Imprimir
Inicio » Noticias  »

Sindicalistas de 21 países en festejos del Primero de Mayo

| 4

1ro de MayoMás de 500 sindicalistas de 21 países han confirmado hasta la fecha su asistencia a las actividades centrales en Cuba por el Primero de Mayo, para reafirmar su solidaridad con la Revolución.

Raymundo Navarro, integrante del secretariado nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), dijo a la AIN que desde el 26 de abril realizarán un extenso programa de actividades, que incluye la visita a centros de interés histórico, económico, cultural y social de varias provincias.

Navarro precisó que se prevé su participación además en el tradicional Encuentro de Solidaridad con la Isla, y en el acto por el aniversario 65 de la Federación Sindical Mundial, de la región América.

En su visita a la Mayor de las Antillas, también conocerán sobre el caso de los Cinco Héroes cubanos prisioneros en Estados Unidos, desde 1998, por luchar contra el terrorismo, acotó.

Las delegaciones de Francia, Canadá y Argentina sobresalen por el número de participantes confirmados para la cita de los trabajadores.

Ermela García, del secretariado nacional de la CTC, reiteró a la AIN que el Primero de Mayo el pueblo cubano mostrará al mundo su unidad en torno a la Revolución, al Comandante en Jefe Fidel Castro y al General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Para celebrar la efeméride, los colectivos obreros promueven iniciativas vinculadas con la eficiencia, el ahorro de portadores energéticos y la lucha contra las indisciplinas y las ilegalidades.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • tino dijo:

    MENSAJE A QUIENES NO SOMOS CUBAN@S Y CELEBRAMOS ESTA NUEVA CONMEMORACION DEL PRIMERO DE MAYO EN DIFERENTES CAPITALES DEL MUNDO.

    todos cuantos tenemos aceso y participamos, de una u otra forma, en este espacio virtual o similares, aun manteniendo alguna diferencia de principio de forma o de fondo en cuanto a metodologias o concepciones en relacion al marxismo y/o hacia la revolucion cubana;
    conservamos,al menos, cierta afinidad antiimperialista y cierta empatia hacia la soberania e independencia de la isla.

    todos conocemos que es la explotacion capitalista.

    todos conocemos que la filosofia marxista ha nacido en la lucha se desarrolla en la lucha,y vuelve a ella para mejorarla con la leccion bien aprendida con la critica y la autocrtica. y es la unica filosofia
    (y niguna otra)que se enfrenta de forma permananente a esa explotacion.

    todos conocemos las diferencias existentes entre concienciacion y comunicacion, donde radica su busqueda de la una y la otra.

    ahora bien,todos conocemos que ninguna lucha individual, sectaria ni mucho menos de oportunistas egocentricos,divinos o reformistas, nos conduce hacia nuestros verdaderos objetivos.

    por consiguiente, hemos depositado nuestra unica arma de lucha, de nuestras reivindicaciones y nuestra historia de clase, en manos del sindicalismo.

    ??pero que ha hecho el sindicalismo a lo largo de la historia. como ha administrado nuestra alma y nuestra ideologia??:

    conocemos que la explotacion capitalista(en cualquiera de sus formas)
    no solamente se perpetua mediante la violencia,el miedo el paro la alienacion y el fetichismo, sino mediante la ideologia dominante, y dentro de esta, mediante la creencia en la igualdad del ciudadano en al consumismo.
    en la actualidad, nuestros hijos,y la juventud en general; viven la incertidumbre y la agustia del paro porque depende de los caprichos del empresario concreto y de la burguesia en su conjunto. en estas condiciones, nuestra juventud vuelca sus frustraciones,rabias e impotencias en el consumismo,en la industria de la moda en las drogas,las agresiones machistas, frente la television, ordenadores, o bien el pasotismo politico, cultural y sindical. cuando no en su apoyo a politicos derechistas racistas y colonialistas.

    ??QUE HACER ??:

    ?? que papel ha jugado en la historia el sindicalismo ??.

    no deseo alargarme y voy a ser muy breve.
    en el siglo X aprx. existian asociaciones y agrupaciones que constantemente tenian que luchar contra las capas superiores de la sociedad. los objetivos de estas asociaciones no era obtener un cambio
    en la sociedad, sino mejorar el salario de sus miembros y de aprendizaje. eran asociaciones de la “fraternidad”.
    durante siglos no ha habido modificaciones lo que indicaba que los metodos de lucha correspondian a escasas posibilidades del momento, y que las ilusiones pacifistas comanzaban en al curso de la historia a ser un fracaso para los asalariados.

