Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

El celular y la literatura

| 14

Hernán Casciari
blogacine.com

celular y literaturaAnoche le contaba a la Niña un cuento infantil muy famoso, Hansel y Gretel. En el momento más tenebroso de la aventura los niños descubren que unos pájaros se han comido las estratégicas bolitas de pan para regresar a casa. Hansel y Gretel se descubren solos en el bosque, perdidos, y comienza a anochecer. Mi hija me dice justo en ese punto: “No importa. Que lo llamen al papá por el celular”.

Yo entonces pensé, por primera vez, que mi hija no tiene una noción de la vida ajena a la telefonía inalámbrica. Al mismo tiempo descubrí qué espantosa resultaría la literatura si el teléfono móvil hubiera existido siempre. Cuántas tramas hubieran muerto antes de nacer y qué fácil se habrían solucionado los intríngulis más célebres de las grandes historias de ficción.

Piense el lector ahora mismo, en una historia clásica. Muy bien. Ahora ponga un teléfono móvil en el bolsillo del protagonista. Un teléfono con cobertura, con conexión a correo electrónico y chat, con saldo para enviar mensajes de texto y con la posibilidad de realizar llamadas internacionales cuatribanda. ¿Funciona la trama como una seda, ahora que los personajes pueden llamarse desde cualquier sitio, chatear, hacer  videoconferencias y enviarse mensajes de texto? Nooo, no funciona un carajo. Con un teléfono en las manos, por ejemplo, Penélope ya no espera con incertidumbre a que Ulises regrese del combate y Caperucita alerta a la abuela a tiempo y la llegada del leñador no es necesaria y Tom Sawyer no se pierde en el Mississippi gracias al servicio de localización de personas de la empresa telefónica. Un enorme porcentaje de las historias de veinte siglos atrás, han tenido como principal fuente de conflicto la distancia, el desencuentro y la incomunicación. Existieron gracias a la ausencia de telefonía móvil. Ninguna historia de amor hubiera sido trágica si los amantes hubieran tenido un teléfono en el bolsillo de la camisa. La historia romántica Romeo y Julieta, basa todo su dramatismo en una incomunicación fortuita: la amante finge un suicidio, el enamorado la cree muerta y se mata, y entonces ella, al despertar, se suicida de verdad. Si Julieta hubiese tenido teléfono móvil, le habría escrito un mensajito de texto a Romeo en el capítulo seis: M HGO LA MUERTA, PERO NO STOY MUERTA. NO T PRCUPES NI HGAS IDIOTCES. BSO.OK ? Y las últimas cuarenta páginas de la obra no tendrían gollete, no se hubieran escrito nunca, si hubiera existido la promoción ‘Banda ancha móvil’ de Movistar.

Muchas obras importantes hubieran tenido que cambiar el nombre por otros más adecuados. Por ejemplo la novela de García Márquez Cien años de soledad se llamaría Cien años sin conexión y narraría las aventuras de una familia en donde todos tienen el mismo nick pero a nadie le funciona el messenger (buendia23, a.buendia, aureliano_goodmorni g). La famosa novela de James M. Cain –El cartero llama dos veces– escrita en 1934 y llevada más tarde al cine, se llamaría El gmail me duplica los correos entrantes y versaría sobre un marido cornudo que descubre (leyendo el historial de chat de su esposa) el romance de la joven adúltera con un forastero de malvivir. En la obra ‘El jotapegé de Dorian Grey’, Oscar Wilde contaría la historia de un joven que se mantiene siempre lozano y sin arrugas, en virtud a un pacto con Adobe Photoshop, mientras que en la carpeta Images de su teléfono una foto de su rostro se pixela sin remedio, paulatinamente, hasta perder definición.

La bruja del clásico Blancanieves no consultaría todas las noches al espejo sobre ‘quién es la mujer más bella del mundo’, porque el coste por llamada del oráculo sería de 1,90 la conexión y 0,60 el minuto; se contentaría con preguntarlo una o dos veces al mes. Y al final se cansaría.

Todo el cine romántico en el que, al final, el muchacho corre como loco por la ciudad porque su amada está a punto de tomar un avión, se soluciona hoy con un SMS de cuatro líneas. La telefonía inalámbrica nos va a entorpecer las historias que contemos de ahora en adelante. Las hará más tristes, menos sosegadas, mucho más predecibles.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafael dijo:

    FELICIDADES, MUY OCURRENTE Y VERÍDICO, ENCONTRASTE LA MANERA PERFECTA PARA TRANSMITIR EL MENSAJE.

  • Zera dijo:

    jejejeje, de veras que muy ocurrente… deberia salir este escrito en el Juventud Rebelde, compartamoslo… con permiso del autor claro…

    saludos

  • Kilmeny dijo:

    ¡Genial! Un articulo extraordinario…se lo recomendaré a todos mis amigos.

  • Alberto dijo:

    Muy interesante el artículo que ha escrito, y muy realista además, las futuras generaciones estan propensas a no conocer una gran parte de la literatura que para nosotros es casi parte de nuestras vidas, incluso aquellos cuentos infantiles que para nosotros fueron muy importantes, y lo digo de esta manera aunque solo tengo 21 años, ya para ellos serán algo irrealistas, porque la primera pregunta que se haría un niño de hoy en dia que conocen y se interesan tanto por las nuevas tecnologías “Cómo es posible que no tenga celular ?”.

