Imprimir
Inicio » Noticias  »

Exalta Vicepresidente cubano valía de Cumbre del ALBA

En este artículo: ALBA, Cuba, Ecuador, Esteban Lazo Hernández
| 2

Esteban Lazo, vicepresidente cubanoEsteban Lazo Hernández, vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, exaltó la valía de la X Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en Ecuador.

Esta reunión es de gran valor porque busca la justicia, expresada en el camino hacia la diversidad cultural y sólo será posible por la voluntad de esta América Latina que lleva un rumbo diferente, dijo Lazo al intervenir en la sesión de alto nivel de la cita, que sesiona en Otavalo, 110 kilómetros al norte de Quito.

Luego de transmitir un saludo de Fidel Castro y del Presidente Raúl Castro a los asistentes, se pronunció por incrementar  la defensa de la identidad cultural y el bienestar de esa América indígena, negra, y pobre que ha dicho basta y está presente en la lucha por el futuro .

Recordó que, pese a un bloqueo que ya dura más de 50 años, Cuba mantiene su ayuda solidaria hacia otras naciones del ALBA y de muchos otros países fuera del mecanismo integracionista regional.

Cubadebate les ofrece su transcripción de las palabras del Vicepresidente cubano:

Declaraciones del Vicepresidente de Cuba, Esteban Lazo Hernández.

Una histórica reunión, una histórica Cumbre y es verdad que s histórica. No es solo lo que decimos los que estamos hablando sino lo que debemos reflexionar todos.

En primer lugar quería trasladarles a todos ustedes un saludo y un abrazo en nombre de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, del compañero Raúl y del pueblo de Cuba.

Queridos compañero y amigo, Presidente Rafael Correa, compañero Chávez y Skerrit, jefes de delegación de los países miembros del ALBA y a todos los invitados, distinguido señor Mario Conejo, Alcalde de Otavalo. Deseo agradecer, en nombre de nuestro Presidente, El General de Ejército Raúl Castro Ruz, la amable invitación cursada por el Presidente Correa para asistir a esta importante Cumbre. Este encuentro se propone facilitar el diálogo que permita la reflexión y el compromiso por revertir el proceso histórico de exclusión y marginalidad que afectan a los pueblos indígenas y afrodescendientes de la región, lo cual, como aquí se ha dicho, solo será posible con la unidad de todos los pueblos indígenas, afrodescendientes y de todos los pueblos humildes del mundo.

No olvidemos nunca que nuestro mundo es un mundo desigual donde un 20% de los países consume un 80% de las riquezas del mundo, mientras que un 80% apenas recibe alrededor del 20%. ¿Cómo cambiar eso? Luchando y en esa lucha dos principios: Integración y Unidad, si no somos capaces de mantener esos principios no seremos capaces de transformar la situación actual en que vivimos.

Hoy vivimos una América Latina diferente, por un camino totalmente diferente, Lleva un camino totalmente diferente pero solo se podrá mantener si somos capaces de unirnos y sobre todo, si somos capaces de evitar que nos dividan.

Con relación a nuestro país, estudios recientes remontan la presencia del hombre en Cuba a unos 7 mil años. Los pueblos aborígenes viajaban, quizás,  originalmente, de manera fortuita desde las costas de la actual Venezuela. Estas migraciones continuaban aún en los días en que Cristóbal Colón encontró las costas de Cuba, el 12 de octubre de 1492.

Los historiadores clásicos llamaron a estas comunidades primitivas Guanatabeyes, Siboneyes y Taínos, según el grado de desarrollo que fueron alcanzando. Al producirse la conquista española, y bajo el pretexto de evangelizarlos, estas comunidades fueron sometidas a un estado de servidumbre y esclavitud que condujo al exterminio de toda la población aborigen de mi país.

La historia recoge episodios por parte de hombres que ofrendaron sus vidas enfrentándose a los conquistadores españoles: el indio Hatuey y Guamá. Después de este exterminio fueron llevados por la fuerza a nuestro país más de 1 millón 200 mil africanos, que junto a chinos, árabes, españoles fueron conformando la nacionalidad cubana, la que se cimentó con el triunfo de la Revolución y donde la unidad de todo el pueblo ha sido una premisa indispensable de nuestra fortaleza.

