como la mata de tilo que estoy ayudando a prender, creció la obra de Ahmed Dickinson dedicada a Ñico Rojas que, bellamente empaquetada, mantengo a la vista con desenfadada complacencia. Nacido en La Habana en 1978, luego de concluir en esta ciudad sus estudios musicales de nivel superior, tomó varios cursos de posgrado en Europa, desde donde ha proyectado exitosamente su trabajo profesional, siempre orientado hacia el repertorio guitarrístico cubano y latinoamericano y –muy especialmente– hacia el legado del compositor a quien, por estos días, hemos estado rindiendo tributo. La crítica ha sido, justamente, elogiosa hacia el disco Ahmed Dickinson plays Ñico Rojas, laureado, en el año 2009, con uno de los premios que otorga Cubadisco.

Almendares, 5 de diciembre de 2010

Ahmed Dickinson interpreta a Ñico Rojas

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco Rivero dijo:

    La interpretacion de Ahmed Dickinson es de excelencia.
    El talento va de la mano con la creacion de este musico de nueva luz.

    Un saludo cordial.

  • Virgilio PONCE dijo:

    No soy especialista, vi actuar a Ahmed por primera vez hace cinco años, después he tenido el privilegio de verlo en múltiples ocasiones, es maravilloso.
    ¡Qué talento, q maestría!
    Modesto, sencillo, culto, amigo.
    Nuestra escuela de guitarra tiene en el un digno representante.

  • Enmanuel Castells (Cuba) dijo:

    Hagámos la cola, pongámonos en fila, seámos gestores, descubramos la luz de Dickinson. Me confieso no tener ni una sola melodía de este joven, por ende…gracias Marta por ofrecernoslo, por sacarlo al tapete en tu sección dominical. Conozco algunos senderos secretos que me pueden conducir a este CD o si la suerte económica me acompaña, me compro un original como me gusta hacer.
    Mira si la palabra es viva, que ahora me inquieta hacer ese hallazgo; lo mismo que produjiste en nosotros cuando hablaste de Freddy la cantante y todo el mundo se volvió loco por escucharla.
    Isabel, bendito tu vientre que dio a luz el ebano de tu orgullo. Bendito Dios por la música, y por tí, Marta,señora mía…
    Enmanuel Castells (Cuba)

  • Laura (Uruguay) dijo:

    Bello….Bellísima interpretación de una sensual y embriagadora composición.

  • fuillerat dijo:

    Interpretar a Ñico es un acto de decencia, de virtuosismo, de respeto y sobre todo de amistad. Cuando se hace con el alto vuelo que lo hace Dickinson no solo se hace buen arte, sino que se le rinde homenaje muy merecido a este hombre que sin lugar a dudas fue un hombre de muy buena voluntad, junto a su inseparable Eva crearon también una familia decente, capaz de amar al arte y a todo lo bellamente humano. En buenahora que los jovenes retomen la obra de Ñico un tanto olvidada por los medios de comunicación. Gracias Marta nuevamente por hablarnos de Ñico, cuando se habla de hombres como Ñico es como asistir a una comunión con lo mas grandioso de la vida y de la espiritualidad.

  • Isabel Dickinson Cardenas dijo:

    GRACIAS MARTA, ES UN ARTíCULO MUY HERMOSO.
    GRACIAS ENMANUEL POR ESAS PALABRAS TAN BELLAS PARA UNA MADRE ,ESAS PALABRAS ESTáN EN UN POEMA QUE LE HICE A AHMED EN EL 2001 POR SU CUMPLEAÑOS.

    REGALO DE CUPLEAÑOS

    QUE MAS TE PUEDO OFRECER
    QUE LA VIDA QUE TE HE DADO
    DICHA,TERNURA Y AMOR,
    AUN SIN HABER LLEGADO.

    DICHA,TERNURA Y AMOR,
    DESDE EL DIA EN QUE LLEGASTES,
    DICHA TERNURA Y AMOR,
    AUN CUANDO YO TE FALTE

    NO ERES TU EL HOMENAGEADO
    SAGITARIO INTELIGENTE
    SOY YO LA DEL GRAN PRESENTE
    QUE MADRE NATURA HA OTORGADO

    NACISTE PORQUE LO QUIZE
    NACISTE POR DESEADO
    NACISTE PARA LA HISTORIA
    NACISTE DE MI,SAGRADO

    ESE DIA MI PEQUEÑO
    TUS DEDOS ME EMOCIONARON
    SOLO YO SENTIA TU MUSICA
    BROTANDO COMO UN CAUDAL
    CONVERTIDA EN MANANTIAL
    QUE YA SALEN DE TUS DEDOS
    CONVERTIDA EN MADRIGAL
    DE PAZ DE DICHA Y ANHELOS

    BENDITO DIOS QUE ME DISTE
    LO QUE YO NO PUDE SER
    PERO ME HAS DADO EL PLACER
    DE AMARTE Y DISFRUTARTE
    BENDIGO A DIOS POR AHMED
    BENDIGO A DIOS POR TU ARTE.

