Imprimir
Inicio » Noticias  »

Cuba: Nadie se conforma con un segundo lugar y menos en la pelota

| 4

Juego Cuba - Estados Unidos, final de la Copa Mundial de Beisbol 2009La actuación de la selección nacional de béisbol, subtitular en la  XXXVIII Copa Mundial Europa 09, fue valorada de buena en la Mesa Redonda transmitida este miércoles, aunque se manifestó la inconformidad por ese resultado .

Tenemos que ser eternamente inconformes, comentó Rodolfo García, periodista de la redacción deportiva de la televisión cubana quien reconoció la actuación de los jugadores en el certamen, pero recordó que en Cuba nadie se conforma con un segundo lugar, y menos en la pelota.

García abordó,  los serios problemas presentados por la defensiva y el bateo de los caribeños, antes de reconocer la calidad del equipo campeón mundial, Estados Unidos.

Varias fueron las aristas analizadas sobre este polémico tópico, desde los problemas presentados por la novena antillana para derrotar a equipos  como Gran Bretaña o España, hasta la impostergable reestructuración de la base del béisbol cubano.

Por su parte, el comentarista deportivo de Radio Rebelde, Dagoberto Miguel Toledo, enfatizó la calidad real de la pelota cubana aunque criticó severamente las indefiniciones en la estructura de la escuadra, sobre todo en la neurálgica línea central (receptor, segunda base, torpedero y patrullero centra).

En su intervención Toledo exhortó a la máxima dirección del béisbol cubano a implementar las nuevas tecnologías en función de esta disciplina e investigar acerca de los  avances científicos del béisbol moderno.

El periodista de Juventud Rebelde, Raiko Martín, completó la terna de panelistas, y entre sus análisis y sugerencias sobresalió una crítica al método de entrenamiento llevado a cabo para optimizar la forma deportiva de los jugadores con vistas a este torneo.

Martín también recordó la imperiosa necesidad de incrementar y enriquecer el trabajo en la base, para así lograr mayor calidad en la selección de talentos.

Otros temas tratados en el programa televisivo fueron el sui generis modelo competitivo de esta Copa Mundial, la excelente exhibición del cuerpo de lanzadores del equipo y la necesidad que tiene Cuba de volver a la senda del triunfo en la arena internacional.

El debate constructivo sobre los resultados del tornero beisbolero aconteció durante un segmento de la Mesa Redonda Informativa, la cual tuvo como otro tema la situación de Honduras.

(Con información de la AIN)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • orlando castro dijo:

    No creo que lo que haga falta sea inconformidad, lo que hace falta desde hace muchos años es humildad. Sufro cuando el equipo de mi país pierde, pero también me alegran estas lecciones. No somos los mejores, tampoco nunca supimos si alguna vez lo fuimos. Nunca medimos fuerzas con quien tenía verdaderamente fuerza, jugábamos con equipos de "barrio" que representaban países y así y todo se pasó muchos sustos. Cuba siempre tuvo un equipo profesional, no ganan los miles que se gana en las ligas profesionales pero tenían salario asegurados por el estado para que se dedicaran exclusivamente a entrenar y jugar. Los boxeadores, por poner un ejemplo, tienen títulos universitarios asegurados cuando la figura alcanza cierto renombre: a veces siento vergüenza ajena cuando escucho que a Félix Savón se le antepone el licenciado antes del nombre y no es que cuestione que se le dé un título por causa de honor, cuestiono la burla que se le hace al deportista cuando todos sabemos que ni siquiera sabe hablar ¿Por qué no decirle, en vez de licenciado, “El Multicampeón” y lo escribo con inicial mayúscula, por fue un verdadero campeón.
    Cuba tiene que perder, porque los cubanos ni somos los mejores, ni somos infalibles. Cuando llegue el triunfo desde una óptica general donde prime la humildad y donde la política inserta al andamiaje mediático que gira a su alrededor deje de existir, entonces ese triunfo tendrá un mejor sabor, lo que no significará tampoco que habremos tocamos el cielo con las manos.

  • ADRIAN LEIVA PEREZ dijo:

    sencillamente perdimos frente a un equipo que no es de primera linea algo no anda bien en nuestro beisbol ...pero tenemos que tambien que entender que la calidad en otros paises aumento y se hace mas dificil ganar...aunque a los cubanos no nos gusta perder ni en juego..ademas un segundo lugar si bien no es lo que deseamos tampoco es para cortarse las venas hay que darle animo a nuestros peloteros y que se sientan campeones

  • aramis dijo:

    El nivel de las competencias de beisbol despues de la entrada de los Profesionales a aumentado y tambien la porfia en los eventos internacionales, todavia alguien lo duda???. Hagamos lo que hagamos (y hay mucho por hacer) inventemos lo que inventemos, cada vez que ocurra un evento internacional tendremos que llevar las 2 jabas, y no digo que no alcancemos alguna que otra victoria, pero pensar en aquella supremacia aplastante cuando jugabamos contra nenes arropados en trajes de peloteros que venian a pasear a los torneos y a abrir sus bocas y babeaban ante la fueza de los KO cubanos SE ACABO.
    AHHHHH y todavia NADIE ha respondido porque no se transmitio la CEREMONIA de Premacion. Sera falta de HUMILDAD?

  • Liena María Nieves dijo:

    Cuba se autoproclama campeona en cualquier lid a la que se enfrente, y coincido con el criterio de Orlando cuando aboga por la humildad necesaria. Y ello no es responsabilidad exclusiva de los atletas, sino de toda la campaña mediática que precede y sucede eventos de esta índole. Sumémosle a esta lamentable situación el espíritu paternalista que impera cuando de justificar derrotas hablamos, el discurso es siempre el mismo, lucharon, se esforzaron excepcionalmente, ganaron un meritorio segundo lugar....en vez de destacar que perdieron el primero. Amén de la dignidad inherente al movimientp deportivo cubano, bien sabemos que no es con orgullo patrio ni chovinismo exacerbado que se vence en una competencia, sino con mucho esfuerzo y trabajo en equipo, donde primen el interés y el entusiasmo y no la apatía que denotó el rostro de los atletas.
    Basta de justificarnos con la excusa de nuestra vulnerabilidad frente a los peloteros profesionales, pues a los nuestros solo les falta ganar esos salarios milonarios ya que el talento les late bajo la piel sin que lograse aflorar en los momentos más oportunos. Y no nos vanagloriemos con victorias frente a escuadras endebles como la de España y Australia, que con un mínimo de esfuerzo nos hubiesen vencido. No creo que terminaron los tiempos de aquel equipo Cuba que más que a la afición, estremecía los cimientos de todo el que se denominase cubano. Y resulta cierto que la calidad internacional se ha precipitado a la cima de esa disciplina en varias naciones; no obstante, recordemos que nosotros mismos somos responsables por haber fomentado la práctica beisbolera en países como Japón.
    Aceptar los errores y trabajar de forma coordinada para enmendarlos es, quizás, uno de los asideros que le queda al Cuba de béisbol para hacerle justicia a la tradición de la Isla y a la calidad de sus atletas. Y basta de intentar minimizar los errores, por favor...uno llega a creer lo mil veces repetido, y el conformismo, junto a los errores tácticos del equipo, lograrán arrebatarnos, en estos tiempos de yoísmo, una de las pasiones que aún logran movilizar en masa a la nación.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también