    siglos despues.. aparecia el primer sindicato coincidiendo con la primera internacional. año 1864. no tenia en cuenta la lucha de clases ya que habia surgido para conciliar intereses opuestos entre trabajadores y patronos.
    hay que escribir que este movimiento sindical no lo inician los trabajadores mas explotados,sino los artesanales provenientes todavia de la cultura de la fraternidad.
    despues…. solo despues. cuando la derrota de la comuna de paris, la burguesia autoriza como sindicato a los mineros y textiles, tras su tremenda represion y bajo unas condiciones dramaticas de explotacion aceptar el sindicalismo.

    desde entonces,hasta la actualidad, nunca ha adoptado principios de lucha de clases. nunca se ha planteado el combate diario. es decir: EL DERROCAMIENTO DEL CAPITALISMO.
    siempre se ha limitado a unir obreros con vistas unicamente a la defensa de intereses economicos dentro del seno de esta sociedad capitalista.
    y aunque a veces algunas de esas luchas,por esos interses, llevasen el sello encarnizado de la luchas, jamas llevaban el proposito implicito ni explicito de transformar la condicion de los obreros.
    SU OBJETIVO NO ES OPONERSE A LA SOCIEDAD CAPITALISTA SINO CONQUISTAR UN LUGAR EN SU SENO Y ACOMODARSE EN EL.

    sus dirigentes sindicales, mas integrados en ser freno burocraticos que fuerza impulsora; vacilan entre intereses de sus trabajadores y el de los patronos. defienden, es cierto, a la clase para permancer en ella, pero no tardan en abandonarla a medida que adquieren consciencia de su papel de intermediario entre las clases adversas,
    para transformarse pronto en agentes de colaboracion.
    de esta forma, los que nos consideramos trabajadores de clase, nos damos cuenta que su papel no se situa en el plano de la lucha, sino en el de la conciliacion de intereses. !! como si fuera posible !!.
    finalmente, en ese papel e intermediario,no es el combate ni la lucha
    lo que justifica su existencia; la valía de estos dirigentes crece en porporcion alos resultados obetenidos en su reconciliacion y “regateos” cerca de los empresarios o patronos que pronto conocen su
    importancia. por tanto la lucha de clases queda relagada a un plano casi inexistente. y la acion de obreros se adornmece y su autodeterminacion desaparece.

    nos llevaria tdemasiado tiempo mas analisis. traiciones corrupciones reformas, crisis capitalistas sin respuesta sindical. silencios. etreguismos. subvenciones millonarias por parte de gobiernos y empresas para las llamadas “paz social”. y un largo Etc. esto no confirma que LA DEGENARACION DEL SINDICALISMO CORRE PARALELA A LA DEGENERACION DE LA SOCIEDAD CAPITALISTA.

    en estos proximos dias los llamamientos a las concentraciones y manifestaciones en diversas capitales del mundo, por partes de las “fuerzas” sindicales, volveran con la mayor voluntad del mundo a discursos vehementes y demagogicos, pero tambien acompañadas de frases
    descontextualidas sobre reivindicaciones y conquistas. como tambien con suave disciplina mercatil, a pedirnos austeridad economica y sacrificios a los mismos trabajadores de la historia, a los explotados
    de siempre. es decir “el mal menor” de colaboracion con el capital.

    en esta barbarie, cuando todavia se ignora que existen dos eticas historicamente enfrentadas, los sindicales e “izquierdistas” no saben que la burguesia es la dominante. mal vamos. muy mal vamos.

    MI sindicato minoritario y mis compañeros nos vamos hacia la habana. a la plaza de de la revolucion. escenario y marco adecuados para esta a efemerides y conmemoracion. y continuando con gramsci que la verdad es revolucionaria, y el CHE: que no hay mejor pedagogia que el ejemplo
    para Cuba nos vamos.

    animos a todos los que, con amor y sinceridad les escribo, se acercan
    con sus ideas y su praxis,para conmemorar este acto en cualquier parte del mundo. este acto lleno de confianza y firmeza,porque este año mas que nunca, debe ser el lanzamiento de una esperanza, de lucha
    y de unificacion de los trabajadores de la tierra. de los oprimidos dela tierra. de los exluidos de del vivir.

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    ¡DISCULPAS.SIENTO RAPIDEZ DE ENVÍOS!

    LOS APOYOS QUE SIEMPRE HEMOS TENIDO Y NUNCA FALTARÁN.

    Cuba a lo largo de más de 50 años se ha caracterizado por las grandes movilizaciones de la población; pero en cualquier momento en que la Solidaridad se hace más necesaria nunca ha faltado el apoyo de los que “Necesitamos”, dígase Científicos, Artistas, Mujeres, etc. o sea, “Trabajadores” sean del sector que sean.

    Esos son los apoyos que son necesarios y que cuentan.

  • emilioe dijo:

    Quizas estoy sonando despierto , mi pregunta es…podriamos dar un golpe en la mandibula al imperio transmitiendo en directo , discursos , opiniones , posiciones y un cuanto haya de antiimperialismo en este 1 de Mayo en Cuba…? El mundo entero estaria feliz.