Desde su creación en el año 2004, el ALBA ha realizado un esfuerzo sostenido para saldar la deuda social provocada por años de colonialismo y neocolonialismo a nuestros pueblos. Hoy, a pesar de lo mucho que resta por hacerse, puede hablarse del impacto positivo que en muchos sectores han tenido las políticas que han aplicado de los gobiernos de los países miembros ALBA. En virtud de los programas desarrollados, 54 millones 641 mil pacientes han sido atendidos en nuestros países por el programa integral de salud; prestan servicio hoy 18 mil 225 instituciones asistenciales de diferentes tipos, que van desde consultorios médicos populares hasta centros de alta tecnología. Se desarrolla con éxito el estudio psicosocial y clínico-genético de personas con discapacidad, labor de alto sentido humanista en 6 países de la alianza y próximamente se iniciará en otro. Bajo este programa se han visitado más de 2 millones 500 mil hogares, muchos de ellos, ubicados en comunidades indígenas, se han registrados más de 900 70 mil casos, se han realizado más de 72 mil consultas médicas especializadas y se trabaja en función de la inserción de los discapacitados en la sociedad. Solamente en este provincia, mediante la misión Manuel Espejo, se han visitado 35 mil 213 viviendas y se han atendido 7 mil 432 casos. Se han beneficiado con la operación milagro 1 millón 400 mil pacientes de nuestros países, solamente en Ecuador han sido operados de la vista 102 mil 902 personas.

Se avanza en la constitución del centro regulador de medicamentos del ALBA, ALBAMED, que contribuirá a la sensibilidad de los medicamentos como elementos claves de la política de salud de nuestros pueblos. Hoy nuestros proyectos educativos, que cuentan con financiamiento seguro del Banco del ALBA, cubren todos los niveles, desde el aprendizaje de las primeras letras hasta la educación superior. Han sido alfabetizadas más de 3 millones 500 mil personas y varios de nuestros países han sido declarados libres de analfabetismo y se trabaja por alcanzar esta meta en los demás. En esta provincia donde nos encontramos se trabajó con el método cubano Yo sí Puedo en 6 cantones, de los cuales, 4 fueron declarados libres de analfabetismo.

El proyecto Granancional ALBA cultural desarrolla acciones de diferente índole y alcance en Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Venezuela. Hace solo unos días se reunieron en Dominica los Ministros de Cultura de nuestros países para seguir coordinando estrategias en función del fortalecimiento de este proyecto. El Sistema Unitario de Compensación Regional de pago, SUCRE, cuyo tratado constitutivo se firmó en la 7ma Cumbre del ALBA de Cochabamba nos permite conformar una zona monetaria regional con miras a lograr desacoplamiento progresivo del dólar, expandir el comercio intraregional, produciendo sus asimetrías y sostener una política de inversiones para el desarrollo de las políticas económicas de nuestros pueblos.

Cuba ya recibió los beneficios de este sistema y se encamina a seguir utilizándolo. La operación comercial que efectuamos bajo este sistema tuvo un costo mucho menor que si lo hubiéramos efectuado con las divisas tradicionales. Nos congratulamos por las noticia que recibimos el pasado 1ero de Junio de que la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó el Tratado Constitutivo del Sucre, lo que constituye un importante paso con mira a su futura entrada en vigor.

Hay dos elementos fundamentales que nos han permitido alcanzar estos resultados. Primero el apoyo la participación activa y consciente de nuestros pueblos y como parte de ellos las comunidades originarias y otro sectores sociales en los procesos democráticos que se llevan adelante en nuestros países, constituyendo su motor impulsor y en segundo lugar la clara voluntad política de nuestros gobiernos para promover estrategias que han desterrado la exclusión social, la marginalidad y la discriminación a que fueron sometidas amplias masas de nuestras poblaciones durante muchos años.

La verdadera democracia, el disfrute de los derechos humanos, y las libertades reales no pueden coexistir con el racismo, la discriminación racial, la exclusión y xenofobia. Hoy prosperan en los países desarrollados políticas y leyes migratorias discriminatorias y otras disposiciones que fomentan la arbitrariedad y el ejercicio de la autoridad pública sobre bases discriminatorias y racistas. Para suprimir las causas raigales que generan el racismo, discriminación y la creciente xenofobia, es impostergable, en el plano externo, el establecimiento de un nuevo orden económico internacional basado en la equidad, la solidaridad internacional y la justicia social; y en el interno, el desarrollo de programas de cooperación que favorezcan a los pueblos, minorías, etnias, razas, trabajadores migrantes u otros grupos vulnerables, objetos de cualquier tipo de discriminación.