    TU MAMA ,11 DE DICIEMBRE DE 2001

  • Tirso W. Sáenz dijo:

    Gracias Ahmed por este regalo para el corazón. Gracias Martha por tus bellas, juistas y emotivas palabras. Fui durante muchos años amigo personal de Ñico Rojas y de su querida Eva. Lo admiré mucho como músico, compositor e intérprete; también como ingeniero -éramos colegas de profesión; pero sobre todo lo admiré muchísimo como persona, como persona noble y cariñosa. Guardo con celo aquel disco que él grabó por los años 60s (con una carátula horrible), en el que escuché por primera vez – y volví a repetir innúmeras veces – el antológico “Guajira a mi madre”, “Memorias de un médico violinista”, “Saldiguera y Virulilla” y otros más. No tengo el disco de Ahmed; sólo lo he escuchado en You Tube. Lo conseguiré de todas formas para seguir recordando a mi querido e inolvidable amigo Ñico.

  • ZENAIDA LANDA dijo:

    AHMED DICKINSON,JOVENCUBANO QUE DESPUES DE LA ADQUISICION DE LOS CONOCIMIENTOS MUSICALES DE LA GUITARRA EN LAS ESCUELAS CUBANAS,HA DESPLEGADO SU OBRA MAESTRA EN LA MUSICA DEL COMPOSITOR ÑICO ROJAS,DOTANDOLA DE UNA SONORIDAD ESPECIAL Y7 EXCLUSIVA A PESAR DE LA COMPLEJIDAD QUE POSEEN SUS PIEZAS MUSICALES PARA S UEJECUCION.ESTUDIO CON ÑIC ODIA A DIA EXTRAYWENDO DE CADA PIEZA SU SENTIMIENTO,MELODIA Y LA MAGIA DEL FILIN QUE SOLO LOS GRANDES DE ESTE GENERO PUDIERON BRINDAR
    ESTE JOVEN PARA MI HUMILDE CRITERIO,SERA EL ICONO CLASICO Y POPULAR EN LA GUITARRA,SOBRE TODO DE LA MUSICA CUBANA.

    ZENAIDA LANDA CARDENAS

  • ZENAIDA LANDA dijo:

    AHMED DICKINSON,JOVEN CUBANO QUE DESPUES DE LA ADQUISICION DE LOS CONOCIMIENTOS MUSICALES DE LA GUITARRA EN LAS ESCUELAS CUBANAS,HA DESPLEGADO SU OBRA MAESTRA EN LA MUSICA DEL COMPOSITOR ÑICO ROJAS,DOTANDOLA DE UNA SONORIDAD ESPECIAL Y EXCLUSIVA A PESAR DE LA COMPLEJIDAD QUE POSEEN SUS PIEZAS MUSICALES PARA SU EJECUCION.ESTUDIO CON ÑICO DIA A DIA EXTRAYENDO DE CADA PIEZA SU SENTIMIENTO,MELODIA Y LA MAGIA DEL FILIN QUE SOLO LOS GRANDES DE ESTE GENERO PUDIERON BRINDAR
    ESTE JOVEN PARA MI HUMILDE CRITERIO,SERA EL ICONO CLASICO Y POPULAR EN LA GUITARRA,SOBRE TODO DE LA MUSICA CUBANA.

    ZENAIDA LANDA CARDENAS

  • CHRISTINE BROWN dijo:

    TENGO LA DICHA DE POSEER ESTE CD,ESCUCHARLO ES TRANSPORTARSE EN EL ESPACIO,Y SENTIR ESA UNION MAGICA ESPIRITUAL DE AHMED DICKINSON Y ÑICO ROJAS.FELICIDADES AHMED,EXITOS Y VIVA ÑICO POR SIEMPRE .CHRISTINE BROWN.

  • CRISTINE BROWN dijo:

    ME UNO AL COMENTARIO DE ENMANUEL CASTELLS:´´ISABEL´´ FUE DICHOSA POR SU HIJO ´´JUAN BAUTISTA´´.LA DICKINSON ES TAMBIEN DICHOSA POR SU PRODIGIOSO AHMED,Y NOSOTROS POR ESCUCHAR SU MUSICA.GRACIAS MARTA POR TUS ELOGIOS HACIA AHMED.

  • ISABEL DICKINSON dijo:

    Efectúa concierto de guitarrista cubano en el importante Teatro de la Filarmónica de Minsk

    BELARÚS, 12 de junio de 2013. El relevante “Teatro de La Filarmónica” de Minsk, sirvió de sede de la gala-concierto del guitarrista cubano, Ahmed Dickinson Cárdenas.

    El concierto, organizado por el Ministerio de Cultura de Belarús y la misión cubana en esta capital, permitió que la música de la mayor de Las Antillas fuera escuchada por personalidades de la sociedad belarusa y el cuerpo diplomático acreditado en este país.

    El guitarrista cubano con un gran reconocimiento internacional, dedicó su actuación a la obra musical de José Antonio “Ñico” Rojas.

    Dickinson expresó a los asistentes en la gala que tuvo el privilegio de trabajar en estrecha colaboración con el fallecido guitarrista Ñico Rojas y que es un honor que su música llegue a la sociedad belarusa.

    La actuación del músico isleño, en la sala más prestigiosa de la música clásica en esta nación, permitió continuar con la celebración en Belarús de una semana cultural cubana.

    EMBACUBA BELARÚS

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también