  • Dardo Ribas dijo:

    DE ACUERDO CON TINO
    EN MUCHO DE LO QUE EXPRESA

    MI VISIÓN SOBRE EL “REFORMISMO”
    EN ARGENTINA

    A mi criterio, Tino tiene razón en su elaborada participación.

    Alguna vez he criticado alguno de sus comentarios, pero, en este caso, comparto gran parte de su exposición.

    El asunto del “reformismo” en los sindicatos es un tema espinoso. Nosotros, los argentinos, conocemos bastante de esta cuestión. La clase obrera en mi país ha escrito páginas honrosas de enfrentamiento al capitalismo, pero hay que remitirse a lejanos años para poder encontrar en los dirigentes fundamentos políticos que apuntaran, realmente, a pretender cambiar la base estructural de la sociedad.

    Me refiero al final del siglo XIX y la primera mitad del XX. Las luchas contra las patronales -documentación histórica a la vista de cualquiera en infinidad de textos históricos y testimonios de algunos nonagenarios que aún sobreviven-, demuestran que aquellos hombres no sólo se prodigaron en mejorar las condiciones de vida de sus representados dentro del capitalismo, sino que abrigaban ideas revolucionarias que sucumbieron por diferentes cuestiones.

    Varios sindicatos hasta los años 40 estaban dirigidos por socialistas, comunistas y anarquistas. Ya se sabe que el socialismo argentino -el “legal”, el tolerado por la burguesía nacional-, sólo apuntó a las “reformas” de las que habla nuestro amigo Tino. No obstante, debe reconocerse por elemental honradez, que en sus filas militaron cantidad de personas decentes, talentosas y bien intencionadas.

    Lo mismo pasó con los anarquistas. Se caracterizaban por su profunda rectitud, pero no dejaban de ser segmentos del artesanado cuyos intereses habían entrado en colisión con la burguesía allí por las épocas de la llamada “revolución industrial”. Sólo el comunismo -después de 1917 y con aquella legendaria gesta en la Rusia zarista-, produjo una corriente de pensamiento que estigmatizaba a la sociedad capitalista y preñada de intenciones revolucionarias.

    Con la llegada de Perón al poder político de la Nación, la burguesía encontró un freno a las demandas sociales de los trabajadores. El país era rico allí por los años 45 – 50 a consecuencia de las célebres exportaciones a la Europa de posguerra, destruida y hambrienta. Argentina, era el famoso “granero del mundo”, lleno de vacas y productos agropecuarios. Bienes -por llamarlos de alguna manera-, que estaban en manos de la no menos célebre oligarquía, explotadora de la clase trabajadora campesina y que se había apropiado de las mejores tierras del país y, tal vez, del mundo, conocidas como la “Pampa húmeda”. Las fábricas estaban en manos de la burguesía empresaria (las que quedan y la nuevas lo siguen estando) y la clase obrera vivía superexplotada y reprimida.

    Perón, en una maniobra de astucia extraordinaria, comprendió la necesidad de equilibrar la distribución de la riqueza y encontró una fórmula magistral que él sintetizó con una estratagema de primer grado inferior:

    “50 % de la renta para los capitalistas y 50 % para los trabajadores”.

    Lo que no dijo -y los sectores más empobrecidos y poco concientizados políticamente no percibieron- es que esa aparente “justicia social” dejaba el 50 % en manos de un puñado de burgueses y oligarcas dueños de todo y el otro 50 % se distribuía en millones de asalariados. Una particular forma de interpretar un mundo ecuánime.

    No obstante, es cierto que implantó muchas leyes “reformistas” que habían diseñado aquellos socialistas de los que hablo, pero que no podían poner en práctica por no tener el poder político.

    Perón logró, de esa forma, implantar mejores salarios y ejecutar una política de “beneficios” sociales como ser las vacaciones pagas, la estabilidad laboral, el aguinaldo, el voto a la mujer, el estatuto del peón rural, los convenios laborales pactados con los patronos y una notable infraestructura que abarcaba colonias vacacionales y obras públicas de importancia que dieron trabajo a multitudes durante un tiempo.

    Para lograr la adhesión de los trabajadores, el “general herbívoro” habló en su lenguaje y no escatimó cantidad de discursos y promesas demagógicas que alentaron y esperanzaron a las nuevas generaciones de obreros que vieron en él a un reivindicador.

    Él, se encargó de convencer a millones que la “revolución” ya estaba lograda. Que no debía superar esos límites: reformas. De esa manera, el sistema capitalista se perpetuaría y se lograría alejar el peligro de cambios absolutos en direcciones que horrorizaban a la burguesía criolla y a los EEUU y que no era otra que la Revolución rusa y su enorme influencia sobre las masas de aquella época. El comunismo.

