Imprimir
Inicio » Noticias  »

Haití puede sufrir más réplicas en las próximas semanas

| 1

terremoto-haiti1Haití puede sufrir más réplicas en las próximas semanas y aunque el patrón normal sugiere que serán más débiles y menos frecuentes, otro remezón tan fuerte como el del miércoles es sin duda posible, aseguraron el miércoles los científicos.

El país ha sufrido más de 40 replicas desde el terremoto del 12 de enero. El temblor del miércoles fue el más fuerte desde entonces, con una magnitud de 6,1.

Bruce Pressgrave, geofísico del Instituto Geológico de Estados Unidos, dijo que las réplicas son señales de que la tierra se ajusta a “la nueva realidad de las capas de roca”.

Eric Calais, de la universidad Purdue, quien ha estudiado el potencial de terremotos en la región, dijo que las réplicas podrían continuar durante varias semanas y que otro temblor tan fuerte como el del miércoles no sería sorprendente.

“Serán menos y menos frecuentes, pero los (sismos) grandes aún pueden ocurrir”, dijo. Así que los edificios aún están en riesgo, especialmente aquellos que ya han quedado debilitados, dijo.

Julie Dutton, una geofísica del mismo instituto, dijo también que más réplicas son probables y que otro temblor de magnitud 6,1 es definitivamente posible.

Vemos con más frecuencia que los terremotos se reducen en tamaño, pero existe definitivamente el potencial de tener uno más potente“, señaló.

Paul Mann, de la Universidad de Texas, dijo que es difícil pronosticar otro terremoto en el futuro, ya que “estamos lidiando con un sistema natural muy complejo”.

Calais también explicó que la zona donde se generó el terremoto de la semana pasada se extiende al país vecino, la República Dominicana. “Nos preocupa” que el temblor de Haití haya aumentado las posibilidades de un temblor en ese país, dijo. Ambos países comparten la isla de La Española.

Los científicos, sin embargo, no saben lo suficiente como para hacer predicciones.

“Hay mucha incertidumbre”, dijo Calais. “En este momento estamos trabajado muy duro para entender el terremoto de la semana pasada, y a partir de ahí, quizás podamos entender que ocurrirá después”.

Mann dijo que el desastre de Haití no debería aumentar el riesgo de terremotos por toda la región caribeña.

La zona es de actividad sísmica, dijo, y la gente que sienta un temblor no debería dar por sentado que se trata de una réplica al de la semana pasada en Haití.

Mann señaló que los habitantes de Trinidad, Venezuela, Colombia o América Central no deberían temer “que el terremoto de Haití active una réplica en sus propios países”.

CARACAS, LIMA Y QUITO LAS CIUDADES MÁS VULNERABLES

sismo-en-america-latina

El mapa sísmico no deja lugar a duda: una línea roja recorre el continente de sur a norte, bordeando sus costas pacíficas para llegar hasta el Caribe. En su devastador camino se encuentran Santiago, La Paz, Lima, Quito, Bogotá, Caracas y todos los países centroamericanos.

Así, desde hace una semana, se han despertado dolorosos recuerdos: el del temblor que mató a cerca de 70.000 personas en el norte de Perú, el 31 de mayo de 1970, o el del sismo de la madrugada del 4 de febrero de 1976 en Guatemala, causante de 25.000 muertos y 3,5 millones de damnificados. El 19 de setiembre de 1985, tembló Ciudad de México y murieron unas 10.000 personas según datos oficiales,

El continente también tiene su récord mundial del más intenso terremoto jamás registrado, de 9,5 grados en la escala de Richter, que se produjo el 22 de mayo de 1960 en la ciudad de Valdivia (840 km al sur de Santiago de Chile) y causó 3.000 muertos.

Nada extraño desde un punto de vista geológico: en la región varias placas tectónicas oceánicas se introducen debajo de la corteza continental, que a su vez es atravesada por diversas fallas.

Por ejemplo, en el Pacífico, “la placa (oceánica) de Nasca, se introduce hasta 700 km por debajo de la placa continental”, explica Estella Minaya, directora del Centro Regional de sismología para America del Sur. “En algún momento aumenta su velocidad, y eso genera ruptura y desplazamiento”, agrega.

La zona más expuesta actualmente, añade la especialista, “va del sur de Perú al norte de Chile”, por la falta de ocurrencia reciente de un terremoto de gran magnitud: “se va acumulando energía hasta que eso va a estallar”.

