Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

El derecho a soñar en “YouTube” (+ Video)

| 1

Nerea Ganzarin

El derecho a soñar es el único derecho que parece no haber mermado a lo largo de los siglos. El ser humano sigue imaginando mundos y creyendo en posibles futuros, aparentemente, inalcanzables. El escritor uruguayo Eduardo Galeano apela a esta capacidad de superación en el texto El derecho al delirio de su libro Patas arriba. La escuela del mundo al revés: “Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea”.

La joven donostiarra Nerea Ganzarain (1987) partió de este escrito para crear un vídeo de mismo nombre en 2009. Lo colgó en Internet y el éxito es rotundo, más de 117.000 visitas y el agradecimiento del propio Galeano. Ella lo atribuye al “sentido de humanismo que tenemos todos aunque se nos intente siempre coartar”.

Todo comenzó cuando Ganzarain participó en unos talleres organizados por Círculo Solidario de Euskadi dentro del proyecto Comunicación distinta entre mundos distantes. Dos personas que se hubieran involucrado en los talleres podían viajar a Colombia durante dos meses con las radios comunitarias si presentaban un trabajo y eran escogidas. ” Ya tenía en mente el audio de Galeano, presenté el vídeo y me eligieron”, recuerda. “Al final acabé en Colombia gracias a este proyecto”, añade.

Lo que la joven emprendedora no se imaginaba era la repercusión que tendría aquel trabajo. Ganzarain colgó en el buscador Google vídeos El derecho al delirio. “YouTube no me dejaba colgarlo y andaba escasa de tiempo, así que, lo puse en Google para presentarme al concurso e ir a Colombia”, explica. “Una vez allí vi que un chico de México había colgado mi vídeo en el sitio web YouTube, y así empezó todo”, comenta. A partir de ese momento, “un montón de personas se descargaron el vídeo y lo volvieron a colgar en sus cuentas deYouTube“, apunta.

Ganzarain destaca el feed back que se ha generado a raíz de su proyecto. “La gente ha cogido el mismo texto y ha hecho otros vídeo con imágenes diferentes: un chico húngaro, unos chavales del sur de España para una clase de ética. Se ha recreado, eso es lo más bonito”, sostiene. Otra de las cosas que le ha llamado la atención es la diversidad. “Una monja me escribió porque le gustó mucho, también niños e incluso he visto mi vídeo en una web islámica”, asegura. “Creo que el vídeo posee ese valor humanístico que puede llegar a diferentes culturas o religiones”, indica.

Las piezas del puzle que dieron como resultado este proyecto partió del texto de Galeano. “Tenía varios audios pero el del Derecho al delirio me pareció el más fácil para ilustrar”, explica. En un principio, el montaje resultó “muy evidente” pero en un segundo intento, “lo cambié prácticamente entero y metí imágenes más sugerentes y simbólicas”, afirma.

Bosques de mi mente es la banda sonora que acompaña al vídeo. Creada por un compositor madrileño que encontró en Jamendo, un portal de música libre de Creative Commons. “Toca el piano, lo compone todo, es un crack”, sostiene. Cuando Ganzarain estaba en Colombia el autor de la música se puso en contacto con ella y le propuso poner el vídeo como telón de fondo en algún concierto.

Agradecimiento de Eduardo Galeano

Durante su estancia en Guatape (Colombia), Ganzarain conoció a un uruguayo que, más tarde, sería el puente entre ella y Galeano. “Este amigo me dijo que preparara una carta junto al vídeo porque conocía el lugar donde Galeano tomaba el café”, cuenta. Entonces, “preparé el paquete, con fotografías, el vídeo y una carta explicando quién era”, relata. A los tres días surgió algo inesperado, el amigo uruguayo se encontró por casualidad con el famoso escritor en un restaurante.

“Él se acercó y le contó un poco la historia pero no llevaba el vídeo encima, Galeano le dijo que no se preocupara y quedaron al día siguiente para que se lo diera”, explica. Galeano le escribió un email a la donostiarra agradeciéndole el trabajo: “Mil gracias, gracias mil, por ese cariñoso envío”.

No fue el único que se interesó por el delirante vídeo. Hace poco Uli Stelzner, un alemán que vive en Guatemala desde hace 14 años, le escribió en la red social Facebook. “Me contó que estaba preparando la primera muestra de cine Memoria, verdad y justicia, donde proyectará su última película, La isla”, cuenta. El largometraje se exhibirá en el teatro nacional de Guatemala y lo verán más de 4.000 personas. “Stelzner ha realizado una película sobre los crímenes de Estado en Guatemala en el periodo de guerra, un tema delicado, y como le parecía tan fuerte le apetecía poner después mi vídeo para dar un poco de aire”, asegura. La productora Piravan, dirigida por Javier Bauluz, un fotoperiodista ganador de un Premio Pulitzer, también se ha interesado por este trabajo.

La autora sigue trabajando en más proyectos. Actualmente está realizando un documental del que aún no puede adelantar nada. Ha colaborado con la asociación feminista Bilgune de Irun y con el Círculo Solidario de Euskadi. Su objetivo: “Aportar un granito de arena, presentar otras realidades e intentar contribuir a la transformación”. El derecho al delirio “es de donde sale lo más creativo, es un sentimiento humano que sigue vivo”, confiesa. Internet parece ser una puerta que conduce a muchas salidas.

(Tomado de Noticias de Gipuzkoa)

Vea el veo colgado en Youtube: “El derecho al delirio”

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marializ dijo:

    HERMOSO!!!!!, ME ENCANTO, ME INSPIRO, ME LLENO DE ESPERANZA QUE AL MENOS EN ESE MUNDO DE DELIRIO PODAMOS SER LO QUE DESEAMOS SER, MAS ALLA DE LA MENTES INFAMES, DE LA AMBICION, DEL DINERO MAL HABIDO, DE LA POBREDUMBRE HUMANA, DE LA MISERIA QUE CADA DIA PARECE QUE NOS INVADE Y NO HAABLO DE LA MISERIA COMO FALTA DE ALIMENTO O NECESIDADES BASICAS, HABLO DE LA MISERIA DE ESPIRITU, AQUELLA QUE CADA DIA NOS LLEVA A QUERER MENOS A LOS HIJOS, NOS LLEVA A QUERER MENOS A LOS PADRES, Y LO PERO DEL CASO A RESPETARNOS Y QUERERENOS MENOS A NOSOTROS MISMOS.

    GRACIAS……………..ESTA HERMOSO!!!!!!!

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también