Imprimir
Inicio » Noticias  »

Varios afganos denuncian maltratos en una cárcel secreta de EEUU

En este artículo: Afganistán, cárcel, Estados Unidos, Prisión
| 3

Cárcel SecretaVarios ex presidiarios de una cárcel secreta de EEUU en Afganistán denuncian que les maltrataron, les privaron de la luz del sol, no les suministraron una buena alimentación y retuvieron las visitas de Cruz Roja según un informe publicado por Open Society Foundations.

Los detenidos afganos dicen que sufrieron abusos en el centro de detención de Estados Unidos, en la base aérea de Bagram al norte de Kabul. La prisión, cuya existencia no es reconocida abiertamente por Washington, es independiente de la principal cárcel de Estados Unidos en Afganistán, también en Bagram.

Bagram se convirtió en un símbolo de abusos a prisioneros después de que tropas norteamericanas golpearan hasta la muerte a dos reclusos en 2002 en el primer año de una guerra que ya dura 9 años.

En el informe, los detenidos dijeron que fueron recluidos en celdas de aislamiento, con pijama y comida inadecuada. Además tenían limitada la práctica de ejercicio y se les impidió la realización de los deberes religiosos.

"Parece que esta instalación ignora las reglas o las cumple tan vagamente que permite los malos tratos a los detenidos", dijo Johnathan Horowitz, experto en derechos y uno de los autores del informe.

Un portavoz del ejército estadounidense encargado de las detenciones afirmó que el Comité Internacional de la Cruz Roja es consciente de la explotación temporal de los centros en los que opera y añadió que han cumplido con las leyes internacionales y de Estados Unidos.

Por su parte, Washington afirma que el tratamiento en todas sus cárceles en Afganistán es acorde al Derecho Internacional.

"La naturaleza de la guerra requiere que Estados Unidos proteja cierta información de su divulgación pública con el fin de proteger la seguridad operacional", sentenció la capitana del Ejército americano, Pamela Kunze.

(Con información de Reuters)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yolanda dijo:

    Si por supuesto que ´Washington afirma que el tratamiento en todas sus cárceles en Afganistán es acorde al Derecho Internacional.´. Entonces la pregunta es : saben ellos que el derecho internacional?. porque parece que no.

  • Celso Aurelio Brizuela dijo:

    Atisba tras las rejas de la intolerancia: Chester Swann (escritor)

    Acerca deAbu Ghraib, Bagram, Guantánamo y…
    Los nuevos Gulags de la ¿democracia?

    Las promesas preelectorales de Obama se están diluyendo homeopáticamente en las aguas del olvido ante la presión de los lobbies del “Shadow Government”, ese gobierno en las sombras ajeno a toda política partidaria —que rige los destinos de millones de estadounidenses aún no enterados de su existencia.
    Por ejemplo, Medicare para todos, tuvo que retroceder ante las presiones de las aseguradoras privadas; y el sistema de salud debe resignarse a debates inacabables en el congreso, a causa de los intereses enfrentados y el insaciable afán de lucro de las empresas corporativas.
    También el esperado cierre de la infame prisión de Guantánamo <<<<<<<<<<<<<<<8y las clandestinas que aún mantienen en Europa y otros aitios) está yendo a calendas griegas ante la oposición de los “señores de la guerra”, la CIA, la NSA y cierto sector del público americano algo paranoico (o programado mediáticamente para serlo, prensa mediante). Ahora que llega el plazo, decidieron crear otras prisiones más imperceptibles y que no ofendan a las vistas sensibles, para los seres humanos que debieron soportar todo tipo de vejaciones y torturas desde su captura —algunos de doce a diecisiete años en el momento de su apresamiento en Afganistán— antes de acabar sus días en jaulas aisladas de 1,5 metros cúbicos a la intemperie en la paradisíaca Cuba y en los páramos de Irak y Afganistán.
    Ello sin ignorar a las cárceles clandestinas de Europa; en Rumania, Bulgaria, Turquía, Inglaterra o cualquier otro donde la omnipresente CIA sienta sus reales para hacer allí, a escondidas, lo que atribuyen y critican a Castro ¬un querube alado, comparado con Bush y Obama—, olvidando hasta a la odiosa prisión de Maricopa en Arizona, donde los animales son mejor tratados en los zoológicos.
    Obama tiene batatas calientes entre sus manos y aún no sabe cómo salir de sus promesas incumplidas en lo referente a los cacareados “derechos humanos” con que ahora siguen hostigando a Cuba mientras miles de presos agonizan (o se suicidan si pueden) en los nuevos Gulags de la democracia.
    (muchos de los internados lo fueron sin cargos o por meras sospechas, o son inocentes o portan sobre sí el estigma de sus creencias musulmanas o nombres impronunciables en inglés).
    Otros son considerados terroristas por ofrecer patriótica resistencia al invasor, recordando a las SS hitlerianas contra los maquis y partisanos civiles (1941/1945). Mientras tanto, la mal llamada “comunidad internacional” sigue indiferente a estas atrocidades y crímenes de guerra de los exportadores y dueños de la democracia. Les basta para ello esconder la basura bajo las alfombras de países sometidos a su gesta invasora o a sus presiones políticas.
    Y los nuevos Gulags se multiplican ante la heroica resistencia de quienes no aceptan mansamente al invasor y ante la defección cobarde de Barack Obama, que ahora apuesta a los asesinatos con aviones no tripulados (Drones asesinos “Predator”) para evitarse juicios sin causa contra sospechosos sin pruebas.
    Ahora, gracias a los “valientes” gendarmes de la democracia, un paradisíaco lugar de las Antillas se está tornando el infierno de los muertos vivientes, —sólo comparable a la tristemente célebre Isla del Diablo de Guayana Francesa y la vieja prisión de Islas Marías de Costa Rica, entre otras similares— ante la indiferencia de Amnesty y otros idiotas bienintencionados del mundo.
    Y Ud…señor Montaner¿Se animaría a suscribir un comunicado a favor de esos infelices olvidados del derecho internacional y de las leyes de la guerra, o prefiere ignorarlos como todo el mundo “libre”? ¿Libre de qué, si pued saberse?
    El desafío está lanzado.

  • Damian dijo:

    Una más de las crueldades que se comenten a los prisioneros en las carceles, no solo por ser afganos y mucho menos por ser prisioneros. Muchas son las noticias que se difunden en el mundo acerca de las atocidades que se les cometen a estos reclusos en prisiones de los EEUU. No son lo unicos que son maltratados en una cárcel poco conocida o casi secreta como dice el artículo, sino que en muchas que son conocidas para el mundo entero y que deben cesar cuanto antes.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también