En agosto de 2007 un sismo sacudió a Pisco y otras ciudades de la costa sur-centro de Perú con un saldo de 595 muertos 300 desaparecidos y cerca de 300.000 damnificados.

En Guatemala, las autoridades también advierten sobre los riesgos crecientes, especialmente el director del Instituto de Sismología, Eddy Sánchez, quien ha dicho que regularmente después de 30 años existen grandes descargas de energía, cuyo tiempo ya venció.

¿Qué hacer? Tras el sismo de Haiti, causante de al menos 70.000 muertos, surge de nuevo la pregunta sobre el nivel de preparación.

En la mayoría de los países, especialistas y funcionarios entrevistados por la AFP indican que se organizan con frecuencia simulacros de terremotos, se dispone de estaciones de monitoreo y de normas de edificación antisísmica, pero no sin insuficiencias para proteger a los 586 millones de habitantes de la región, más del 75% de ellos urbanos.

“En Chile, Colombia o Perú, hay reglamentación para que las viviendas soporten ese tipo de terremotos, pero por ejemplo en Bolivia no hay control (sobre su aplicación, ndlr) y la mayor parte de la población está en zonas de vulnerabilidad”,
afirma la ingeniera Minaya.

También en Bogotá, ciudad con riesgo sísmico intermedio donde viven millones de desplazados en edificaciones artesanales construidas en la veredas, más del 80% de las viviendas no cumple con normas sísmicas, según especialistas.

En Ecuador “existen construcciones irregulares en todo el país y eso es fuente de peligro”, asegura Mario Ruiz, jefe de sismología del Instituto geofísico de Quito.

Lo mismo ocurre en Venezuela donde “más de la mitad de la población vive en viviendas humildes sin capacidad para resistir un terremoto y más del 60% habita, a su vez, en zonas de riesgo sísmico”, según Carlos Genatios, experto en ingeniería estructural y sismorresistente.

Los especialistas insisten en la necesidad de recordar reglas básicas de prevención y en la llamada “microzonificación”.

Esta técnica, que consiste en documentar muy localmente el riesgo sísmico y el tipo de suelo, permite definir con mucha más eficacia la construcción adecuada, casi a nivel de barrios, y así limitar los daños, precisa Estella Minaya.

Pero según los expertos, falta aún mucho camino para el “riesgo cero”.

“Ningún país en el mundo está realmente preparado para los peligros que representa un sismo”, admite el director de sismología del Instituto geofísico de Perú, Hernando Tavera.

“En definitiva nadie está moderadamente preparado ante un fenómeno como estos”, dice también la subdirectora del Instituto colombiano de geología y minería, María Calvache.

(Con información de AP y AFP)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Santiago Núñez dijo:

    Desgraciadamente, son señales de lo que está por venir.El planeta cambia, evoluciona, provocando desastres inevitables pero que con CONCIENCIA, ORGANIZACIÓN Y REALISMO SE PUEDEN MINIMIZAR SUS EFECTOS COLATERALES.
    ES HORA DE ENTENDERLO Y UNIRNOS PARA EVITAR UN CATACLISMO QUE EXTINGUIRÁ LA VIDA DEL PLANETA.
    Es hora de destinar los recursos materiales , financieros y humanos en función de un bien común: SALVAR EL PLANETA.
    Me inmagino el pensar de alguna raza extraterrestre con un desarrollo similar al nuestro o superior como para conocer de nuestra existencia en el universo.
    Sin dudas nos calificarian como LOCOS, EN PLENA PREHISTORIA.No podrían entender como se destina tantos recursos, tanta inteligencia para crear armas de autoaniquilación de exterminio masivo.
    Sencillamente creo que evitarian todo tipo de contactos con esta raza denominada HUMANOS.
    En tal caso les doy TODA LA RAZÓN.

    Martí dijo: La hora de la acción no es hora de aprender, es necesario haber aprendido antes.
    No es suficiente dos mil años para aprender de nuestros errores ?
    Estamos en conteo regresivo.
    Es ahora o nunca la acción de los pueblos porque como dijera Evo Morales recientemente, los gobiernos no se han puesto de acuerdo para SALVAR AL PLANETA.
    Los pueblos tienen la palabra y la acción.

    Santiago Núñez
    informatico_1@etsmtz1.sld.cu
    un cubano patriota.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también