    Ya se sabe qué pasó con el peronismo. La burguesía desconfiaba y odiaba este “avance” social de los trabajadores implantado por Perón, cristalizado en el mejoramiento de sus condiciones de vida y que, en realidad, extirpaba una parte de la plusvalía que venían obteniendo desde su origen.

    No compartía la clase burguesa lo que un día les dijo Perón en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires:

    “Señores, yo no sólo soy un defensor de sus intereses… soy el mejor de ellos. Demos algo ahora, antes que se lleven todo”.

    Se refería a la necesidad de realizar “reformas” para que no se encendiera la mecha de una verdadera revolución.

    Todo esto a grandes trazos. Vino el golpe de 1955 y los “libertadores”, apoyados por los EEUU -que odiaban a Perón por sus encubiertas adhesiones al nazismo-, tumbaron al gobierno peronista. Implantaron una dictadura que desarmó gran parte de esas reformas en detrimento del nivel de vida de los trabajadores. Persiguieron a peronistas y comunistas y el país anduvo así a los tumbos durante años.

    La historia posterior es larga y reiterativa en golpes de Estado, cambios de gobiernos con el fusil de los militares siempre en la nuca de los civiles; vuelta de Perón en 1973 para frenar toda una ola de nuevas luchas populares y caída otra vez en la dictadura genocida que se encaramó en 1976.

    Lo demás es historia contemporánea. No se puede pormenorizar todo eso aquí porque es largo y complejo.

    TINO, con acierto, habló de las dirigencias sindicales. Se refirió a su reformismo y su ausente vocación revolucionaria. Tiene razón. En nuestro caso, el argentino, Perón se encargó de corromper a ciertos estamentos de los sindicatos.

    Con él apareció y se desarrolló lo que aquí llamamos “la burocracia sindical”. Entiéndase por esto, direcciones de sindicatos en manos de delincuentes disimulados; lúmpenes, ladrones y traidores a su clase. Lo logró, mediante la persecución a los que no se rindieron a sus políticas y también apelando al fraude en las elecciones de estas asociaciones.

    Matones, pandillas y “dirigentes” se encargaron por décadas de apropiarse de todas y cada una de las fundamentales organizaciones sindicales. Incluso, puede decirse que en la actualidad la dirección de la CGT está en manos de esta clase de sujetos, caracterizados por su anticomunismo, el enriquecimiento escandaloso de sus patrimonios y la conculcación de derechos a la poca oposición que pueda presentarse en sus gremios.

    Esa es la verdad, aunque duela. El actual secretario general de la CGT, Hugo Moyano, es un lumpen. Millonario, dueño de empresas y sospechado -con no pocos fundamentos- de haber sido integrante de las “Tres A” en la ciudad de Mar del Plata. Una asociación ilícita criminal que asesinó a millares de militantes de izquierda, peronistas honestos, comunistas, contestatarios al gobierno corrupto de Isabel Perón y, posteriormente, integrado a la dictadura militar genocida.

    Ya Perón, antes de regresar a la Argentina en 1973, le había confesado a conocido político (Bidegain) en su quinta madrileña: “En la Argentina, hace falta un Somatén”. Véase este término en el Google y se podrá comprender a qué cosa aspiraba. Hablaba de “revolución” a la izquierda de su movimiento, pero en los hechos, abrigaba la firme intención de eliminarla. Política la del general conocida como “movimiento pendular”. Amagaba hacia la izquierda, pero definía hacia la derecha.

    TINO, una cosa para destacar. Es verdad lo que dices de los “reformistas sindicales”, pero debo decirte que aquí también tuvimos a cantidad de compañeros del movimiento obrero que aspiraban y lucharon por una Revolución socialista. Los vimos en el famoso cinturón industrial de Córdoba y Rosario. También en otras ciudades. Hubo un dirigente ejemplar de un nivel extraordinario en valores cívicos y políticos. Se llamó AGUSTÍN TOSCO. Cantidad de cuadros de base y dirigentes intermedios fueron ejemplo y conducta. La dictadura militar mató a la mayoría.

    Bueno, no quiero aburrir. Podría hablar horas de estas cosas, porque mi padre fue un dirigente obrero, sanamente “reformista”, que luchó toda su vida y se murió con lo puesto. Fue preso, perseguido y jamás se rindió a los cantos de sirena de Perón o de cualquier otra variante de manipulación que pudiera enlodar su conducta, conciencia y trayectoria. Lo mismo puedo decir de cantidad de sus compañeros de aquella época, fuesen socialistas, comunistas, anarquistas e, incluso, multitud de peronistas a los que nadie pudo corromper y que también soñaban con el socialismo.

    Luego insertaré una nota sobre el 1º de Mayo que publiqué en periódicos locales de mi país.

    Un gran saludo a TINO y todos los compañeros de CUBADEBATE.
    A veces discrepamos, pero civilizadamente.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también