  • Alejandro dijo:

    Amigo, lei su artículo y no pude evitar escribirle. Me parece una reflexión única, y un toque dado, sin duda, con una gran imaginación. Sin embargo sería bueno reflexionar también sobre algo. Estos cuentos fueron hechos para que se capten mensajes implíctos sobre sentimientos y actitudes que son universales. Esa es la verdadera intención. Incluso hay personas que aseguran que no son originales los que conocemos, sino que han ido variando con el paso del tiempo, pero sin perder la intención central de cada uno de ellos. Pienso que personas como usted, con ese grado imaginativo poderoso, pueden enfocar mejor la idea, y no tratar de mejorar o modificar los que ya existen, sino de crear nuevas historias trascendentales, incluso con tecnología actual, para que los padres, dentro de 2000 años le cuenten a sus niños, los cuentos de este tiempo e intenten como usted, sustituir el adelanto tecnológico de ese tiempo futuro, por el entonces arcaico celular.¿Qué le parece?

  • Mabel dijo:

    ajajaj Felicidades, 5+* ptos, jajaja bien ocurrente y muy puntual… hoy en día sin conectividad las personas se tiran de los pelos, jajaja somos ciberdependientes y como cogidos con alfileres al teléfono… Gracias… reflexiones como esta nos hacen pensar profundamente en la vida y diferenciar lo primario de la secundario.

  • Yereni dijo:

    Yo creo que su vocación es algo extraordinario, y lo felicito po ello… Pero yo necesito que ustedes me escriban y me envíen información sobre algunos hechos históricos ocurridos en el municipio de Majagua, Ciego de Ávila… Por favor es importante para mí.. los espero…Lo que tengan estará bien…. mándenme su correo para poder escribirles..
    GRACIASSSS

  • 10k dijo:

    Esto me recuerda el cuento del cura con celular dando consejos “matrimoniales”

    KCC o KPC

    salu2 a la tropa de Cubadebate

    10k

  • yo dijo:

    Me parece ridículo el comentario…no creo que sea asi…

  • Lolita dijo:

    Excelente artículo, muy fresco y divertido. Si Julio Verne hubiiera conocido el GPS ¿La Vuelta al Mundo hubiera sido menos excitante? ….o ¿quizás más?

  • Martha Martínez dijo:

    Es un texto maravilloso, divierte e induce a la reflexión, pero no se preocupe… por fortuna o infortunio no todos los terrícolas tiene acceso a las nuevas tecnologías, por tanto, los que no están conectados a INTERNET y carecen de la telefonía celular, que son muchos, podrán seguir contando los bellos cuentos infantiles.
    Hay personas del planeta que no conoces esos equipos nacidos del ingenio humano, y de no cambiar el mundo, demoran en conocerlos…. Por tanto, si tienen la posibilidad de leer, continuarán buscando esas maravillosas obras de la Literatura Universal… Si no tienes acceso a la más elemental instrucción, que los hay en este mundo nuestro, entonces narrarán las historias aprendidas de sus mayores gracias a ese maravilloso proceso que es la comunicación y como parte de ella, la narración oral.

  • Antonio Serrano Pérez dijo:

    Creo que cada acontecimiento tiene su momento histórico y el desarrollo de la era automatizada no será la última, sin embargo el ser humano que ha podido “navegar” en las dos aguas, la escrita y la automatizada, no debe perder de vista lo placentero que resulta leer un buen libro… de eso se trata, de aplicar lo que en su justo momento resulte más práctico y educativo y no señirnos a controversias abosolutistas de que si lo “nuevo es lo nuevo” o si prefiere hacer como la “vaquita Pijirigua”, ….. que todo lo prefiere a la “antigua”………..

  • Dianner Arismendi Nieves dijo:

    Todo en la vida tiene su trascendencia histórica y de eso estamos claro, el celular hoy forma parte de una necesidad comoda aunque no sea accesible para la totalidad de los cubanos ya empieza a tomar un poco más de interes por la población en obtenerlo, ha sido muy ocurrente y original en demostrar como se desarrolla el mundo en que vivimos, y compara los tiempos llevando a siglos atrás, lo que en la actualidad es una virtud y una necesidad para el ciudadano, me encantaría que todo cubano pudiese leer esto…Muchas Gracias…

  • Yaily dijo:

    Cada autor busca en su obra tratar conflictos humanos, sociales… La reflexión de los cambios que hubieran sufrido las historias de existir el celular es ingeniosa, pero es como decir que el hombre no ha evolucionado nunca, que desde tiempos inmemoriables la civilización está y estará como la conocemos hoy día. Cada época exigirá más de los escritores, cada año el despliegue imaginativo de ellos los llevará por caminos aún no sondeados, no los aprietes con un comentario tan drástico y deja a su ingenio las nuevas obras.
    Pd: Alejandro, coincido 100% con su comentario

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también