En la actual coyuntura internacional constituye un imperativo la defensa de la diversidad cultural frente a visiones hegemónicas y enfoques comerciales. La diversidad cultural está estrechamente vinculada con la necesidad de rescatar la memoria de los Pueblos. Cuba continuará promoviendo y defendiendo el respeto a la diversidad cultural y continuará apoyando cuanto esfuerzo emprenda por este objetivo en el marco del ALBA y en otros foros internacionales.

La crisis del cambio climático es consecuencia del prolongado e insostenible patrón de producción consumo de los países desarrollados. Apoyamos, por tanto, los acuerdos alcanzados en la Conferencia de los Pueblos de Cochabamba, que están en plena sintonía con las posiciones en materia medioambiental que nuestro país ha venido denunciando por décadas en los foros internacionales. Igualmente Cuba seguirá dando su aporte en los debates alrededor de las iniciativas surgidas sobre este tema en el marco del ALBA.

Estimados delegados, no pretendo particularizar aquí en elementos sobre políticas aplicadas por la Revolución Cubana, que han permitido construir una sociedad sin exclusiones, donde los ciudadanos disfrutan de todos los derechos en pie de igualdad, donde se tiene pleno acceso al enriquecimiento cultural, a la instrucción, al trabajo y a la seguridad social sin distinción de raza, sexo, origen social o creencia religiosa. Cuba, país cruelmente bloqueado desde hace más de 50 años, no ha dudado un instante en ofrecer su ayuda, no solo a los países del ALBA, sino a todos aquellos víctimas de un orden internacional injusto, excluyente y depredador. Así ha sido con África, una de las raíces de nuestra cultura y nacionalidad, donde antes empuñamos las armas junto a los hermanos de este continente y luchamos juntos por su liberación del yugo colonial y racista y donde hoy tenemos más de 4 mil colaboradores en 35 países. Así ha sido con el Medio Oriente, Asia y la región del Pacífico donde más de 500 colaboradores cubanos trabajan en 19 países.

Queridos compañero, Presidente Correa, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América es ya una realidad. Debemos hacer mucho más para el bienestar de nuestras naciones y para eso trabajamos, llevando como estandarte el principio fundacional del ALBA que es la solidaridad más amplia entre los pueblos de América Latina y el Caribe, y dentro de ella, la defensa de nuestra cultura y de nuestra identidad.

Hemos conocido de la intensa jornada desarrollada ayer por las delegaciones participantes en esta Cumbre en la que se cumplió el objetivo de crear un espacio de diálogo e intercambio de experiencia y se acordó un proyecto de declaración que suscribiremos hoy en la que se renueva el compromiso de nuestros gobiernos por revertir el proceso histórico de exclusión y marginalidad que ha afectado a los pueblos indígenas y afrodescendientes en el pasado.

En este momento me gustaría referirme a las palabras dichas por usted en enero pasado, en Bolivia, cuando al referirse a los avances del ALBA en el aspecto social, usted Correa, señaló: «esta es la victoria de toda Latinoamérica, de esa América negra, de esa América mestiza, de esa América indígena, de esa América pobre por la explotación de siglos, pero que ya ha dicho basta y que ha dicho presente  en esta lucha por el futuro».

Muchas gracias.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Artículo muy ilustrativo de lo que avanza el ALBA, seria mucho pedir, que un especialista, nos aclare en que se perecen o se diferencia este Nuevo Orden Ecónomico Social de que se habla en el discurso y el aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en mayo de 1974, al editor; no encontro una foto más clara del orador.

  • María Sotomayor Gumá dijo:

    La constitución del ALBA es algo imprescindible para los pueblos de Latinoamérica, sólo unidos en un fuerte haz lograremos la verdadera integración como soñara Bolívar.
    Salud, para los presidentes fundadores de esta alianza y para todos aquellos que los apoyen. En sus acciones fuertes y concretas, más que viriles en estos momentos en que la reacción imperialista recrudece sus ataques, los habitantes de los pueblos latinoamericanos debemos estar eternamente agradecidos por vivir en una época histórica eccepcional en la que con la contribución de cada uno de nosotros, comenzando por el apoyo irrestricto a estas personalidades que nos representan con la palabra y con la acción, siendo buenos trabajadores y poniendo nuestro granito de arena en la acción cotidiana, contribuyamos a que los hombres, mujeres, niños y niñas puedan disfrutar de los derechos humanos que merecen.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también